Hortus conclusus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Anunciación de fra Angelico, Convento de San Marcos, Florencia

El hortus conclusus (frase que en latín significa "huerto cerrado") es un tema pictórico de Arte cristiano en general, y en particular de la pintura.

Martin Schongauer, 1473, Madonna en jardín de rosas

Se dio en particular en el siglo XV. En él figuran la Virgen y el Niño sentados en un jardín cercado, paradisíaco, en plena floración. El tema está bien representado en la pintura del Gótico internacional, en especial en sus manifestaciones germánicas.

En el campo del arte sacro europeo, el hortus conclusus llegó a ser pronto el símbolo de la virginidad de María, y se encuentra pronto asimilado a las representaciones de la Anunciación y otras escenas de la vida de la Virgen. Se inspira, principalmente, en un pasaje del Cantar de los Cantares, IV, 12: "Hortus conclusus soror mea sponsa hortus conclusus fons signatus" / "Huerto cerrado eres, hermana mía, esposa, jardín cerrado, fuente escondida".

Jardín medieval[editar]

El hortus conclusus es la forma típica también del jardín medieval, ligado sobre todo a monasterios y conventos. Como su propia denominación indica, se trata de una zona verde, generalmente de pequeñas dimensiones y circundada por altos muros, donde los monjes cultivaban esencialmente plantas y árboles para fines alimentarios y medicinales. Menos importante era su función decorativa.

Referencias culturales modernas[editar]

El concepto de "hortus conclusus" se usó para el pabellón del Serpentine Gallery en el 2011, un espacio contemplativo, un jardín dentro de un jardín. Diseñado por el arquitecto suizo Peter Zumthor y el jardín creado por Piet Oudolf, el pabellón es un espacio abstraído del ruido, tráfico y los olores de Londres - un espacio interior donde sentarse, caminar y observar las flores.