La caza del unicornio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El segundo de los siete tapices, a menudo titulado Encuentro del unicornio.

La caza del unicornio, a menudo llamado Los tapices del unicornio, es una serie de siete tapices que datan de 1495–1505. Los tapices muestran a un grupo de nobles y cazadores persiguiendo a un unicornio. Se cree que los tapices se confeccionaron en los Países Bajos meridionales.[1]

Producción[editar]

La captura mística del unicornio, uno de los dos fragmentos.

Los tapices se tejieron con lana hilos metálicos y seda. Los vibrantes colores aún evidentes hoy en día fueron producidos con tres plantas tintoreras: gualda (amarillo), rubia (rojo), y glasto (azul).[2] Un tapiz, La captura mística del unicornio, sobrevive sólo en dos fragmentos.

Historia e interpretación[editar]

Gran parte de la historia de los tapices es discutida y hay muchas teorías sobre su propósito original, incluyendo sugerencias de que los siete tapices no colgaban en origen juntos. Sin embargo, parece probable que fueran un encargo de Ana de Bretaña[3] para conmemorar su matrimonio con Luis XII, rey de Francia.[4]

Las dos principales interpretaciones de los tapices giran en torno al simbolismo pagano y cristiano. La interpretación pagana se centra en la tradición popular medieval de amantes burlados, mientras que los escritores cristianos interpretan el unicornio y su muerte como la Pasión de Cristo. El unicornio ha sido identificado desde hace tiempo como un símbolo de Cristo por los escritores cristianos, permitiendo que el simbolismo tradicionalmente pagano del unicornio se volviera aceptable dentro de la doctrina religiosa. Los mitos originales alrededor de La caza del unicornio se refieren a una bestia con un cuerno que sólo puede ser domado por una virgen; posteriormente, los eruditos cristianos tradujeron esto a una alegoría para la relación de Cristo con la Virgen María.

Los tapices fueron propiedad de la familia La Rochefoucauld de Francia durante varios siglos. John D. Rockefeller Jr. los compró en 1922 por alrededor de un millón de dólares y los donó al Museo Metropolitano de Arte en 1937. Actualmente cuelgan en The Cloisters ("Los claustros") que albergan la colección medieval del museo.[5]

A partir del año 1998, los tapices fueron limpiados y restaurados. En el proceso, se quitó la parte posterior de lino, los tapices fueron bañados en agua, y se descubrió que los colores por la parte posterior estaban aún en mejores condiciones que los de la parte frontal (que eran también bastante vívidos). Se tomaron una serie de fotografías digitales de alta resolución de ambos lados usando una grúa de escaneo customizada diseñada por el asesor del museo Scott Geffert de Imagingetc Inc. y el personal de fotografía del museo que suspendieron una cámara de escaneo en arreglo lineal Leica S1Pro e iluminación sobre el delicado tejido. La parte frontal y trasera de los tapices fueron fotografiadas en segmentos de aproximadamente diez centímetros cuadrados. El tapiz mayor requitió hasta 24 imágenes individuales de 5000×5000 píxeles. Fundir después los datos almacenados en estas fotos requirió los esfuerzos de dos matemáticos, los hermanos Chudnovsky.

Desde enero de 2002, el Estudio de Tapicería del West Dean College ha estado trabajando en una recreación de los tapices de La caza del unicornio. Los tapices serán mostrados en la Queen's Presence Chamber en el castillo de Stirling, parte de un proyecto para dotar al castillo como sería ene l siglo XVI. Los historiadores que estudiaron el reinado de Jacobo IV creen que una serie similar de tapices del "Unicornio" formaron parte de la colección real escocesa. El equipo en el West Dean visitó el Museo Metropolitano de Arte, Nueva York, para inspeccionar los originales e investigaron las técnicas medievales, la paleta de colores y sus materiales. Este proyecto está previsto que se termine en 2014. Los tejedores están trabajando en West Dean (West Sussex) y el en castillo de Stirling.[6]

En la cultura popular[editar]

  • La secuencia de apertura de la película animada del año 1982 El último unicornio fue diseñada haciendo referencia a los tapices, con muchos elementos como la fuente y los leones, así como un estilo en general muy parecido.
  • El séptimo tapiz en la serie (El unicornio en cautividad) aparece brevemente en Harry Potter y el misterio del príncipe, adornando la pared de un corredor cerca de la Sala de Menesteres y también se ve en varias salas comunes (Gryffindor, Slytherin, Ravenclaw y Hufflepuff) con fondos de diferente color.
  • Unos pocos de los tapices se ven en Once Upon A Time, serie de la ABC', una serie de televisión parcialmente ambientada en un mundo de cuentos donde cada criatura mitológica y un personaje de cuentos de hadas se reúnen en un lugar.

Galería[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «The Unicorn Is Found». The Metropolitan Museum of Art. Consultado el 18-05-2009.
  2. Cómo llegaron los tapices al Met en metmuseum.org
  3. Los tapices del unicornio fueron realizados para Ana de Bretaña (PDF)
  4. «Tapestry in the Renaissance: Art and Magnificence». The Metropolitan Museum of Art. Consultado el 09-01-2008.
  5. Preston, Richard (11-04-2005). «Capturing the Unicorn». The New Yorker. Consultado el 18-05-2009. 
  6. «Historic Scotland». The Edward James Foundation. Consultado el 22-04-2009.

Enlaces externos[editar]