Bandoneón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un bandoneonista rioplatense de tango tocando un bandoneón.
Sonido del bandoneón.

El bandoneón es un instrumento musical de viento, libre (o de lengüetas libres) a fuelle, pariente de la concertina (en alemán Konzertina), de forma rectangular y sección cuadrada y timbre particular. Su nombre original en alemán es bandonion, pero su castellanización en el Río de la Plata estableció la palabra "bandoneón" para denominar al instrumento en español.[1]

Fue diseñado inicialmente en Alemania como evolución de instrumentos de lengüetas sueltas (free-reed) anteriores como la concertina entre otros. Se dice que su uso fue inicialmente como órgano portátil para ejecutar música religiosa; de ahí su sonido sacro y melancólico único. Al llegar al Río de la Plata de la mano de marineros e inmigrantes, fue adoptado por músicos de la época y fue así que colaboró en la formación del sonido particular del tango rioplatense, constituyéndose en un verdadero símbolo de éste.

Bandoneón alemán antiguo, de cerca de 1905.

Su popularidad en el tango en Argentina y Uruguay[editar]

Es muy utilizado en el Río de la Plata, particularmente en Buenos Aires, Rosario y Uruguay, por la vinculación de este instrumento con el tango. También es popular en la Mesopotamia argentina por su utilización en el chamamé, particularmente en la provincia de Corrientes.

En otras provincias argentinas también marcó su influencia, como en Santiago del Estero en la chacarera y Salta en la zamba entre otras. Y en otros géneros musicales que se encuentran a ambas márgenes del Río de la Plata, como por ejemplo la chimarrita, o chamarrita, o inclusive "vals criollos" que también forman parte de la música de "Las Milongas" tanto en Uruguay como en Argentina.

El desarrollo y evolución del bandoneón son bastante inciertos, pero se puede destacar como grandes colaboradores en el diseño del mismo a Carl Friedrich Uhlig (1830) y Carl Zimmermann (1849). El nombre proviene del alemán bandonion, y éste es un acrónimo de Heinrich Band (1821-1860), quien fue uno de los primeros en dedicarse a comercializarlos.

El músico ejecutante de bandoneón, recibe el apelativo de bandoneonista.

Funcionamiento[editar]

Además de la notable diferencia tímbrica entre el bandoneón y el acordeón y otros instrumentos de lengüetas sueltas (free-reed), el bandoneón utiliza botones en lugar de teclas, por lo que se habla de botoneras en lugar de teclados. Los botones están hechos de galatita.

El bandoneón utilizado en ambos países tangueros Argentina y Uruguay se conoce como Rheinische Tonlage 38/33. Estas dos cifras significan que consta de 38 botones para el registro agudo (discante) y 33 para el grave (bajo): un total de 71 botones. Existe una cantidad asombrosa de variantes y modelos de bandoneón y cada uno tiene su historia.

Técnicamente, el bandoneón posee botonera cuádruple, ya que cuando se abre el fuelle cada botón oprimido genera un tono y cuando se cierra el fuelle el mismo botón emite otro tono. Por lo tanto, es necesario aprender la ubicación de 71 tonos abriendo el fuelle y otros 71 cerrándolo.

Para cada botón existe un sistema de lengüetas —voces de acero remachadas a un soporte (llamado peine) de zinc, aluminio o de duraluminio (este último en los bandoneones de inferior calidad)—, similar al de la armónica. El número 142 no se refiere a la cantidad de botones (que son sólo 71 en los modelos utilizados en Uruguay y Argentina) sino al número de tonos que generan las lengüetas (free reeds).

Afinación[editar]

Interior de un bandoneón.

De fábrica, la afinación del bandoneón es de A4 = 435 hz. El símbolo inglés A4 representa el la4 (el la3 en notación franco-belga, que es el tono la en la cuarta octava (en el piano ese la se encuentra cinco teclas blancas a la derecha del do central).

En 1859, el gobierno de Francia dictó una ley para establecer un patrón de diapasón de uso obligatorio en los establecimientos musicales autorizados por el Estado. Fue el primer intento de estandarizar las afinaciones y evitar el caos de afinaciones de lugar en lugar, sobre todo por el problema que representaba alterar la afinación en instrumentos como pianos, órganos, etc. El diapasón estándar era A4=435 Hz (o sea que el la4 era 435 hercios). Los bandoneones que llegaban al Río de la Plata estaban afinados en 435hz,original de fabrica, acá se subían a 442hz que es la afinación estándar del bandoneón que aun se mantiene. Así lo explicaban los grandes afinadores Romualdi y Fabiani, el 442hz es apenas una coma mas alta del 440hz que no interfiere con el resto de los instrumentos temperados, así el bandoneón brilla con todos sus armónicos.. es 440hz brillante.

La ley se volvió un estándar de afinación bastante popular aún fuera de Francia (por ejemplo en Alemania). Cuando en 1864 aparecieron los primeros bandoneones marca ELA, la ley de afinación francesa ya tenía cinco años de vigencia, por lo que los bandoneones se afinaron así y se especificaron las siglas NA (Normales Abstimmen, en alemán) para especificar que la altura de la4 era 435 Hz.

Bandoneón alemán marca Cardenal, fabricado aproximadamente en 1920 por ELA para la empresa Hohner, abierto, curvado, mostrando el fuelle.

Los modelos de bandoneón que llegaron a al Río de la Plata, (de las dos fábricas más conocidas: ELA y Doble A) de 142 voces y aún los de 152 voces, tenían dos notas bajas en el teclado izquierdo: sol en la parte superior y la en la parte inferior, pertenecientes a la octava que se encuentra por debajo del do más grave del bandoneón. Estas dos notas no tenían aplicación práctica, ya que estaban una octava más bajas que todo el resto del teclado.

En el año 1955, ISO propuso que en todo el mundo el la4 no tuviera 435 Hz sino 440 Hz. La razón era que en experimentos con ondas en condiciones de laboratorio, los 440 Hz eran más sencillos de reproducir que los 435 Hz.

En Argentina, algunos músicos prefirieron aprovechar el cambio completo de afinación para cambiar esas dos notas a fa y mi de la octava del do grave, respectivamente, quedando fa arriba del teclado y mi sobre el final hacia el lado del frente. De esta manera el teclado quedaba completo para estudiar abriendo.

Otra vista del mismo bandoneón Cardenal.

Algunos bandoneonistas cambiaron también el si cerrando el fuelle de la última octava alta del teclado grave por la cerrando, para que el teclado quedara más coherente. Pero de dicha manera se perdía el si, ya que en el teclado bajo esa nota no existe «abriendo». Por eso en algunos instrumentos quedaron cambiadas dos notas y en otros tres.

La afinación propuesta por ISO en 1955 (la4 = 440 Hz) se convirtió en ley en 1975 y se conoce como ley ISO16. Las fechas explican por qué hay tantos instrumentos ajenos a este cambio: los bandoneones que nunca fueron reafinados no solamente están por debajo de A4=440 Hz, sino que además tienen las tres notas del teclado del bajo: sol y la graves abriendo y si alto cerrando.

La sigla NA (Normales Abstimmen) indica que la afinación del la4 es de 435 Hz, mientras que la sigla OS (Orchester Stimmung o ‘afinación orquestal’) indican que la afinación del la4 es de 438 Hz y 440 Hz.

Hoy en día se pueden encontrar bandoneones subidos inclusive a 445 Hz, pero la afinación debe estar siempre en relación con la de aquellos instrumentos de afinación fija que toquen junto con él, como el piano. En general los bandoneones con afinación 445hz, 448hz son instrumentos que presentan muchas afinaciones o malas afinaciones y el material de las lengüetas esta gastado por lo tanto deben afinarse mas agudos porque ya no soportan 442hz, las lengüetas son irrecuperables ya que la afinación consiste en limar cada voz y pierden constantemente material ante cada afinación, son instrumentos para estudio, raramente de uso profesional por carecer de buenos armónicos y un gran indicativo para conocer el estado real del instrumento.

Reafinación[editar]

En el bandoneón las voces se pueden afinar en orden de tercera, pero la afinación normal es de la octava superior a la nota que suena, más allá de la tercera, la voz vuelve otra vez a su nota básica, esta nota básica está en relación con el largo y el ancho de la lengüeta. Retirando material (reduciendo su espesor) sólo es posible dar toda la vuelta dos veces como máximo en cada voz: más allá de eso la lengüeta se debilita y se rompe con el uso normal.

Existe otro modo de cambiar la afinación: en lugar de retirar material, se agrega material al metal de la voz. Se utiliza plomo para bajar de octava y alterar la afinación (en inglés pitch), pero la soldadura de plomo debe ser fuerte, hecha con gas, para que el plomo no se desprenda con el movimiento del metal (que, por ejemplo en el la4 debe vibrar 440 veces por segundo).

Existen bandoneones unisonoros, bisonoros y trisonoros; los unisonoros responden a la primera época y a modelos más pequeños y livianos para niños, los bisonoros son los más utilizados por su brillo y afinación octavada, los trisonoros tienen una tercera voz para efecto de trémolo.

Los teclados del bandoneón se tocan con cuatro dedos de cada mano (el pulgar no se utiliza para las botoneras). Del lado derecho y por fuera, el bandoneón estándar posee una palanca para pulsar con el pulgar derecho; esta palanca cumple la función de embrague: deja pasar el aire para poder abrir o cerrar el fuelle sin tener que generar ningún sonido.

Para componer un acorde, hay que pulsar varios botones a la vez.

Historia del bandoneón[editar]

Bandoneón alemán marca «Doble A» (AA, por Alfred Arnold).

El bandoneón fue creado en Alemania como un órgano de iglesia portátil para la tarea de evangelización. Por esa razón tiene los botones ordenados de tal forma de facilitar la ejecución de las canciones evangelistas, por lo que resultan muy "desordenados" a la hora de tocar una escala, por ejemplo.

Entre las más reconocidas fábricas de bandoneón se encuentran las de la dinastía Arnold. En 1864 Ernst Louis Arnold (de Carlsfeld) adquiere la fábrica de Carl Friedrich Zimmermann y comienza la producción de bandoneones E. L. A (Ernst Louis Arnold). Cuando éste se retiró en 1880, uno de sus hijos varones (Ernst Hermann Arnold) se hizo cargo de la empresa.

Ernst Louis Arnold murió en 1910. Al año siguiente Paul y Alfred (otros dos hermanos de Ernst Hermann Arnold) abrieron su propia fábrica en el mismo pueblo de Carlsfeld.

Bandoneonista tocando un «fueye», con el típico paño sobre sus piernas, llamado "mandil"; para preservar la ropa de la fricción.

La nueva fábrica comienza a producir los emblemáticos AA (llamados «doble A»), A, Premier y Alfa. Paralelamente Ernst Hermann Arnold sigue fabricando la antigua línea ELA. Alfred Arnold muere en 1933 y Paul Arnold en 1952. Les sucedieron en la fabricación Arno Arnold (hijo de Paul) y Horst Arnold (hijo de Alfred). Pero la República Democrática Alemana llevó prácticamente a la extinción al bandoneón, al expropiar en 1949 la fábrica de los Arnold, con el objeto de convertirla en una “fábrica del pueblo” (incorporándose en 1952 a la Klingenthaler Harmonikawerke). Paul Arnold logró huir en 1950 a la zona occidental y establecer su propia fábrica en Obertshausen, que duró hasta poco después de morir su titular.[2]

Actualmente el bandoneón se sigue fabricando tanto en Alemania como en el resto del mundo de manera industrial y artesanal. Entre los nuevos fabricantes de bandoneones alrededor del mundo, se cuentan: Harry Geuns (Bélgica) , Klaus Gutjahr (Alemania), Uwe Hartenhauer (Alemania) y La Bandonion & Concertinafabrik Klingenthal (Alemania), Danielson (Brasil), Luis Mariani (Argentina) Angel Zullo (Argentina), Bandoneon Toscano (Argentina, Mendoza)[3] , Juan Pablo Fredes (Argentina, La Plata)

Baltazar Estol, Oscar Fischer, Tomás Schlottauer entre otros.

En Argentina y Uruguay se considera al bandoneón como un instrumento inseparable de las orquestas de tango. Llegó al país hacia 1900, importado desde Alemania por los inmigrantes.

No cabe duda que el bandoneón encontró un lugar insustituible en el tango. En lunfardo (la jerga usada por los tangueros de Uruguay y Argentina), el bandoneón es conocido como fueye, remplazando la «y» en lugar de la «ll» y pronunciándola como una sh rioplatense (En Uruguay y Argentina). El fueye es el alma de las orquestas de tango.

Un tango con letra de Pascual Contursi y música de Juan Bautista Deambroggio, compuesto en 1928 y que Carlos Gardel incorporó a su repertorio, trata ya al bandoneón como a un hijo adoptado:

Bandoneón arrabalero,
viejo fueye desinflado,
te encontré como a un pebete,
que la madre abandonó.

Actualidad[editar]

Interior de un bandoneón.

El bandoneón se encuentra actualmente en peligro de extinguirse tanto en Argentina como en el Uruguay. Esto se debe a numerosas causas:

  • Hace más de 50 años que cerraron las fábricas alemanas de bandoneones de más repercusión (ELA y AA)
  • A falta de personal calificado, muchas veces los instrumentos usados caen en manos de reparadores aficionados que terminan arruinándolos.
  • De los que había en la Argentina (país en el que se desarrolló casi toda la técnica interpretativa del instrumento) muchos se fueron deteriorando por uso normal, mal uso, mal almacenamiento o malas reparaciones.
  • No se exportan hacia América del Sur bandoneones de las nuevas fábricas europeas por razones de costo.
  • En Argentina y Uruguay, la mayoría de los bandoneones usados pertenecen a las desaparecidas fábricas alemanas ELA y AA.Muchas veces los instrumentos son tasados con elevado precio sólo por su marca o estado general externo, haciéndolos casi inaccesibles para el público general. Dicho costo, la mayoría de las veces, no tiene en cuenta la calidad de sonido del instrumento (Las fábricas alemanas ELA y AA en su época, construyeron diversas calidades de bandoneones bajo la mismas marcas y submarcas).
  • El 1 de octubre del 2009 además que el tango es declarado patrimonio de la humanidad, los luthiers Angel Zullo y su hijo Gabriel presentaron el primer Bandoneón Argentino A-Z,en el que trabajaron más de 5 años en la construcción de sus propias máquinas y herramientas y los únicos en construir sus propios peines y lenguetas en Argentina. El músico Rubén Juárez fue el encargado de probar y dar el visto bueno a este instrumento emblemático para la música nacional en un recital realizado en el Centro Nacional de la Música y la Danza, un encuentro organizado por la Asociación Argentina de Luthiers, con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Nación. Actualmente se construyen en Buenos Aires a pedido en forma artesanal.[4]
  • Como acotación, en Argentina, la Unión de Orquestas Típicas (UOT), y la sociedad civil La Casa del Bandoneón trabajan para que la situación comience a revertirse, y entre otras medidas comenzaron a juntar firmas que permitan declarar al bandoneón, como Patrimonio Cultural de la Nación.[5]
  • Exposiciones de instrumentos originales se encuentran en los Museos de Bandoneones como por ejemplo en Alemania a cargo de la Familia Preuss en Lichtenberg, otro a cargo de la Familia Steinhart en Kirchzarten/Freiburg.

Afinación[editar]

  • Si el bandoneón no ha sido afinado nunca, va a estar con afinación por debajo de 440 Hz, lo que va a representar un problema a la hora de tocar junto a otro bandoneón que sí está afinado más arriba; va a tener que gastar algo más de dinero para hacerlo afinar completo por un profesional, por lo que se puede discutir el precio final con el vendedor.
  • Usualmente el teclado de los bajos del bandoneón de 71 botones traía un sol grave y un la grave «abriendo»: al llevarlo a afinar conviene pasarlos a un fa grave y un mi grave de la octava siguiente, con el fin de tener un teclado más coherente.
  • Si el vendedor dice que el bandoneón ha sido afinado recientemente, es conveniente fijarse que el instrumento tenga en su interior el sello del luthier que realizó el trabajo; de otra manera se tratará de una afinación sin garantía, y por lo tanto pueden esperarse problemas técnicos.

Lista de bandoneonistas[editar]

Lista de luthiers y fabricantes[editar]

  • Bandonion & Concertinafabrik Klingenthal (Alemania)
  • Klaus Gutjahr (Alemania)
  • Uwe Hartenhauer (Alemania)
  • Danielson Industria de Acordeões e Bandoneões (Brasil)
  • Harry Geuns Bandoneons (Bélgica)
  • Premier Bandoneonbau Peter Spende (Alemania)
  • Pigini Fratelli & C. snc (Italia)
  • Victoria Accordions Company srl (Italia)
  • D. & J. Trupin SARL (France)
  • Mario Bianco (Uruguay)
  • Ricardo Matteo (Uruguay)
  • Baldoni Accordions(EEUU)
  • Stagi Accordions & Bandoneons (Italia)
  • Giustozzi (Italia)
  • Castagnari (Italia)
  • Bandoneon A.Z. - Ángel y Gabriel Zullo (Argentina)[6]
  • Museo "Luis Alfredo Mariani" (La Reja, Moreno, Argentina)[7]
  • Enrique Fasuolo (Argentina)[8]
  • Bandoneones A.A. Alfred Arnold (Alemania)
  • Bandoneones F.F. - Juan Pablo Fredes (Gambier, La Plata, Argentina)[9]
  • Bandoneones Baltazar Estol (Argentina)[10]
Fuente: Asociación Argentina de Luthiers[11]

Curiosidades[editar]

En la epoca de entre los 40 a los 70, argentinos principalmente llevaron el Bandoneón al Perú, influyendo en el sonido del Vals Peruano, muchos interpretes del Vals peruano usaron y siguen usando aún el bandoneón[12] [13]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Zucchi, Oscar (1998). El tango, el bandoneón y sus intérpretes. Corregidor. Consultado el 19 de octubre de 2013. 
  2. http://web.archive.org/web/http://www.elportaldeltango.com/especial/Bandoneon.htm Informe / Orígenes del Bandoneón en "El Portal del Tango".]
  3. http://www.nuestrosbandoneones.com/
  4. [1] Empezó a sonar el primer bandoneón nacional, Diario La Nación, 03/10/09]
  5. Salvar el bandoneón, Diario La Nación, 26/06/2009
  6. Tango y tangos. Argentina. Tango argentino. Bandoneón argentino ´AZ´, de Ángel y Gabriel Zullo. Consultado el 21 de abril de 2013.
  7. APAS - Agencia periodística de América del Sur. Crónicas del Sur. Tango, recuerdos y melodías. Nostalgias de bandoneón. Consultado el 21 de abril de 2013.
  8. Todo tango. La Comunidad. La mesa del Café. Enrique Fasuolo - Bandoneón. Consultado el 21 de abril de 2013.
  9. Juan Pablo Fredes - Hacedor de bandoneones Sitio oficial de la Asociación Judicial Bonaerense. Consultado el 8 de junio de 2012.
  10. Baltazar Estol. Bandoneones. Reconstrucción de refuerzos para los marcos de las tapas. Consultado el 21 de abril de 2013.
  11. Asociación Argentina de Luthiers Consultado el 21 de abril de 2013.
  12. A la vuelta de la esquina - Argentina (1/2) Informe sobre las influecias argentinas en el Perú, ver tambien la 2° parte.
  13. Lucha Reyes - Regresa Vals peruano usando el Bandoneón.

Enlaces externos[editar]