Revolución de 1930 en Brasil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Revolución de 1930»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La Revolución de 1930 fue un golpe de estado liderado por los estados de Minas Gerais y Río Grande del Sur en Brasil, que culminó derrocando al presidente paulista Washington Luís el 25 de octubre de 1930.

Origen[editar]

En 1929 los líderes del estado de Sao Paulo rompieron sus alianzas con los mineros representados por la política del café com leite, y eligieron a Júlio Prestes (presidente del Estado de São Paulo) como candidato oficial a la presidencia de la República, con la aprobación del presidente Washington Luis (también paulista). Esta decisión implicaba quebrar el principal acuerdo tácito del café com leite, según el cual las élites de São Paulo se turnarían en el gobierno central con las de Minas Gerais, siendo que ahora los políticos paulistas intentaban retener el mando presidencial en un hombre de su confianza y omitir a los mineiros (como se llamaba informalmente a los líderes de Minas Gerais).

El Presidente de Minas Gerais, Ribeiro de Andrada, reaccionó entonces con el apoyo de los estados de Paraíba y de Río Grande do Sul, que rompieron su tradicional acuerdo con las élites de São Paulo negándole apoyo a Julio Prestes (en recuerdo de esa decisión aún hoy la bandera del estado de Paraíba lleva la palabra NEGO, que significa "niego" en portugués). El presidente Washington Luis, por su parte, recibía el apoyo de los otros 17 estados de Brasil.

La revuelta[editar]

Getúlio Vargas (al centro) y sus tropas en la localidad de Itararé, camino de Río de Janeiro.

Minas Gerais, Río Grande del Sur y Paraíba se unieron a políticos de oposición de diferentes estados, inclusive el Partido Democrático de São Paulo, para frenar la candidatura de Júlio Prestes. Formaron, en agosto de 1929, la Alianza Liberal, que fue lanzada como partido político el día 20 de septiembre de ese mismo año, siendo que Getúlio Vargas y João Pessoa (Presidente del Estado de Paraíba) concurrieron como candidatos a las elecciones presidenciales.

La Alianza Liberal, aunque impulsada inicialmente por Minas Gerais, Paraíba y Río Grande do Sul, contó luego con el apoyo de los partidos de oposición en varios estados, obteniendo que se manifestaran en su favor vastos segmentos de la emergente clase media brasilera. Inclusive el movimiento político-militar del Tenentismo se adhirió a la Alianza Liberal, y así lo manifestaron varios de sus líderes como Siqueira Campos, João Alberto Lins de Barros, Juarez Távora y Miguel Costa (muchos de los cuales habían formado resistencia armada al gobierno central en la Columna Prestes).

Las elecciones generales fueron realizadas el 1 de marzo de 1930 y dieron la victoria a Júlio Prestes. La Alianza Liberal negó validez a las elecciones, alegando que la existencia de un fraude electoral masivo, orquestado por el gobierno y sus aliados de São Paulo. Asimismo, los diputados electos en estados donde la Alianza Liberal consiguió la victoria, no tuvieron el reconocimiento de sus mandatos por parte del gobierno federal, lo cual les incapacitaba para ejercer sus funciones. Entonces la jegfatura de la Alianza Liberal inició una conspiración militar dirigida contra Washington Luis, con base en Río Grande del Sur y en Minas Gerais.

El 26 de julio de 1930 João Pessoa (aún presidente de Paraíba y líder en la Alianza Liberal) fue asesinado por João Dantas (militante progubernamental) en Recife, por cuestiones políticas y de orden personal. La muerte de Pessoa fue detonante para la movilización armada iniciada en Río Grande del Sur, el 3 de octubre. El 10 de octubre Getúlio Vargas partió, por ferrocarril, rumbo a la capital federal (por entonces, Rio de Janeiro), mientras los rebeldes asumían el poder en los estados favorables a la Alianza Liberal.

Se temía que una gran batalla entre soldados sublevados y gubernamentales ocurriría en Itararé (São Paulo, en el límite con el estado de Paraná), donde las tropas del gobierno federal estaban acampadas para detener el avance de los hombres de Getúlio Vargas.

No obstante se evitó el enfrentamiento armado porque los generales Augusto Tasso Fragoso y Mena Barreto, junto al almirante Isaías de Noronha depusieron en Río de Janeiro al presidente Washington Luís el 24 de octubre y formaron una Junta Gobernante Provisoria, sin dar tiempo a que Júlio Prestes asumiera el mando presidencial. En el resto de Brasil las guarniciones militares reconocieron al nuevo régimen y los partidarios de la Alianza Liberal ocuparon todos los puestos gubernativos. La junta de gobierno llamó luego a Getúlio Vargas para ejercer el mando presidencial. Getúlio Vargas asumió la jefatura del "gobierno provisorio" el 3 de noviembre de 1930, fecha que marca el fin de la denominada República Velha.

Impacto sobre la revolución del Brasil[editar]

El gobierno impuesto por la Revolución de 1930 implementó y adoptó en Brasil las primeras formas de legislación social y de estímulo al desarrollo industrial, estimulando normas favorables a la clase obrera que ya empezaba a aumentar en número e importancia política. Aún cuando los historiadores brasileros han sostenido mayoritariamente que las reformas "pro-trabajador" de Getúlio Vargas estaban inspiradas en el corporativismo propio del fascismo italiano, sus líneas matrices fueron reservadas por todos los gobiernos brasileros que le sucedieron. Tanto los sindicatos brasileños, como las grandes empresas estatales, los programas de obras gubernamentales, y otras estructuras modernas del Estado y de la sociedad del actual Brasil tienen su origen en las reformas realizadas por el régimen de Getúlio Vargas durante este período.

La Revolución de 1930 también despojó de gran parte de su poder a las élites políticas tradicionales de la República Velha, permitiendo que nuevos grupos sociales ganasen influencia en la política brasilera. Si bien la hegemonía económica de São Paulo y Minas Gerais no fue extinguida, estas regiones se vieron en la necesidad de competir con otros centros de desarrollo económico y social (Río de Janeiro, Río Grande do Sul) y con nuevos actores dentro de la economía de Brasil cuya riqueza y poder no dependían del ciclo agrícola-ganadero propio del café com leite (como las actividades de la industria, banca y servicios).

Enlaces externos[editar]