Enrique III de Castilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enrique III de Castilla
Rey de Castilla[1]
Enrique III de Castilla (Ayuntamiento de León).jpg
Enrique III de Castilla (Ayuntamiento de León)
Información personal
Reinado 13901406
Nacimiento 4 de octubre de 1379
Burgos
Fallecimiento 25 de diciembre de 1406
Toledo
Entierro Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo
Predecesor Juan I de Castilla
Sucesor Juan II de Castilla
Familia
Casa Real Casa de Trastámara
Padre Juan I de Castilla
Madre Leonor de Aragón
Regente
  • Consejo de Regencia aprobado en las Cortes de Madrid (1391-1392)
  • Consejo de Regencia aprobado en las Cortes de Burgos (1392-1393)
Descendencia véase Nupcias y descendencia
Coat of Arms of Henry III of Castile (1390-1406).svg
Escudo de Enrique III de Castilla

Enrique III de Castilla, el Doliente (Burgos, 4 de octubre de 1379 - Toledo, 25 de diciembre de 1406), hijo de Juan I y de Leonor de Aragón, fue rey de Castilla entre 1390 y 1406. Le sucedió a su muerte su hijo, Juan II de Castilla.

Primeros años[editar]

Nacimiento y educación[editar]

Fue hijo primogénito del recién coronado rey de Castilla Juan I y de su esposa, la infanta Leonor de Aragón, y hermano mayor de Fernando, quien sería rey de Aragón. Por parte paterna fueron sus abuelos Enrique II de Castilla y Juana Manuel de Villena y por parte materna Pedro el Ceremonioso, rey de Aragón, y su esposa, la reina Leonor de Sicilia.

Su crianza fue encomendada a Inés Lasso de la Vega, esposa de Juan Niño; en su infancia fue educado por el obispo de Tuy Diego de Anaya Maldonado, que posteriormente sería arzobispo de Sevilla, y por Álvaro de Isorna, que lo sería de Santiago; fue su ayo Juan Hurtado de Mendoza y su confesor el dominico Alonso de Cusanza, que después llegaría a ser obispo de Salamanca y de León.

Matrimonio[editar]

Poco después de su nacimiento fue prometido a la heredera del trono portugués Beatriz de Portugal en virtud de un tratado de paz que Castilla y Portugal firmaron durante una tregua en las guerras fernandinas, pero este matrimonio no llegó a a hacerse efectivo, pues al quedar viudo su padre en 1382, fue éste y no Enrique quien se casó con Beatriz.

En 1388, en virtud del tratado de Bayona, se casó en la Catedral de San Antolín de Palencia con Catalina de Lancáster, hija de Juan de Gante, duque de Lancaster, y de Constanza de Castilla, por lo tanto descendiente de Pedro I el Cruel; esto permitió solucionar el conflicto dinástico tras la muerte de Pedro el Cruel, afianzar la Casa de Trastámara, y establecer la paz entre Inglaterra y Castilla.

Príncipe de Asturias[editar]

Simultáneamente a su boda, con el beneplácito de las cortes de Briviesca, recibió el título de Príncipe de Asturias, siendo el primero en llevar dicho título, pues anteriormente los primogénitos de los reyes castellanos se habían llamado infantes mayores. En 1390 su padre consideró la posibilidad de abdicar en su favor para obtener el reconocimiento de los portugueses, pero fue disuadido de hacerlo por su Consejo Real, habida cuenta de los daños que habían ocasionado en el reino anteriores decisiones similares; sin embargo, en octubre de ese mismo año el rey Juan murió en Alcalá como consecuencia de una caída del caballo, y Enrique fue proclamado rey.

Asumió el poder efectivo el 2 de agosto de 1393, a la edad de 13 años, luego de un tumultuoso período de cambios en la regencia.

Reinado[editar]

Enrique III pacificó a la nobleza y restauró el poder real, apoyándose en la pequeña nobleza y desplazando así a sus parientes más poderosos (como Alfonso Enríquez y Leonor de Trastámara). Derogó privilegios concedidos por sus predecesores a las Cortes de Castilla, como la alcabala y el derecho de asistir al Consejo Real, impulsó la figura de los corregidores en las ciudades, y saneó la economía del reino. Disminuyó las persecuciones contra los judíos, promulgando varios edictos contra la violencia, que había sido particularmente grave en 1391.

Durante su reinado, la flota castellana obtuvo varias victorias contra los ingleses. En 1400 envió una flota de guerra que destruyó la base pirata de Tetuán, en el África del Norte. En 1402 comenzó la colonización de las Islas Canarias, enviando al explorador francés Jean de Béthencourt. Detuvo una invasión portuguesa, iniciada en 1396 con un ataque a Badajoz, estableciendo finalmente una tregua con el acuerdo firmado con Juan I de Portugal el día 15 de agosto de 1402.

Apoyó las pretensiones pontificias de Benedicto XIII y reanudó la campaña contra el reino nazarí de Granada, alcanzando una importante victoria en batalla de los Collejares, librada en 1406, aunque no pudo completarla porque le sobrevino la muerte. También envió a dos embajadas a Tamerlán, estando la primera encabezada por Hernán Sánchez de Palazuelos y la segunda por Ruy González de Clavijo. De la segunda embajada consta el relato del viaje en un libro, la Embajada a Tamorlán.

Con su salud afectada, en sus últimos años había delegado parte del poder efectivo en su hermano Fernando de Antequera, quien sería regente durante la minoría de edad del hijo de Enrique III, Juan II de Castilla.

Enrique III de Castilla falleció en la ciudad de Toledo el día 25 de diciembre de 1406, cuando preparaba una campaña contra el reino de Granada.

Sepultura de Enrique III[editar]

Sepulcro de Enrique III. Catedral de Toledo.

Después de su defunción, el cadáver de Enrique III de Castilla fue trasladado a la ciudad de Toledo, donde recibió sepultura en la Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo,[2] en la que sus restos mortales reposan en la actualidad. El sepulcro de Enrique III está colocado sobre la sillería del coro, en el lado del Evangelio, y es un sepulcro adosado de estilo plateresco. La caja del sepulcro está adornada con los escudos de Castilla y León, y en la parte baja del interior del lucillo de enterramiento están colocados tres paneles decorados con trofeos, y sobre los tres paneles dos niños aparecen sujetando la cartela que contiene el epitafio del monarca:[3]

"AQUI IACE EL MUI TEMIDO Y JUSTICIERO REI DON ENRIQUE DE DULCE MEMORIA QUE DIOS DE SANTO PARAISO HIJO DEL CATHOLICO REI DON JUAN NIETO DEL NOBLE CAVALLERO DON ENRIQUE EN 16 AÑOS QUE REINO FUE CASTILLA TEMIDA Y HONRRADA NACIO EN BURGOS DIA DE SAN FRANCISCO Y MURIO DIA DE NABIDAD EN TOLEDO IENDO A LA GUERRA DE LOS MOROS CON LOS NOBLES DEL REINO FINO AÑO DEL SEÑOR DE 1407."

Sobre el sepulcro está colocada la estatua yacente que representa a Enrique III, realizada en alabastro policromado. Enrique III aparece vestido con el hábito franciscano, aunque con las manos sujeta su espada, con su talabarte, que discurre paralelo al cordón franciscano. La cabeza del monarca, ceñida por la corona real, descansa sobre tres ricos almohadones, y los pies del rey aparecen descalzos. En los extremos de la estatua yacente están colocados cuatro ángeles arrodillados.

Nupcias y descendencia[editar]

Enrique III de Castilla contrajo matrimonio en 1388 con Catalina de Lancáster, hija de Juan de Gante, duque de Lancaster, y de Constanza de Castilla. La ceremonia religiosa tuvo lugar en la Catedral de Palencia. Fruto de su matrimonio nacieron tres hijos:

Ancestros[editar]


Predecesor:
Título de nueva creación
Príncipe de Asturias
1388 - 1390
Sucesor:
María de Castilla
Predecesor:
Juan I
Escudo de la Corona de Castilla.svg
Rey de Castilla

1390 - 1406
Sucesor:
Juan II

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. La titulación completa era: Rey de Castilla, de Toledo, de León, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén, del Algarve, de Algeciras y Señor de Vizcaya y de Molina.
  2. (Elorza, 1990, p. 65-66)
  3. (Elorza, 1990, p. 65-66)

Bibliografía y fuentes[editar]

Enlaces externos[editar]