Guerras moscovita-lituanas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Guerras moscovita-lituanas (en ruso: Русско-литовские войны, lituano: karai su maskoliais), también conocidas como Guerras ruso-lituanas, Guerras moscovitas o Guerras lituanas.[1] fueron una serie de guerras entre el Gran Ducado de Lituania, aliada con el Reino de Polonia, contra el Gran Ducado de Moscú. Después de varias derrotas a manos de Iván III de Rusia y de Basilio III, los lituanos cada vez dependían más de la ayuda polaca, lo que finalmente se convirtió en un importante factor para que se diera la creación de la Mancomunidad de Polonia-Lituania. En la primera serie de guerras del siglo XV, los lituanos ganaron el control de muchos terrtorios del Rus, desde Kiev a Mozhaisk, pero con el curso de las guerras, particularmente en el siglo XVI, los rusos fueron capaces de expandir sus dominios hacia occidente tomando el control de muchas de las tierras que habían formado parte del Rus de Kiev.

Antecedentes en el siglo XIV[editar]

Rusia y Lituania habían estado involucradas en una serie de conflictos desde el reinado de Gediminas, quien derrotó a una coalición de príncipes rusos del oeste (rutenos) en en el río Irpen y asedió Kiev, la antigua capital del Rus de Kiev. A mediados del siglo XIV, una Lituania en expansión había absorbido Chernigov y Severia. Algirdas, el sucesor de Gediminas, se alió con el Gran Ducado de Tver y dirigió tres expediciones contra Moscú, contra el joven Gran Príncipe de Moscú Dmitri Donskói, que siempre tuvo éxito en desbaratarlas.

Las primeras incursiones de tropas lituanas en el principado de Moscú se dieron en 1363. En 1368 Algirdas dirigió la primera expedición importante contra Moscú. Habiendo devastado la frontera rusa, el príncipe lituano derrotó a las tropas del príncipe de Starodub Simeón Dmitriévich Kapriva y las del príncipe de Obolensk Konstantín Yúrievich. El 21 de noviembre puso en retirada a los centinelas rusos en el río Trosna. de todos modos Algirdas no posñia sitiar el Kremlin de Moscú. Las tropas de Algirdas saquearon la zona alrededor de la ciudad y capturaron a una parte significativa de la población moscovita. En 1370 Algirdas organizó otra expedición contra Moscú, devastando la zona de Volok Lamsky. El 6 de diciembre puso sitio a Moscú. Habiendo recibido la información de que el príncipe Vladimir Andreyévich venía en ayuda de Moscú, Algirdas volvió hacia Lituania. En 1372 Algirdas atacó Moscú otra vez, llegando hasta Lubutsk. Sin embargo, el príncipe Dmitri Donskói derrotó a las tropas de Algirdas y los lituanos firmaron una armisticio. En 1375 los lituanos devastaron el principado de Smolensk.[2]

Algunos personajes de Moscú deseaban obtener el control sobre todos los territorios que una vez formaran parte del Rus de Kiev, muchos de los cuales estaban en ese momento bajo el control de Lituania (incluyendo los territorios de la actual Bielorrusia y de Ucrania). Asimismo, Moscú deseaba expandir su acceso al Mar Báltico, una ruta comercial de importancia creciente. Por estas razones, los conflictos entre Lituania y Rusia estaban sólo en su comienzo.[3] [4] [5]

Basilio I vs. Vitautas el Grande[editar]

Los conflictos se reanudaron durante el reinado del hijo de Dimitri, Basilio I, que estaba casado con Sofía de Lituania la única hija del Gran Duque Vitautas. En 1394, Vitautas devastó el Gran Ducado de Riazán, reduciendo a cenizas muchos asentamientos. En 1402, las hostilidades con su yerno se iniciaron por el control del Ducado de Smolensk. Después de que Vitautas capturara su capital, Yuri de Smolensk huyó a la corte de Basilio intentando conseguir su ayuda para recuperar Smolensk. Basilio dudó hasta que Vitautas conquistó también Pskov. Alarmado por la expansión continua de Lituania, Basilio envió a su ejército para ayudar a los habitantes de Pskov contra su suegro. Los ejércitos ruso y lituano se encontraron cerca del río Ugrá pero ninguno de los comandantes se aventuró a entablar batalla. Se acordó una paz, por la que Vitautas conservaba Smolensk

Primera guerra (1492–1494)[editar]

Los papeles se invirtieron durante el reinado de Iván III, quien pretendía recuperar los territorios familiares de la Casa de Rurik, las tierras que había formado parte del Rus de Kiev.

El Gran Duque de Lituania Casimiro IV, para presionar a Iván III, alcanzó un acuerdo con Ajmat, el kan de la Horda de Oro. En 1472 el kan atacó el principado de Moscú y destruyó la ciudad de Aleksin. En 1480, planeando una gran campaña contra Moscú, el kan pasó con sus tropas a través de los territorios de su aliado Casimiro, hasta la frontera lituano-moscovitas en el río Ugrá. En noviembre, después del Gran choque sobre el río Ugrá, el kan se retiró. Esto puso fin al dominio mongol en Rusia.[6]

Iván se alió entonces con Mengli Girai, el kan de Crimea, y atacó el sur de Lituania en 1492. Los rusos se las arreglaron para mantener el control sobre muchas localidades, hasta que se acordó una tregua en 1494. Bajo los términos de la tregua, Alejandro de Lituania se casó con Elena, hija de Iván III.

Segunda guerra (1500–1503)[editar]

Las hostilidades se reanudaron en 1499 después de que unos cuantos vasallos ortodoxos de Lituania se quejaran de la opresión religiosa de Alejandro I (que era un firme católico que a pesar de sus obligaciones incluso intentó convertir a su mujer Elena, la hija de Iván III, al catolicismo), y se pasaron a Moscú, que aceptó su juramento de fidelidad. Los rusos se internaron en el territorio consiguiendo capturar ciudadelas como Toropets y Dorogobuzh pero siendo incapaces de hacer los mismo con Smolensk. Después de que Iván consiguiera dar un buen golpe en la Batalla de Vedrosha a los lituanos, estos se vieron obligados a ceder a Rusia las tierras alrededor del río Oká, las ciudades de Vyazma, Chernigov y Nóvhorod-Siverski con las tierras cercanas (cerca del río Desná), así como las tierras al este de Smolensk (cerca de un tercio de las tierras del Gran Ducado de Lituania). Después de esta serie de derrotas, los magnates de Lituania - que estaban en unión personal con el Reino de Polonia- pidieron ayuda a Polonia. Polonia se la brindó, lo que daría inicio a una larga serie de guerras entre Polonia (aliada de Lituania) y Rusia.

Tercera guerra (1507–1508)[editar]

Batalla de Orsha en 1514. Pintor desconocido, óleo sobre lienzo, alrededor de la década de 1520.

Los ejércitos del aliado de Moscú, el janato de Crimea, invadieron las tierras lituanas en 1506, siendo derrotadas seriamente en la Batalla de Kletsk por el Mariscal de Corte de Lituania Mykolas Glinski.

Mientras tanto, el rey Alejandro murió y los tronos de Polonia y Lituania fueronheredados por Segismundo I el Viejo; Rusia a su vez fue heredada por Basilio III que reanudó las hostilidades con Lituania. El kan de Crimea no estaba satisfecho con las vistorias rusas y cambió su alianza hacia Polonia. Antes de que Segismundo estuviera totalmente envuelto en el conflicto, el magnate lituano Glinski se rebeló e intentó ganar Vilna para Rusia en 1507.

La guerra continuó hasta 1508, cuando Glinski fue derrotado en Vilna, y consecuentemente en Minsk y Orsha, debiéndose retirar con sus aliados rusos ante el avance del ejército polaco-lituano, finalizando la guerra con el inconclusivo "tratado de paz eterno" del 8 de octubre de 1508 que mantenía los acuerdos territoriales del tratado de 1503.

Cuarta guerra (1512–1522)[editar]

En 1512 Rusia invadió el Gran Ducado de Lituania otra vez. Al principio los rusos no consiguieron capturar Smolensk, pero lo conseguirían dos años después en 1514, con la ayuda de Glinski, tomaron el control de la ciudad, tras tres meses de asedio. A partir de entonces, Rusia sufrió una serie de derrotas. Primero en 1512, el Gran Hetman de Lituania, Konstanty Ostrogski, saqueó Severia y derrotó a una fuerza rusa de 6.000 hombres; y en segundo lugar en la Batalla de Orsha el 8 de septiembre, tremenda derrota, cuya importancia fue magnificada por la propaganda antirusa en Europa.

Stańczyk por Jan Matejko. El bufón es el único personaje preocupado en el baile real después de que las noticias de que la ciudad de Smolensk había sido tomada por los rusos en 1514 llegaran a la corte.

A pesar de su victoria, el ejército polaco-lituano fue incapaz de moverse lo suficientemente rápido para recapturar Smolensk, aunque el año anterior (1513), habían conseguido sacar a las tropas rusas de Vítebsk y Polotsk. En marzo de 1515 Rusia formó una alianza con los Hermanios Livonios de la Espada, pero no consiguieron retomar Vitebsk, mientras las tropas polacas capturaban Velikie Luki y Toropets en 1516. En 1517 la espedición polaco-lituana contra Pskov terminó en derrota en el sitio de Opochka, pero en 1518 las fuerzas rusas fueron derrotadas durante el Sitio de Polotsk, cuando según la leyenda las tropas lituanas fueron inspiradas por la visión de su santo patrón, San Casimiro.

En 1512 y 1517, los tártaros de Crimea, aliados de Lituania, devastaron la tierra rusa. En 1521 el kan de Crimea Magmet-Ghirai llevó a cabo un ruinoso ataque contra el principado de Moscú. Las tropas lituanas lideradas por Dashkovic participaron en él, intentando tomar Riazán.[7]

En 1519 el ejército ruso había saqueado las tierras alrededor de Kreva, pero finalmente ningún ejército conseguía sacar ventaja. En 1522 se firmó un tratado de paz, bajo los términos del cual el Gran Ducado de Lituania se vio obligado a ceder a Rusia alrededor de un cuarto de us posesiones rutenas, incluyendo Smolensk. El río Dniéper fue establecido como la nueva frontera entre los dos países.

Quinta guerra (1534–1537)[editar]

Campaña rusa contra los lituanos (1903). Sergéi Ivanov, 1903.

En el momento de la muerte de Basilio, su hijo y heredero, Iván IV, contaba con sólo tres años de edad. El regente y el gobierno comenzaron una lucha entre facciones. El monarca polaco-lituano intentó aprovecharse de esta situación y demandó la devolución de los territorios conquistados por Basilio III. El Gran hetman Jerzy Radziwiłł lanzó una ofensiva con un ejército de 20.000 hombres para recuperar lo que Lituania había perdido en las pasadas décadas. El asalto lituano a Severia fue rechazado en invierno de 1534 y comienzos de 1535 cuando tres ejércitos rusos bajo el mando del príncipe Ovchina-Telepnev-Obolenski y del príncipe Vasili Shuiski invadieron Lituania, llegando hasta Vilna y Navahrudak y construyendo la fortaleza de Ivángorod sobre el río Sebezh.

El año siguiente los lituanos contaban con al ayuda de los tártaros de Crimea, que saquearon la región de Riazán, y los polacos, mandados por el Gran Hetman de la Corona Jan Tarnowski, cuya tropa de 7.000 hombres derrotó a los rusos en Starodub, invadiendo Severia hasta Homel. En respuesta, los rusos derrotaron a un ejército lituano de 40.000 hombres en Sebezh, construyendo la fortaleza de Velizh y saqueando los suburbios de Vítebsk. El alto el fuego firmado en 1537 por cinco años, entregaba Homel a Lituania, mientras que Rusia se quedaba con Sebezh y Velizh. La tregua sería corroborada cinco años más tardes pero las negociaciones para un tratado más permanente no llegaron a buen término.

Guerra Livona[editar]

Sitio de Pskov, la última (e inacabada) pintura alegórica de Karl Brullov. El sitio, desde la perspectiva rusa, que enfatiza como los rusos vieron su resistencia a la invasión polaca como una defensa de su tradicional religión ortodoxa contra el Papismo llevado a Rusia por los polacos con la bendición del Papa.

La siguiente guerra puede ser vista como parte de la Guerra Nórdica de los Siete Años o de la más larga Guerra Livona, ya que involucró a la mayoría de las potencias alrededor del Mar Báltico. Durante el reinado de Segismundo II Augusto Jagellón en Polonia y Lituania, el zar Iván IV invadió Livonia,por lo que en 1568 los Caballeros Livones buscaron la alianza con Polonia y Lituania, ya que los polacos sólo podían defender el sur de Livonia.

En el comienzo de las hostilidades Lituania y Polonia estaban aliados con el Reino de Dinamarca y Noruega y lucharon contra Rusia aliados con Suecia; después de varios años las coaliciones cambiaron y Polonia-Lituania se alió con Suecia contra Rusia y Dinamarca. Finalmente el alto el fuego de 1570 dividió Livonia entre los participantes, dejando en manos de Lituania el control de Riga y dándole acceso al Báltico a Rusia por Narva.

Este el sitio de Pskov desde la perspectiva lituana: Báthory en Pskov, 1579. Obra de Jan Matejko en 1872. La pintura alegórica de Matejko ilustra el concepto del nacionalismo romántico: los moscovitas son representados rindiéndole homenaje al rey polaco, que aparece victorioso, aunque en realidad Pskov nunca cayó en manos de los polacos, porque el conflicto terminó antes de que el asedio concluyera.

Los lituanos se sintieron crecientemente presionados por el zar, la baja nobleza lituana presionaba al Gran Duque y a los magnates para ganar los mismos derechos que la nobleza polaca (szlachta), la Libertad Dorada. Finalmente, en 1569, después de que Segismundo II Augusto transfiriera territorios del Gran Ducado a Polonia, y tras varios meses de duras negociaciones, los lituanos aceptaron parcialmente las demanda polacas y entraron en alianza con la Unión de Lublin, formando la Mancomunidad de Polonia-Lituania. En la siguiente fase del conflicto, Iván IV, en 1577, aprovechándose de la crisis interna de la Mancomunidad (llamada en la historiografía polaca "Guerra contra Danzig"), que estaba bajo el reinado de Esteban I Báthory, invadió Livonia, tomando rápidamente casi todo el territorio, con la excepción de Riga y Reval (la actual Tallin). Esta guerra duraría hasta 1582.

A la campaña rusa, Esteban Báthory replicó con una serie de tres ofensivas contra Rusia intentando separar a Livonia de los principales terrritorios rusos. Durante su primera ofensiva en 1579, con 22.000 hombres recuperó Polotsk y saqueó la región de Smolensk y Severia hasta Starodub.[8] Durante la segunda, en 1580, con una fuerza de 29.000 hombres tomó Velizh, Usvyat[8] y Velikie Luki. En 1581 los lituanos quemaron Staraya Rusa,[8] con un ejército de 100.000 soldados y empezaron a sitiar Pskov pero no pudo conquistar la fortaleza. El prolongado e inconcluido sitio dio pie a negociaciones, las cuales, con la ayuda del legado papal Antonio Possevino finalizaron en la Paz de Jam Zapolski por la que el zar renunciaba a sus derechos sobre Livonia y Polotsk pero no concedía territorios de la Rusia auténtica. La paz duró un cuarto de siglo, hasta que las tropas de la Mancomunidad de Polonia-Lituania invadieron Rusia en 1605.

Progresión en mapas[editar]

Referencias[editar]

  1. En la historiografía polaca estos conflictos son denominados "Guerras moscovitas" (Polish: wojny moskiewskie) y en la rusa como "Guerras lituanas".
  2. Sergéi Soloviov. "Historia de Rusia desde los primeros tiempos", ISBN 5-17-002142-9, v.3 [1]
  3. Dmitry Obolensky, The Byzantine Commonwealth: Eastern Europe, 500–1453, Sterling Publishing Company, Inc., 2000, ISBN 1-84212-019-0, Google Print, p.365
  4. Maureen Perrie, The Cult of Ivan the Terrible in Stalin's Russia, Palgrave Macmillan, 2002, ISBN 0-333-65684-9, Google Print, p.98
  5. Maija (EDT) Jansson, Nikolai (EDT) Rogozhin, Paul (EDT) Bushkovitch, Nikolaj Michajlovič Rogožin, Viktor Ivanovič Buganov, England and the North: The Russian Embassy of 1613–1614, DIANE. 1994, ISBN 0-87169-210-4, Google Print, p.xxi
  6. Sergey Solovyov. Historia de Rusia desde los Primeros Tiempos, ISBN 5-17-002142-9, v.5 [2]
  7. Sergey Solovyov. Historia de Rusia desde los Primeros Tiempos, ISBN 5-17-002142-9, v.5 [3]
  8. a b c Sergey Solovyov. Historia de Rusia desde los Primeros Tiempos, ISBN 5-17-002142-9, v.6 [4]

Este artículo contiene información del Diccionario Enciclopédico Brockhaus y Efron de 1906, en el dominio público.

Enlaces externos[editar]