Chelicerata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Chelicerata
Limule(dD).jpg
Limulus
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Chelicerata
Heymons, 1901
Clases

Los quelicerados (Chelicerata, del griego χελή khelé, "pinzas" y κερατος kératos, "'portador", ) constituyen un subfilo del filo Arthropoda. Se diferencian de los demás artrópodos, entre otras características, por carecer de antenas.

Morfología[editar]

Tienen el cuerpo típicamente dividido en dos regiones o tagmas, una anterior denominada prosoma (o cefalotórax) y una posterior u opistosoma (abdomen).

El prosoma se compone del acron presegmentario y 6 segmentos, y a menudo está cubierto por un escudo dorsal. Carecen de antenas y de mandíbulas. Presenta 6 pares de apéndices, todos ellos multiarticulados y unirrameos: quelíceros (apéndices bucales), pedipalpos, y 4 pares de patas marchadoras. Tienen ojos compuestos laterales y/o ojos simples medianos.

El opistosoma, formado por hasta 12 segmentos y el telson, presenta apéndices muy diferenciados o bien carece de ellos, según los grupos. Los gonoporos se abren en el segundo segmento.

Origen evolutivo[editar]

Las relaciones filogenéticas de este grupo son poco conocidas. Aunque la mayoría de sus representantes actuales son terrestres, se originaron en el medio marino a principios del Cámbrico. Se piensa que podrían haber evolucionado a partir de trilobites bentónicos predadores.[cita requerida]

Algunos autores consideran al fósil de Burgess Shale Sanctacaris como el primer quelicerado, mientras que otros prefieren considerar esta especie como un grupo hermano al resto de los quelicerados, ya que no presenta quelíceros y sus apéndices son birrámeos.

Diversidad[editar]

Los quelicerados incluyen cuatro clases, Arachnida, Xiphosura, Eurypterida y Pycnogonida, aunque para algunos especialistas estos últimos no deberían incluirse. Los Xiphosura y los Eurypterida se reúnen tradicionalmente en un solo grupo, Merostomata, al que se le otorga con frecuencia el rango de superclase.

Se conocen más de 70.000 especies actuales de quelicerados, casi todas pertenecientes a la clase de los arácnidos.


Un euriptérido.

Euriptéridos[editar]

Los euriptéridos son un grupo de quelicerados fósiles conocidos popularmente como escorpiones marinos, a pesar de no estar directamente relacionados con ellos. Son los artrópodos más grandes que han existido, ya que alcanzaban 2,5 m de longitud.

Vivieron en los mares del Ordovícico medio al Pérmico superior, donde fueron los depredadores más fuertes de su época.


Un xifosuro.

Xifosuros[editar]

Los xifosuros son un grupo muy antiguo que en la actualidad comprende solo cuatro especies que pueden considerarse como auténticos fósiles vivientes, supervivientes de épocas remotas. El telson es largo y estrecho, de donde deriva su nombre. Viven en los fondos marinos y pueden alcanzar los 50 cm de longitud. Son carnívoros y se alimentan de moluscos, anélidos y otros invertebrados marinos, de animales muertos, que sujetan y desmenuzan con los quelíceros.


Un picnogónido.

Picnogónidos[editar]

Los picnogónidos, conocidos como arañas de mar, son un grupo de extraños artrópodos exclusivamente marinos, clasificados tradicionalmente dentro de los quelicerados, pero con relaciones filogenéticas inciertas. Tienen un cuerpo muy estrecho del que parten de cuatro a seis pares de largas patas. En general miden unos pocos centímetros, pero algunas especies abisales pueden alcanzar una envergadura de medio metro. Viven en el fondo por donde caminan con sus largas patas en busca de presas, ya que son depredadores (o carroñeros) de animales bentónicos.


Una araña.

Arácnidos[editar]

Los arácnidos son el grupo predominante de quelicerados actuales. Incluye unas 70.000 especies. Son, junto con los insectos y los vertebrados amniotas, los animales que mejor se han adaptado a tierra firme. Destacan las arañas, que representan más de la mitad de las especies (unas 38.000) y los ácaros, con 30.000; también encontramos los escorpiones, temibles por su picadura, y los opiliones, parecidos a arañas de patas muy delgadas y largas; otros grupos con menos especies son los solífugos, los vinagrillos y los amblipigios, todos ellos inofensivos a pesar de su aspecto agresivo.