Gigantopithecus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Gigantopithecus
Rango temporal: 1 Ma-0,3 Ma
Pleistoceno Inferior - Medio
Bautzen Großwelka - Sauriergarten - Gigantopithecus blackii 02 ies.jpg
Modelo de un Gigantopithecus.
Estado de conservación
Status none EX.svg
Extinto
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Familia: Hominidae
Subfamilia: Ponginae
Tribu: Sivapithecini
Género: Gigantopithecus
von Koenigswald, 1935
Especies

Gigantophitecus ( del latín «gigantis», gigante, y del griego «πίθηκος» pithekos, mono; castellanizado, gigantopiteco) es un género extinto de primates hominoideos que existió desde hace 1 000 000 de años hasta hace 100 000 (Pleistoceno Inferior a Superior),[1] habitando los actuales países de China, India y Vietnam y pudiendo haber convivido con Homo erectus en Asia sudoriental. Las evidencias fósiles sugieren que Gigantopithecus fue el primate más grande que habitó el planeta. Probablemente haya sido cuadrúpedo y herbívoro, con una dieta similar a la del panda gigante basada en el bambú, y posiblemente suplementada con frutas de estación.

Aunque se desconoce el porqué de la extinción de Gigantopithecus, se supone que las razones principales fueron los cambios climáticos y la competencia por los recursos con especies mejor adaptadas (pandas u hombres primitivos).

Basados en la escasa evidencia de la cual disponemos (básicamente enormes molares y dientes de aproximadamente 2,5 cm de ancho, recolectados de tiendas de medicina tradicional china, pero claramente genuinos), Gigantopithecus debe haber medido 3,05 m (10 pies 0 pulg) de altura, y pesado de 300 kg (660 lb) a 500 kg (1100 lb). 2 ó 3 veces el tamaño de un gorila, aunque sus parientes vivos más cercanos serían los orangutanes. Esta estimación se basa en el cociente cabeza–esqueleto, en los primates conocidos actualmente.

Fue el paleontólogo alemán Ralph von Koenigswald quien halló el molar mencionado, en Hong Kong durante el año 1935. En seguida reconoció que se trataba de una especie de simio gigante, a cuyo estudio se abocó durante los siguientes cuatro años. Durante la Segunda Guerra Mundial, Von Koenigswald fue tomado prisionero, lo cual interrumpió su investigación.

Durante años la medicina china ha trabajado con estos fósiles, conocidos como "huesos de dragón". El valor económico que poseen ha llevado a que los habitantes de estas regiones los recolecten produciendo su desaparición de muchos sitios donde podrían haberse encontrado.

Galería[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]