Java (isla)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Java
(Jawa)

Java

Topografía de Java
Localización geográfica / administrativa
Archipiélago Islas mayores de la Sonda

Localización


Sureste asiático
País(es) Bandera de Indonesia Indonesia
Ciudad más poblada
Provincias
Yakarta (661.52 km²)

Banten, Yakarta, Java Barat, Java Tengah, Java Oriental y Yogyakarta
Datos geográficos
Superficie 126.700 km²
Punto más alto 3.676 msnm, Semeru
Demografía
Población 124 millones (2005)
Densidad 979 hab./km²
Otros datos
Grupos étnicos Sundaneses, javaneses, tenggereses, baduis, osing, banteneses, cireboneses, betawi
Coordenadas 7°29′30″S 110°00′16″E / -7.4916666666667, 110.00444444444Coordenadas: 7°29′30″S 110°00′16″E / -7.4916666666667, 110.00444444444
Mapa de localización
JavaLocatie-1-.png
[editar datos en Wikidata]

La isla de Java (en indonesio, Jawa), con una superficie de 132.000 km², tiene una población de 124 millones de habitantes, lo que la convierte en la isla más poblada del mundo, por delante de Honshu, Japón. Asimismo, Java es la isla más densamente poblada de Indonesia, con 864 personas por km². Si fuera un país, ocuparía el undécimo puesto en el ránking de países más poblados del mundo —por delante de México y Filipinas y casi el mismo que la de Japón— y por densidad sería el segundo del mundo.

Historia[editar]

Durante aproximadamente dos siglos la isla de Java fue ocupada y administrada por la Compañía de las Indias Orientales Holandesas junto a un grupo de islas denominadas “Insulindia”. Al desaparecer dicha compañía, en el año 1798, Java y el resto de sus posesiones pasaron automáticamente a manos del gobierno holandés. Los territorios que ocupaban las Indias Holandesas en Asia fueron: Java (Batavia), Sumatra, Borneo, Malaca, Penang, Palikate, Negapatanam, Masulipan, Cochin, Tuticorin, Ceilán, parte oeste de India y parte este de Timor. La administración y el poder ejecutivo de las Indias Holandesas eran controlados por un gobernador general.

En la antigüedad la isla de Java se componía de uno o varios estados indios, siendo gobernada despóticamente por sus príncipes. Hacia el año 1400 se introdujo el mahometismo, cuyos creyentes fundaron los reinos de Bantam y Mataram. Al mismo tiempo se formaron los nuevos sultanados de Yakarta, Kedu y Madura.

En 1520 los portugueses entablaron relaciones comerciales con los javaneses, y Lisboa se convirtió así en el centro comercial en donde se encontraban las mercancías de las Indias Orientales con los comerciantes del centro y norte de Europa. Pero en 1580 Felipe II unió las coronas de Portugal y España, y estando la Casa de Austria en guerra con los protestantes de los Países Bajos, cerró el comercio del puerto de Lisboa a sus enemigos. En el año 1594 varias flotas de bucaneros luteranos partieron rumbo al cabo de Buena Esperanza y al estrecho de Magallanes. De este modo las posesiones portuguesas y españolas de las Indias Orientales se vieron asaltadas por todas partes al mismo tiempo. En 1596 arribaron a Java nueve navíos holandeses al mando de Jacobo Neck. Las fuerzas holandesas expulsaron a los portugueses e ingleses, que ya habían hecho algún conato de colonización, y luego se encargaron de debilitar a los príncipes indígenas sembrando entre ellos el cisma de la discordia.

Con el objetivo de evitar la competencia entre las diversas sociedades colonizadoras se formó una única compañía holandesa, con derecho exclusivo para comerciar y asaltar cualquier enclave de la región. La compañía comenzó sus negocios en 1602, y en sólo 20 años se vio dueña de un gran imperio. Su residencia se fijó en Java, en donde el general Coen edificó la ciudad de Batavia en el año 1619. El 1650 los 17 directores de la Compañía de las Indias Orientales Holandesas dieron al gobierno de Batavia (Yakarta) una nueva constitución que estuvo vigente sin modificación alguna hasta 1800. En 1684 los holandeses obligaron al pacífico sultán de Bantam a evacuar su capital, y hacia 1700 también sometieron el territorio de Cheribon. En 1755 Holanda dividió el imperio de Asia en dos partes: una la cedieron a los herederos de los jefes indígenas que llevaron el título de Susuhumanes, y otra la pusieron al mando de un sultán. Los príncipes impuestos por Holanda se mantuvieron en estrecha dependencia con este país, siendo obligados no sólo a admitir en sus palacios a los embajadores holandeses, sino también a tolerar una fortaleza en su propia residencia. En el siglo XVIII los beneficios comerciales de la compañía fueron en parte absorbidos por los gastos del gobierno holandés. Esta fue la causa de la rápida decadencia de la Compañía de las Indias Orientales Holandesas. Otros motivos que también propiciaron dicha caída fueron la infidelidad de algunos funcionarios, el contrabando, el robo y la competencia de la Compañía Británica de las Indias Orientales. En 1800 las posesiones gravadas con enormes deudas, pasaron a manos del gobierno de Holanda. Como consecuencia de las guerras napoleónicas, que originaron la ocupación de Holanda por Napoleón, los ingleses se apoderaron de los territorios que conformaban las Indias Holandesas entre 1811 y 1815. Luego estos territorios fueron restituidos a Holanda por el Tratado de Paz de París de 1815.[1]

Economía colonia holandesa[editar]

Moneda de Carlos III que circuló en Java con resello de la Compañía de Indias Holandesas.
Moneda de Carlos III con leyenda en árabe dentro de círculo.

Durante el período que duró la ocupación de la región por parte de la Compañía de las Indias Orientales Holandesas, fue muy común la práctica de contramarcar las monedas extranjeras con diferentes punzones y leyendas con el objetivo de garantizar su circulación y valor en toda la colonia. La primera contramarca utilizada en la isla contenía un caballo con jinete dentro de un rombo. La segunda fue empleada en Batavia en 1790, marcándose todas las monedas en circulación con el símbolo de la Compañía Holandesa: “V.O.C.” (Verenigde Oostindische Compagnie), y algunas veces en el reverso con el escudo de la ciudad de Utrech. Esta contramarca fue estampada sobre reales de a ocho españoles y diferentes monedas de Holanda, Francia y Austria. Su tamaño era de 15 milímetros aproximadamente, aunque existen muchas variantes de tipos de letras y tamaños. También se conoce una contramarca con el nombre de la isla en árabe dentro de un círculo.[2]

Administración[editar]

La división administrativa de Java se fundamenta en 4 provincias, 1 región especial * (istimewa daerah), y 1 ** capital especial del distrito de la ciudad (ibukota khusus daerah):

Geografía[editar]

Evolución del peso demográfico de Java en Indonesia.

Natural[editar]

El perfecto Buda Borobudur.

La isla de Java está situada en una cadena de islas con la isla de Sumatra, al noroeste, y las islas de Bali y de Madura, al este, de las que la separan las agua de los estrechos Bali y Madura, respectivamente. Es la décimotercera isla más grande del mundo. Al noreste está la gran isla de Borneo. Al sur está la isla de Navidad.

Java posee un origen volcánico, y contiene nada menos que 38 montañas cuya forma cónica característica indica que en un tiempo pasado fueron volcanes activos. En esta isla, Eugène Dubois encontró el Homo erectus.

Humana[editar]

Java contiene a la capital de Indonesia, Yakarta. Los destinos turísticos más populares incluyen la ciudad de Yogyakarta, un gran monumento budista en forma de pirámide conocido como Borobudur y el templo hindú más grande de Java, el Prambanan.

Referencias[editar]

  1. José Saínz Ramírez: "Imperios Coloniales", editorial Nacional, 1942, Madrid.
  2. José Antonio de la Fuente: "La plata de la Nao de China", Museo de Arte Oriental de Salamanca, editorial comercial Segovia, 2008.

Enlaces externos[editar]