Provincia de Tarija

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La provincia de Tarija[1] [2] fue un integrante nominal de las Provincias Unidas del Río de la Plata creada por el Congreso General Constituyente el 30 de noviembre de 1826 como reacción a la anexión a Bolivia de la villa de San Bernardo de Tarija y su territorio.

En 1825, Tarija, con el rango de provincia argentina tenía una extensión de 183 116 km²,[3] abarcando además de los territorios que quedaron como parte del actual departamento de Tarija, a los territorios de Sud Chichas y Sud Lípez e incluso una extensión en el Chaco Boreal mayor que la del posterior departamento boliviano de Tarija.[4]

Antecedentes[editar]

Tras finalizar la guerra de Independencia en el Alto Perú luego de la batalla de Ayacucho, a pedido de vecinos de Tarija, el mariscal Antonio José de Sucre, quien controlaba el Alto Perú, envió al coronel Francisco Burdett O'Connor desde Tupiza al frente de la Legión Peruana a ocupar Tarija. Lo que se produjo el 30 de mayo de 1825, desplazando al teniente de gobernador Felipe Echazú, nombrado por el gobernador de la provincia de Salta, Juan Antonio Álvarez de Arenales. En su lugar designó al coronel Bernardo Trigo al frente de la villa. O’Connor realizó estas acciones bajo las órdenes recibidas de Sucre, ya que Potosí reclamaba jurisdicción sobre el territorio. Esta acción inició la Cuestión de Tarija.

Una delegación argentina encabezada por el general Carlos María de Alvear y el doctor José Miguel Díaz Vélez, a quienes secundaba Domingo de Oro, viajó a Potosí para felicitar a Simón Bolivar por su triunfo en la Batalla de Junín y solicitarle la devolución de Tarija. Bolívar, el 17 de noviembre de 1825, ordenó a Sucre la devolución del territorio de Tarija a las Provincias Unidas del Río de la Plata. O’Connor entregó la ciudad al delegado argentino teniente Ciriaco Díaz Vélez en marzo de 1826, quedando como una tenencia de gobierno de la intendencia de Salta. El 10 de mayo de 1826 asumió como teniente gobernador Mariano de Gordaliza.

Un movimiento popular destituyó a Gordaliza el 26 de agosto de 1826 y un cabildo abierto declaró la incorporación de Tarija a Bolivia. El 3 de octubre Sucre promulgó la ley boliviana que autorizó la incorporación de los diputados de Tarija al Congreso Constituyente de Bolivia.

Creación de la provincia[editar]

Aproximación al territorio de la Provincia de Tarija de Argentina.

Como reacción a la anexión boliviana, el Congreso General Constituyente argentino sancionó la ley del 30 de noviembre de 1826 (promulgada el 1 de diciembre) declarando a Tarija y su territorio adyacente como una provincia argentina separada de Salta.

El Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas del Rio de la Plata ha acordado y sancionado la siguiente ley.

Art. 1°. Queda elevada al rango de Provincia la ciudad de Tarija, y su territorio adyacente.
Art. 2°: Se le declaran todos los derechos y prerogativas que la constitucion y las leyes establecen a favor de las Provincias.
Lo que de orden del mismo Congreso, se comunica á V. E para su inteligencia y efectos consiguientes.
Sala del Congreso en Buenos Aires, á 30 de Noviembre de 1826.
Jose Maria Roxas. Presidente.
Alejo Villegas. Secretario.

Exmo. Señor Presidente de la República.

José Felipe Echazú fue el convencional constituyente por la Provincia de Tarija en dicho Congreso.

El gobierno boliviano comunicó oficialmente al de Salta que:

(...) si las armas de Salta ó de las de la República quisiesen sofocar el movimiento de Tarija, este pueblo sería protegido por las de Bolivia.

Mientras que el 10 de noviembre el gobierno nacional por medio del ministro Julián Segundo de Agüero instruyó al gobernador de Salta Juan Antonio Álvarez de Arenales que:

en ningún caso haga uso de la fuerza para restablecer el orden de cosas existentes antes de aquel movimiento.[5]

El gobierno argentino siguió considerando a Tarija como una provincia, aunque de hecho estaba anexada a Bolivia. Aunque la ley de creación no especificó límites ni cuales eran los territorios adyacentes que mencionaba, en la Argentina se consideró que éstos abarcaban Chichas, Lípez y parte del Gran Chaco.

De acuerdo a autores argentinos, el límite de la nueva provincia con Bolivia debía ser desde los 26° S, la cumbre occidental de la cordillera de los Andes, luego por rumbo noroeste a la altura aproximada de los 68° O hasta las fuentes del río Cotagaita, siguiendo por éste hasta su unión con el río San Juan del Oro, que forma el río Camblaya. Por este río y su continuación denominada río Pilaya hasta su confluencia con el río Pilcomayo. Desde ese punto sigue la línea con rumbo norte hasta alcanzar el río Grande o Guapay, por el que sigue hasta los 20° S y luego en línea recta hacia el este hasta encontrar el río Paraguay.[6]

Guerra por Tarija[editar]

La Guerra del Brasil facilitó la continuidad de la ocupación boliviana hasta que el 19 de mayo de 1837 el entonces encargado del manejo de las relaciones exteriores de la Confederación Argentina y gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, declaró la guerra a la Confederación Perú-Boliviana. Lo hizo tanto por la Cuestión de Tarija como por el hecho de que tropas confederadas peruano-bolivianas invadieron la mayor parte de la Provincia de Jujuy, la Puna de Atacama y el norte de la Provincia de Salta. Como las zonas altoandinas de Salta y Jujuy una vez invadidas por la Confederación de peruanobolivianos eran de difícil acceso para las bisoñas y mucho menores en número tropas del Segundo Ejército Argentino del Norte (tropas que solo reunían a milicianos casi todos inexpertos o bisoños de las entonces económicas y demográficamente pequeñas provincias argentinas de Jujuy, Salta, Tarija, Tucumán y en mucha menor medida algunos contingentes de Catamarca y Santiago del Estero) el Ejército del Norte argentino arriesgó una contraofensiva por el entonces casi inexplorado y hostil Gran Chaco salteño-tarijeño; la marcha de los solo 1.000 argentinos haciendo un rodeo por más de 400 km del Chaco les causó estragos (fueron afectados por pestes como el mal de Chagas, Leishmaniasis y paludismo) pese a esto las debilitadísimas fuerzas argentinas a poca distancia de la ciudad de Tarija intentaron recuperarla pero se encontraron con un enemigo mucho más numeroso y descansado: el 24 de junio se produjo la victoria boliviana dirigida por el experimentado general alemán Otto Philip Braun) en la Batalla de Montenegro o de la Cuesta de Coyambuyo (a esta casi escaramuza dirigida por un experto oficial alemán mercenario de los bolivianos el estado boliviano la suele presentar como "gran victoria contra Argentina"), a partir de Coyambuyo se suspendieron prácticamente las operaciones hasta que la guerra terminó con la victoria chilena en la Batalla de Yungay que puso fin a la Confederación Perú-Boliviana. Las fuerzas bolivianas evacuaron el territorio argentino y Rosas desistió de invadir Tarija.

Extinción de la Provincia de Tarija[editar]

Por el tratado Quirno Costa- Vaca Guzmán del 10 de mayo de 1889, ligeramente modificado en 1891, Argentina renunció a su reclamo sobre Tarija y Chichas. Bolivia, en compensación, cedió un territorio que había perdido: la Puna de Atacama, territorio que se encontraba en poder de Chile luego de la Guerra del Pacífico.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Se debe tener en cuenta las variaciones del significado de la palabra provincia: en Argentina, que es la continuidad de las Provincias Unidas del Río de la Plata, una provincia es la entidad territorial política de primer grado, mientras que en Bolivia una provincia es una entidad de segundo rango incluida en un departamento.
  2. Provincias de la Argentina
  3. La cifra está atestiguada por el historiador tarijeño y responsable del Archivo Histórico de Tarija Elías Vacaflor Dorakis en su "Crónicas de Tarija".
  4. En rigor abarcaba virtualmente más que Sud Chichas y Sud Lípez ya que en los mapas argentinos como el del Atlas Argentino de 1888 editado por Félix Lajouane bajo la supervisión del geógrafo Mariano Paz Soldán el límite noroeste de la provincia de Tarija se extendía desde el río Pilaya y el punto septentrional del río Cotagaita y desde éste hacia el oeste por el paralelo que tocaba ese punto hasta la cordillera axial de los Andes (es decir hasta la zona más elevada de los Andes que tras 1890 pasó a ser el límite entre Chile y Bolivia).
  5. Historia. Pág. 41. Publicado en 1967. Notas sobre el artículo: nos. 46-49
  6. Nueva revista de Buenos Aires. Pág. 524. Escrito por Vicente Gregorio Quesada, Ernesto Quesada. Publicado por C. Casavalle, 1885.