Laguna de Contreras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Laguna de Contreras
Municipio de España
Laguna de Contreras
Laguna de Contreras
Ubicación de Laguna de Contreras en España.
Laguna de Contreras
Laguna de Contreras
Ubicación de Laguna de Contreras en la provincia de Segovia.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Flag Segovia province.svg Segovia
• Partido judicial Partido de Cuéllar
Ubicación 41°29′40″N 4°01′44″O / 41.494444444444, -4.0288888888889Coordenadas: 41°29′40″N 4°01′44″O / 41.494444444444, -4.0288888888889
• Altitud 800 msnm
• Distancia 15 km a Peñafiel
Superficie 19,29 km²
Población 122 hab. (2013)
• Densidad 6,32 hab./km²
Gentilicio Lagunero
Código postal 40236
Alcalde (2011) Santos Arranz Bravo (PP)
[editar datos en Wikidata]

Laguna de Contreras es un municipio de la provincia de Segovia, España tiene 129 habitantes (INE 2009), una superficie de 19,29 km² y una densidad de 6,69 hab/km² (fuente: http://www.ine.es)[1]). Cuenta con dos núcleos de población: Laguna de Contreras y la entidad local menor de Vivar de Fuentidueña

Situado en el nordeste de la provincia limita con los municipios de Sacramenia, Fuentidueña, Calabazas de Fuentidueña, Aldeasoña y la provincia de Valladolid. Es recorrido por el río Duratón y los arroyos de la Vega, de la Hoz y de Turrubiel. La orografía está compuesta por vegas y altos que las circundan destacando la Parrilla, el Monte y el Campo de Cuevas.

En las laderas de El Monte proliferan las encinas, robles albares y sabinas. En las orillas de sus ríos y arroyos, los chopos, álamos y sauces.

Las principales actividades económicas del municipio son la agricultura, destacando el cultivo del cereal, y la ganadería, actualmente en exclusiva de ganado ovino.

Como monumentos destacados, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la ermita de San Pedro y los restos del palacio de los Condes de Contreras.

La principales fiestas se celebran el 20 de enero, festividad de San Sebastián, el 15 de agosto, festividad de Nuestra Señora de la Asunción y el 16 de agosto, festividad de San Roque.

Historia[editar]

El pueblo se encuentra resguardado por una loma, en cuya ladera se encuentran numerosas bodegas que durante décadas han servido para producir vino, realizar tratos y estrechar amistades y hoy, convertidas muchas en merenderos, sirven para disfrutar de la tranquilidad y el ambiente de este pequeño pueblo segoviano. Bañado por el río Duratón, los habitantes del pueblo disponen de una zona de recreo en su orilla y durante siglos ha marcado la vida y economía de los laguneros.

Dentro del núcleo se encuentra la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción y las ruinas de lo que fue una Casa fuerte del siglo XII que perteneció al obispado de Segovia, además de los restos del Palacio de Contreras.

Sobre el río Duraton hay un puente, que está documentado en época medieval, aunque su origen se remonta tal vez a una época anterior. Este puente junto al de San Miguel de Bernuy y el de Fuentidueña (el más importante de los tres) responde a una misma estética, de arcos de medio punto, ligeramente rebajados, reforzados con tajamares que suben más arriba del perfil, formando apartaderos.

En las afueras de la población se encuentra la ermita de San Pedro. Es una de las edificaciones más antiguas y emblemáticas de la localidad. Está a unos 1.000 metros del pueblo, en la misma dirección al Río Duratón, cruzando el puente de las Heras, en la cima de una pequeña montaña.

En la ladera estaba el desaparecido pueblo de Revenga, que se repobló en los años 912 y 914. El poblado lo hizo Gonzalo Nuñez, yerno de Gonzalo Salvatore, que tuvo los señoríos de Duruelo de la Sierra y Covaleda (Soria), con gentes de Duruelo. No se tiene constancia de cuando desapareció. La ermita sigue en pie y bien restaurada. Estas ermitas las construían los frailes de Silos en sitios donde había algún acontecimiento político religioso y se formaba alrededor de su patrón el pueblo. En este caso Revenga.

En la población cercana del Vivar de Fuentidueña (antes conocida como Nágera) se encuentra la ermita de la Magdalena.

Nágera cambió de nombre por el siguiente motivo: El Cid Campeador casó a sus dos hijas con los condes de Carrión y les dio una gran dote, como fueron maltratadas y abandonadas, el Cid les puso un pleito que ganó, pero estos habían malgastado lo que les había dado y tuvieron que pagar con heredades de su familia, entre otras Nágera y el Cid le añadió su apellido “de Vivar” que al paso de los años se quedó sólo con Vivar.

En el año 940 Asur Fernández repuebla esta tierra. En la Carta Puebla dada el 17 de agosto del año 942, por el Infante Don Sancho, aparece con su nombre de Lagunelas En diciembre del año 983, Almanzor destruye el poblado y mata a sus habitantes en 1.037 se da una nueva repoblación del lugar con el nombre de Lagunillas

El 9 de abril del 1.113 Alfonso VII en virtud de donación regia, cede sus derechos de jurisdicción y potestad sobre Lagunillas al Obispado de Segovia, por el perdón de sus pecados quedando excluida de las Comunidades de Villa y Tierra de Peñafiel y Fuentidueña.

El documento está hecho en Zamora y lo suscriben entre otros los nietos del Conde de Ansúrez Rodrigo Martínez, Armengol de Urgel y Gutiérrez de Castro que tenían entonces los Señoríos de Cuéllar, Valladolid, Íscar y Peñafiel. Debió ser repoblada por burgaleses procedentes del lugar llamado Contreras

El 22 de junio de 1.492 los vecinos de Lagunillas logran una carta de seguro de los Reyes Católicos, para protegerse de los abusos y amenazas del Señor de Fuentidueña Don Pedro de Luna, hijo de Don Alvaro de Luna

A Lagunillas el 29 de noviembre de 1.520 se le ratifica el derecho de pastos que había concedido el rey Sancho IV al Monasterio de Santa Maria de Sacramenia.

Los 95 vecinos de Lagunillas el 21 marzo de 1.580 (21 de junio de1582 según otras fuentes), reunidos en concejo deciden pedir un préstamo para comprar al Obispado de Segovia su libertad y convertirse en Villa con jurisdicción propia, librándose del vasallaje que les unía al citado Obispado.

Uno de los prestamistas fue Beatriz Ruiz de Contreras, vecina de Segovia, con una aportación de 606.250 maravedíes. El total de la compra del Villazgo ascendió a 894.250 maravedíes.

En 1.590 el concejo solicita un nuevo préstamo de 6.000 reales a Don Antonio Suárez natural de Segovia, para poder atender la orden real de la estancia y paso de tropas y para la conservación de la Alhóndiga Real.

Después aparece como señorío de la familia Suárez de la Concha.

En 1.642 la población descendió a 20 vecinos empobrecidos que no pueden hacer frente a los pagos e impuestos anuales, es por ello que el concejo reunido decide vender de nuevo la jurisdicción y otras propiedades.

Se concede el título de Vizconde de Lagunillas, previo al título de Conde de Cobatillas

Don Antonio Manuel de Contreras, Conde de Cobatillas, natural vecino y Regidor de Segovia, casado con Doña Maria de Amezqueta y Guzmán, se hace cargo de los prestamos, réditos y demás deudas de la Villa valorados en 50.976 reales, convirtiéndose en dueño para él y sus sucesores de la jurisdicción de la Villa, que comprendía un molino, la veda de caza y pesca del término, una pobeda y unas obradas de tierra de regadío con la condición de que quede memoria en dicho lugar de los nuevos señores, pasando a llamarse Laguna de Contreras. ( "...y es condición que por cuanto los dichos señores quede su memoria en dicho lugar se ha de intitular de hoy en adelante Laguna de Contreras"...)

Muerto Don Antonio de Contreras sus sucesores con fecha de 17 de octubre de 1.690 andaban en pleitos por no pagar los prestamos, a los que se habían comprometido.

El palacio que perteneció a estos nobles, se desconoce cuando y quien lo vendió a particulares, esta hoy en día en ruinas

Su escudo era en el siglo pasado cuartelado en perla reversada, primero de gules, una muralla invertida de su color. Segundo de plata con tres palos de azur. En el mantel de plata, un león rampante de su color. En escuson, una cruz potenzada de gules timbrado por yelmo de Hidalgo. Estas armas son las conocidas de los Contreras, de la línea de los Condes de Cobatillas. Su uso por esta Villa es muy adecuado, salvo que no debiera timbrar su escudo con el yelmo, sino con una corona de Vizconde (pues el título de Conde de Cobatillas tuvo como previo el Vizcondado de Laguna de Contreras).

Por R.D. de 8 de Enero de 1845 se agregó el Vivar a Laguna de Contreras (como entidad local menor) por tener menos de 30 vecinos.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]