Citroën BX

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Citroën BX
Citroen BX Midi.jpg Primera serie del Citroën BX.
Fabricante Citroën
Período 1982-1993
Fábricas Rennes, Francia
Predecesor Citroën GS
Sucesor Citroën Xantia
Tipo Automóvil de turismo
Segmento Segmento D
Carrocerías Berlina-hatchback 5 puertas
Familiar 5 puertas
Configuración Motor delantero transversal / tracción delantera o total
Largo Berlina: 4230 mm
Familiar: 4440 mm
Ancho Berlina: 1650 mm
Familiar: 1680 mm
Altura Berlina: 1350 mm
Familiar: 1380 mm
Distancia entre ejes 2665 mm
Peso 885 - 1280 kg
Relacionado Peugeot 405
Diseñador Marcello Gandini
Vista posterior de un Citroën BX de la última serie.
Citroën BX familiar.

El Citroën BX es un automóvil del segmento D producido por el fabricante francés Citroën entre los años 1982 y 1994. Se trataba de un vehículo con una línea angulosa, con la luna trasera muy tendida y quinta puerta posterior. El diseño del italiano Marcello Gandini (cuando trabajaba en Bertone) queda patente en el corte del paso de rueda trasero (algo parecido al anterior Maserati Quattroporte). Existió una práctica, pero no demasiado estética carrocería break, denominada Evasión en muchos mercados, que apareció en 1984. En ese mismo año, el BX fue nombrado Coche del Año en España.[1] Su producción total fue de 2.315.739 millones de unidades.

El BX fue sustituido en 1993 por el Citroën Xantia, si bien la carrocería Break-Evasion siguió en el mercado hasta un año después. Protagonizó una gran competencia en los últimos años con su hermano menor, el Citroën ZX, de técnica más convencional, pero de concepción más moderna. Durante sus 12 años de producción, se fabricaron en total 2.315.739 unidades.[2]

Nomenclaturas y definiciones[editar]

La nomenclatura de las versiones venía dada por dos datos: un número de dos dígitos y una combinación de letras. La primera cifra indicaba la cilindrada del vehículo, mientras que las letras daban una idea del nivel de equipamiento y motorización. Por ejemplo, un BX 19 RD llevaba un motor 1.900 (19), un nivel de acabado medio-bajo (R) y mecánica diésel (D). La gama de motorizaciones abarca desde sencillas mecánicas de gasolina hasta modernos Turbo Diésel.

Equipamiento[editar]

Variante Definición Ejemplo
Nada / T Nivel mínimo de equipamiento BX TD: Básico y Diésel, motor 1.769 (no confundir con Turbo D)
R Nivel básico de equipamiento BX 14 RE. Conlleva limpialuneta posterior, asiento trasero partido...
TG - TR Nivel intermedio de equipamiento BX 19 TRS. Implica elevalunas eléctricos, cierre centralizado...
TZ Nivel máximo de equipamiento BX 19 TZS. 4 elevalunas eléctricos, espejos eléctricos, faros antiniebla delanteros...
GT Equivalente al TZ con matices deportivos.

Sólo para motores 1.9 gasolina.

BX GTi. Instrumentación de 6 relojes, asientos especiales...

Motorizaciones[editar]

Variante Definición Ejemplo
E Economía BX 14 E. Llamaban así a los motores 1.400 y a los 1.600 desinflados (15) sin presencia en España.
S Sport BX 16 RS. Sería un BX 1.600 gasolina de equipo medio-bajo.
I Inyección BX 19 TZi. BX 1.900 gasolina de inyección con equipamiento elevado.
D Diésel BX 19 TRD. Sería un BX 1.900 Diésel sin turbo con equipamiento medio.
D TURBO Diésel Turbo BX TZD TURBO. Sería un BX Turbo Diésel con equipamiento medio-alto; era el motor 1.769.

Carrocerías[editar]

Citroën BX de 1990.

Existió en dos carrocerías, tanto cinco puertas fastback como familiar, también de cinco puertas. En los BX de primera serie, los intermitentes delanteros eran de una altura inferior al faro y de color amarillo, mientras que en la segunda éstos adoptaron el color blanco y la misma altura que el faro. Los pilotos traseros de la primera y segunda versiones coincidieron, si bien en la última (la posterior a 1991) llevaba los pilotos traseros ahumados, al estilo del recién aparecido ZX. En el familiar los cambios fueron de la misma índole, y era construido por el célebre carrocero francés Heuliez.

El interior de los coches de los años 80 estaban realizados utilizando muchos materiales plásticos. En el exterior muchos fabricantes cambiaron a la fibra de vidrio para algunas partes, como los parachoques a causa de su poco peso y deformabilidad. Citroën fue más lejos que la mayoría con el BX, al elegir hacer, no sólo los parachoques de plástico, sino también el capó y el portón trasero.

Mecánica[editar]

Motores[editar]

Todos los motores iban montados sobre el eje delantero en disposición transversal.

En los motores de gasolina hubo versiones de carburación y de inyección. Las primeras se distinguían por ir nombradas con las letras E o S (ej: BX 14 RE, BX 16 TRS) y las de inyección, por llevar la letra I (ej: BX GTi, BX 19 TGI).

Nombre comercial Cilindrada real Rango potencias Comentario
11 gasolina 1.124 cm^3 55 a 60 CV Sólo disponible en países donde la fiscalidad afectaba a la cilindrada

(Italia, Grecia, Portugal). Insuficiente pero económico.

14 gasolina 1.360 cm^3 60 a 72 CV El modelo base se llamaba BX a secas. Contaba con 60 CV y 4 marchas.

El 14 de 72 CV fue muy popular en España, al ser base de muchas versiones especiales.

15 gasolina 1.580 cm^3 74 a 88 CV Estas versiones no llegaron a España. Se trataba del motor 16 desinflado.
16 gasolina 1.580 cm^3 90 a 95 CV Tal vez la versión más extendida de todas, concretamente el BX 16 TRS.

Fiable y prestacional, si bien algo ruidoso.

17 Diésel 1.769 cm^3 60 CV Muy apreciado por los taxistas. El mismo motor del Visa o del 205.

Irrompible, hecho para durar, pero de prestaciones modestas, disponible con 4 y 5 marchas. Este 17 nunca apareció en la placa identificativa, era BX D a secas.

17 Turbo Diésel 1.769 cm^3 90-92 CV Sobre la base del motor anterior se instalan un turbo y un intercooler.

Como todos los motores Diésel del BX, era inyección indirecta. Culatas frágiles.

19 Diésel 1905 cm^3 65 a 71 CV Muy apreciado por profesionales del volante (taxistas, comerciales) por sus buenas prestaciones y sobre todo, por su bajísimo consumo.

Combinado con todos los niveles de acabado posibles. Indestructible, al igual que el 17 Diésel, hecho para durar, una joya que incluso con 20 años funciona como el primer día.

19 gasolina 1905 cm^3 105 a 160 CV El más prolífico. Hubo versiones de 105, 123 y 160 CV. Las dos últimas

llevaban el apellido GTi, con culata de 16 válvulas la segunda. Muy apreciados por sus excelentes prestaciones.

Transmisión[editar]

Los BX dispusieron mayoritariamente de tracción delantera y caja de cinco velocidades, si bien existió una versión 4x4 muy interesante. Ésta estuvo disponible en carrocería normal y break; el motor asociado en España era el 1.9 de 105 CV. En Europa también se combinó con el motor 19 GTi 123 CV, pudiendo presumir Citroën de disponer en su catálogo de un coche con una elevadísima seguridad activa (ABS, tracción total y suspensión hidroneumática). También hubo algún Turbo D asociado a esta transmisión.

Existían variantes de caja automática, siendo ésta un clásico convertidor hidráulico de par con cuatro velocidades.

Suspensión[editar]

Una de las peculiaridades del coche era el esquema de suspensión, hidroneumática como en todos los Citroën a partir de gama media-alta, que proporcionaba un elevado confort, si bien en algunos casos tendía a marear a los ocupantes de las plazas traseras. Daba la posibilidad de elevar o bajar el coche a voluntad, desde dejarlo prácticamente a ras de suelo como elevarlo lo suficiente para facilitar la operación de cambio de rueda. Se accedía a ella en una palanca situada en la consola del freno de mano, con cuatro posiciones distintas (Parking, Normal, Uso Especial para carreteras de firme degradado o pistas y Cambio de rueda).

El circuito hidroneumático alimentaba suspensiones, frenos y en su caso, dirección asistida. Iba alimentado por el fluido LHM (Líquido Hidráulico Mineral) de Citroën.

Interiores y equipamiento[editar]

Tablero del último modelo, en concreto de un BX GTi.

De 1982 a 1985 llevó un curioso salpicadero con cuadro de mandos por esferas y no indicadores convencionales, así como los satélites para controlar los distintos mandos -intermitentes, limpiaparabrisas, luces...- muy al estilo del Visa. La racionalización llegó en 1985, con un interior mucho más convencional.

El equipamiento incluía (según versiones) aire acondicionado con reciclaje, elevalunas eléctricos delanteros y/o traseros, cierre centralizado (con mando a distancia en las versiones más equipadas), cuentarrevoluciones, dos guanteras con tapa, faros delanteros antiniebla, limpia-lava luneta posterior, dirección asistida, llantas de aleación, panel de control esquemático de puertas abiertas o mal cerradas, asiento posterior abatible 1/3 - 2/3, reposacabezas traseros, faros halógenos, espejo derecho eléctrico y también el izquierdo en las versiones más lujosas de los últimos años, u ordenador de a bordo opcional en los primeros GTI. Las versiones más básicas carecían de todos estos elementos.

Mantenimiento[editar]

El BX, como Citroën con suspensión hidroneumática que era, tenía una cierta fama de vehículo complicado de mantener y reparar. Esto no era así, porque los BX no daban mayores problemas. Únicamente requerian un poco de atención a las esferas de la suspensión hidroneumática y un control periódico del nivel de líquido hidroneumático o LHM. También alguna vez hubo algún que otro problema eléctrico en los accesorios, tal como elevalunas, retrovisores o cierre centralizado, en las versiones que las llevasen.

Los motores más fiables son los gasolina 1.400 de 72 CV y los 1.900 GTi de 123 CV, y los Diésel en cualquiera de sus versiones no turbo.

Las versiones con tracción total también requieren una inspección periódica en su sistema de transmisión.

Referencias[editar]

  1. Citroën BX, Coche del Año 1984. ABC.es.
  2. "Dates" (Paris: Automobiles Citroën Corporate Communications Division, 1999), p.76.

Enlaces externos[editar]