Monumento a Colón (Barcelona)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Monumento a Colón (Barcelona)
Colón (Barcelona).jpg
Monumento a Colón.
Autor Gaietà Buïgas i Monravà (arquitectura); Eduard B. Alentorn, Rafael Atché, Pere Carbonell, Josep Carcassó, Francesc Font, Manuel Fuxà, Josep Gamot, Josep Llimona, Rossend Nobas, Francesc Pagès i Serratosa, Giovanni Passani, Francisco Pastor, Josep Tenas, Agapit Vallmitjana i Abarca, Antoni Vilanova (escultura); Alejandro Wohlguemuth (fundición); Josep Miret (restauración)
Creación 1888
Ubicación Plaza del Portal de la Paz, Distrito de Ciutat Vella, Barcelona, Bandera de España España
Estilo Ecléctico
Material Hierro, bronce, piedra caliza y piedra de Montjuïc
Técnica Escultura
Dimensiones 57,20 x 31,50 m
Peso 205 000 kg

El Monumento a Colón es un conjunto escultórico situado en la Plaza del Portal de la Paz de Barcelona, en el distrito de Ciutat Vella. Construido en homenaje al descubridor Cristóbal Colón, está erigido en el punto de unión entre las Ramblas y el Paseo de Colón, frente al puerto viejo de Barcelona. El autor del proyecto fue el arquitecto Gaietà Buïgas i Monravà, y en la decoración escultórica intervinieron varios artistas, como Eduard B. Alentorn, Rafael Atché, Pere Carbonell, Manuel Fuxà, Josep Llimona, Rossend Nobas, Antoni Vilanova, Francesc Pagès y Agapit Vallmitjana. La fundición fue de Alejandro Wohlguemuth.[1]

El monumento fue construido en el contexto de las obras de mejora del litoral de Barcelona efectuadas con motivo de la Exposición Universal de Barcelona de 1888. Inaugurado el 1 de junio de 1888, en plena exposición, se convirtió enseguida en uno de los iconos más característicos de la ciudad. En el interior de la columna hay un ascensor que permite subir hasta la semiesfera situada bajo los pies de la estatua, desde donde se divisa la ciudad.

Esta obra está inscrita como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) en el Inventario del Patrimonio Cultural catalán con el código 08019/859.[2]

Historia[editar]

Boceto original de Gaietà Buïgas, en que se aprecia el diseño original de la estatua del descubridor, sin el brazo levantado.

La idea de erigir un monumento dedicado al descubridor de América había surgido tiempo atrás, cuando a mediados del siglo XIX se pensó coronar con una estatua del navegante la columna erigida en la Plaza del Duque de Medinaceli, que finalmente se dedicó al almirante Galceran Marquet, obra de Francesc Daniel Molina, Damià Campeny y Josep Anicet Santigosa, de 1851.[3] El proyecto surgió de nuevo en 1873, en tiempos de la Primera República, siendo el lugar escogido el Portal de la Paz —en aquel entonces Plaza de la Junta Revolucionaria—. Sin embargo, el cambio de régimen y la llegada de Alfonso XII al trono retrasó el proyecto.[4] El plan resurgió en 1888, impulsado por Antoni Fages i Ferrer, un promotor de iniciativas culturales aficionado a todo lo relacionado con el descubrimiento de América. Este convenció a Carles Pirozzini, un crítico de arte y funcionario municipal, así como uno de los secretarios de la Exposición Universal de 1888, el cual transmitió la idea al alcalde Francesc Rius i Taulet. Tras el vistobueno del alcalde, el 10 de mayo de 1881 se creó la comisión promotora, que estaba presidida por el propio Rius i Taulet, mientras que Pirozzini ejercía como secretario. El proyecto fue aprobado por el Ayuntamiento de Barcelona el 6 de septiembre de 1881, y el día 26 de ese mismo mes se colocó la primera piedra del monumento.[5]

La financiación causó una gran polémica en su momento: en un principio se abrió una suscripción popular para que pudiese ser construido gracias a las donaciones de los particulares, pero el Ayuntamiento tuvo finalmente que hacerse cargo de los gastos, ya que las aportaciones particulares fueron insuficientes y el presupuesto inicial fue ampliamente superado (de 300 000 a 1 062 689 pesetas). Por otro lado, el gobierno de Madrid cedió 30 toneladas de bronce procedentes de material de guerra de desecho para el monumento.[4]

Para la ejecución del monumento se convocó un concurso de proyectos en mayo de 1882, con un jurado presidido por Ramon de Sentmenat i Despujol, presidente de la Academia de Bellas Artes, que escogió dos proyectos firmados por los arquitectos Maurici Auger i Robert y Gaietà Buigas i Monravà. Sin embargo, esta elección no fue del agrado del Ayuntamiento, que convocó un nuevo concurso con un jurado formado por Rossend Nobas, Camil Oliveras, Josep Pellicer, Tomàs Moragas y Macari Planella. Aun así, este nuevo jurado eligió los mismos proyectos, con un fallo emitido en agosto de 1882, de los que se escogió el de Gaietà Buigas por tener un presupuesto más bajo. Por lo que respecta a la parte escultórica, se convocó otro concurso con un jurado formado por el crítico de arte Miquel Badia y los escultores Joan Roig i Solé, Josep Reynés y Lluís Puiggener, el cual escogió un conjunto de diversos escultores para realizar las diferentes partes del proyecto.[6]

Obras del Monumento a Colón.

Las obras duraron siete años. Para la base del monumento se requirieron unos cimientos de 5 metros de profundidad, con unos trabajos realizados por los albañiles Manuel Planells y Narcís Cortina. Para la construcción de todo el conjunto se tuvo que montar un andamio tan alto como el monumento, bajo la dirección de Joan Torras, de la empresa Torras Herrerías y Construcciones. Las distintas piezas del monumento fueron elaboradas en las fundiciones Comas, Can Solà y Wohlguemuth, y ensambladas en su lugar definitivo. El transporte de las piezas, efectuado en carros arrastrados por largas recuas de caballos, constituyó todo un espectáculo para los barceloneses de la época.[7]

El monumento fue inaugurado el 1 de junio de 1888 en un acto presidido por la reina regente María Cristina, con la presencia del presidente del Consejo de Ministros, Práxedes Mateo Sagasta, y teniendo como invitados al rey de Italia, Humberto I, y al presidente de Estados Unidos, Grover Cleveland, además de la autoridades municipales y una representación de la ciudad de Génova.

Con posterioridad, en 1889 se instaló un ascensor dentro de la columna, a cargo de Josep Tintorer y Josep Richmond. El día de su inauguración, el 24 de enero de 1889, sufrió una avería, y quedó encerrado dentro por unos minutos el alcalde Rius i Taulet. El primero, de tipo hidráulico, fue sustituido por otro en la posguerra, y de nuevo por otro más moderno en la restauración efectuada en 1984.[8]

En 1892 el Monumento a Colón fue el centro de las celebraciones del cuarto centenario del descubrimiento de América en Barcelona, acto que fue registrado en una lápida colocada en el monumento.[9]

El conjunto ha sido sometido a diversas restauraciones, en 1929, 1965, 1976 y 1984. En la última se realizó un refuerzo estructural de toda la obra, a cargo de los arquitectos Carles Buxadé, Joan Margarit y Josep Maria Casanovas.[4]

Descripción[editar]

Estatua de Colón.

El monumento mide un total de 57 metros de altura, y se divide en tres cuerpos: una base circular, con cuatro tramos de escalera de 6 metros de ancho, decorada con ocho estatuas de leones y ocho bajorrelieves con los escudos de las provincias españolas y los principales actos realizados por Colón; un polígono de ocho lados, cuatro de ellos dispuestos como contrafuertes, en forma de cruz, con estatuas alegóricas de Cataluña, Aragón, Castilla y León, así como de las figuras de personajes catalanes que ayudaron a Colón (Bernat Boïl, Pere de Margarit, Jaume Ferrer de Blanes y Luis de Santángel); a continuación se alza la columna de hierro, de orden corintio, con una base con varios grupos de carabelas con dos grifos que sostienen el escudo de Barcelona, así como Famas aladas, el fuste estriado con un relieve central alusivo a la Marina y la inscripción Barcelona a Colón, el capitel con representaciones de Europa, África, Asia y América, una corona condal —por el Condado de Barcelona— y una semiesfera —por la parte recién descubierta del globo terráqueo—; por último, la estatua de Colón.[10]

El conjunto escultórico fue adjudicado mediante concurso público a diversos talleres y escultores: Josep Llimona (bajorrelieves), Antoni Vilanova (bajorrelieves), Rossend Nobas (contrafuertes), Francesc Pastor (capitel), Pere Carbonell (Cataluña), Josep Carcassó (Aragón, leones heráldicos), Josep Gamot (Castilla, Luis de Santángel), Rafael Atché (León, estatua de Colón), Manuel Fuxà (Padre Boïl), Francesc Pagès i Serratosa (Jaume Ferrer de Blanes) y Eduard Batista i Alentorn (Pere de Margarit).

En los bajorrelieves de la base del monumento se desarrolló un ciclo temático relativo a la vida de Colón, con las siguientes escenas: Presentación de Colón a los Reyes Católicos en Córdoba, Entrevista de Colón con los Reyes Católicos en Santa Fe, Colón pisa la tierra descubierta y Recibimiento del inmortal genovés en la ciudad de Barcelona, obra de Josep Llimona; así como, por otro lado, Colón y su hijo pidiendo limosna en la puerta del convento de Santa María de la Rábida, Colón toma posesión en nombre de los Reyes Católicos del nuevo mundo descubierto, Colón ante el Consejo reunido en el convento de San Esteban de Salamanca y Embarque de Colón en el puerto de Palos, obra de Antoni Vilanova. Estos relieves fueron sustituidos en 1929 por otros elaborados por Manuel Fuxà, Pere Carbonell y Josep Tenas.[4]

Pedestal del monumento.

En 1887 se añadieron ocho medallones de bronce dedicados a personajes relacionados con Colón: Isabel I la Católica (Antoni Vilanova), Fernando V el Católico (Francesc Pagès i Serratosa), Martín Alonso Pinzón (Rossend Nobas), Vicente Yáñez Pinzón (Josep Llimona), Fray Antonio de Marchena (Pere Carbonell), Fray Juan Pérez (Eduard Batista i Alentorn), Andrés Cabrera, marqués de Moya (Manuel Fuxà) y Beatriz de Bobadilla, marquesa de Moya (Josep Carcassó).[4]

La estatua de Colón está situada en lo alto de la columna, y es una obra en bronce del escultor Rafael Atché, de siete metros de altura. Representa a Colón con el brazo derecho extendido y el dedo índice señalando hacia el mar, mientras que en la mano izquierda sostiene una carta geográfica. Inicialmente se dijo que el dedo señalaba a América, pero esta afirmación creó polémica ya que América está situada en sentido contrario a donde señala el dedo. Surgieron entonces tres corrientes de opinión: la primera, según la cual la estatua debe entenderse como una metáfora, afirma que la intención de su autor era que Colón señalase hacia América, pero que el público no habría entendido que el dedo hubiese señalado hacia la Rambla, tierra adentro, y por ello instaló la estatua señalando al mar; la segunda opinión, muy similar a la primera, afirma que la estatua no señala a América, sino el camino hacia América por mar, que es la ruta que hizo Colón partiendo del puerto de Palos de la Frontera (Huelva); y la tercera opinión es que la estatua no señala la ruta hacia América sino hacia Génova, su presunta ciudad natal, y que está en línea recta siguiendo la dirección que marca el dedo —aunque, curiosamente, la Génova italiana se sitúa aproximadamente a 60º Este y el dedo señala 180º Sur, y en esa dirección no se encuentra Italia, sino Mallorca, por lo que la estatua apunta hacia el barrio palmesano de Génova—.

Cabe remarcar que en el proyecto original de Gaietà Buïgas Colón no tenía el brazo levantado, sino que aparecía de pie sujetando un estandarte con su brazo izquierdo, mientras que apoyaba la mano derecha en el pecho, según Buïgas «en la sublime situación de pisar por primera vez la tierra americana y, fijada la mirada hacia arriba, dirigir a Dios una ferviente y agradecida plegaria».[11]

Galería de imágenes[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Jaume Fabre, Josep M. Huertas y Judit Subirachs i Burgaya. «Monumento a Cristóbal Colón». Consultado el 16 de abril de 2014.
  2. «Monument a Cristòfor Colom». Consultado el 16 de abril de 2014.
  3. Fabre Huertas y Bohigas 1984, p. 41.
  4. a b c d e Lecea et al., 2009, p. 91.
  5. Fabre Huertas y Bohigas 1984, pp. 41-46.
  6. Fabre Huertas y Bohigas 1984, p. 46.
  7. Fabre Huertas y Bohigas 1984, p. 47.
  8. Fabre Huertas y Bohigas 1984, pp. 47-48.
  9. Fabre Huertas y Bohigas 1984, p. 48.
  10. Subirachs i Burgaya, 1986, pp. 97-98.
  11. Subirachs i Burgaya, 1986, p. 73.

Bibliografía[editar]

  • Fabre, Jaume; Huertas, Josep M.; Bohigas, Pere (1984) (en catalán). Monuments de Barcelona. Barcelona: L'Avenç. ISBN 84-85905-21-0. 
  • Lecea, Ignasi de; Fabre, Jaume; Grandas, Carme; Huertas, Josep M.; Remesar, Antoni; Sobrequés, Jaume (2009) (en catalán). Art públic de Barcelona. Barcelona: Ayuntamiento de Barcelona y Àmbit Serveis Editorials. ISBN 978-84-96645-08-0. 
  • Subirachs i Burgaya, Judit (1986) (en catalán). L'escultura commemorativa a Barcelona fins al 1936. Barcelona: Els Llibres de la Frontera. ISBN 84-85709-49-7. 

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 41°22′32.89″N 2°10′39.94″E / 41.3758028, 2.1777611