Soledad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Soledad
(nombre de síntoma)
Alexander Mann - The Lonely Road.jpg
Pintura de Alexander Mann llamada El camino solitario. La soledad puede ser deseada en algunas personas, para alcanzar un estado de concentración o llegar a objetivos que necesitan llegar solos.
Clasificación y recursos externos
CIAP-2 P03
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

'Soledad significa estar solo sin acompañamiento de una persona u otra cosa, puede tener origen en diferentes causas, como la propia elección del individuo, una enfermedad contagiosa o hábitos socialmente distraídos. Puede también buscarse por privacidad.[1] Por otra parte, la soledad durante períodos más largos suele ser vista como desagradable, causando aislamiento y reclusión, resultado de una incapacidad de establecer relaciones con los demás. Si bien para muchos suele ser causa de depresión, para alguna gente la soledad no es algo deprimente.[2] [3] Por ejemplo, los monjes la ven como una forma de iluminación espiritual. También abundan los filósofos que, además de recomendar llevar una vida tranquila y solitaria, ven la soledad como una forma de alcanzar la excelencia. Ejemplo de ello es que Arthur Schopenhauer, un filósofo alemán que fue admirado por Jorge Luis Borges, sostenía que «la soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes.»[4] También hay psicólogos y psiquiatras que, recomiendan aprovechar y disfrutar de los ratos de soledad. Ello, porque la soledad «nos permite descubrirnos y darnos cuenta de quiénes somos y qué queremos.»[5]

Dicho eso, debe hacerse una distinción entre la soledad física y mental. Un individuo puede buscar soledad física para eliminar distracciones y concentrarse o meditar más fácilmente.[6] Aun así, no es el fin en sí mismo, y una vez se alcanza suficiente capacidad para ignorar las distracciones, la gente se vuelve menos sensible a las mismas y puede mantener la concentración. Alguna gente muy entrenada (p.e. los monjes budistas) pueden alcanzar altos niveles de concentración a pesar de las circunstancias externas. Dicha gente no desea interacción con el mundo físico: su atención es su mundo, al menos ostensiblemente.

Los síntomas de soledad impuesta frecuentemente incluyen ansiedad, alucinaciones, o incluso distorsiones de la percepción y el tiempo. Los jóvenes suelen adaptarse mejor a la soledad que las personas mayores. Estudios en este campo han sido realizados en la Universidad de McGill en Montreal, Canadá.[cita requerida]

Tipos[editar]

Hay cuatro tipos de aislamiento en las personas. Se conocen como aislamiento protectivo, creativo, por enfermedad y aislamiento emocional. La principal diferencia es que dos (el protectivo y creativo) son voluntarios, mientras que los otros dos (por enfermedad y emocional) no son voluntarios.

  • El aislamiento protectivo es el que se busca en experimentos y pruebas. Se puede distinguir porque uno puede decidir abandonar la prueba y por tanto el aislamiento. Uno puede prepararse para él, y generalmente no es algo negativo. (En muchas ocasiones, hay una compensación al sujeto por su tiempo en el experimento.)
  • El aislamiento por enfermedad no proporciona beneficios para el individuo que lo padece, y no puede uno prepararse para él. Por tanto, no es deseable.
  • El aislamiento emocional es un término utilizado para describir el estado en el que el individuo está emocionalmente aislado, a pesar de tener una red social normal.
  • El aislamiento creativo es, por lo regular, utilizado por genios y creadores para crear, experimentar, descubrir, escribir, componer o meditar. Cabe mencionar que, para las mencionadas personas el aislamiento es placentero y productivo.[7] [8]

Otros usos[editar]

Como castigo[editar]

El aislamiento en forma de confinamiento es un castigo empleado en muchos países para prisioneros acusados de delitos graves, para los que corren peligro entre los demás prisioneros, los que podrían suicidarse, y los que no pueden juntarse con los demás por enfermedad o lesiones.

Como tratamiento[editar]

Por otro lado, las instituciones psiquiátricas pueden ordenar aislamiento total o parcial para ciertos pacientes, particularmente los violentos o subversivos, para poder atender sus necesidades particulares y proteger al resto de pacientes de su influencia.

Carencias de grupos primarios[editar]

Los grupos primarios entre los cuales se incluyen la familia o los amigos. La carencia de ellos son un tipo de soledad a veces, no elegida en la que el individuo se puede sentir despreciado o rechazado al sentirse vacío.

El ocio es importante para todo individuo por ello también la carencia de ocio puede provocar que el individuo sienta rechazo.

La carencia de grupos primarios como pueden ser las familias pueden llevar a una desviación social irreversible ya que la educación transmitida por un grupo primario no son sustituibles, esto se agrava con influencias de grupos externos que pueden o no influir en esta desviación social.

Un individuo, un hombre o una persona se es al criarse mediante relaciones cara a cara ya que estas relaciones fomentan la cultura y las diferentes dimensiones sociales del hombre.

Diferentes experimentos han demostrado que la carencia de grupos primarios y grupos secundarios y su correspondiente enseñanza causa graves carencias de racionalidad del hombre ya que sin ellas nos limitamos a cuerpo y no a mente y un individuo puede o no aprender a pensar como un animal irracional más que racional al faltarle dichas enseñanzas socioculturales.

Referencias[editar]

  1. Salinger, el escritor solitario que conquistó la literatura moderna. (2010). Chile, Latinoamérica.: Diario de Cooperativa. Consultado el 16 de mayo de 2014, de http://www.cooperativa.cl/noticias/cultura/literatura/j-d-salinger/salinger-el-escritor-solitario-que-conquisto-la-literatura-moderna/2010-01-28/163536.html.
  2. Leslie Brokaw. (2012). The Power of Introverts, the Power of Quiet. Massachusetts Institute of Technology, EE. UU: Sloan Review. Consultado el 2 de mayo de 2014, de http://sloanreview.mit.edu/article/the-power-of-introverts-the-power-of-quiet/.
  3. Sherrie Bourg Carter. (2012). 6 Reasons You Should Spend More Time Alone. New York, NY.: Psychology Today. Información consultada el 12 de diciembre de 2013, de http://www.psychologytoday.com/blog/high-octane-women/201201/6-reasons-you-should-spend-more-time-alone.
  4. Vea las palabras de Arthur Schopenhauer, en: Lorraine C. Ladish. (2003). Aprender a querer: en la confianza, la igualdad y el respeto. España, Unión Europea.: Ediciones Pirámide, pág. 108.
  5. Según un análisis realizado por el Dr. Rodrigo Córdoba, psiquiatra y presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas. Vea lo dicho en: La soledad no es tan mala como la pintan. (2014). Bogotá, Colombia.: Diario El Tiempo. Consultado el 9 de mayo de 2014, de http://m.eltiempo.com/vida-de-hoy/salud/la-soledad-no-es-tan-mala-como-la-pintan/9323584.
  6. Boullosa, N. (2012). La soledad, clave para innovación y productividad (estudio).Barcelona, España: Faircompanies. Consultado el 8 de mayo de 2014, de http://faircompanies.com/blogs/view/la-soledad-activa-la-productividad-e-innovacion-estudios/.
  7. Leandry-Vega, I. (2014). Los genios adoran la soledad y los necios la sociedad. Charleston, SC.: Editorial Espacio Creativo, pp. 21-22. ISBN-13: 9781499575231.
  8. Marta G. Bruno. (2011). Escritores genios y solitarios. España, Unión Europea.: Diario La Semana. Consultado el 3 de mayo de 2013, de http://www.lasemana.es/opinion/noticia.php?cod=28057.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]