Judeocristianos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Judeocristianismo»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Judeocristianismo
Fundador(es) Jesucristo
Tipo Monoteísta
Número de seguidores estimado Desconocido
Religiones relacionadas Judaísmo

Judeocristianos es el nombre que ha dado la historiografía moderna a aquellos cristianos de los primeros siglos después de la muerte de Jesús que optaban por una visión no rupturista del cristianismo en relación al judaísmo, al contrario de las tesis de Pablo de Tarso que apostaban por romper con el judaísmo y que el cristianismo conformase una nueva religión. La visión de Pablo de Tarso es la que finalmente triunfó y la que queda reflejada en el Nuevo Testamento, que se escribe cuando las tesis de Pablo de Tarso ya han triunfado sobre las demás (a partir del año 70 d. C.).

Estos judeocristianos, liderados por algunas figuras tan importantes como Santiago el Menor (considerado a menudo como hermano de Jesús) fueron muy importantes especialmente en el siglo I d.C. en Judea y sobre todo en Jerusalén, donde residía una gran comunidad.

Al ser partidarios de no romper con las tradiciones judías, apoyaban el uso de la circuncisión, eran partidarios de respetar el Sabat y seguían en general los preceptos de la Ley de Moisés.

Los judeocristianos tuvieron duros enfrentamientos con los cristianos seguidores de Pablo de Tarso (llamados paulinos), que eran partidarios de romper totalmente con el judaísmo, para, entre otras cosas, poder difundir mejor el mensaje de Jesús, pues el rechazo que causaba todo lo relacionado con el judaísmo en el mundo de la Antigua Roma, hacía muy difícil difundir el mensaje de Jesús si éste tenía alguna relación con los judíos.

La Gran Revuelta Judía contra los romanos que se sucedió entre los años 66 y 73 d. C. en Judea, provocó que gran parte de la comunidad judeocristiana se viera obligada a dispersarse y a esconderse en zonas periféricas del Imperio Romano. Esto provocó que quedaran aislados de los centros de poder del mundo cristiano y que sus ideas fuesen superadas por las de Pablo de Tarso. A pesar de que hay indicios de que los judeocristianos pervivieron durante los siguientes siglos, su posición fue muy minoritaria y se fueron diluyendo ante el poder de una Iglesia católica que había aceptado los principios paulinos de ruptura con el judaísmo. El cristianismo se convirtió así en una religión totalmente diferenciada de la judía a pesar de que Jesús nunca trató de romper con el judaísmo, sino que predicó por la vuelta a los orígenes del mismo ante la corrupción de sus dirigentes.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]