William Tyndale

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Guillermo Tyndale»)
Saltar a: navegación, búsqueda


William Tyndale
Bust Of William Tyndale.jpg
Busto de William Tyndale
Nacimiento 1484-1496 (año más probable: 1495).
Slymbridge, cerca de la frontera galesa de Inglaterra
Fallecimiento 6 de octubre de 1536 (entre 41 y 52 años).
Vilvoorde,
cerca de Bruselas,
Bélgica
Causa de muerte muerte en la hoguera
Nacionalidad inglés
Alma máter Universidad de Oxford
Ocupación religioso, traductor
Obras traducción de la Biblia al inglés
[editar datos en Wikidata ]

William Tyndale [ˈtɪndəl] (Slymbridge, 1495 - Bruselas, 6 de septiembre de 1536) era un estudiante de Inglaterra destacado en griego y latín, que llegó a ser una figura clave en el movimiento de la reforma protestante durante los años posteriores a su implantación. Es reconocido por haber traducido la Biblia del griego y hebreo, además de imprimirla en inglés.[1]

Biografía[editar]

William Tyndale nació en Slymbridge, cerca de la frontera galesa de Inglaterra entre 1484 y 1496.

Estudió en Oxford, la misma universidad donde había estado Juan Wiclef más de 120 años antes. Posiblemente la influencia de Wycliffe todavía lo alcanzó e intervino en la formación de sus ideales. En 1515 se graduó como «maestro en artes» (licenciado) en la Universidad de Oxford y posiblemente sus estudios complementarios los realizó en la Universidad de Cambridge. Después de titularse se mudó a Cambridge. Allí posiblemente conoció a Erasmo de Rotterdam, quien estaba terminando su compilación del Novum Instrumentum Omne (el Nuevo Testamento en griego).[2] Además del inglés como lengua materna, en el curso de su vida Tyndale aprendió francés, griego, hebreo, alemán, italiano, latín y español.

Juan Foxe, en su libro Christian Martyrs dice que el estudio de este Nuevo Testamento transformó su vida. Exhortando a unos sacerdotes sobre la importancia de estudiar la Biblia, un sacerdote le dijo: «Sería mejor estar sin la ley de Dios que sin la ley del papa». Frustrado Tyndale contestó: «Desafío al papa y todas sus leyes; y si Dios me permite, algún día haré posible que el muchacho que maneja el arado en Inglaterra, sepa más de la Escritura que el papa mismo».

Tyndale se dispuso a traducir el Nuevo Testamento al inglés de la gente común. Como base tradujo del Nuevo Testamento griego de Erasmo. Pronto se dio cuenta de que en Inglaterra tal proyecto no era aceptable. Inglaterra permaneció fiel al catolicismo hasta que el rey Enrique VIII rompió con Roma en 1534, por asuntos maritales.[3]

Acudió al obispo de Londres, Cuthbert Tonstal, para conseguir permiso de hacer el proyecto en su palacio. El obispo fríamente le dijo que no había lugar para tal cosa en su palacio. Con tristeza Tyndale dijo: «Percibí que no solamente en el palacio del obispo de Londres, sino en toda Inglaterra no había lugar para tratar de traducir las Escrituras».

En 1521 fue ordenado sacerdote católico, trabajando como preceptor de los hijos de Sir John Walsh, hasta 1523.

Decidido a hacer su traducción al inglés de Biblia, salió de Inglaterra y se trasladó a Colonia para seguir su proyecto. Trabajó con tanta diligencia que al año siguiente presentó su manuscrito del Nuevo Testamento al impresor en Colonia. En secreto empezaron a hacer las placas para imprimir el libro. Pero un sacerdote, Cochlaeus, escuchó un rumor de que estaban por imprimir el Nuevo Testamento. Cochlaeus avisó a las autoridades que pronto confiscaron las láminas antes de que pudieran imprimirlas. Pero Tyndale recogió las láminas preciosas y apenas escapó antes de que las confiscaran. Huyó a Worms y allí en 1526 logró imprimir 3000  ejemplares del Nuevo Testamento.

Tyndale empezó a enviar sus libros preciosos en cajas, en barriles, en paquetes de ropa, en sacos de harina, y cuanta manera podía imaginar para que llegaran clandestinamente a Inglaterra. En mayo del mismo año los primeros llegaron a Inglaterra. Unos meses después se distribuía en muchas partes. Cochlaeus había avisado al clero inglés y cuando se dieron cuenta de que estaban llegando los libros, pusieron guardas en todos los puertos para confiscarlos antes de que entraran al país. Muchos fueron descubiertos y quemados en una ceremonia solemne en St Paul’s Cross en Londres. Pero a pesar de tanta oposición, muchos llegaron a manos de la gente. Al ver que no lo podían impedir, Cuthbert Tonstal, el obispo de Londres, le dio dinero a un mercader amigo de Tyndale para que le comprara el resto de los Testamentos que le quedaban. Esos los destruyeron, pero el dinero recibido por la venta sirvió para que Tyndale dispusiera de más fondos y los dedicara a imprimir más. Los tres años siguientes pudo imprimir 18,000 ejemplares. Hoy sólo hay constancia de la existencia de dos ejemplares.

Al fin, en mayo de 1535, los enemigos de Tyndale lo capturaron y lo encarcelaron en el castillo de Vilvoord cerca de Amberes, Bélgica. Desde allí escribió al gobernador:

Si tengo que permanecer aquí durante el invierno, que me haga el favor de pedirle al procurador que si fuera tan amable de enviarme, de mis bienes que tiene en su posesión, una gorra más caliente, porque sufro extrema y constantemente de un catarro, que empeora por las condiciones de esta celda. También un abrigo más caliente, porque el que tengo es muy delgado, también un pedazo de tela para remendar mis polainas; mis camisas también están gastadas.

El 6 de octubre de 1536 lo sacaron de su celda para ejecutarlo. Lo amarraron a una estaca. Primero lo ahorcaron y después quemaron su cuerpo.

Etapa en Inglaterra[editar]

En la época de Tyndale, el pueblo (vulgar) no contaba con la educación superior, los estudios se realizaban en latín (lengua de la Iglesia y de las Escrituras) y, con respecto a esta última, el asunto era más delicado (estaba prohibida la traducción y lectura de la Biblia en lengua vernácula, salvo que hubiese permiso del episcopado) de acuwrdo con las Constituciones de Oxford.

Había precedentes en el sentido de que, por atreverse a contravenir esta «ley», gran número de lolardos acabaron en la hoguera por leer y distribuir la Biblia de John Wickliffe (una versión inglesa de la Vulgata).[4]

Además, los aires que procedían de la Europa continental (la labor reformadora de Lutero) hacían que se sembrara gran inquietud en la Iglesia católica de Inglaterra.

William Tyndale llevó una carta de presentación al obispo Tunstall (sabía que era docto y había apoyado a Erasmo). Sin embargo, para sorpresa suya, ni la carta de presentación, ni la solicitud por escrito para una entrevista, tuvieron respuesta.

A Tyndale se le conocía por sus críticas contra la ignorancia y el fanatismo de los eclesiásticos. También se sabía de un careo que sostuvo con un jerarca eclesiástico, hasta tuvo que comparecer ante el administrador de la diócesis de Worcester por falsas acusaciones de herejía. Posiblemente todo esto hizo que el obispo Cuthert Tunstall rechazara recibir a Tyndale.

No pasó mucho tiempo hasta que Tyndale viera la necesidad de marcharse de Inglaterra si quería conseguir su meta: 'traducir al inglés el Nuevo Testamento. En 1521 se marchó de la isla para nunca volver.

Etapa en la Europa continental[editar]

William Tyndale halló asilo en Alemania (se desconoce el lugar, aunque los indicios apuntan a Hamburgo). Con la ayuda económica de Monmouth, comerciante amigo suyo, puede costear la impresión de las Escrituras Griegas, confiando esta labor a Quentall, de Colonia. Un enemigo llamado Dobneck ―conocido por Cochlaeus― al tanto del asunto, comunicó a un amigo del rey Enrique VIII lo que Tyndale pretendía hacer. Enseguida se hicieron las gestiones para prohibir la impresión de Quentall. Tyndale y su ayudante William Roye escapan para salvar la vida, retomando de nuevo el trabajo de impresión en Worms (Alemania), donde por fin se finaliza y consigue la traducción al inglés del Nuevo Testamento.

Una vez traducido e impreso todo el texto del Nuevo Testamento, se esforzó en introducirlo en Inglaterra, lo que se consigue por medio del contrabando en mercancías de barcos con destino a la isla. Los envíos que se interceptaban iban directamente a la hoguera (los agentes eclesiásticos estaban decididos a impedir la entrada de la versión de Tyndale). El 11 de febrero de 1526, el cardenal Wolsey, acompañado de obispos y prebostes, se reunió cerca de la Catedral de San Pablo de Londres, para ver cómo se quemaban los libros y publicaciones, entre ellos ejemplares del Nuevo Testamento de Tyndale, en un claro desafío a todo lo que se opusiera a la Iglesia. Tyndale realizó nuevas ediciones de su versión, que fueron sistemáticamente confiscadas y quemadas por el clero.

Entre 1526 y 1528 se marchó a Amberes, quedándose en casa de su amigo y benefactor Thomas Poyntz, donde estuvo a salvo por un tiempo de las intrigas del cardenal Wolsey. Duraría poco, pues un tal Henry Phillips (inglés) logró ganarse la confianza de Tyndale y lo traicionó en 1535 (arrestándolo y encarcelándolo en el castillo de Vilvoorde, donde permaneció preso 16 meses).

Ejecución de Tyndale.

Se cree que fueron publicados unos 6000 ejemplares de la primera edición del Nuevo Testamento de Tyndale. Hoy, solo quedan dos ejemplares de esta primera edición de la traducción de Tyndale: uno completo (aunque carece de portada) que se halla en la Biblioteca Británica; el otro, al que le faltan 71 páginas, se encuentra en la biblioteca de la Catedral de San Pablo (nadie sabe cómo llegó allí).

La comisión que juzgó a William Tyndale estaba compuesta por tres teólogos de la Universidad Católica de Lovaina, donde había cursado estudios el tal Henry Phillips (quien lo había traicionado), tres canónigos lovanienses y tres obispos, además de otros dignatarios.

Se le condenó por herejía y fue suspendido del sacerdocio católico. Fue ejecutado por estrangulamiento y luego quemado en público el 6 de septiembre de 1536.

¿Qué tenía de especial la versión del Nuevo Testamento de Tyndale?[editar]

A diferencia de la Vulgata (una versión muy opaca del Nuevo Testamento), la versión de Tyndale del texto original griego mostraba un lenguaje accesible y clarificador en inglés.

  • Insistió en emplear «congregación» y no «iglesia», a fin de destacar que se refería a los 'fieles' y no a los 'templos'.
  • Tradujo el vocablo griego agápe en el capítulo 13 de la Primera carta a los corintios por ‘amor’ en vez de ‘caridad’.
  • También se sustituyó el término «sacerdote» por «anciano» y de «hacer penitencia» por «arrepentirse» (todo esto despojaba al clero de su pretendida autoridad sacerdotal).

No aparecen expresiones como purgatorio, penitencia, confesión auricular, etc. La traducción de Tyndale fue todo un desafío en una época donde imperaba el fanatismo religioso.

Lo que dicen algunos autores de Tyndale[editar]

Como traductor, Tyndale fue sobresaliente por su buen juicio. Aunque trabajó en medio de condiciones muy adversas ―en las fronteras de lo que se conocía de los idiomas bíblicos en su tiempo― realizó traducciones que fijaron el modelo para todos los traductores al inglés que le siguieron.

Gerald Hammond, en The making of the English Bible (‘cómo se hizo la Biblia inglesa’), págs. 42 y 43

La honradez, sinceridad e integridad escrupulosa de Tyndale, su sencilla franqueza, su mágica simplicidad fraseológica, su modesta música, han dado a su texto una autoridad que se ha impuesto en todas las versiones posteriores. [...] Nueve décimos del Nuevo Testamento Autorizado [King James Version] es todavía la mejor obra de Tyndale.

The Bible in its ancient and English versions, pág. 160

Escritos de William Tyndale[editar]

  • The parable of the Wicked Mammon (‘parábola del malvado Mammón’).
  • The obedience of a christian man (‘la obediencia del cristiano’).
  • The practice of prelates (‘la práctica de los prelados’).
  • Traducción al inglés de una edición del Pentateuco.
  • Traducción al inglés de todo el Nuevo Testamento.

Referencias[editar]

  1. Yale University Press. (2012). «William Tyndale - Daniell, David - Yale University Press.» (en inglés). Consultado el 17 de julio de 2014. «William Tyndale (1494-1536) was the first person to translate the Bible into English from its original Greek and Hebrew and the first to print the Bible in English, which he did in exile.».
  2. El erudito neerlandés Desiderio Erasmo produjo la primera edición impresa completa del texto griego en 1516. Erasmo deseaba que la Biblia «se tradujera a todos los idiomas»; sin embargo, no se decidió a arriesgar su enorme popularidad traduciéndola él mismo.
  3. En 1521, el rey Enrique VIII había editado un enérgico tratado en el que defendía al papa católico y arremetía contra el protestante Lutero.
  4. En 1546, el Concilio de Trento reiteró que la Vulgata latina, que Jerónimo había realizado en el siglo V, era la única versión que debía utilizarse.
  • Daniel, David: «William Tyndale», artículo en inglés en el Oxford Dictionary of National Biography. Oxford University Press, 2004.
  • William Tyndale―A Biography (bibliografía de William Tyndale).
  • «William Tyndale: sagaz erudito», artículo del 15 de noviembre de 1995 en The Watchtower (Atalaya), la revista de los testigos de Jehová.

Enlaces externos[editar]