Gilberto Rodríguez Orejuela

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gilberto Rodríguez Orejuela
GilbertoRodriguez.jpg
Nacimiento 30 de noviembre de 1939 (74 años)
Bandera de ColombiaMariquita, Tolima Colombia
Alias El Ajedrecista
Cargo(s) criminal(es) Cartel de Cali
Condena 30 años de prisión
Situación actual Extraditado
Ocupación Narcotráfico en Colombia

Gilberto Rodríguez Orejuela, también conocido como "El Ajedrecista", nacido en Mariquita, Tolima, el 30 de enero de 1939[1] [2] [3] es un confeso narcotraficante colombiano y principal cabecilla del Cartel de Cali, basado en la homónima ciudad colombiana.

Biografía[editar]

De acuerdo a algunos estimados, el Cartel de Cali llegó a controlar el 80% de la cocaína exportada de Colombia a los Estados Unidos. Gilberto Rodríguez Orejuela fundó el Cartel de Cali en los años 70 junto con su hermano Miguel y con José Santacruz Londoño.

Fue apodado El Ajedrecista por su astucia para permanecer un paso adelante de sus rivales y evitar a las autoridades. Aún cuando su cartel es conocido por una reputación violenta, Rodíguez Orejuela prefería el soborno y, en muchos casos, se consideraba un hombre de negocios ganándose el respeto en la región.

Captura y extradición[editar]

Tras la muerte del narcotraficante Pablo Escobar del rival Cartel de Medellín, Gilberto Rodríguez Orejuela y su hermano Miguel fueron capturados en Cali en 1995, durante la administración del presidente Ernesto Samper, cuya presidencia fue empañada por las acusaciones de haber recibido donaciones del Cartel de Cali, escándalo que se conoció como el proceso 8.000.

El presidente Samper creo un "Bloque de Búsqueda" con miembros de la Policía y comandos de élite, declarando una guerra total contra los carteles de las drogas. Gilberto Rodríguez fue capturado el 9 de junio de 1995, en un lujoso apartamento en Cali, escondido en un armario, siendo uno de los primeros grandes capos de la droga en ser arrestado. Pronto gran parte del Cartel de Cali fue arrestado. José Santacruz murió de un disparo mientras huía de la policía.

Gilberto Rodríguez Orejuela procesado después de su captura.

Gilberto Rodríguez fue sentenciado a quince años de prisión, los cuales se redujeron a siete años por confesión y buena conducta.

Fue liberado en noviembre de 2002, por cuenta de una sentencia judicial controvertida, expedida por el juez Pedro José Suárez, quien consideró que las reducciones y la excarcelación eran aplicables por la figura del habeas corpus.

Acusado de enviar 150 kilos de cocaína a los Estados Unidos en 1990, cargo que no había confesado, Gilberto Rodríguez fue recapturado cuatro meses después y extraditado a los Estados Unidos en diciembre de 2004. A este cargo se sumaron otros por haber continuado sus actividades ilegales durante el período en el que estuvo encarcelado.

Declaraciones del fiscal federal Marcos Daniel Jiménez tras la llegada de los Rodríguez Orejuela a los Estados Unidos, sobre la posibilidad de que se les acuse sobre la totalidad de su trayectoria criminal, han generado controversia. Las autoridades colombianas han señalado que de acuerdo con los términos de la extradición aprobados por la Corte Suprema de Justicia, los Estados Unidos no pueden procesar a los Rodríguez Orejuela por los hechos previos a 1997.[4]

En 2004, obtuvo su título en Filosofía e Historia, otorgado por la Universidad Santo Tomás. Su trabajo de grado, uno de los textos más completos que sobre la subjetividad se han escrito en Colombia, fue editado por el Grupo Editorial Ibañez.

Referencias[editar]