Italianismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un italianismo es un extranjerismo derivado del italiano e incorporado a otra lengua.

Italianismos en español[editar]

En el idioma español el influjo desde el italiano (o mejor dicho desde las diversas lenguas italianas, incluyendo a los varios dialectos/idiomas además del italiano normativo) es muy fuerte y se hace notorio, como en otros idiomas europeos, durante el Renacimiento, que tuvo su nacimiento y su ápice en Italia, entre el 1400 y 1500, influyendo con sus innumerables innovaciones en la vida cotidiana y en las lenguas de toda Europa y a través de ella también de los otros continentes, siendo particularmente importante los préstamos en el área de las artes (por ejemplo en la pintura, escultura, la música, el teatro, la arquitectura, la navegación y la gastronomía); pero también existieron otros factores para que en España hubiera un importante influjo de lo italiano: la proximidad filológica entre la mayor parte de los idiomas hablados en la Península Ibérica y en la Península Itálica, así como la existencia de continuos contactos de diversas maneras entre España e Italia, o los varios Estados Italianos a lo largo de los siglos, desde la Edad Media hasta la unificación de Italia y el frecuente tráfico naval entre los dos países, por eso también de Italia tras el medioevo proceden algunas palabras militares, comerciales, musicales, arquitectónicas, gastronómicas, poéticas, literarias, artísticas, teatrales y navales.

Algunos ejemplos de italianismos en castellano, entre muchos otros, son:

  • a capella, acuarela,[1] adagio, aggiornar (poner al día, actualizar), agio (de aggio), alarma (de la frase italiana: a le arme!-¡a las armas!), "al dente", alerta, anchoa (del genovés ancioa), arazzo, aria (literalmente "aire", en español se usa la palabra italiana para ciertos momentos extendidos de un canto en especial si es operístico), Arlequín, arpegio, arsenal (de la palabra veneciana que señala a un depósito de armas -el Arsenale hoy es un barrio de Venecia-), artesano, asalto, asesino, atacar, atarantar
  • bagatela, balcón, ballerina (bailarina de ballet), banca, bancarota, barcarola, barroco, baqueta, batuta, bel canto, belladona, belvedere, bisoño (del italiano "bisogno": necesitado; los soldados españoles utilizaron la palabra para referirse a los muy novatos), bombarda, botarga, botica (en italiano inicialmete significaba a un depósito -bodega-), bravo (con el significado de positivo), brigante (o vergante), brigantina, brújula (de bussola), bufo/a (obra artística que ridiculiza a alguien o a algo), bufón
  • calambur, cantata, canto fermo, capelo, capitán, capo, capolavoro (= trabajo principal -se usa generalmente en arte-), caporal, caricatura, carnaval, capricho, carta, cartapesta, casino (de "casino", inicialmente pequeña casa, luego reunión de oficiales, en el italiano actual significa muchas veces a un prostíbulo y siempre un desorden teniendo en este último par de casos una acepción casi idéntica a la lunfarda quilombo), centinela, charla, claroscuro (de chiaroscuro), chelo, cicerone, charlatán, comparsa, contrabando (de contrabbando), concertino, confeti (de confetti), concierto, contrapposto, coraje, corbata (del italiano corvatta o cravatta es decir forma italiana del gentilicio croata, aunque es probable que desde el italiano pasara al español castellano a partir de la forma afrancesada cravate), cornisa, coronel, corso, cortejar, cúpula (de cupola), curioso
  • da capo ("desde el inicio" -o literalmente "desde la cabeza"- cuando se usa en música), dantesco, designio, diletante (de dilettante), diseño, diva, domo, ducha, dueto
  • emboscada, escarceo (ver: scherzo), escaramuza (de scaramuccia, breve y no decisivo combate), escarpín (del italiano scarpino diminutivo de scarpa -zapato-, en Argentina y Uruguay equivale a "patuco"), escorzo, esdrújulo, esfumado (sfumato), espineta, espingarda, estropear, estuco, extravagancia, escopeta, escuadrón, estileto ( de stiletto, nombre que se le da al calzado femenino con taco aguja puesto de moda en los 1950 por el francés Roger Vivier), estropear
  • fachada, festejar, fiasco, focolar (friulanismo; al ser un a palabra procedente del idioma friuliano no es un directo italianismo por más que actualmente todo el Friule esté en el estado italiano) así entonces focolar es una palabra compuesta originalmente friuliana y luego italianizada y más luego generalizada derivada de los latinismos focus= fuego del lar= hogar; y actualmente designa a una sociedad cristiana universalista), folleto, fragata, fresco, frescos
  • glorieta, góndola, graffiti (que si se tradujera puristamente sería: grafitos), grotesco, jornada (de giornata), gueto (aféresis de borghetto),
  • impasto, intermezzo
  • laborar, libelo, lingua franca, lira, logia (de loggia)
  • macchietta, madonna (del italiano m/i/a-donna= mi dueña), mafia, magenta, malaria, maquiavélico, marchar, masonería (la palabra masonería pasó del francés al español desde francmaçonnerie -masonería libre- pero esta palabra francesa deriva de la italiana "massoneria" que significa albañilería e incluso cantería), mandolina, mandorla (de la palabra italiana mandorla que significa "almendra"), mascarada (desde el italiano al español a través del francés "masquerade"), mayólica (de maiolica), mesosoprano, miniatura, mosquete, motete, motoneta, muleto
  • novela
  • óleo (en italiano, olio, significa sencillamente "aceite"), ópera (del italiano que significa "obra"), opera prima (primera obra -generalmente se usa en arte-), opereta, omertá
  • pantalón (proviene del italiano a través del francés, el nombre de la prenda surge de uno de los personajes de la Comedia del arte: "Pantaleone" quien se caracterizaba por usar unas grandes bragas, por otra parte el nombre propio italiano Pantaleone procede del griego pantha leon -todo león-), paparazzi (paparazzi en italiano es siempre palabra plural y se origina del ficto personaje apellidado Paparazzo, un indiscreto fotógrafo de "celebridades" que aparece en la película La dolce vita creada -como este personaje- por Federico Fellini), parla, parapeto, pasquín (ya que en la escultura romana llamada "Il Pasquino" se dejaban escritos políticos), pastiche (de pasticcio), pastel (de pastello en particular cuando se refiere al medio para colorear), pavana, payaso, pedante (en lo concreto la palabra "pedante" es un italianismo que por su parte procede del helenismo παιδός / paidos, cuyo significado es "niño", ya que se denominó inicialmente "pedantes" a los maestros que pretendían ser demasiado doctos con los niños) , pentimento, pérgola, piano (literalmente: plano; aunque en italiano la palabra "piano" tiene también otros significados: piso o nivel de un edificio de varias plantas; despacio, sonido bajo), pianoforte, piloto, pistola, pizzicato, polichinela, porcelana, predela (de predella) "prima donna" ("primera mujer", se usa generalmente en el género operístico para señalar a la mujer principal de una obra), puzolana,
  • quinterno
  • regata, ritornello, rotonda,
  • saltarello, saltimbanqui, scherzo (a veces castellanizado como esquerzo -escarceo-), silva, sófito, soldado, solfegio, solfeo, sonata, soneto, soprano, sotto voce
  • tarantela, tarántula, tarot (del juego llamado en italiano "tarocco", por más que existen versiones "ocultistas" de la etimología), témpera, tempo, terceto, terracota (de terra cotta: tierra cocida), testaferro, tocata, travertino, travesti, trombón ( de trombone), tutti frutti.
  • veda (en italiano normativo significa algo prohibido para ejercer legalmente aunque en español se le suele dar el matiz de abstinencia o, si no, interdicción), viola, violín, vivace palabra que en italiano significa vivaz aunque desde la época clásica de la música significa a un ritmo "vivaz" o que posee una celeridad fuera de lo común, etc.

Además diversas comidas típicas italianas como agnolotti, espagueti, pizza, ravioli, capuccino (forma de café en taza llamado así porque su aspecto inicial recordaba al hábito de los monjes capuchinos) etc.

Italianismos en el Río de la Plata[editar]

Los italianismos son particularmente importantes en el habla coloquial de Argentina y Uruguay (especialmente en el dialecto rioplatense)[2] donde se usan palabras frecuentemente nétamente italianas aunque en gran medida no procedentes del italiano normativo sino de diversas lenguas italianas como el ligur o genovés, siciliano, véneto, lombardo, piamontés, napolitano o campanio, calabrés y friulano (son poco importantes en Argentina y Uruguay las influencias procedentes de Italia Central, por ejemplo del italiano del Lacio o del toscano las cuales son precísamente las que más influyeron en el italiano oficial actual). Muchas son también muy ampliamente comunes en Chile, por influencia principalmente genovesa.

Ejemplos de italianismos muy frecuentes en el habla rioplatense son :

  • afanar[cita requerida][3] (robar, de "affano" fatiga provocada por una corrida),
  • a giorno (un alumbrado "a giorno" es aquel tan luminoso que da casi la impresión de ser luz diurna),
  • amasar (con el significado de matar, y de allí la variante "amasijo" -matanza-, procede del italiano ammazzare),
  • antipasto,
  • aspamento o aspaviento (del italiano spaventare, hacer movimientos exagerados especialmente para sobreactuar una situación afectiva o para llamar la atención),
  • atenti (de attenti: atentos [aunque se suele usar como singular con el significado de "¡atención!"], palabra que en el área rioplantese se usa con el significado de tener suma precaución; prácticamente su sinónimo es guarda del italiano guardare cuya traducción al español es 'mirar'),
  • avanti: adelante (avanzar, adelante, avanti en el español rioplantese sirve como palabra de ánimo o para dar valor),
  • bacán, en Argentina y Uruguay significa adinerado o de mucha calidad, es también muy frecuente en el castellano de Chile, (del genovés baccan -jefe de familia, patrón- algo fino o muy valioso, sujeto adinerado),
  • bagallo o bagayo (de bagaglio= bagaje, en Argentina y Uruguay ha tomado el significado de alguien de fea apariencia y el derivado "[bagayero]" ha tomado el significado de quien compra cosas baratas en un país para venderlas con ganancia en otro país);
  • bamboche (de bamboccio: monigote),
  • banquina (término que usaban los obreros genoveses cuando construían las rutas para denominar al arcén; banquina actualmente está aceptada como argentinismo en la RAE),
  • berreta (algo de poca calidad o algo falso),
  • birra (cerveza),
  • bagallo o bagayo (de bagaglio bagaje, suele significar bagaje pero también alguien de feo aspecto)
  • batifondo (desorden),
  • balurdo (en lunfardo también tiene su derivado bardo: problema y el verbo lunfardo bardear que significa provocarle [casi siempre por mero goce sádico] problemas a alguien),
  • berretín (obsesión, capricho; del genovés berretino -birrete- porque es "algo que se ha puesto en la cabeza")
  • bochar (aplazar en un examen de estudios),
  • bochinche (desorden o algo ruidioso),
  • bodrio (algo pésimamente realizado, suele aplicársele a obras cinematográficas y teatrales [véase: brodo]),
  • brodo o su variante bodrio (caldo de mala calidad, cosa mal hecha),
  • busarda o buzarda (en ambos casos se pronuncia con la "s" rioplatense que es muy similar a la italiana; procede del genovés buzzo, bûzza ["vientre"], pero también refiere una busarda ["lengua"] derivado del italiano bugiare ["mentir"]) en la actualidad casi siempre la palabra busarda o buzarda significa al vientre gordo o la panza de un ser humano ,
  • camorra (en el dialecto rioplatense se suele usar con el significado de pendencia, pelea);
  • capo (se dice del jefe o de alguien o algo sobresaliente),
  • caro/a (con el significado de querido/a, se usa como cultismo),
  • careta (máscara, por extensión en lunfardo alguien desfachatado o alguien hipócrita; sin embargo deformando mucho el significado original desde fines de s. XX, a través de "creaciones de significado" o más bien de deslizamiento de significante, se ha designado como careta al sujeto mentiroso o falaz, luego se han añadido más significados como el apego a ciertas normas; la palabra es usada por los "drogones" o drogadictos para aludir a la gente que está libre del vicio de drogarse) e incluso entre los adolescentes drogones del tercer lustro de s XXI le llaman así al cigarrillo de tabaco para diferenciarlo del de mariguana o del del destructivo "paco",[4]
  • catramina (de "catrame" es decir alquitrán o brea, catramina es el nombre que se le da a autos en muy malas condiciones),
  • cazzo (palabra italiana que como la española castellana carajo alude al pene, aunque es usada más que nada como una interjección de fastidio: i.e.: "¡no entiendo un cazzo!" quiere decir con tono de fastidio: "no entiendo nada". En el área rioplatense "carajo" y "cazzo" se usan indistintamente como sinónimos [se pronuncia como en italiano, es decir catso]),
  • chanta (abreviación de la palabra napolitana "ciantapuffi" [clava clavos], adjetivo aplicado al pícaro, al sujeto que finge cualidades de las que carece),
  • chau (transliteración de ciao, en Argentina y Uruguay se usa como saludo de despedida),
  • cheto (alguien adinerado o que finge serlo, provendría de la palabra italiana ceto que se pronuncia exactamento como cheto y significa "nivel social", aunque también existe la palabra "concheto"),
  • chicato (del italiano cicatto= cegato) es decir alguien miope o con problemas visuales,
  • ¡chito! (es decir "callad", del italiano zito!),
  • copetín (del genovés "cuppetin" especie de entremés vespertino),
  • coqueluche,
  • corso (en italiano normativo corso equivale a curso y también significa a una especie de amplia avenida o viaducto, en Argentina y Uruguay la palabra corso ha quedado casi restringida , por metonimia al desfile de carnaval ya que suele realizarse en una amplia avenida, y en sentido figurado la frase «un corso a contramano» suele significar algo muy desordenado o a la locura),
  • covacha del italiano covaccia (pequeña cueva): escondite, pocilga;
  • cotolengo o cottolengo ( del cottolengo de Don Orione, dícese de un lugar en donde reside gente discapacitada),
  • crepar (del italiano "crepare" -quebrar-, en el Río de la Plata tiene la acepción de "morir"),
  • cualunque derivado de qualunque (en italiano normativo se traduce por "cualquier cosa", en Argentina y Uruguay significa algo ordinario o vulgar),
  • cucha (el camastro para perros, gatos etc.),
  • cuore (corazón),
  • curda (borrachera y borracho; al parecer esta palabra llegó a Argentina tras la guerra ítaloturca de 1912 en la cual participaron del lado turco fuerzas mercenarias curdas estimuladas con hachís),
  • deschavar (dar a conocer algo que se ocultaba, proviene del italiano schiavare: quitar la llave; es así que la palabra lunfarda y usual rioplatense deschave significa dar a conocer todo o hacer algo absolutamente patente),
  • ¡école! (de ecole qua!: ¡hete aquí!, "lo encontré"),
  • enchastre (mancha de tinta y por extensión toda mancha o suciedad o cosa confusa),
  • esbornia (de sbornia: borrachera),
  • escabio (lunfardismo cuyo significado es consumir bebidas alcohólicas),
  • escolazo (lunfardismo de origen calabrés por su parte derivado del idioma griego, cuyo significado es jugar por azar),
  • escoñado (alguien maltrecho) procede del italiano jergal (especialmente del calabrés) scognato cuyo significado es el de muy cansado,[5] se usa por ejemplo en: "ese jugador de fútbol está escoñado" (en este caso no solo significa que la persona está muy fatigada sino que está debilitada por los traumas recibidos),
  • escorchar (fastidiar),
  • escrachar (al parecer deriva de la forma italianizada del inglés to scratch cuyo significado sería tachar, aunque luego pasó a significar sacar una fotografía y así translaticiamente: poner en evidencia a alguien),
  • esgunfiar (enojar, irritar),
  • espiante (irse, procede de la palabra italiana que significa "desplante" como cuando se desinstala algo),
  • espichar (morir),
  • espiedo (manera de cocinar carnes tras ser espetadas y hacerlas girar "vuelta y vuelta" ante un foco de calor),
  • estrilar (enojar),
  • estufar (de stufare: molestar, irritar), "estufo" (de stufo: cansado, irritado),
  • facha (cara, aspecto; la frase "facha bruta" significa mal aspecto.),
  • farabute (persona de no confiar o de poco valor),
  • falopa (algo de mala calidad y por extensión: droga),
  • fato (palabra algo desusada desde fines de los 1970, procede de la palabra italiana fatto que se traduce literalmente como [algo] hecho, con las acepciones añadidas de actuar, dar, producir, rendir, tener, tomar, trabajar, ganar etc. Aunque en Argentina ha tenido otras connotaciones y correspondientes denotaciones, se ha solido llamar «fato» a un "romance" o "amorío" y también a un contubernio e incluso a una acción fuera de las normas realizada encubiertamente).
  • festichola (fiesta muy informal y divertida; del italiano festicciola),
  • feta (en lugar de loncha fina),
  • fiaca, en Argentina, Chile y Uruguay, (del italiano fiacca: flaqueza, pereza, desgano ),
  • fiasco,
  • filo (novio/a, amante) de allí el verbo coloquial afilar que significa mantener relaciones de "romance" y, generalmente, prematrimoniales entre dos personas comprometidas afectivamente (en muchas ocasiones también se le dice filo al dinero).
  • ¡finíshela! (concluye con algo, deja de fastidiar; notar que en el italiano estándar se usa más "smettila!"),
  • fúlmine (rayo, se dice de un sujeto cuando se le supone trae desgracia equivale a la frase española peninsular "gafe"),
  • gamba (pierna), gambetear (con el significado de esquivar con mucha agilidad), ya en forma lunfardizada la palabra "gamba" significa 100 pesos porque "ayuda a moverse" e incluso se adjetiva como alguien gamba a quien es compañero/a leal, Ej.: «[fulana] es una mina gamba».
  • gola: garganta (de allí el adjetivo engolado cuando alguien imposta la voz, generalmente para parecer elegante o importante, y al hacerlo su voz sale gutural y grave),
  • góndola: en Argentina además del nombre normativo señalado anteriormente, la palabra góndola suele significar a los estantes de los escaparates de los súpers y almacenes del tipo self-service o autoservicios.
  • grapa (en este caso se refiere a la bebida y no a la especie de tachuela),
  • groso (de grosso[grande], en la extensa área rioplatense suele significar algo de magnitud o de importancia ó, depende del contexto, algo burdo, "grueso". ),
  • influenza,[6]
  • ¡guarda! (del italiano "guardare" -mirar-, significa cuidado o atención, es casi sinónimo de atenti),
  • laburo (trabajo -del italiano: lavoro-),
  • ladri (en italiano equivale al plural de ladrones, aunque en el área rioplatense se usa indistintamente como plural y singular),
  • lungo (largo, extendido, se usa generalmente para referirse de alguien muy alto; en cambio dentro del contexto de frases como: "hacerla lunga" significa extender superfluamente algo en el tiempo),
  • líbero (refiriéndose a alguien que hace las cosas por su cuenta o con poca ayuda)
  • linyera (de linghera, pordiosero -inicialmente era el vagabundo que iba con sus pocos bienes a cuestas envueltos e una especie de gran pañoleta llamada lenghe o ´´lengue´´ -),
  • malaria (además del significado ya citado como italianismo adoptado en el español estándar: "mal-aire" = paludismo, en Argentina y Uruguay la palabra malaria suele connotar a un momento de mala situación económica),
  • manyar (transliteración de "mangiare": comer, translaticiamente en sentido figurado también en forma de vulgarismo se usa como sinónimo de "entender"),
  • mersa (alguien o algo muy ordinario, cursi, chabacano, de muy bajo nivel socioeconómico y/o cultural),
  • menefrega (me importa un bledo, me lo friego en las b...),
  • minuta ( en italiano normativo es casi equivalente al español menuda aunque en el español rioplatense la palabra "minuta" suele significar a: 1° una comida rápida aunque preparada de un modo tradicional hogareño [las minutas suelen ser típicas de las rotiserías o de lo bodegones barriales]; 2ª una breve parte de una obra teatral),
  • morfar (comer, del italiano jergal morfa),
  • muleto (refiriéndose al uso de un subterfugio o una ayuda artificiosa),
  • mishiadura (pobreza, del genovés miscia= pobre),
  • matina (la mañana, muy temprano),
  • mina (mujer, aféresis del italiano femmina),
  • minga (del lombardo ge'minga: nada y del italiano normativo mica -minucia de poco valor, sin importancia-),
  • minuta (literalmente: menuda o pequeña, aunque en la zona dialectal rioplatense ha tomado el significado de comida que se hace en poco tiempo o que está lista para servir),
  • motoneta : vehículo automotor biplaza de dos ruedas alineadas; desde los 1990 suele ser substituida esta palabra por el anglicismo scooter aunque el típico scooter carece de un escudo o pantalla delantero ni es tan cómodo para que la gente viaje sentada.
  • mufa (moho, pero con el significado de fastidio o de mala suerte)
  • niente: nada (suele usarse en la frase cocoliche "no hay niente;, también es frecuente la frase niente piú : nada más).
  • nona/o: abuela/o suele ser usada por los argentinos y argentinas con abuelas y abuelos italianos (es decir, gran parte de la población argentina) ya que, precísamente en italiano nono/a significa abuelo/a ; un caso especial es "nonino" [abuelito] ya que así le decía cariñosamente Ástor Piazzolla a su padre para quien compuso in memoriam el tango «Adiós Nonino».
  • parlar (hablar), de este verbo sale la familia de palabras como "parla" (hablar mucho sin sentido o engañosamente), "parlanchín" (alguien gárrulo aunque también puede tener la connotación de embustero, charlatán),
  • panceta en lugar del anglicismo "bacon",
  • pescar (con el significado de "entender", es una deformación del verbo italiano capire), ,
  • pesheto o peceto (de pescetto, tras el "lomo" uno de los cortes de carne preferidos y más caros de Argentina),
  • piantao o "piantado" (loco; es una deformación por aféresis de la ya citada "espiante"= (es)piantado , es decir con el mismo significado como en español cuando se dice "ido" con el significado de loco,
  • pibe (del genovés "pivetto, significa niño y muchacho)
  • pichicata (droga o inyección -de "piccicatta"-),
  • pistacho ,
  • puzza ([se pronuncia como en italiano, es decir: : putsa] hedor, mal olor),
  • qualunque o cualunque (en italiano normativo significa cualquier cosa , cualquier o cualquiera e incluso cualquier facultativo, aunque en el español rioplatense casi siempre significa algo vulgar u ordinario).[7]
  • racconto (recuenta o relato en el que se hace un recuento de hechos),
  • "rostisar" (viene de la palabra italiana equivalente a asar) de tal verbo deriva el sustantivo rioplatense "rotisería" (lugar donde se venden comidas -casi siempre minutas- ya preparadas aunque no fasts foods- para comer en la propia casa o domicilio),
  • ¡salute! (salud, se usa como saludo, equivale al italiano latinista culto y normativo "salve"),
  • sanata (conversación prolongada y generalmente engañosa que produce fastidio o es cargosa, es una deformación irónica de la palabra sonata),
  • sentí (en la Provincia argentina de Córdoba donde ha sido muy importante la inmigración piamontesa y friuliana se usa para llamar la atención, viene del italiano senti! con el significado de "escucha con atención");
  • smorfia ( en italiano normativo significa "mueca" aunque en la Italia del Sur y de allí en el Argentina y Uruguay posee el significado de adivinación de los sueños con valor numérico).
  • soldi (dinero),
  • sorpasso (superación de un obstáculo, en español normativo literalmente se diría "sobrepaso" ya que proviene de la palabra italiana sorpassare que significa sobrepasar, sin embargo en italiano, y esto ha sido adoptado en el Río de la Plata, la palabra sorpasso significa no solo sobrepasar sino una importante recuperación, y aún más que recuperación, de nivel por ejemplo en una carrera de automotores o en una situación económica que estaba retrasada).
  • suceso (cuando se usa con el sentido de éxito; i.e.: «esta obra teatral logró gran suceso»),
  • testa (cabeza),
  • tuco (variante de suco es decir jugo, se usa para las salsas con tomate),
  • tutti frutti (todos los frutos; nombre que se le da a un postre y en general a alimentos que están compuestos por varias frutas, por extensión y, ya como lunfardismo, se dice que algo "es un tutti frutti" cuando es una mescolanza muy variada),
  • vendetta (vindicta, venganza, revancha),
  • vento (en italiano normativo equivale a la palabra española viento, aunque en lunfardo, por sentido figurado significa dinero),
  • "¡vía!" (no con el significado de calle ni el español de vía, sino en forma imperativa para expulsar a alguien: "¡vía de acá!"= "¡fuera de acá!"),
  • yeta (pronunciación local de getta: mala suerte),
  • yira (deformación de girare -girar-: prostituta callejera que da vueltas por las manzanas).


Frases y construcciones gramaticales de uso popular en Argentina y Uruguay derivadas del italiano: "mala pécora" (del italiano mala pecora -mala oveja- equivale a 'oveja negra' o a mala persona);[8] "otra qué" (de "altro che"), "te quiero bien" (es decir te amo de verdad; del italiano "ti voglio bene"), "¡ma sí!" (¡pero sí!) o vulgarismos como "¡andá a fangulo!" (de va fanculo!), "¡anttenti al ladri!" (expresión netamente cocoliche en la cual predomina el italiano, en italiano normativo literalmente es «atención [con]/[a] los ladrones» en cambio en el habla rioplatense se usa tanto como singular: «atención al ladrón», como en plural) y palabras que inicialmente eran exclusivas del lunfardo: "curda" (embriaguez, en este caso es un italianismo a medias ya que procede de los inmigrantes italianos que habían combatido en la Guerra ítalo-turca de 1912, en esa guerra en la Tripolitania las tropas italianas enfrentaron a tropas curdas al servicio del imperio turco otomano que estaban "estimuladas" o embriagadas con hachís), "se vamo (s)" (de "ci andiamo"), "¡mama mía!" (expresión de asombro o temor transliterada de mamma mia!), all'uso nostro (al uso nuestro, se aplica principalmente a las comidas de origen italiano frecuentemente consumidas en Argentina y Uruguay con un toque autóctono), siamo fuori (literalmente "somos afuera", aunque suele tener el matiz de haber quedado fuera como perdedores), por otra parte la exclamación muy común en Argentina e incluso Uruguay «¡ojo!» con el significado (muchas veces admonitorio o intimidante de atención + cuidado+ peligro y muchas veces acompañada con el gesto mímico de llevarse el dedo índice de la mano hacia el párpado inferior dilatándolo hacia abajo para hacer bien visible la parte visible del ojo) deriva de la expresión italiana con los mismos significados antecitados : "occhio!" etc.

También la elisión de las "s" finales parece provenir del influjo italiano, por ejemplo "vamo'" en lugar de vamos, la elisión de las "s" finales parece haber reforzado, por influjo de los inmigrantes italianos, una tendencia ya existente a partir del influjo del sur de España (ver: cocoliche y lunfardo).

Véase también[editar]

Referencias[editar]