Proceso de hominización

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Proceso de hominizacion»)
Saltar a: navegación, búsqueda
El bipedismo es uno de los hitos del proceso de hominización. Comparación de las huellas de:
Izquierda: Australopithecus afarensis (3,6 Ma)
Centro: Homo erectus (1,5 Ma)
Derecha: Homo sapiens (actual).
Comparación de la mano humana y la del chimpancé.
La mano humana cerrada (puño).
Herramientas olduvayenses, modo 1 (choppers), la primera tecnología.
Herramienta achelense, modo 2 (bifaz), la tecnología más difundida durante el Paleolítico Inferior.


Hominización es el proceso que transformó progresivamente un linaje de primates en humanos. Como proceso evolutivo biológico concernió al grupo de los homininos (Hominina) a partir de la divergencia entre el último ancestro común de los grandes simios (monos antropomorfos, que forman junto como los homininos el grupo de los homínidos -Hominidae-), hace más de 6 millones de años.[1]

El término y el concepto que designa fueron acuñados por Édouard Le Roy en su obra Les origines humaines et l'évolution de l'intelligence, publicación de un curso impartido en el Collège de France entre 1927 y 1928. Con anterioridad el término había sido utilizado en un texto inédito de Pierre Teilhard de Chardin en 1923.

Como proceso de evolución cultural no se restringe a cambios anatómicos o fisiológicos, sino a cambios etológicos o conductuales no innatos sino culturales, que se produjeron y transmitieron paralelamente, tanto en la cultura material (cuya parte más conocidas son las herramientas provenientes de la talla lítica -industria lítica-) como en el lenguaje, la organización social, las mentalidades, las tradiciones, la producción intelectual (técnicas e ideas pre-científicas y pre-tecnológicas, creencias, creación artística) y todo tipo de formas de relacionarse entre sí y con el medio natural (cuyo estudio es más especulativo, al basarse en inferencias y deducciones a partir de los restos materiales y las conclusiones que pueden extraerse de los estudios antropológicos).

Desde una postura filosófico-teológica creacionista se distigue este proceso de hominización (de características estrictamente materiales) de un denominado "proceso de humanización" de características espirituales (atendiendo a la dimensión trascendental que la creación del hombre tiene desde ese punto de vista).[2]

Neotenia[editar]

Frente a otras especies, los humanos desarrollaron una marcada neotenia y una infancia prolongada, que probablemente está en relación con la gran plasticidad cerebral.[3]

Grandes cambios en el esqueleto[editar]

Los cambios en el esqueleto se explican fundamentalmente por el cambio de la postura corporal dominante a la denominada postura o posición erguida o erecta (ortostasis u ortostatismo -vulgarmente, estar "de pie"-)[4] y el bipedismo; cuya causa suele relacionarse con el cambio de hábitat de los primeros homininos (de un entorno selvático a un entorno de sabana).

  • Las extremidades inferiores se alargan y el pie se hace plantígrado (se apoya toda la planta). El dedo gordo se sitúa en el mismo plano que los otros cuatro dedos.
  • Las extremidades superiores se acortan y quedan libres, lo que favoreció la manipulación de objetos y el desarrollo de la pinza del pulgar. La versatilidad de la mano humana es una condición fundamental.
  • El cráneo se inserta por su base en la columna vertebral, que a su vez adquiere una forma en "S".
  • La pelvis se acorta y se robustece, lo cual permite una mayor sujeción de los músculos glúteos, necesarios para caminar erguido.
  • El canal del parto se curva y se yergue.

Aumento de la capacidad craneal[editar]

Pérdida del vello corporal[editar]

Blond long-haired young lady woman.jpg

El vello corporal disminuyó drásticamente, reduciéndose al cabello de la cabeza (que, de forma excepcional, crece sin límite) y al vello de otras zonas que se desarrolla desde la pubertad como caracteres sexuales secundarios (vello púbico, axilas, barba).[7]

Desarrollo del lenguaje[editar]

El lenguaje humano permitió una mejora trascendental en la coordinación de los grupos y la trasmisión de conocimientos, disparando la capacidad de evolución cultural y posibilitando el inicio del pensamiento simbólico.[8]

El fuego[editar]

Indígenas de Vanuatu haciendo fuego.

El dominio del fuego por los primeros humanos fue un hecho trascendental: no sólo mejoró las posibilidades de supervivencia y posibilitó cambios en la dieta (con consecuencias tanto biológicas como culturales -Lo crudo y lo cocido, Claude Lévi-Strauss-), sino que actuó como elemento de integración social (concepto de hogar).

La monogamia[editar]

La monogamia es el sistema de emparejamiento predominante en los humanos modernos, incluso entre las sociedades que toleran la poligamia. Aunque el debate sobre el tema sigue estando vivo, la cuestión parece estarse decantando en favor de los argumentos de quienes proponen que este rasgo, que no es propio de otros primates, ha supuesto ciertas ventajas evolutivas y pudo haberse seleccionado al comienzo del proceso de hominización.[10]

Notas[editar]

  1. Ajeet Jaiswal, The hominization process of Homo Sapiens, University of Delhi, India, 2007, p.43, consultable sur le site http://eaa.elte.hu/Jaiswal2.pdf
  2. José Gay Bochaca, El origen del hombre - Filosofía del hombre, en Curso de filosofía, pg. 320.
  3. Neotenia: el defecto que nos permitió tener un encéfalo más grande
  4. Gage WH, Winter DA, Frank JS, Adkin AL (April 2004). "Kinematic and kinetic validity of the inverted pendulum model in quiet standing". Fuente citada en:Standing
  5. Bowler & Morus, fuente citada en en:Man's Place in Nature
  6. Russell, Mary Doria (June 1985). "The Supraorbital Torus: 'A Most Remarkable Peculiarity'". Current Anthropology 26 (3): 337–360. doi:10.1086/203279. Fuente citada en en:Supraorbital ridge
  7. Las causas son debatidas, siendo el motivo principal del clásico El mono desnudo de Desmond Morris
  8. Terrence Deacon, The Symbolic Species. Fuente citada en en:The Symbolic Species.
  9. "La clave del origen del lenguaje está en los huesos del oído hallados en Atapuerca" - Ignacio Mendizábal explica en Burgos que el origen de la expresión oral hay que buscarlo más allá de un millón de años, DCYT, 14 de diciembre de 2010.
  10. Blake Edgar, Ventajas evolutivas de la monogamia, en Investigación y Ciencia, noviembre de 2014, pg. 49 y ss.