Germanismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los germanismos son los extranjerismos que proceden del alemán, y también cualquier vocablo, giro o modo de expresión procedente de las antiguas lenguas germánicas.[1]

Germanismos en idioma español[editar]

Las lenguas germánicas comenzaron a influir en el latín vulgar hablado en todo el Imperio Romano debido al continuado contacto, tanto en tiempos de guerra como de paz, entre los pueblos germánicos y los romanos. Por ello, la mayoría de germanismos del español introducidos en esa época son compartidos con otras lenguas romances. Solo unos pocos germanismos provienen del periodo de dominio visigodo en la península Ibérica.

Otro periodo de introducción de germanismos corresponde a los siglos XIX y principios del XX, época en que la lengua alemana tuvo especial relieve en el mundo científico y cultural europeo. Por otro lado, se suelen utilizar en español palabras alemanas que se refieren a realidades propias de Alemania que no tienen una traducción generalizada, por ejemplo Reichstag o Bundesrat.

Ejemplos[editar]

De procedencia antigua
  • bigote (quizá del alemán bei Gott, por Dios).
  • blanco (del germánico blank; es cognado del inglés black, ‘negro’).
  • bosque (del germánico busk; es cognado del inglés bush, ‘arbusto’).
  • bregar (del gótico brikan).
  • brindis (del alemán bring dir, ‘yo te lo ofrezco’).
  • escanciar (del gótico skankjan).
  • espía (del gótico spaíha).
  • espuela (del ant. espuera, y este del gótico *spaúra); es cognado del nórdico spori y del alemán antiguo sporo).
  • fresco (del germánico frisk).
  • guante (del franco want).
  • guarecer.
  • guerra (del germánico *werra, pelea, discordia; del alemán antiguo wërra; del neerlandés medio warre).
  • rico (del gótico reiks).
  • rueca (del germánico rokko).
  • yelmo (del germánico *hĕlm; es cognado del alto alemán antiguo hëlm y del inglés antiguo hëlm).
De procedencia moderna
  • blocao (del alemán blockhaus, fortín de madera transportable).
  • chucrut (del alemán sauerkraut, literalmente ‘col agria’).
  • cobalto (del alemán kobalt).
  • cuarzo (del alemán quarz).
  • delicatessen (del alemán delikatessen, literalmente ‘comida delicada’).
  • feldespato (del alemán feldspat).
  • kindergarten (de kindergarten, literalmente ‘jardín para niños’).
  • leitmotiv (de leit-motiv, literalmente ‘motivo [musical] que dirige’).
  • LSD (de lyserg säure diethylamid: ‘ditelamida de ácido lisérgico’).
  • níquel (de nickel).
  • obús (de haubitze).
  • zepelín (llamado así por el creador de los dirigibles rígidos: Ferdinand Graf von Zeppelin).
Palabras alemanas que se utilizan en español

Véase también[editar]

Referencias[editar]