The Freewheelin' Bob Dylan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Freewheelin' Bob Dylan
Álbum de estudio de Bob Dylan
Publicación 27 de mayo de 1963[1]
Grabación 24 de abril de 1962—24 de abril de 1963
Studio A, Columbia Studio Recordings, Nueva York[2] [3]
Género(s) Folk[1]
Formato LP, CD, SACD y casete[4]
Duración 50:13[1]
Discográfica Columbia Records[4]
Productor(es) John H. Hammond y Tom Wilson[2]
Certificación Platino en Estados Unidos[5]
Oro en Reino Unido[6]
Posicionamiento en listas
Cronología de Bob Dylan
1962
Bob Dylan
1963
The Freewheelin' Bob Dylan
1964
The Times They Are a-Changin'
Sencillos de The Freewheelin' Bob Dylan
  1. «Blowin' in the Wind»
    Publicado: Julio de 1963

The Freewheelin' Bob Dylan es el segundo álbum de estudio del músico estadounidense Bob Dylan, publicado por la compañía discográfica Columbia Records en mayo de 1963. Tras comenzar su carrera versionando y adaptando temas tradicionales de su país e incluir solo dos canciones originales —«Talkin' New York» y «Song to Woody»— en su álbum debut, The Freewheelin' representó el comienzo de la carrera compositiva de Dylan al incluir once composiciones propias. El álbum incluyó «Blowin' in the Wind», convertido en uno de los himnos pacifistas de la década de 1960 y en un éxito internacional en manos de la versión realizada por el trío folk Peter, Paul and Mary. También incluyó canciones situadas por biógrafos y críticos entre las mejores composiciones de Dylan y convertidas en clásicos de la escena folk de la década de 1960, tales como «Girl from the North Country», «Masters of War», «A Hard Rain's a-Gonna Fall» y «Don't Think Twice, It's All Right»

Algunas canciones de The Freewheelin', producido por John H. Hammond y Tom Wilson y grabado a lo largo de un año en los Columbia Studios de Nueva York, incluyen una temática sociopolítica sobre los derechos civiles e inquietudes sobre el miedo a una guerra nuclear. Como contrapunto a este material, el álbum incluyó también canciones de amor, a veces amargas y acusatorias, y material cargado de un humor surrealista. El éxito del álbum y el posterior reconocimiento de Dylan lo llevaron a ser nombrado como «portavoz de una generación», una etiqueta que Dylan repudió públicamente.

Tras su publicación, The Freewheelin' Bob Dylan alcanzó el número veintidós en la lista estadounidense Billboard 200, país donde la RIAA lo certificó disco de platino, y llegó al primer puesto en la lista de discos más vendidos del Reino Unido. En 2002, fue una de las cincuenta grabaciones elegidas por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos para incluirse en el Registro Nacional de Grabaciones. Un año después, fue situado en el puesto 97 de la lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos según la revista Rolling Stone.

Trasfondo[editar]

Bob Dylan ascendió a la fama por sus composiciones de trasfondo sociopolítico.

Muchos críticos han señalado el rápido desarrollo de la composición de Dylan inmediatamente después de completar su primer álbum. Al respecto, el biógrafo Clinton Heylin relacionó el aumento de la temática sociopolítica en sus composiciones con su relación sentimental con Suze Rotolo y la convivencia con ella en un apartamento de West 4th Street desde enero de 1962.[7] Los padres de Rotolo estaban relacionados con la izquierda política de su país, ya que ambos eran miembros del Partido Comunista de Estados Unidos.[8] El propio Dylan reconoció la influencia de Rotolo cuando le dijo a un entrevistador: «Suze estaba en esta cosa de la igualdad y la libertad antes de que yo lo estuviera. Verificaba mis canciones con ella».[9]

Su relación sentimental también proporcionó una importante dinámica emocional en la composición de The Freewheelin'. Después de seis meses de convivencia, Rotolo aceptó la propuesta de su madre para que viajara a Italia a estudiar arte.[10] Durante su ausencia, Dylan solía escribirle largas cartas diciéndole que tenía la esperanza de que regresara pronto a Nueva York.[11] Después de posponer su regreso varias veces, Rotolo regresó finalmente en enero de 1963. Biógrafos y críticos como Heylin han vinculado las canciones de amor de The Freewheelin' como una expresión de añoranza y pérdida en la tensa relación entre ambos.[12] En su autobiografía, Rotolo explicó que las novias de los músicos eran habitualmente descritas como «chicks» y ella estaba resentida por ser considerada «una posesión de Bob, que era el centro de atención.»[13]

La velocidad y facilidad con la que Dylan comenzó a escribir canciones, después de comenzar su carrera versionando y adaptando temas tradicionales de su país, atrajo la atención de otros músicos en la escena folk de Nueva York. Al respecto, Pete Seeger describió a Dylan en una entrevista de radio en la WBAI en junio de 1962 como «el compositor más prolífico en la escena» y le preguntó una vez cuántas canciones había escrito recientemente, a lo cual el músico respondió: «Puedo estar dos semanas sin escribir estas canciones. Escribo mucho material. De hecho, escribí cinco canciones la última noche pero dejée los papeles en un lugar llamado The Bitter End».[14] Dylan también expresó la idea de que las canciones no eran de su propia creación. Sobre este aspecto, comentó en una entrevista para la revista Sing Out!: «Las canciones están ahí. Existen por sí mismas a la espera de que alguien las escriba. Acabo de ponerlas en el papel. Si no lo hago yo, alguien más lo haría».[15]

Sesiones de grabación[editar]

Tanto la crítica como el público tomaron no prestaron especial atención al álbum debut de Dylan, que vendió sólo 5 000 copias en su primer año. Como reproche a John Hammond, que había fichado al músico para Columbia Records, algunos compañeros dentro de la empresa solían referirse al cantante como «el protegido de Hammond» y comenzaron a sugerir que se cancelara su contrato.[16] Sin embargo, el productor defendió a Dylan y estaba determinado a que su segundo álbum fuese un éxito.[16] Con estos precedentes, la grabación de The Freewheelin' Bob Dylan tuvo lugar en el transcurso de un año, desde abril de 1962 hasta abril de 1963, y fue recopilado usando material registrado durante ocho sesiones en el estudio A de Columbia, situado en la Séptima Avenida de Nueva York.[17]

Grabaciones en Nueva York[editar]

Dylan comenzó a trabajar en su segundo álbum en el estudio A de Columbia Records en Nueva York el 24 de abril de 1962. El disco fue provisionalmente titulado Bob Dylan's Blues, y a fecha de julio de 1962, continuó usándose como título de trabajo.[18] En su primera sesión, Dylan grabó cuatro de sus propias composiciones: «Sally Gal», «The Death of Emmett Till», «Rambling, Gambling Willie» y «Talkin' John Birch Paranoid Blues», así como dos canciones tradicionales, «Going to New Orleans» y «Corrina, Corrina», y el tema de Hank Williams «(I Heard That) Lonesome Whistle».[19]

Al día siguiente, regresó al estudio A para grabar cuatro nuevas composiciones («Let Me Die in My Footsteps», «Rocks and Gravel», «Talking Hava Negiliah Blues» y «Talking Bear Mountain Picnic Massacre Blues») y dos nuevas tomas de «Sally Gal». También grabó versiones del tradicional «Wichita», del tema de Big Joe Williams «Baby, Please Don't Go» y de la canción de Robert Johnson «Milk Cow's Calf's Blues».[19] Debido a la rápida evolución del talento compositivo de Dylan, ninguna de las canciones grabadas en abril fueron incluídas en The Freewheelin' .[17]

Las sesiones de grabación fueron retomadas en el mismo estudio de Columbia el 9 de julio, día en el que Dylan grabó «Blowin' in the Wind», una canción que interpretó por primera vez en directo el 16 de abril en el Gerde's Folk City.[20] El mismo día también grabó «Bob Dylan's Blues», «Down the Highway» y «Honey, Just Allow Me One More Chance», todas incluidas en The Freewheelin', así como otra canción original, «Baby, I'm in the Mood for You», finalmente descartada.[21]

Durante esta época, Albert Grossman comenzó a mostrar interés en los negocios de Dylan. Grossman persuadió al músico para transferir los derechos de publicación de sus canciones de Duchess Music, con quien había firmado un contrato en enero de 1962, a Witmark Music, una división de la editorial musical de Warner Music. Dylan firmó un nuevo contrato con Witmark el 13 de julio de 1962, mientras de forma paralela, y sin el conocimiento del músico, Grossman negoció otro acuerdo con la editorial.[22] Dicha negociación le otorgó a Grossman el 50% de los ingresos generados por los derechos de publicación de cualquier músico que el mánager llevaba a la empresa. Este «acuerdo secreto» provocó una amarga batalla legal entre Dylan y Grossman durante la década de 1980.[23]

El 20 de agosto de 1962, Grossman se convirtió en el representante legal de Dylan.[24] Dado que Dylan tenía menos de veintiún años cuando firmó su contrato con CBS, Grossman sostuvo que el contrato no era válido y tuvo que ser renegociado por la compañía. En cambio, Hammond respondió invitado al músico a su oficina y persuadiéndolo para firmar una reafirmación con el cual acordaba cumplir el contrato original. La acción de Hammond neutralizó la estrategia de Grossman y provocó cierta enemistad entre ambos.[25] Durante la época, Grossman gozó de una reputación en la escena folk por ser comercialmente agresivo al generar más ingresos y defender los intereses de sus clientes con «más fiereza que los mánagers amateur y agradables en el Village».[26] Al respecto, Andy Gill, crítico musical, sugirió que Grossman animó a Dylan a ser más solitario y distante, incluso paranoico.[27]

Durante la grabación de The Freewheelin' en New York, Dylan tocó por primera vez en el Carnegie Hall.

El 22 de septiembre, Dylan tocó por primera vez en el Carnegie Hall de Nueva York. Para la ocasión, estrenó una nueva canción, «A Hard Rain's a-Gonna Fall», un tema complejo y poderoso construido sobre el patrón de un estribillo con preguntas y respuestas como en la balada tradicional británica «Lord Randall».[28] «A Hard Rain's a-Gonna Fall» ganó más resonancia apenas un mes después, cuando John F. Kennedy, Presidente de Estados Unidos, apareció en la televisión nacional el 22 de octubre y anunció el descubrimiento de misiles soviéticos en Cuba, lo cual generó la crisis de los misiles en Cuba en el marco de la Guerra Fría. En las notas de la contraportada de The Freewheelin', Nat Hentoff cita a Dylan diciendo que escribió «A Hard Rain's a-Gonna Fall» como respuesta a los misiles de Cuba: «Cada verso en realidad es el comienzo de una nueva canción. Pero cuando la escribí, pensé que no tendría tiempo suficiente para escribir todas esas canciones, así que puse todo lo que pude en ésta».[29] A pesar de la afirmación del músico, compuso la canción un mes antes de que estallara la crisis.

Dylan retormó su trabajo en The Freewheelin' el 26 de octubre con la incorporación, por primera vez en su carrera, de una banda de respaldo. Acompañado de Dick Wellstood al piano, Howie Collins y Bruce Langhorne en las guitarras, Leonard Gaskin al bajo y Herb Lovelle a la batería, Dylan grabó tres canciones: dos composiciones propias («Mixed-Up Confusion» y «Corrina, Corrina») y una versión del tema de Arthur Crudup «That's All Right», de las cuales solo una toma maestra de «Corrina, Corrina» fue incluida en The Freewheelin'.[30] En la siguiente sesión del 1 de noviembre, Art Davis reemplazó a Gaskin al bajo y George Barnes sustituyó a Collins en la guitarra. El grupo volvió a grabar varias tomas de «Mixed-Up Confusion» y «That's All Right Mama», así como de «Rocks and Gravel».[31]

El 14 de noviembre, volvió a trabajar con su banda de acompañamiento, esta vez con Gene Ramey al bajo, y dedicó gran parte de la sesión a nuevas tomas de «Mixed-Up Confusion». Aunque esta canción no apareció en The Freewheelin', fue publicada como sencillo el 14 de diciembre de 1962.[32] A diferencia del material folk grabado entre 1961 y 1964, «Mixed-Up Confusion» incluyó un sonido rockabilly que Cameron Crowe describió como «una mirada fascinante a un artista folk con su mente vagando hacia Elvis Presley y Sun Records».[33] El mismo día grabó cuatro nuevas composiciones: «Don't Think Twice, It's All Right», «Ballad of Hollis Brown», «Kingsport Town» y «Whatcha Gonna Do», ninguna presente en el álbum final.[34] [31] [29]

El 6 de diciembre, Dylan llevó a cabo una nueva sesión en el estudio A de Columbia, en la cual grabó cinco nuevas canciones, tres de las cuales («A Hard Rain's a-Gonna Fall», «Oxford Town» y «I Shall Be Free») aparecieron en The Freewheelin'. El músico también retomó su trabajo en «Watcha Gonna Do» y grabó una nueva canción, «Hero Blues», aunque ambas fueron finalmente rechazadas y permanecieron inéditas.[31]

Viaje a Inglaterra[editar]

Doce días después, Dylan realizó su primer viaje al extranjero. Philip Saville, director de la televisión británica, había oído que Dylan actuó en Greenwich Village y le invitó a participar en Madhouse on Castle Street, una serie de televisión de la BBC. El músico llegó a Londres el 17 de diciembre, y una vez en la representación, interpretó «Blowin' in the Wind» y otras dos canciones.[35] Durante su viaje a Londres aprovechó para contactar con gente de la escena folk de la ciudad como Anthea Joseph, organizador de The Troubadour, y los cantantes Martin Carthy y Bob Davenport. Al respecto, comentó en 1984: «Me encontré con algunas personas en Inglaterra que realmente conocían esas canciones [tradicionales inglesas]. Martin Carthy, otro tío llamado [Bob] Davenport. Martin Carthy es increíble. Aprendí un montón de cosas de Martin».[36]

Carthy enseñó a Dylan dos canciones inglesas que resultaron relevantes en The Freewhelin': el arreglo de Carthy en «Scarborough Fair» fue usado por Dylan como base de su propia composición, «Girl from the North Country», mientras que «Lady Franklin's Lament», una balada del siglo XIX conmemorando la muerte de Sir John Franklin en 1847, dio al músico la melodía de «Bob Dylan's Dream». Ambas canciones mostraton la rápida capacidad de Dylan a la hora de coger melodías tradicionales y usarlas como base para sus propias composiciones originales.[37]

Desde Inglaterra, Dylan viajó a Italia y se unió a Albert Grossman, que estaba de gira con Odetta.[38] El músico también tenía la esperanza de contactar con su novia, Suze Rotolo, sin saber que ella ya había salido de Italia y estaba camino de regreso a Nueva York. De regreso en Londres, Martin Carthy recibió una sorpresa: «Cuando volvió de Italia, había escrito "Girl from the North Country"; vino a The Troubadour y dijo: "Hey, aquí está "Scarborough Fair" y comenzó a tocar esa cosa».[39]

Regreso a Nueva York[editar]

Dylan regresó a Nueva York el 16 de enero de 1963.[40] Entre enero y febrero, grabó varias de sus más recientes composiciones en sesiones para la revista de folk Broadside, incluyendo «Masters of War», un tema antibélico escrito en Londres.[41] El músico estaba feliz de reunirse con su novia, Suze Rotolo, y la convenció para regresar al apartamento que habían compartido en West 4th Street.[42] El entusiasmo de Dylan por grabar su nuevo material para The Freewheelin' fue paralelo a la determinación de Albert Grossman por reemplazar a Albert Hammond como productor del músico en CBS. Al respecto, el biógrafo Howard Sounes comentó: «Los dos hombres no podían ser más diferentes. Hammond era blanco, anglosajón y protestante, tan relajado durante las sesiones de grabación que se sentaba con los pies sobre la mesa leyendo The New Yorker. Grossman era un hombre de negocios judío con un pasado turbio, presionando para convertirse en millonario».[25]

Debido al enfrentamiento entre Grossman y Hammond, Columbia emparejó a Dylan con Tom Wilson, un productor afroamericano de jazz. Años más tarde, Wilson comentó al respecto: «Ni siquiera me gustaba la música folk. Había estado grabando con Sun Ra y Coltrane... Pensé que la música folk era para tíos tontos. [Dylan] tocaba como un chico tonto, pero luego estas palabras salieron a flote. Me quedé atónito».[43] En la sesión del 24 de abril, producida por Wilson, grabó cinco nuevas composiciones: «Girl from the North Country», «Masters of War», «Bob Dylan's Dream», «Talkin' World War III Blues» y «Walls of Red Wing». La última fue finalmente rechazada, pero las cuatro restantes fueron incluidas en la secuenciación final de The Freewheelin'.[44]

Durante la grabación de The Freewheelin', Dylan tuvo otra ocasión para emerger como cantante folk contestatario.[45] El músico tenía programada una aparición en el programa de televisión The Ed Sullivan Show para el 12 de mayo de 1963, en el cual iba a interpretar «Talkin' John Birch Paranoid Blues».[46] Sin embargo, el «jefe de prácticas del programa» en CBS Television le informó de que su canción era potencialmente difamatoria para la John Birch Society.[47] En lugar de complacer a la censura, el músico rechazó aparecer en el programa.[48] Según diferentes biógrafos, esta decisión tuvo consecuencias en el lanzamiento de The Freewheelin'. Al respecto, Anthony Scaduto comentó que tras su rechazo a participar en The Ed Sullivan Show, los abogados de CBS se alarmaron al descubrir que la canción iba a publicarse en su nuevo disco, solo unas pocas semanas más tarde. Los abogados insistieron en que se eliminara, y cuatro temas de The Freewheelin' («John Birch», «Let Me Die in My Footsteps», «Ramblin Gambling Willie» y «Rocks and Gravel») fueron reemplazadas por nuevas composiciones grabadas en abril («Girl from the North Country», «Masters of War», «Talkin' World War III Blues» y «Bob Dylan's Dream»). Scaduto escribió también que Dylan se sintió «machacado» por ser obligado a someterse a la censura, pero no estaba en condiciones de discutir.[49]

Por otra parte, Clinton Heylin comentó: «Sigue habiendo una creencia común de que [Dylan] fue obligado por Columbia a eliminar "Talkin' John Birch Paranoid Blues" del disco "después" de rechazar salir en The Ed Sullivan Show». Sin embargo, la nueva secuenciación de The Freewheelin' fue publicada el 27 de mayo, lo cual daba a Columbia solo dos semanas para mandar el nuevo disco a fábrica y reimprimir suficientes copias del nuevo embalaje con las que satisfacer los pedidos. Heylin sugirió que probablemente CBS había obligado a Dylan a retirar «John Birch» del álbum algunas semanas antes, y que el músico respondió grabando nuevo material el 24 de abril.[50] Tanto si las canciones fueron reemplazadas antes o después del conflicto con The Ed Sullivan Show, los críticos y biógrafos coincidieron en que el nuevo material otorgó al álbum un toque más personal, alejado de las canciones tradicionales de folk y blues que dominaron su debut.[51]

En años posteriores aparecieron varias ediciones de la primera impresión del LP con las cuatro canciones descartadas, a pesar de que Columbia destruyó supuestamente todas las copias durante la fase anterior al lanzamiento. Otras variantes de The Freewheelin' incluyeron versiones con un orden distinto de las canciones, como el caso de una versión impresa en Canadá.[52] [53] La primera impresión de The Freewheelin' Bob Dylan está considerada el disco más valioso en los Estados Unidos,[53] después de que una copia se vendiera por 35 000 dólares.[54]

Descartes[editar]

La siguiente tabla recoge una lista de los descartes grabados durante las sesiones de The Freewheelin'. Todos los temas incluidos en The Bootleg Series 1–3 se detallan en las notas que acompañan al recopilatorio, mientras que las canciones inéditas han sido documentadas y recopiladas por el biógrafo Clinton Heylin, excepto donde se anota.

Título Estátus
«Baby, I'm in the Mood for You» Publicada en Biograph.[33]
«Baby, Please Don't Go»
(Big Joe Williams)
Publicada en Exclusive Outtakes From No Direction Home.[55]
«Ballad of Hollis Brown» Inédita. Fue regrabada por Dylan para su siguiente álbum, The Times They Are a-Changin', y una versión demo apareció en The Bootleg Series Vol. 9: The Witmark Demos: 1962-1964.[56]
«The Death of Emmett Till» Inédita. Una versión grabada en mayo de 1962 fue publicada en el álbum de Folkway Records Broadside Ballads, Vol. 6: Broadside Reunion bajo el seudónimo de Blind Boy Grunt,[57] [58] y una versión demo en The Bootleg Series Vol. 9 – The Witmark Demos: 1962–1964[56]
«Hero Blues» Inédita. Una versión demo apareció en The Bootleg Series Vol. 9 – The Witmark Demos: 1962–1964.[56]
«Going to New Orleans» Inédita.[59]
«(I Heard That) Lonesome Whistle»
(Hank Williams, Jimmie Davis)
Inédita.[59]
«Kingsport Town»
(Tradicional)
Publicada en The Bootleg Series 1–3.
«Let Me Die in My Footsteps» Publicada en The Bootleg Series 1–3.
«Milk Cow's Calf's Blues»
(Robert Johnson)
Inédita.
«Mixed-Up Confusion» Publicada como sencillo en 1962 y en el recopilatorio Biograph.[33]
«Quit Your Lowdown Ways» Publicada en The Bootleg Series 1–3.
«Rambling, Gambling Willie» Publicada en The Bootleg Series 1–3.
«Rocks and Gravel» Inédita. Una versión acústica en directo e interpretada en The Gaslight Cafe fue publicada en Live at The Gaslight 1962.[60] [61]
«Sally Gal» Publicada en No Direction Home: The Bootleg Series Vol. 7.[62]
«Talkin' Bear Mountain Picnic Massacre Blues» Publicada en The Bootleg Series 1–3.
«Talkin' Hava Negiliah Blues» Publicada en The Bootleg Series 1–3.
«Talkin' John Birch Paranoid Blues» Inédita. Una versión en directo interpretada en el Carnegie Hall el 26 de octubre de 1963 aparece en The Bootleg Series 1–3 y una versión demo en The Bootleg Series Vol. 9 – The Witmark Demos: 1962–1964.[56]
«That's All Right (Mama)»
(Arthur Crudup)
Inédita.
«Walls of Red Wing» Publicada en The Bootleg Series 1–3.
«Whatcha Gonna Do» Inédita. Una versión demo aparece en The Bootleg Series Vol. 9 – The Witmark Demos: 1962–1964.[56]
«Wichita (Goin' to Louisiana)»
(Tradicional)
Inédita.
«Worried Blues»
(Tradicional)
Publicada en The Bootleg Series 1–3.

Publicación[editar]

Dylan promocionó su nuevo álbum participando en cadenas de radio y ofreciendo conciertos. En mayo de 1963, tocó con Joan Báez en el Monterey Folk Festival, donde la cantante se unió a Dylan en el escenario para cantar a dúo «With God on Our Side». Báez estaba en la cima de su fama después de haber aparecido en la portada de Time el anterior mes de noviembre. El concierto no solo dio a Dylan la oportunidad de presentar sus canciones ante un nuevo público, sino también el comienzo de una relación sentimental con Báez que Howard Sounes definió como «uno de los más célebres amores de la década».

The Freewheelin' Bob Dylan fue publicado a finales de mayo de 1963. Según Scaduto, fue un éxito inmediato al vender más de 10 000 copias en un mes y otorgar al músico unos ingresos de 2 500 dólares mensuales.[63] En un artículo de Nat Hentoff sobre música folk publicado en Playboy, dedicó un amplio espacio a los logros de Dylan y le llamó «el más vital de los jóvenes citybillies».[63]

En julio, Dylan apareció en la segunda edición del Newport Folk Festival. Ese mismo fin de semana, la versión de «Blowin' in the Wind» realizada por Peter, Paul & Mary llegó al número dos de la lista de pop de Billboard. Báez también participó en el festival de Newport y apareció dos veces en el escenario con Dylan. La combinación el éxito de «Blowin' in the Wind» junto con el apoyo de Báez generó un mayor entusiasmo en torno a la figura de Dylan y su nuevo trabajo. Al respecto, Tom Paxton comentó: «Ese fue un gran festival de arranque para Bob. El rumor fue creciendo exponencialmente y fue como una coronación de Bob y Joan. Eran como el rey y la reina del festival».[64] Su amigo Bob Fass recordó que después de Newport, Dylan le dijo que «de repente no podía caminar sin un disfraz. Solía pasear e ir donde quería. Pero ahora se ha vuelto todo muy raro. La gente me sigue al baño para decir que me vieron mear».[65]

En septiembre, el álbum entró en la lista Billboard 200 y alcanzó el puesto veintidós, aunque acabó vendiendo más de un millón de copias en los Estados Unidos.[66] El propio Dylan reconoció a The Freewheelin' como el disco que marcó el inicio de su éxito. Durante su disputa legal con Albert Grossman, el músico declaró: «Aunque no lo sabía en aquel momento, el segundo álbum estaba destinado a ser un gran éxito porque incluyó "Blowin' in the Wind"».[67] Además de «Blowin' in the Wind», «Girl from the North Country», «A Hard Rain's a-Gonna Fall» y «Don't Think Twice, It's All Right» fueron aclamadas como obras maestras y se han mantenido como pilares del repertorio de Dylan en directo durante años sucesivos.[68] El equilibrio del disco entre canciones serias y frívolas, acusatorias y surrealistas llegaron a un público amplio, incluyendo al grupo británico The Beatles, por entonces en la cúspide de su éxito internacional. Al respecto, John Lennon comentó: «En París en 1964 fue la primera vez que escuché a Dylan. Paul consiguió el disco de un DJ francés. Durante tres semanas en París no paramos de escucharlo. Nos volvimos locos con Dylan».[69]

Recepción y legado cultural[editar]

Calificaciones profesionales
Calificaciones
Fuente Calificación
Allmusic 5/5 estrellas[1]
Consequence of Sound Favorable[70]
Entertainment Weekly A-[71]
The Rolling Stone Album Guide 5/5 estrellas[72]
Wilson & Alroy 4.5/5 estrellas[73]

El éxito de The Freewheelin' transformó la percepción que el público tenía de Dylan. Antes de su publicación, era uno entre varios cantantes de folk, mientras que después, con apenas veintidós años, comenzó a ser considerado un gran artista, incluso un portavoz del descontento de la juventud. Tal y como describió un crítico la transformación: «En poco más de un año, un joven plagiador había renacido como compositor de sustancia, y su primer álbum de material plenamente original consiguió que los 60 saliesen de su bloque de inicio musical».[74] Janet Maslin comentó sobre el álbum: «Éstas fueron las canciones que lo establecieron como la voz de su generación. Alguien que entiende implícitamente la preocupación de los jóvenes estadounidenses sobre el desarme nuclear y el creciente movimiento por los derechos civiles: su mezcla de autoridad moral e inconformismo fue quizás el más oportuno de sus atributos».[75]

Años después, el propio Dylan consideró con disgusto el título de «portavoz de una generación». Al respecto, llegó a sentir que era una etiqueta que los medios depositaban sobre él, y en su autobiografía, Chronicles: Volume One, el músico comentó: «La prensa nunca me dejó. De vez en cuando tenía que levantarme y ofrecerme para una entrevista para que no echaran la puerta abajo. Más tarde un artículo salía a la calle con el titular: "El portavoz niega ser un portavoz". Me sentía como un pedazo de carne que alguien arrojaba a los perros».[76]

The Freewheelin' aseguró a Dylan un «culto imparable» de aficionados que preferían la dureza de sus actuaciones a las versiones más suaves publicadas por otros artistas como Peter, Paul & Mary.[17] El periodista Richard Williams sugirió que la riqueza de las imágenes en The Freewheelin' transformaron a Dylan en un actor clave para un «creciente público universitario hambriento por una mayor complejidad cultural».[77] Al respecto, comentó: «Para los estudiantes cuyos exámenes incluían a Eliot y Yeats, aquí había algo que halagaba su expansión intelectual mientras apelaban a la rebeldía juvenil en las almas de comienzos de los sesenta. James Dean había caminado leyendo a James Joyce; aquí estaban ambos en un solo paquete, las palabras y la actitud con la música».[78] Andy Gills añadió que en los meses entre los lanzamientos de The Freewheelin' en mayo de 1963 y de The Times They Are a-Changin' en enero de 1964, el músico se convirtió en la «propiedad más candente» de la música estadounidense y amplió las fronteras de lo que era visto como un público colegial de la música folk.[79]

La opinión crítica sobre The Freewheelin' ha sido siempre favorable en reseñas retrospectivas desde su publicación original. Howard Sounes lo definió como «el primer gran álbum de Bob Dylan»,[80] mientras que una encuesta elaborada por la revista Q en 2000, el disco fue descrito como «fácilmente el mejor de los álbumes acústicos [de Dylan] y un salto espectacular con respecto a su debut, lo cual muestra el ritmo frenético con el que se movía su mente». La revista también comentó: «Se puede ver por qué este álbum atrajo la atención de The Beatles. Las canciones en su núcleo podían haber sonado como comunicados desde otro plano».[81]

Para Patrick Humpries, «rara vez un álbum refleja de forma tan efectiva los tiempos que lo produjeron. Freewheelin' habla directamente a las preocupaciones de su público y se dirige a él de una manera madura y reflexiva: reflejó el estado de la Nación».[74] Por otra parte, Stephen Thomas Erlewine de Allmusic escribió: «Es difícil sobreestimar la importancia de The Freewheelin' Bob Dylan, el disco que estableció firmemente a Dylan como un compositor sin parangón... Es música rica, imaginativa, capturando el sonido y el espíritu de los Estados Unidos tanto como la de Louis Armstrong, Hank Williams o Elvis Presley. Dylan, en muchos sentidos, grabó canciones que lo igualaron, pero que nunca lo superaron».[1]

The Freewheelin' fue uno de los cincuenta primeros discos elegidos por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos para incluirse en el Registro Nacional de Grabaciones. Según la Biblioteca: «Este álbum está considerado por algunos como la más importante colección de canciones originales publicadas en la década de 1960. Incluyó "Blowin' in the Wind", el himno protesta más poderoso y popular de la era».[82] Al año siguiente, la revista Rolling Stone lo situó en el puesto 97 de la lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos.[66] [83]

Portada[editar]

La portada de The Freewheelin' incluyó una fotografía de Dylan con Suze Rotolo. Fue realizada en febrero de 1963, pocas semanas después del regreso de Rotolo de Italia, por el fotógrafo Don Hunstein en la esquina entre Jones Street y 4th Street en el West Village de Nueva York, cerca del apartamento en el que vivía la pareja.[84] En 2008, Rotolo describió las circunstancias que rodearon la foto de The Freewheelin': «Él llevaba una chaqueta muy fina, porque la imagen lo era todo. Nuestro apartamento siempre estaba frío, así que yo llevaba un suéter, uno de sus suéteres grandes y voluminosos. Además de eso me puse un abrigo. Así que me sentía como una salchicha italiana. Cada vez que veo esa foto, me veo gorda».[85] En su libro de memorias, A Frewheelin' Time, Rotolo analizó también el significado de la portada:

«Es uno de esos marcadores culturales que influyeron en el aspecto de las portadas de los discos precisamente por su espontaneidad y su sensibilidad. La mayoría de las portadas era cuidadosamente organizadas y controladas, con un efecto fabuloso en las portadas de los discos de jazz de Blue Note... y no tan fabuloso en los discos de folk y pop perfectamente planteados y de corte limpio. El que fue responsable de elegir esa fotografía para The Freewheelin' Bob Dylan realmente tenía buen ojo para una nueva moda».[86]

El crítico Janet Maslin resumió el impacto icónico de la portada como «una fotografía que inspiró a innumerables jóvenes a encorvar sus hombros, mirar distante y dejar que las chicas se les aferrasen».[87]

Lista de canciones[editar]

Todas las canciones escritas por Bob Dylan excepto donde se anota.[29]

Cara A
N.º Título Duración
1. «Blowin' in the Wind»   2:48
2. «Girl from the North Country»   3:22
3. «Masters of War»   4:34
4. «Down the Highway»   3:27
5. «Bob Dylan's Blues»   2:23
6. «A Hard Rain's a-Gonna Fall»   6:55
Cara B
N.º Título Duración
1. «Don't Think Twice, It's All Right»   3:40
2. «Bob Dylan's Dream»   5:03
3. «Oxford Town»   1:50
4. «Talkin' World War III Blues»   6:28
5. «Corrina, Corrina» (Tradicional) 2:44
6. «Honey, Just Allow Me One More Chance» (Bob Dylan, Henry Thomas) 2:01
7. «I Shall Be Free»   4:49
Primera impresión

Varias copias de una primera impresión incluyeron cuatro canciones («Rocks and Gravel», «Let Me Die in My Footsteps», «Gamblin' Willie's Dead Man's Hand» y «Talkin' John Birch Blues») finalmente reemplazadas por Columbia Records en la edición definitiva. Las copias de esta primera versión de The Freewheelin', tanto en mono como en estéreo, con extremadamente raros. La lista de canciones es la siguiente:

Cara A
N.º Título Duración
1. «Blowin' in the Wind»   2:46
2. «Rocks and Gravel»   2:21
3. «Let Me Die in My Footsteps»   4:05
4. «Down the Highway»   3:10
5. «Bob Dylan's Blues»   2:19
6. «A Hard Rain's a-Gonna Fall»   6:48
Cara B
N.º Título Duración
1. «Don't Think Twice, It's All Right»   3:37
2. «Gamblin' Willie's Dead Man's Hand»   4:11
3. «Oxford Town»   1:47
4. «Corrina, Corrina» (Tradicional) 2:42
5. «Talkin' John Birch Blues»   3:45
6. «Honey, Just Allow Me One More Chance» (Bob Dylan, Henry Thomas) 1:57
7. «I Shall Be Free»   4:46

Personal[editar]

Posición en listas[editar]

Año País Lista Posición
1963 Flag of the United States.svg Estados Unidos Billboard 200[88] 22
1964 Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido UK Albums Chart[89] 1

Certificaciones[editar]

País Organismo
certificador
Certificación Ventas
certificadas
Ref.
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos RIAA Platino 1 000 000
[5]
Bandera del Reino Unido Reino Unido BPI Oro 100 000
[6]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Allmusic. «The Freewheelin' Bob Dylan - Bob Dylan - Songs, Reviews, Credits, Awards» (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2014. 
  2. a b Bjorner, Olof. «Still on the Road 1962» (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2014. 
  3. Bjorner, Olof. «Still on the Road 1963» (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2014. 
  4. a b Discogs. «Bob Dylan - The Freewheelin' Bob Dylan» (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2014. 
  5. a b RIAA. «Gold & Platinum Searchable Database» (en inglés). Consultado el 24 de abril de 2015. 
  6. a b BPI. «Certified Awards» (en inglés). Consultado el 24 de abril de 2015. Nota: Introducir Bob Dylan en el campo de búsqueda, seleccionar Artist en el campo Search by, album en By format y hacer clic en search.. 
  7. Heylin, 2000, pp. 88–89
  8. Rotolo, 2009, pp. 26–40
  9. Heylin, 2000, p. 90
  10. Rotolo, 2009, pp. 168–169
  11. Rotolo, 2009, pp. 171–181
  12. Heylin, 2000, pp. 99–101
  13. Rotolo, 2009, p. 254
  14. Heylin, 2000, p. 92
  15. Sounes, 2001, p. 122
  16. a b Scaduto, 2001, p. 110.
  17. a b c Gray, 2006, pp. 243–244
  18. Heylin, 2000, pp. 98–99
  19. a b Heylin, 1996, p. 30
  20. Heylin, 1996, p. 29
  21. Heylin, 1996, p. 32
  22. Heylin, 2000, pp. 94–95
  23. Sounes, 2001, pp. 118–119
  24. Gray, 2006, p. 284
  25. a b Sounes, 2001, p. 124
  26. Gray, 2006, p. 283
  27. Gill, 1999, p. 20
  28. Heylin, 1996, p. 33
  29. a b c Hentoff, Nat (1963). The Freewheelin' Bob Dylan (en inglés). New York: Columbia Records. 
  30. Heylin, 1996, pp. 33–34
  31. a b c Heylin, 1996, p. 34
  32. Heylin, 1996, p. 35
  33. a b c Crowe, Cameron (1985). Biograph (notas del álbum) (en inglés). Nueva York: Columbia Records. 
  34. Heylin, 2000, p. 104
  35. BBC TV (14 de octubre de 2007). «Dylan in the Madhouse» (en inglés). Archivado desde el original el 14 de mayo de 2011. Consultado el 31 de agosto de 2009. 
  36. Loder, Kurt (1984), "Interview with Kurt Loder, Rolling Stone", re-printed in Cott, 2006, pp. 295–296
  37. Heylin, 2000, pp. 106–107
  38. Sounes, 2001, p. 127
  39. Heylin, 2000, p. 110
  40. Heylin, 1996, p. 40
  41. Harvey, 2001, p. 142
  42. Heylin, 2000, p. 114
  43. Heylin, 2000, p. 115
  44. Heylin, 1996, p. 43
  45. Heylin, 1996, p. 44
  46. Heylin, 1996, p. 44
  47. Heylin, 1996, p. 44
  48. Heylin, 1996, p. 44
  49. Scaduto, 2001, p. 141
  50. Heylin, 2000, pp. 114–117
  51. Scaduto, 2001, p. 142
  52. Gray, 2006, p. 244
  53. a b Thompson, 2002, pp. 12–13
  54. Sharp, Johnny (1 de marzo de 2007). «Scrap that recording—it'll become an instant classic». The Guardian (en inglés). Consultado el 24 de abril de 2015. 
  55. iTunes (14 de noviembre de 2005). «Three Song Sampler» (en inglés). Consultado el 25 de abril de 2015. 
  56. a b c d e Escott, Colin (2010). The Bootleg Series Vol. 9 – The Witmark Demos: 1962–1964 (notas del álbum) (en inglés). Nueva York: Columbia Records. 
  57. Heylin, 1995, p. 11
  58. «Broadside Ballads, Vol. 6: Broadside Reunion» (en inglés). Folkways Records. Consultado el 25 de abril de 2015. 
  59. a b Björner, Olof (21 de octubre de 2010). «Still on the Road: 1962 Concerts and Recording Sessions». Bjorner.com (en inglés). Consultado el 25 de abril de 2015. 
  60. Browne, David (30 de octubre de 2005). «EW reviews: Kanye West and Bob Dylan» (en inglés). CNN. Consultado el 25 de abril de 2015. 
  61. Collette, Doug (12 de noviembre de 2005). «Bob Dylan: No Direction Home & Live at the Gaslight 1962». Allaboutjazz.com. Consultado el 25 de abril de 2015. 
  62. Gorodetsky, Eddie (2005). No Direction Home: The Soundtrack—The Bootleg Series Volume 7 (notas del álbum) (en inglés). New York: Columbia Records. 
  63. a b Scaduto, 2001, p. 144
  64. Sounes, 2001, p. 136
  65. Heylin, 2000, p. 120
  66. a b Levy, 2005
  67. Dylan's deposition of October 15, 1984, in the case Albert B. Grossman et al. vs. Bob Dylan; quoted in Sounes, 2001, p. 132
  68. Sounes, 2001, p. 133
  69. Beatles, 2000, p. 114
  70. Consequence of Sound (27 de mayo de 2013). «Dusting 'Em Off: Bob Dylan – The Freewheelin’ Bob Dylan» (en inglés). Consultado el 24 de abril de 2015. 
  71. Flanagan, Bill (29 de mayo de 1991). «Dylan Catalog Revisited». Entertainment Weekly (en inglés). Consultado el 15 de marzo de 2014. 
  72. Brackett, 2004, p. 263.
  73. Wilson & Alroy. «Bob Dylan» (en inglés). Consultado el 15 de marzo de 2014. 
  74. a b Humphries, 1991, p. 43
  75. Miller, 1981, p. 220
  76. Dylan, 2004, p. 119
  77. Williams, 1992, p. 53
  78. Williams, 1992, p. 53
  79. Gill, 1999, p. 37
  80. Sounes, 2001, p. 132
  81. Harris, John (2000). «Q Dylan: Maximum Bob! The Definitive Celebration of Rock's Ultimate Genius». Q (en inglés): 138. 
  82. «The National Recording Registry» (en inglés). The Library of Congress. 9 de junio de 2002. Consultado el 28 de febrero de 2010. 
  83. «The Freewheelin' Bob Dylan». Rolling Stone (en inglés). Consultado el 25 de abril de 2015. 
  84. Carlson, 2006
  85. DeCurtis, Anthony (11 de marzo de 2008). «Memoirs of a Girl From the East Country (O.K., Queens)». New York Times. Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  86. Rotolo, 2009, p. 217
  87. Miller, 1981, p. 221
  88. Allmusic. «The Freewheelin' Bob Dylan - Bob Dylan - Awards» (en inglés). Consultado el 24 de abril de 2015. 
  89. Official Charts Company. «Artist: Bob Dylan» (en inglés). Consultado el 24 de abril de 2015. 
Bibliografía

Enlaces externos[editar]