Camilo Torres Tenorio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Camilo Torres Tenorio
Camilotorres.jpg

Escudo de Bogotá.svg
Diputado de la Junta Suprema de Santa Fe
1810-1811

Coat of arms of United Provinces of New Granada (provisional).svg
Presidente del Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada
27 de octubre de 1812-5 de octubre de 1814
Predecesor Antonio Nariño, como Secretario del Congreso
Sucesor José María del Castillo

Coat of arms of United Provinces of New Granada.svg
Presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada
15 de noviembre de 1815-22 de junio de 1816

Coat of arms of Colombia.svg
5.º Presidente Titular de la República de Colombia
27 de octubre de 1812-5 de octubre de 1814
Predecesor Manuel Benito de Castro
Sucesor Manuel de Bernardo Álvarez

Coat of arms of Colombia.svg
14.º Presidente Titular de la República de Colombia
15 de Noviembre de 1815-22 de junio de 1816
Predecesor Antonio Villavicencio
Sucesor José Fernández Madrid

Datos personales
Nacimiento 22 de noviembre de 1766
Popayán, Nuevo Reino de Granada
Fallecimiento 5 de octubre de 1816
(49 años)
Santafé
Cónyuge Francisca Prieto y Ricaurte
Alma máter Universidad del Rosario
[editar datos en Wikidata]

Camilo Torres (Popayán, Nuevo Reino de Granada, 22 de noviembre de 1766 - Santafé de Bogotá, 5 de octubre de 1816) fue abogado, intelectual, político, y mártir que encabezó el movimiento de la primera independencia de la Nueva Granada, hoy Colombia. Por su capacidad oratoria, pasó a la historia como El Verbo de la revolución.

Primeros años[editar]

Era hijo del español Jerónimo de Torres Herreros, natural de la villa de Calahorra, y la payanesa María Teresa Tenorio y Carvajal. Estudió en el Real Colegio Seminario San Francisco de Asís, conocido en la actualidad como Real Colegio San Francisco de Asís, de su ciudad natal, plantel en el que aprendió latín, griego, retórica, matemáticas, filosofía y teología, estudios que complementó en Bogotá en el Colegio Menor de Nuestra Señora del Carmen, donde recibió el grado de Bachiller en Filosofía. Estudió Derecho Canónico en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, hoy Universidad del Rosario. Fue el más eminente de los abogados del país en su época y recibió el título de Abogado de los Reales Consejos, expedido por la Corona española. Su familia fue dueña de extensos terrenos en San Juan del Micay, actual departamento del Cauca, y de terrenos en la ciudad de Neiva.[1]

Matrimonio[editar]

Durante una de las famosas tertulias que se celebraban habitualmente en la casa de doña Manuela Santamaría de Manrique en Bogotá, Torres conoció a María Francisca Prieto y Ricaurte, prima de la anfitriona, y de ella quedó perdidamente enamorado de inmediato. Era hija de Joaquín Prieto y Dávila y Rosita Ricaurte Torrijos. Contrajeron matrimonio en Bogotá en 1802 y pasaron la luna de miel en Fusagasugá. Después, se instalaron en una amplia casa bogotana frente al Observatorio Astronómico, donde nacieron los seis hijos de la pareja.

La revolución independentista[editar]

El primer hecho que relaciona a Camilo Torres con el ambiente político que se vivía en el Nuevo Reino de Granada tuvo un lugar tras la traducción de los Derechos del Hombre y del Ciudadano del francés al español, hecha por Antonio Nariño (Santafé, 1793). La publicación de este texto originó el cierre de la tertulia «El Arcano Sublime de la Filantropía», supuso la cárcel y el exilio para algunos granadinos y la apertura de un proceso seguido contra varios alumnos del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, entre los que se contó a Camilo Torres. Allanada su biblioteca, se encontraron gran cantidad de libros en francés que fueron llevados para que la Inquisición los analizara.

En 1808 cuando Napoleón impuso en el trono español a su hermano José y encarcelo al rey de España y la noticia llegó al Virreinato de la Nueva Granada el 14 de enero de 1809, Camilo Torres se opuso, y lo manifestó en diferentes espacios.

Obra escrita[editar]

En 1809 se inmortalizó con su Memorial de Agravios, una crítica al gobierno español y a la falta de oportunidades para el acceso de los criollos nobles y adinerados a los cargos de decisión en la Nueva Granada. El documento nunca llegó a su destinatario, que era la Junta Suprema Central de España (que se hallaba entonces en Sevilla, de ahí que Torres dirija su memorial a la «junta de Sevilla»), organismo que asumía la soberanía nacional en nombre del rey Fernando VII secuestrado en aquel momento en Bayona, y sólo vino a ser publicado varias décadas después de la muerte de Torres. En éste documento se destacaba su carácter de apoyo a la corona con requisitos de igualdad para criollos, más que de ser un documento en pro de la independencia de las colonias

A partir del establecimiento de la junta de gobierno, participó activamente de ésta, así como en sus eventos protocolarios, como integrante de la junta se intuye redactor y revisor de sus numerosos decretos donde se redujeron las ventajas tributarias con que contaban los indigenas en la colonia, la eliminación de los resguardos y el veto al voto a las clases pobres.

El 22 de diciembre al instalarse el primer congreso de las provincias de la Nueva Granada en Santafé, como representante dela provincia de Pamplona, se opuso activamente a la entrada del representante de la provincia de Sogamoso, la cual recientemente había declarado su autonomía de la de Tunja, argumentando que ésta nueva provincia estaba compuesta de indigenas y pueblos miserables, al no ser su propuesta aplicada se retiró del congreso dando grandes voceríos.

Presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada[editar]

El 15 de noviembre de 1815 fue elegido como Presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada. El 12 de marzo de 1816, tras la derrota parcial de las tropas de Custodio García Rovira en Cachirí y la definitiva en El Socorro, renunció al gobierno junto con el gobernador de Cundinamarca, José María García Hevia. En su reemplazo fue elegido dictador José Fernández Madrid.

Durante este período, conocido como la Patria Boba, se constituyó como líder de los federalistas, quienes abogaban por convertir a las Provincias Unidas en una federación, en contraposición a los centralistas, encabezados por Antonio Nariño, quienes propugnaban un sistema unitario gobernado desde Santa Fe.

Ejecución[editar]

Camilo Torres - Portrait et signature.jpg

Conocidos los planes del General español Pablo Morillo de concretar la Reconquista de los territorios sublevados, Torres organiza en 1816 su huida en compañía de su familia. Se establecen inicialmente en El Espinal, actual departamento del Tolima. Allí se quedaron su esposa y sus hijos, mientras él continuaba su viaje hasta Popayán en compañía de su hermano Jerónimo y de su secretario privado. La tropa del General Pablo Morillo alcanzó primero a la familia de Torres y fue así como el Comisionado de la Junta de Secuestros, Antonio Hernández, confiscó todos los recursos con los que la señora de Torres contaba en ese apartado paraje. Morillo ordenó que tanto la esposa como los hijos de Torres fueran traídos a Santafé de manera inmediata, orden que fue cumplida con celeridad por los lugartenientes del militar español.

Por su parte, Torres se encontraba en alguna locación entre Popayán y el puerto de Buenaventura en julio de ese mismo año (1816) cuando fue capturado por las fuerzas de Morillo. A pesar de las influencias de su familia, Torres es enviado a Santafé y fusilado entre la noche del 4 y la madrugada del 5 de octubre del mismo año, dentro del régimen del terror del plan de Morillo. Junto a él murieron en el patíbulo el Conde de Casa Valencia, don Manuel Rodríguez Torices y don José María Dávila.

El cuerpo de Torres fue desmembrado por las extremidades, que se ubicaron en las cuatro entradas de la ciudad para horrorizar a la población, y su cabeza, cuyo rostro había sido desfigurado por las balas, fue colocada en una lanza en la plaza para mayor escarnio público. Sus restos nunca fueron encontrados.

Destino de la familia de Torres[editar]

La familia de Torres sufrió posteriores hostigamientos que se tradujeron en una nueva confiscación de sus bienes materiales, en ese momento aún cuantiosos. Hay memoria de que la señora de Torres entregó hasta un dedal de oro que poseía.[2] En un giro trágico del destino, viuda e hijos del abogado más destacado de la Nueva Granada pasaron de la opulencia a vivir de la caridad pública hasta que, años después, Simón Bolívar decidió enmendar esta penosa situación. Bolívar profesaba un enorme respeto por Torres y sentía una deuda de gratitud hacia él por el apoyo que había recibido de su parte años atrás. Es célebre la siguiente carta de Bolívar:

«Excelentísimo señor Vicepresidente de la República

Encargado del Poder Ejecutivo.

Presente.-

Excelentísimo señor:

La viuda del más respetable ciudadano de la antigua República de la Nueva Granada se halla reducida a una espantosa miseria, mientras yo gozo de treinta mil duros de sueldo. Así he venido en ceder a la ciudadana Francisca Prieto, mil pesos anuales de los que a mí me corresponden. En consecuencia, sírvase vuestra excelencia ordenar que se satisfaga la mesada correspondiente, descontándoseme a mí. Dios guarde a V.E. muchos años.

Bolívar

Cuartel General de Bogotá, a 6 de noviembre de 1821».[2]

Honores[editar]

La memoria de Camilo Torres ha sido honrada en Colombia de diversas maneras:

Busto de Torres en el sector de La Capuchina. Obra de Pietro Tenerani.
  • Su efigie aparecía en algunos diseños de billetes colombianos, tales como los de 2 pesos y 50 pesos emitidos por el Banco de la República de Colombia.
  • En 1960, un avión de la aerolínea Avianca fue bautizado en la ciudad de Cali con el nombre de Camilo Torres. Al acto asistieron numerosos descendientes del prócer payanés, entre ellos, las familias Arroyo Arboleda, Cárdenas Arboleda, Arboleda Chaux y Arboleda Arboleda.

Monumentos[editar]

  • En 1840 fue ordenada la fundición en bronce de un busto del prócer al escultor italiano Pietro Tenerani por cuenta del patricio José Ignacio París Ricaurte que fue ubicada en la Plazoleta de La Capuchina de Bogotá, cerca del sector de San Victorino.
  • En 1929 se ubicó una urna funeraria simbólica con el nombre de Torres en el Panteón de los Próceres de Popayán. Se encuentra vacía, pues los restos del prócer nunca fueron recuperados debido a las circunstancias mismas de su muerte y al régimen del terror imperante en la época en que fue sacrificado.
  • Una placa en su memoria se encuentra ubicada en el claustro del Colegio Mayor del Rosario en Bogotá.[3]
  • En la plazoleta de San Francisco en Popayán se inauguró el 11 de octubre de 1916 una estatua del prócer con la toga de abogado y un manuscrito enrollado del Memorial de Agravios, la cual fue comisionada al escultor francés Raoul Verlet.
  • La réplica del monumento de Popayán se halla en la plazoleta del Colegio Mayor de San Bartolomé, en la esquina suroriental de la Plaza de Bolívar de Bogotá.
  • Un busto del prócer payanés fue develado en la primera mitad del siglo XX en la entrada principal del Externado Nacional Camilo Torres, en la Carrera Séptima de Bogotá.
  • En 1960, al conmemorarse el sesquicentenario de la independencia de Colombia, la colonia española residente en Bogotá encabezó un homenaje en el cual se descubrió un busto del mártir payanés, que permanece desde entonces en la Casa del Florero (Museo del 20 de julio), y el cual incluye una inscripción en letras de molde con la siguiente leyenda: A don Camilo Torres Tenorio, moción de perpetuo desagravio. De la colonia española residente en Bogotá. 20 de julio de 1960.

Referencias[editar]

  1. Arboleda, Gustavo (1967). Diccionario biográfico y genealógico del antiguo Departamento del Cauca. Bogotá: Editorial Guadalupe Ltda. pp.427-428
  2. a b Maya, Rafael (1982). «Camilo Torres», ensayo aparecido en Obra crítica. Bogotá: Ediciones Banco de la República. p. 117
  3. El monumento cuenta con la siguiente inscripción: CAMILLO TORRES CLARISSIMO ATQVE ORNATISSIMO VIRO CUI MORS OB REMPVBLICAM OBITA ERIT PROFECTO VITAE SEMPITERNAE. RECTOR AC CONSILIARII OMNES HVIVS AMPLISSIMI COLLEGII A QVO VIRTVTEM SAPIENTIAM PROPOSITVM QVE DVXIT HOC MONIMENTVM MORTIS EIVS DECORANDAE CAVSA ET VT PATRIAE IVVENTVTI SANCTISSIMA VITA SIT EXEMPLO DICATVM ESSE VOLVERVNT. (A Camilo Torres, varón egregio e ilustre, cuya muerte por la República le abrirá las puertas de la vida eterna. El Rector y los Consiliarios de este noble Colegio en el que aprendió la virtud, la sabiduría y las normas de vida, consagraron este monumento con el fin de honrar la memoria de su muerte y para que su vida inmaculada sea ejemplo a la juventud de la Patria) Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario (sin fecha). Placas conmemorativas. Separata de la Revista del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Bogotá: Montoya & Araujo Ltda. p.7

Bibliografía[editar]

  • Martínez Delgado, Luis (1959). Popayán, Ciudad Procera. Bogotá: Kelly.
  • Maya, Rafael (1982). «Camilo Torres», ensayo aparecido en Obra crítica, tomo I. Bogotá: Ediciones Banco de la República.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Antonio Nariño
Presidentes de la Federación de las Provincias Unidas de la Nueva Granada
15 de noviembre de 1815 a 14 de marzo de 1816
Sucesor:
Manuel de Bernardo Álvarez