LOR Radio Argentina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «L.O.R. Radio Argentina»)
Saltar a: navegación, búsqueda

L.O.R. Radio Argentina creada el 27 de agosto de 1920 por Enrique Telémaco Susini y el conjunto de amigos llamado Sociedad Radio Argentina, fue la primera estación de radiodifusión de Argentina y si se exceptúan previos ensayos de prueba realizados en Estados Unidos, ensayos que no fueron continuados en el tiempo, es considerada muchas veces la primera radioemisora pública con transmisiones regulares aunque tal puesto -con apenas pocos días de diferencia- es disputado con una emisora canadiense (en ese entonces Canadá era un dominion o colonia de la corona británica del Reino Unido) y con otra estadounidense.

Los cuatro Locos de la Azotea
Rememoración de parte de Susini en ocasión del 40 aniversario de la primera transmisión de Radio en Argentina. Año 1960.

Prolegómenos y primera emisión[editar]

La invención entre fines de s XIX y el primer lustro del s. XX de la "telegrafía sin hilos " popularmente atribuida al italiano Guglielmo Marconi provocó un rápido interés en el mundo civilizado de entonces por el nuevo medio de difusión.
En 1910, Marconi, ganador del Premio Nobel de Física de 1909, había ido a la Argentina para participar de los eventos por el Centenario de la Revolución de Mayo (la Revolución de mayo de 1810 fue la independencia concreta o fáctica de Argentina). Durante su estadía, aprovechó la oportunidad para instalar una estación radiotelegráfica en la localidad de Bernal, desde donde se comunicó exitosamente con Canadá e Irlanda.[1] La publicidad generada por la visita de Marconi, ayudó a la creación de un grupo de jóvenes entusiastas por la radio, entre ellos Susini y sus amigos de la facultad de medicina de la UBA.;[2] mientras tanto el Ministerio de Marina de Argentina en 1913 otorgó al ingeniero Teodoro Bellocq una primera licencia que le habilitaba como radioaficionado civil.[3] de este modo Bellocq transmitía desde la ciudad de Buenos Aires siendo receptado a distancia mediante receptores a galena.
La Primera Guerra Mundial (1914 a 1918) acicateó el desarrollo de los equipos de transimisión radial aunque solo para su uso estrictamente militar; al concluir el primer gran conflicto bélico del s.XX el argentino Enrique Telémaco Susini enviado a Europa como médico otorrinolaringólogo para estudiar los efectos que los gases asfixiantes habían tenido sobre los soldados y la población civil lo cual hizo especialmente en Francia; adquirió equipos de radio procedentes de la en esas fechas empobrecida -tras la IGM- Alemania, tales dispositivos habían sido desarrollados previamente con fines exclusivamente militares; tras regresar a su país desde Europa en 1919, Susini comenzó a trabajar en la conversión del Teatro Coliseo que poco antes había sido un circo. Junto con sus amigos Luis Romero Carranza, César Guerrico y Miguel Mugica (sobrino de Susini, su apellido aparece en ciertas ocasiones escrito con j) comenzó las pertinentes modificaciones del teatro para una transmisión de radio a partir de ahí, para ello tuvieron el firme apoyo de los dos propietarios que entonces tenía del Coliseo porteño, Faustino da Rossa y Walter Mocchi.[4]
Durante 1920, mientras que el grupo (apodado popularmente Los locos de la azotea) estaba trabajando en el proyecto, llegaron noticias de la emisión exitosa por parte de Marconi de un concierto en Nueva York que había tenido lugar el 19 de mayo. A pesar de que para ellos era una decepción que su difusión no fuera la primera del mundo, los preparativos argentinos continuaron a un ritmo rápido.
Al anochecer del 27 de agosto de 1920 todo estuvo listo; en el teatro se estaba representando la ópera Parsifal de Richard Wagner. Susini y sus compañeros de trabajo había establecido un transmisor de 5W en la azotea del teatro usando un equipo armado con válvulas francesas marca METAL traídas por Susini, que operaron en 350m,[5] junto con una antena ubicada en lo alto de la cúpula de un edificio vecino ubicado en la esquina de las porteñas calles Charcas y Cerrito; tal antena estaba conectada al equipo instalado en el Coliseo mediante un cable coaxil. Para captar el sonido en el teatro, se utilizó un micrófono diseñado originalmente para ayudar a las personas con pérdida auditiva.[1] [4]

Alrededor de las 20:30 (hora argentina de invierno austral), Susini tomó el micrófono e inauguró el primer servicio regular de transmisión de radio con las palabras:

"Señoras y Señores: la Sociedad Radio Argentina les presenta hoy el Festival de Richard Wagner, con la actuación del tenor Maestri, la soprano argentina Sara César y el barítono Rossi Morelli y los bajos Chirino y Paggi, todos bajo la dirección de Felix Von Weingarten secundados por el coro y orquesta del Teatro Constanzi de Roma."

Al siguiente día Miguel Mastrogiani un reconocido crítico musical editaba en el diario La Razón una nota referente al éxito de este evento.
Este hito, que apenas pudo ser escuchado por aproximadamente medio centenar de personas, es considerado por muchos como el de la primera emisión programada orientada a un público abierto que se concretó en el mundo. En el año 1934 representantes de cuarenta países (es decir, en ese entonces, casi todos los países independientes) se reunieron en Buenos Aires para el Primer Congreso Internacional de Radio. Los congresistas participantes reconocieron a la transmisión desde el Teatro Coliseo, ocurrida el 27 de agosto de 1920, como la primera transmisión radiofónica del mundo y resolvieron que en esa fecha se celebre el Día Mundial de la Radio.[6]

La transmisión continuó durante unas tres horas y fue recibida hasta la distante ciudad Santos en Brasil, donde fue recogida por el radioperador de un barco.[1] Pero en 1920 el número de oyentes era limitado, ya que los radios de galena utilizadas en el momento eran poco frecuentes y difíciles de operar, lo que requería un tedioso y afinado ajuste de un cristal de plomo y la instalación de una antena de cable de varios metros de largo. Sin embargo el diario La Razón publicó una reseña exultante, e incluso el popular presidente argentino Hipólito Yrigoyen elogió a Susini y sus amigos por el éxito obtenido con la siguiente frase:

"Cuando los jóvenes juegan a la ciencia es porque tienen el genio..."

.

Radio Argentina[editar]

Durante los siguientes 19 días a partir del 27 de agosto de 1920, el grupo continuó transmitiendo desde el teatro, haciendo incapíe en la transmisión de las óperas italianas, como Aida y Rigoletto de Verdi. Tras que concluyera la temporada en el Teatro Coliseo, "Los locos de la azotea" comenzaron a crear producciones bajo su propio nombre. Su obra ya establecida como radioemisora tomó oficialmente el nombre de "Radio Argentina".[4] Radio Argentina siguió transmitiendo hasta su cierre el 31 de diciembre de 1997.[1] Al principio tal radioemisora era operada únicamente por los cuatro amigos. Susini, quien era políglota interpretó canciones en castellano, francés, alemán, italiano y ruso, asumiendo un nombre artístico diferente en cada ocasión para que los oyentes no se dieran cuenta.[7]
Durante los años siguientes, la radiodifusión en Argentina vio una rápida expansión. En 1921, Juan Barnetche intendente de Buenos Aires expidió licencias de radiodifusión oficial. En el mismo año, fue fundado el Radio Club Argentino convirtiéndose en la primera asociación de ese tipo en el continente americano.[4] En octubre de 1922, Radio Argentina transmitió en vivo la asunción a presidente argentino de Marcelo Torcuato de Alvear, primera emisión de esas características en la historia.[7] Dos meses más tarde con el intervalo de sólo tres días se fundaron la Corporación Argentina de Radio Sud América, Radio Brusa y Radio Cultura.[8]
En 1924 la industria de la radio en la Argentina pasó por una breve crisis breve, motivo por el cual Radio Argentina tuvo que ser financiada por una asociación de empresarios denominada Asociación Argentina de Radiodifusión. Mientras que su competidora Radio Sud América se declaró en quiebra y fue adquirida por Radio Argentina, Radio Argentina sí sobrevivió, a pesar de que tuvo que adoptar brevemente el nombre de sus benefactores. La estación ahora transmitía desde el famoso Teatro Colón, así como música de tango desde el Club Abdullah, y otros lugares.
1925 vio la introducción de distintivos de llamada o siglas obligatorias para las estaciones de radio y para entonces en la estación era conocida como LOR Radio Argentina (en 1934 cambiado a LR2 Radio Argentina, siendo la segunda estación a la izquierda del dial). También entró en una colaboración con el entonces muy popular periódico diario Crítica, quedando bajo la dirección de Susini y sus amigos, pero adoptando el nombre de "LOR Radiodifusión de Crítica". Este arreglo duró poco más de un año, hasta que la estación volvió a sus originales propietarios y original nombre.[8] La estación fue cerrada el 1º de enero de 1998 a la medianoche, tras la transmisión de un programa religioso. Esto se debió a problemas económicos causados ​​por una mala administración.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Rubén Guillermo Margenet. «Gekke hobbyisten op een dak - De eerste radio-uitzending van Argentinië». Consultado el 9 de mayo 2006.
  2. «La historia de la radio en la Argentina». Consultado el 9 de mayo 2006.
  3. Arturo Merayo: La radio en Iberoamérica. Editorial Comunicación Social, Sevilla (2007) ISBN 978-84-96082-49-6
  4. a b c d Carlos A. Altgelt. «Early History of Radio Broadcasting in Argentina». Consultado el 09-05-2006.
  5. Revista Telegráfica, mayo 1923
  6. Arturo Merayo: La radio en Iberoamérica. Editorial Comunicación Social, Sevilla (2007) ISBN 978-84-96082-49-6
  7. a b Jorge Luis East. «La historica proeza de los Locos de la Radio». Consultado el 09-05-2006.
  8. a b «La primera transmisión radial del mundo se hizo en la Argentina». Consultado el 11-05-2006.