Colaboración público-privada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Colaboración público privada»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina Colaboración público privada a un tipo de contrato mediante el cual una empresa presta un servicio público y es financiada u organizada a través de una asociación económica entre el Estado (o cualquier otra administración pública) y una o más empresas, ya sea privadas o sociales. Estos esquemas son a veces abreviados (en inglés) como PPP o P3.

En algunos tipos de PPP el gobierno utiliza los ingresos de los impuestos a fin de proveer el capital necesario para la inversión, aunque las operaciones sean dirigidas en forma conjunta con los socios no gubernamentales o a través de contratos de manejos (en una forma limitada o intermedia de privatización). En otros tipos, la inversión la efectúa el sector privado sobre las bases de un contrato con el Estado a fin de proveer los servicios determinados. La contribución estatal puede ser en bienes, especialmente la transferencia de bienes públicos) o elementos de infraestructura. En proyectos que tienen como objeto la creación de tales bienes públicos, el Estado puede proveer un subsidio, ya sea a través de una beca para los gastos de capital o para los ingresos (lo que puede consistir en todo por todo en la eliminación o regímenes especiales de impuestos o en la garantía de ingresos mínimos por un cierto periodo).

Empresa de propósito especial[editar]

Habitualmente se constituye una empresa para cada contrato (llamada en inglés Special Purpose Entity (SPE) o Special Purpose Vehicle (SPV) (Entidad o Vehículo de propósito especial) a fin de construir, desarrollar, mantener y operar el proyecto durante el periodo que el contrato establece. En aquellos casos en los que el Estado ha invertido directamente en los activos, obtiene (aunque no siempre) una cantidad de acciones en la empresa. Es la SPE (sociedad de propósito especial) la que firma el contrato tanto con la administración pública como con sus distintos proveedores, limitando el riesgo de los accionistas a la propia SPE.

Los complejos contratos implicados, especialmente en el sector de infraestructuras, hacen que este tipo de proyectos sean uno de los principales objetivos de Project Finance. Por ejemplo, un PPP típico actual puede englobar la construcción de un hospital por una empresa privada (con financiación también privada). El edificio es posteriormente arrendado por un periodo determinado a la autoridad sanitaria estatal. El constructor privado continua actuando como propietario (proveyendo el mantenimiento del edificio, etc) y quizás incluso otros servicios no médicos (limpieza, etc) -también bajo contrato, aunque no necesariamente el mismo- mientras los servicios médicos son provistos por la autoridad, ya sea en forma directa o a través de otro contrato. Esa autoridad médica puede incluso entrar en contratos de duración específica con especialistas -concentrando, por ejemplo, la prestación de algún tipo de intervención quirúrgica especializada en un periodo dado cada cierto tiempo, etc.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]