Alejo Villegas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Alejo Villegas (n.Córdoba, 1783 - m. Buenos Aires, 1857) fue un jurisconsulto argentino desde 1814, diputado del Congreso de Tucumán por la provincia de Córdoba en 1817 y uno de los firmantes de la Constitución Nacional de 1819. También fue secretario del Congreso General de 1824, entre otros cargos importantes.

Biografía[editar]

Familia, estudios académicos y profesorado.[editar]

Fue hijo de Manuel Francisco Villegas y de Casimira Ponce de León, y hermano del sargento mayor José Laureano Villegas.[1]

Vista aérea de la Ciudad de Córdoba.

Cursó sus estudios elementales en el Real Colegio de San Carlos recibiéndose de bachiller en 1800; luego obtuvo el doctorado en teología en 1804 y el de derecho civil en 1806.

Hacia 1808 ejerció como profesor de teología escolástica en la Universidad de Córdoba y desde el 19 de diciembre de 1812, mantuvo una disputa teológica respecto de la Santísima Trinidad — por defender la afirmación de que el Padre es igual al Hijo — con Calixto del Corro quien negaba esa premisa queriendo resucitar de esta manera el arrianismo. Por todo esto, Villegas pidió al claustro que le hiciera retractar o explicara el sentido en que lo negó, ya que la iglesia no lo había condenado, ni aún en el sentido de los Escotistas.

El cabildo cordobés, previa autorización del gobierno central, le facultó en 1814 para que pudiera ejercer la profesión de abogado. Figuró entre los primeros profesores de filosofía, y dictó su cátedra en el Colegio de San Carlos desde el 30 de marzo de 1816 hasta 1818, sucedido por Juan Crisólogo Lafinur en el mismo colegio pero con otro nombre: Colegio de la Unión del Sud.

Se casó con Luciana Dávila teniendo como hijo al militar y funcionario caapitán Benjamín Villegas[2] quien actuó, al igual que su homónimo Jacinto Villegas, en la batalla de Quebracho Herrado.

Cargos burocráticos.[editar]

En 1814 fue nombrado secretario del entonces coronel Juan Gregorio Las Heras en la expedición auxiliadora que llevó a Chile el apoyo argentino. Un incidente político cuyo protagonista principal fue José Gervasio Artigas — triunfante en Santa Fe — le obligó a trasladarse a Buenos Aires.

Casa de Tucumán

Instalado el Congreso de Tucumán en la ciudad homónima, en 1817 se incorporó al mismo como diputado por la provincia de Córdoba, para colaborar como vicepresidente. Fue uno de los firmantes de la Constitución Nacional de 1819, de carácter Unitario, aceptada por el pueblo bonaerense pero rechazada por las provincias del interior, alegando que no se sentían incluidas en ella.

Tuvo el honor de ser secretario del Congreso General Contituyente de 1824 y fue uno de los que sancionó la ley que ascendía al rango de nueva provincia argentina a la ciudad de Tarija y su territorio adyacente, el 30 de noviembre de 1826 — y promulgada el 1 de diciembre del mismo año — separándola definitivamente de la Provincia de Salta. Esta ley constituyóse una reacción del gobierno argentino y un acto nominal ya que dicho territorio había sido anexionado por parte de las fuerzas bolivianas, con consentimiento de los tarijeños que querían formar parte de la nueva República de Bolivia (antes llamada Alto Perú):

El Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata ha acordado y sancionado la siguiente ley.

Art. 1°. Queda elevada al rango de provincia la ciudad de Tarija, y su territorio adyacente.
Art. 2°: Se le declaran todos los derechos y prerogativas que la constitución y las leyes establecen a favor de las provincias.
Lo que de orden del mismo Congreso, se comunica a V. E para su inteligencia y efectos consiguientes.
Sala del Congreso en Buenos Aires, a 30 de noviembre de 1826.
José María Roxas. Presidente.
Alejo Villegas. Secretario.

Exmo. Señor Presidente de la República.

Por ser adicto al régimen unitario que Córdoba no aceptaba y debido a la influencia de los caudillos, renunció a una nueva diputación que se le ofreció.

El fracaso de la revolución del 1 de enero de 1828, hizo que se refugiara en Montevideo para dedicarse al ejercicio profesional.

Exilio en el Uruguay[editar]

Luego de fracasada la revolución para derrocar a Manuel Dorrego el 1 de enero de 1828, se mudó a la ciudad de Montevideo, capital de la naciente República Oriental del Uruguay y fue en donde prestó señalados servicios a la cultura universitaria. Fue profesor de lógica y metafísica en la Casa de Estudios Generales de esa ciudad en 1836, y de física general en 1837. Fue separado de la cátedra en marzo de 1838, durante el gobierno del general Manuel Oribe, confiándosela a Salvador Ruano. Pero en diciembre del mismo año, el nuevo presidente Fructuoso Rivera — que derrotó a su antecesor — le repuso en la cátredra, siguiendo al frente de la misma hasta 1841, con una fuerte tradición escolástica, usándose el libro de Étienne Bonnot de Condillac.

Fue uno de los firmantes — junto a eminentes uruguayos — del reglamento orgánico de 1849 para la creación de la Universidad del Uruguay, siendo él mismo un integrante del primer Consejo Universitario y en donde llegó a ser su Presidente. Fue además profesor de derecho civil y canónigo.

Retorno a la Argentina[editar]

Después de la Batalla de Caseros en 1852 y el exilio de Juan Manuel de Rosas, regresó a Buenos Aires. Al poco tiempo de su arribo se le designó miembro de la Cámara de Justicia. Entendió en la causa de algunos de los servidores del gobierno de Rosas, con la firme prudencia probada en muchas circunstancias. Por un decreto del gobierno del general Justo José de Urquiza del 20 de agosto del mismo año, fue nombrado consultor — juntamente con Marcelo Gamboa — de la comisión encargada al Vélez Sársfield para redactar el Código Civil. Al poco tiempo se produjo la revolución del 11 de septiembre de 1852 por las condiciones políticas impuestas por el general Urquiza, luego de la batalla de Caseros, trayendo como consecuencia la separación del Estado de Buenos Aires de la Confederación Argentina.

Hacia 1856, dio a la estampa un Calendario instructivo y perpetuo calculado por un nuevo método que con más exactitud astronómica y con más facilidad da los mismos resultados que el Calendario Romano.

Falleció en la ciudad de Buenos Aires el 4 de enero de 1857.

Notas[editar]

  1. José Laureano Villegas (n. Córdoba, Virreinato del Río de la Plata, 3 de julio de 1781 - m. Batalla de Vilcapugio, Alto Perú del Virreinato homónimo, 1 de octubre de 1813) fue un militar que intervino en la reconquista de Buenos Aires durante las Invasiones Inglesas (en julio de 1806 y en 1807) y en las campañas a Montevideo; también participó en la Revolución de Mayo con el rango de subteniente del Regimiento Nº 3 de Infantería el 10 de septiembre de 1810; además estuvo en la expedición al Paraguay (1810 - 1811) participando en los combates de Campichuelo (18 de diciembre) y Paraguarí (19 de enero), y por último, en el Ejército del Norte, falleciendo en la Batalla de Vilcapugio, lo cual le valió ser ascendido póstumamente a sargento mayor el 23 de octubre del mismo año.
  2. Benjamín Villegas (n. Buenos Aires, 16 de junio de 1818 - m. 26 de marzo de 1885) se casó con Matilde Diez y Melgar; integró las fuerzas del general Juan Galo Lavalle en la Legión Libertadora y también participó en la Batalla de Quebracho Herrado adonde cayó prisionero del general Manuel Oribe pero logró fugarse, refugiándose en Montevideo; a su retorno a Buenos Aires, el 13 de febrero de 1853 fue ascendido al rango de capitán, y a partir de 1864 pasó a tener cargos burocráticos.

Referencias[editar]

  • Registro Nacional de las Personas (Buenos Aires, Argentina, Letra V, págs. 663 - 664)

Enlaces externos[editar]