John Foxe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
John Foxe
John Foxe from NPG cleaned.jpg
Nombre de nacimiento John Foxe
Nacimiento 1516
Boston, Inglaterra
Defunción 8 de abril de 1587
Nacionalidad Inglés
Ocupación Sacerdote protestante
Lengua de producción literaria Latín
Lengua materna Inglés
Género Religioso (protestante)
Cónyuge Agnes Randall
Descendencia Samuel Foxe
[editar datos en Wikidata ]

John Foxe (1516 - 8 de abril de 1587) es recordado por ser el autor del famoso Libro de los Mártires, que es un compendio de los mártires cristianos a lo largo de la historia, con énfasis en el sufrimiento de los protestantes ingleses desde el siglo XIV hasta el reinado de María I de Inglaterra.

La popularidad del libro y su frecuente lectura de los puritanos ingleses ayudó a moldear la opinión popular sobre el catolicismo durante varios siglos.

Educación[editar]

Foxe nació en Boston, Lincolnshire, Inglaterra en el seno una familia relativamente pudiente. Él ha sido un hijo especialmente estudioso y devoto.[1]

Alrededor de 1534, a los 16 años, John Foxe entró en el Colegio Brasenose de la Universidad de Oxford, donde fue alumno de John Harding o Hawarden. En 1535 Foxe fue admitido al Colegio Magdalena donde pudo mejorar su latín y colaborar como instructor menor. Progresó en la universidad como profesor a prueba en julio de 1538y se convirtió en profesor en julio del año siguiente.

Foxe completó su licenciatura el 17 de julio de 1537, su grado de maestría en julio de 1543 y fue catedrático de lógica en 1539-40.[2]

Una serie de cartas manuscritas de Foxe presuntamente escritas entre 1544-45 muestran a un hombre "de disposición amigable y simpatías cálidas, profundamente religioso, ardiente estudioso y con gran celo para hacer conocidos con los demás estudiosos".[3] Cuando alcanzó los 25 años de edad, había leído los clásicos griegos y latinos, los escritos escolásticos, la ley canónica y poseía cierto dominio del idioma hebreo.[4]

Renuncia a Oxford[editar]

Foxe dimitió de su universidad en 1545, al hacerse evangélico y por tanto aceptar las creencias condendas por la Iglesia de Inglaterra bajo Enrique VIII.[5] Después de un año de cátedras públicas, Foxe fue forzado a tomar las santas órdenes para las festividades del arcángel San Miguel en 1545 por lo que quizás su oposición al celibato clerical haya sido la razón de su renuncia. También se dice que pudo haber sido expulsado como parte de una limpieza de miembros protestantes, aunque los registros del colegio muestran que renunció por voluntad propia y "ex honesta causa". El cambio temporal de opinión religiosa causó una ruptura de las relaciones con su padrastro y puso puesto su vida en peligro, ya que Foxe presenció la quema de William Cowbridge en septiembre de 1538.

Después de abandonar lo que parecía una carrera académica prometedora, pasó por un período de grandes necesidades. Hugh Latimer invitó a Foxe para que viviera con él, pero él se colocó como tutor en el hogar de Thomas Lucy de Charlecote, cerca de Stratford-upon-Avon en donde contrajo nupcias con Agnes Randall el 3 de febrero de 1547. Es posible que debido a eso haya dejado su puesto como tutor.

Vida en Londres bajo el reinado de Eduardo VI[editar]

La condición de Foxe mejoró tras la muerte de Enrique VIII en enero de 1547 y la posterior ascensión Eduardo VI que trajo la formación del Consejo Privado del Reino Unido dominado por protestantes a favor de la Reforma. A finales de 1547, Foxe se trasladó a Londres y completó tres traducciones de sermones protestantes publicados por Hugh Singleton.[6] En este período, Foxe encontró apoyo de María Fitzroy, la duquesa de Richmond, que lo empleó como profesor particular de los niños huérfanos de su hermano, Henry Howard, católico que había sido ejecutado por traición en enero de 1547. Los niños eran Thomas, futuro cuarto duque de Norfolk y valioso amigo de Foxe; Jane, que llegaría a ser Condesa de Westmorland; Henry, posteriormente Conde de Northampton; y Charles, que comandaría la flota inglesa contra la Armada española. Mientras Foxe permaneció en Inglaterra, vivió en Mountjoy House en el castillo de Reigate, propiedades de la duquesa.

Foxe fue ordenado diácono por Nicholas Ridley el 24 de junio de 1550 y su círculo de amigos, asociados, y partidarios en este tiempo incluyó a John Hooper, William Turner, John Rogers, William Cecil, y John Bale quien se convirtió en un amigo cercano y "ciertamente motivó y posiblemente guio" a Foxe en su primer trabajo sobre la martirología.

Entre 1548 a 1551, Foxe escribió un tratado contra la pena de muerte por adulterio y otro en apoyo a la excomunión eclesiástica de aquellos quienes creía "guardaban una ambición velada bajo la cubierta del protestantismo". También intentó, aunque sin éxito, tratar de evitar dos ejecuciones en la hoguera por motivos religiosos durante el reinado de Eduardo VI.


Exilio bajo María I[editar]

Con el ascenso de María I en julio de 1553, Foxe perdió la tutoría cuando el abuelo de los niños, Thomas Howard, III duque de Norfolk, fue liberado de prisión. Foxe se mantuvo cauteloso, pues sabía que había cometido un error al haber escrito libros protestantes mientras el clima político empeoraba, e incluso se sintió personalmente amenazado por el obispo Stephen Gardiner.

Escapando de oficiales enviados para su arresto, se fugó por mar junto a su esposa encinta desde Ipswich hasta Nieuwpoort. Viajó de ahí a Amberes, Róterdam, Fráncfort y Estrasburgo a donde arribó en julio de 1554. En Estrasburgo, Foxe publicó una historia en latín de las persecuciones cristianas, bosquejo que trajo de Inglaterra y que "se convirtió en el primer esbozo de sus Actos y Monumentos".[7]

En el otoño de 1554 Foxe se mudó a Fráncfort donde sirvió como predicador para refugiados en la ciudad. Ahí fue arrastrado contra su voluntad a amargas disputas teológicas. Un lado apoyaba la liturgia basada en el Libro de Oración Común mientras que el otro promovía los modelos reformados promovidos por Calvino. El segundo grupo, liderado por John Knox, recibió el apoyo de Foxe, mientras que el primero fue liderado por Richard Cox. Después de un tiempo, Knox fue expulsado y en el otoño de 1555 Foxe y otros veinte partidarios abandonaron Fráncfort. Aunque Foxe apoyaba a Knox, expresó su disgusto por la "violencia de los lados en disputa".

Cuando se mudó a Basilea, Foxe trabajó con sus compañeros John Bale y Lawrence Humphrey, que revisaron sus escritos y completó el drama religioso "Christus Triumphans" (1556) en verso latino. Sin embargo, a pesar de las aportaciones económicas ocasionales de los mercantes ingleses en el continente, parece ser que Foxe vivió de forma muy apretada y pobre.[8]

Al recibir reportes de Inglaterra sobre la persecución religiosa que se llevaba a cabo, escribió un panfleto urgiendo a la nobleza inglesa hacer uso de su influencia con la reina para detenerla. Foxe temía que la petición fuera inútil, temor que se confirmó.[9] Cuando su amigo Knox atacó a María Estuardo en su ahora famoso The First Blast of the Trumpet Against the Monstrous Regiment of Women, Foxe criticó la "ruda vehemencia" de Knox aunque ello no causó problemas en su amistad.[10]

Regreso a Inglaterra[editar]

Al morir María I en 1559, Foxe no tenía prisa por regresar a casa y esperó para ver si el cambio sería permanente. Adicionalmente, se encontraba en una condición de pobreza tal que le era incapaz de viajar con toda su familia hasta que le fuera enviado dinero.[11] De regreso, vivió diez años en Aldgate, Londres, en casa de su antiguo pupilo Thomas, ahora duque de Norfolk.[12] Foxe rápidamente se asoción con John Day, el impresor de obras religiosas controversiales, al tiempo que trabajó en una nueva martirología que eventualmente se convertiría en el Libro de los Mártires.

Foxe fue ordenado sacerdote por su amigo Edmund Grindal, ahora obispo de Londes, pero al ser puritano, y al igual que muchos exiliados, tenía escrúpulos sobre la vestimenta clerical impuesta por la reina en 1559. Muchos de sus amigos eventualmente se adaptaron, pero Foxe era de mente más persistente y mantuvo su oposición.

Actes y monumentos (libro de Foxe de Martyrs)[editar]

Primera edición[editar]

La primera edición inglesa del Actes y los monumentos fue un trabajo histórico sin precedente en inglés. Ésta poseía 1800 páginas. El título completo es "Actes y monumentos de este Dayes último y peligroso, las materias conmovedoras de la iglesia". Era y sigue conocido comúnmente como libro de Foxe de Martyrs.

Varios errores gruesos que habían aparecido en la versión latina, y habían estado desde siempre, fueron corregidos en esta edición. Su renombre era inmenso. La persecución de Marian todavía estaba fresca en las mentes de los hombres, y la narrativa gráfica intensificaba en sus lectores numerosos el odio feroz de España y de la inquisición, que era una de las pasiones principales del reinado.

Segunda edición[editar]

La segunda edición de Actes y de los monumentos recibió una fuerte oposición por parte de los escritores católicos Thomas Harding y Thomas Stapleton, y de muchos en general.

Foxe basó sus relatos de los mártires en parte en documentos e informes auténticos de los ensayos, y en declaraciones recibió directo de los amigos de las víctimas, pero él trabajó bajo presión de horario que publicaban y no trabajaba bajo nociones modernas de la neutralidad o de la objetividad como ideales en historiografía, que son problemáticos en la su propia derecha. La madera del à de Anthony dice que Foxe “creyó y divulgó todo que le fue dicho, y hay cada razón de suponer que lo engañaron adrede, y engañado continuamente por los que querían desacreditarlo en sus trabajos,” solamente él admite que el libro es un monumento de su industria, de su investigación laboriosa y de su piedad sincera. Muchos errores se cometieron debido al descuido, a los apremios del tiempo.

Debe, sin embargo, ser recordado que Foxe abogó en favor del antibaptismo holandés.

Terminar el texto del libro: Wikisource: Libro de Foxe de Martyrs

Vida bajo el reinado de Isabel I[editar]

El 22 de mayo de 1563, poco después de que la primera edición de Actas y Monumentos fue publicado, Foxe fue designado presbítero de Shipton en la catedral de Salisbury, en reconocimiento de sus logros. Foxe nunca visitó la catedral y no realizó ningún deber asociado a la posición excepto designar un vicario.

Antes de 1565 Foxe se vio envuelto contra su voluntad en la querella de las vestiduras conducida en aquel momento por su asociado Crowley. El nombre de Foxe estaba en una lista de “predicadores santos que han abandonado completamente el Anticristo y todos sus trapos de Romanos” (es decir, los Puritanos tempranos) entregada a Lord Robert Dudley entre 1561 y 1564 (universidad de Magdalene, Cambridge, biblioteca de Pepys, “papeles del estado”, 2.701). Él era uno de los veinte clérigos que solicitaron el 20 de marzo de 1565 para que les autorizaran a no usar vestiduras, pero a diferencia de otros, Foxe no tenía nada que perder cuando el arzobispo Parker hizo cumplir su voluntad. Cuando Crowley perdió su posición en el St Giles-sin-Cripplegate, Foxe le dio su apoyo.

En algún momento antes de 1569, Foxe abandonó la casa de Norfolk y se estableción en una residencia propia en Grub Street. Esta mudanza tuvo probablemente que ver con sus preocupaciones por las acciones de Norfolk que condujeron a su encarcelamiento en la Torre el 8 de octubre de 1569 y su posterior condena a muerte, en 1572 tras la Conspiración de Ridolfi. Foxe y Alexander Nowell asistieron a Norfolk hasta su ejecución, que tuvo lugar el 2 de junio de 1572.

En 1577, Foxe predicó ante la Cruz de Pablo en Viernes Santo que desembocó en una denuncia presentada por el embajador francés ante la reina Isabel basándose en que Foxe había defendido el derecho de los hugonotes franceses a tomar las armas contra su rey. Foxe replicó diciendo que únicamente si el rey de Francia no permitía a ningún poder extranjero (refiriéndose al Papa) gobernar sobre él, los Protestantes franceses inmediatamente depondrían las armas.

Foxe era uno de los estudiantes más tempranos del idioma anglosajón, y en 1571 publicó una edición de los Evangelios en Anglosajón bajo patrocinio del arzobispo Parker.

Foxe murió el 8 de abril de 1587 y fue enterrado en St. Giles, Cripplegate.

Otras publicaciones y papeles[editar]

Una lista de sus sermones latinos es dada por Wood, y otros, algunos de los cuales nunca fueron impresos, aparecen en Catalogus de la bala de Juan. Cuatro ediciones del Actes y los monumentos aparecieron en el curso de la vida de Foxe. La octava edición (1641) contiene una memoria de Foxe que pretende estar escrita por su hijo Samuel. El manuscrito está en el museo británico (manuscrito 388 de Lansdowne).

La profesión de escritor de Samuel Foxe es disputada. S.R. Maitland se opone a esa cuestión con muchas pruebas.

La edición moderna más conocida del Martyrology es la de 1837-1841, con una biografía introductoria de Canon George Townsend. Las inexactitudes numerosas de esta biografía y los errores frecuentes de la narrativa de Foxe fueron expuestos por S.R. Maitland en una serie de notas sobre las contribuciones de George Townsend, a la nueva edición del Martyrology del zorro. (Véase la controversia de Maitland.) la crítica prodigó en la edición de Cattley y de Townsend conducida a un nuevo (1846-1849) bajo misma dirección editorial. Un nuevo texto preparado por el inversor de corriente Josiah Pratt fue publicado (1870) en la “serie de la reforma” de los historiadores de la iglesia de Inglaterra, con una versión revisada de la vida y de los apéndices de Townsend que daban las copias de documentos originales. Una edición más última fue producida por W. Grinton Berry (1907), pero ningunos de éstos satisfacen necesidades y los requisitos de estudiante contemporáneos para las ediciones críticas. Así recientemente, (1990-) se renovó el interés en Foxe mientras que una figura seminal en estudios modernos tempranos creó una demanda para una nueva edición crítica del Actes y de los monumentos que no se basa solamente en una de las ediciones . A tal efecto, el libro del Foxe de la edición de Variorum de los Martyrs fue concebido y es parcialmente completo.

Esta edición de la que se hablaba recientemente ha sido impresa en 2008.

Los papeles de Foxe se preservan en las colecciones de Harleian y de Lansdowne en el museo británico. Los extractos de éstos fueron corregidos por J.G. Nichols para la sociedad de Camden (1859). Véase también los inviernos del W., notas biográficas sobre Juan Foxe (1876); James Gairdner, historia de la iglesia inglesa en el decimosexto siglo.

Fuentes[editar]

Bibliografía[editar]

  • Diccionario de Oxford de la biografía nacional
  • J.F. Mozley, Juan Foxe y su libro (Londres: SPCK, 1940)
  • MacLure, Millar, registro de sermones predicó en la cruz 1534-1642 de *Paul, revisada y ampliada por Peter Pauls y Jackson Campbell Boswell (Ottawa: Dovehouse Editions, 1989)

Referencias[editar]

  1. . F. Mozley, "John Foxe and His Book" (New York: Macmillan Company, 1940), 13. Después del trabajo escolar, los niños salían a jugar, "John se quedaba detrás, y al buscarle, se le hallaba en la iglesia orando o estudiando un libro"
  2. Foxe escribió varios obras en latín sobre temas bíblicos, de los cuales el Cristo triunfante (De Christo triumphante), drama alegórico sobre la historia de la iglesia fue impreso en Londres en 1551 y por Oporinus en Basel en marzo de 1556. Se estrenó en Cambridge y Oxford en la década de 1560. La obra fue traducida al francés en 1562 y al inglés en 1579. Esta última traducción fue producida por Richard Day, hijo de John Day, quien antaño publicó Actes and monuments de Foxe. La obra literaria de este autor más antigua que se conserva es Titus et Gesippus (1544), una comedia latina basada en Boccaccio.
  3. Mozley, p. 18
  4. Mozley, p. 20
  5. Foxe rechazaba asistir a misa. Otros evangélicos de renombre en el colegio Magdalena fueron Henry Bull, Laurence Humphrey, fabricante de vinos de Thomas, y Robert Crowley.
  6. Un sermón fue escrito por Martín Lutero (ESTC 16983), y otro por Urbannus Regius: Una instrucción de la fe cristiana (ESTC 120847).
  7. Mozley, p. 42
  8. Mozley, 51.
  9. El panfletoAd inclytos ad praepotentes Angliae proceres ... supplicatio (1557) se publicó en la editorial de Oporinus.
  10. Mozley, 58.
  11. Mozley, p. 61.
  12. Mozley, 62. Howard mantuvo un afecto sincero por su tutor y le otorgó una pequeña pensión durante en su testamento años después cuando fue ejecutado por traición.