Isatis tinctoria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Isátide Isatis tinctoria
Isatis tinctoria02.JPG
Flores de Isatis
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Brassicales
Familia: Brassicaceae
Género: Isatis
Especie: I. tinctoria
L.
Isatis tinctoria

Hierba pastel, isatide o glasto, son los nombres comunes para la especie fanerógama Isatis tinctoria de la familia Brassicaceae. Ocasionalmente conocida como «áspide de Jerusalén». Añil, isatide o glastum es también el nombre del colorante azul producido por esta especie.

Es nativa de las estepas y zonas desérticas del Cáucaso, centro de Asia al este de Siberia y oeste de Asia (Hegi), pero actualmente se halla en varias partes del sudoeste y centro de Europa. Es cultivada en Europa, especialmente en el oeste y el sur del continente desde la Antigüedad.

Historia de su cultivo[editar]

Hasta fines del s. XVI, cuando el índigo se pone en el mercado por el desarrollo de las rutas del «Lejano Oriente», el isatide era la única fuente de tintura azul en Europa.

Los primeros hallazgos arqueológicos de semillas datan del Neolítico y se encontraron en la cueva francesa de Audoste, Bocas del Ródano. En asentamientos de la Edad de Hierro en Heuneburg, Alemania, han quedado impresiones de semillas en alfarería. Los enterramientos de Hallstatt, Hochdorf y Hohmichele contienen textiles teñidos con isatide.

Julio César dice en de Bello Gallico que los Britanni usan para marcar sus cuerpos vitrum, pudiendo significar «tatuaje con isatide», aunque más probablemente haga referencia a un tipo de vidrio azul verdoso que era comúm en aquellos tiempos.[1] Los pictos habrían tomado su nombre del latín picti, que significa «pintado popular» o posiblemente «tatuado popular», por su práctica de ir a la batalla desnudos con sus cuerpos pintados o tatuados, lo que ha sido rememorado en la canción británica moderna humorística The Woad Ode (La Oda a Isatide). Sin embargo, estudios más recientes ponen seriamente en duda la presunción de que el isatide fuese el material que los pictos usaron para decorarse el cuerpo. Los experimentos contemporáneos con isatide prueban que no se trabaja bien ni como pintura corporal ni como pigmento de tatuaje. Altamente astringente, al usarse como tatuaje o puesto en microlaceraciones, produce bastante picor y tejido lacerado y, una vez curado, no queda azul. El uso común de estiércol como un ingrediente en el tinte tradicional de isatide lo hace aún más imposible de aplicar en la piel.[1]

En el Mediterráneo se ha utilizado desde muy antiguo la pintura de añil para pintar los cercos de puertas y ventanas, y a menudo también las jambas, dinteles y hasta los umbrales, puesto que el color azul del añil ahuyenta a los insectos.

En excavaciones realizadas en York se ha encontrado un despacho de tinturas con restos de isatide y de plantas del género Rubia datado en el s. X, era vikinga. En tiempos medievales, los centros de su cultivo eran Lincolnshire, Somerset en Inglaterra, Gascuña, Normandía, Somme, el Languedoc (en gran parte conocido como País de la Cucaña ya que cocagne era y es el nombre occitano, y luego en francés de esta planta y su tintura), Bretaña, en la actual Francia; Jülich, Erfurt y Turingia en Alemania; Piamonte y Toscana en Italia. Los ciudadanos de las cinco ciudades del isatide turingias de Erfurt, Gotha, Tennstedt, Arnstadt y Langensalza tuvieron sus propios fueros. En Erfurt, los mercaderes de isatide tuvieron los fondos para crear la Universidad de Erfurt. Una industria tradicional aún imprime con pomada en Turingia, Sajonia y Lusacia hoy: conocida como Blaudruck (literalmente, «impresión en azul»).

Los usos medievales de la tintura no se limitaban a textiles. Por ejemplo, el ilustrador de Lindisfarne Gospels usó una pomada en base a pigmentos para el azul.

Índigo e isatide[editar]

Plantas de Isatis tinctoria en su primer año.

El pigmento azul en pomada es el mismo que la tintura índigo, pero menos concentrada. Con el descubrimiento europeo de las rutas marítimas a la India, grandes cantidades de índigo se importan. Deben surgir leyes en varias partes de Europa para proteger la industria local de esa competencia del mercado del índigo. "En 1577 el gobierno alemán oficialmente prohíbe el uso del índigo, denunciándolo como pernicioso, mortal y corrosivo, la tintura del Diablo."[2] "... antes del receso de la Dieta en 1577: prohíbe usar 'el recientemente inventado, mortal, y corrosivo tinte llamado el tinte del diablo.' Esta prohibición se reitera en 1594 y otra vez en 1603."[3] Con el desarrollo de los procesos de síntesis química, se sintetiza el pigmento, colapsando ambas industrias en los primeros años del s. XX. La última cosecha comercial ocurre en 1932, en Lincolnshire, Bretaña.

En Alemania, hay intentos de usar Isatis para proteger la lana sin químicos peligrosos. También la producción crece en el RU para tintas, particularmente en impresoras a chorro, y tintes, porque es biodegradable y seguro al ambiente, no como muchas tintas sintéticas. Isatis tinctoria es vista como especie invasora en partes de Estados Unidos.

Salud e isatide[editar]

Recientemente, científicos han descubierto que puede usarse en prevenir algunos cánceres, teniendo más de 20 veces la cantidad de glucobrasicina del brócoli.[4] Las hojas jóvenes cuando se laceran pueden producir más glucobrasicina, más de 65 veces como mucho.[5]

Uso etnomedicinal[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Ní Dhoireann, Kym (2004) "The Problem of the Woad". 2 de junio 2007
  2. Lippincott's Magazine of Popular Literature & Science, Vol. 17, Nº 100, abril 1876.
  3. D G Schreber, Historische, physische und economische Beschreibung des Waidtes, 1752, apéndice; Thorpe JF & Ingold CK, 1923, Synthetic colouring matters - vat colours (Londres: Longmans, Green), p. 23
  4. "War paint plant 'tackles cancer'". BBC online, 13 agosto 2006. 2 de junio 2007
  5. "Celts' warpaint may be weapon to beat cancer". The Telegraph, 14 agosto, 2006. 2 de junio 2007

6 J. Miguel Gual López Miscelánea medieval murciana, ISSN 0210-4903, Vol. 10, 1983 , págs. 133-165

Enlaces externos[editar]