Calibán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Tempestad, de William Hogarth; Calibán aparece en el extremo derecho.

Calibán es el nombre de un personaje de La tempestad, de William Shakespeare. En dicha obra, Calibán es un salvaje primitivo, esclavizado por el protagonista, Próspero, y representa los aspectos más materiales e instintivos del ser humano, frente al otro sirviente de Próspero, Ariel, que representa lo elevado y lo espiritual.

Este personaje ha sido reutilizado por la literatura posterior, reinterpretándolo como un símbolo del "hombre natural" de Rousseau, del materialismo frente al idealismo, de las clases sociales oprimidas por el capitalismo o de los pueblos colonizados.[1] [2]

El nombre[editar]

El nombre de "Calibán" puede tener su origen en una trasliteración de la palabra "caníbal", que a su vez es una deformación de la palabra Caribe.[3] Caliboun es también un término romaní para "negro". Todas estas referencias parecen vincular a Calibán con la visión europea de los nativos americanos y africanos. Además, Shakespeare pudo inspirarse directamente en la obra de Montaigne De los Caníbales, uno de cuyos párrafos es recitado textualmente por uno de los personajes.[4]

El personaje en la obra de Shakespeare[editar]

Según lo que Próspero cuenta en La tempestad, Calibán es el hijo de la bruja Sycorax y un diablo. Expulsada de Argelia, Sycorax se refugió en la isla en la que trascurre toda la obra, donde dio a luz a Calibán antes de la llegada de Próspero, quien lo cría y lo convierte en su esclavo. Próspero explica su dureza hacia Calibán porque, según él, cuando lo trató con naturalidad y humanidad, éste intentó violar a su hija, Miranda, algo que el propio Calibán confirma graciosamente cuando afirma que, de no haber sido interrumpido, habría poblado la isla con una raza de Calibanes.

En venganza por este trato inhumano, Calibán adopta a Estéfano, uno de los náufragos que llegan a la isla al comienzo de la obra, como su nuevo dios y señor, después de probar su vino. Calibán intenta incitar a Estéfano para que mate a Próspero; sin embargo, al final de la obra reconocerá que Estéfano no es ningún dios, y aceptará volver a servir a su antiguo amo, Próspero.

Revisiones y reelaboraciones de Calibán[editar]

Calibán en la literatura en lengua inglesa[editar]

  • La literatura inglesa ha realizado varias revisiones y reinterpretaciones del personaje de Calibán, muchas de ellas ofreciendo el punto de vista del salvaje. Así, Robert Browning escribió un monólogo dramático titulado Caliban upon Setebos, en el que el personaje aparece redefinido como el "hombre natural" de Rousseau. W. H. Auden también hizo hablar a Calibán en su poema The Sea and the Mirror ("El mar y el espejo"), una meditación sobre temas de La Tempestad.
  • Oscar Wilde, en el prólogo a su novela El retrato de Dorian Gray, también hace una breve mención a Calibán: "The nineteenth century dislike of realism is the rage of Caliban seeing his own face in a glass. The nineteenth century dislike of romanticism is the rage of Caliban not seeing his own face in a glass." ("El rechazo decimonónico del realismo es la rabia de Calibán al ver su cara en el espejo. El rechazo decimonónico del romanticismo es la rabia de Calibán al no ver su cara en el espejo").
  • La anterior cita es reutilizada y adaptada por James Joyce en su Ulysses, cuando el personaje de Malachi Buck Mulligan compara a Stephen Dedalus con Calibán: "The rage of Caliban at not seeing his face in a mirror, he said. If Wilde were only alive to see you!" ("La rabia de Calibán al no ver su cara en el espejo, dijo. ¡Si Wilde pudiera estar vivo para verte!") (Ulysses, capítulo 1: Telémaco). Dicha referencia tiene una doble interpretación: en lo individual, se refiere irónicamente a la sensación que Stephen tiene de estar siendo controlado por Buck y Haines en su propia casa; en lo colectivo, puede representar la situación de Irlanda y sus deseos de independencia de Inglaterra.
  • En la novela de John Fowles El coleccionista, el personaje femenino, que se llama Miranda, como la protagonista de La tempestad, emplea en repetidas ocasiones el apelativo de "Calibán" para referirse a su captor, Frederick Clegg, por su falta de humanidad y su brutalidad.
  • En las novelas de ciencia ficción de Dan Simons, Illión y Olympo, el Calibán, Prospero, Ariel y Miranda son personajes rescatados de las obras de Shakespeare para vivir en un futuro posthumano. En estas novelas también "resucitan" casi todos los personajes de la guerra de Troya.

Interpretaciones ideológicas de Calibán[editar]

Calibán, según Franz Marc.
  • En su "drama filosófico" Calibán (1878),[5] el pensador francés Ernest Renan reinterpretó la figura de Calibán como una representación de las clases sociales populares de su propia época, que se rebelan ante la tiranía de la aristocracia (Próspero y Ariel)[6]
  • A partir de esa interpretación, varios escritores hispanoamericanos han visto en Calibán una representación de su propia situación.[6] Rubén Darío, en su artículo "El triunfo de Calibán",[7] ve en el bruto de la obra de Shakespeare la representación del materialismo estadounidense; José Enrique Rodó, en la misma línea, identifica, en su ensayo Ariel, a Calibán con el materialismo y con la masificación cultural, oponiéndolo a Ariel, representante de la cultura y la espiritualidad, y adaptando así la visión de Renan a la realidad latinoamericana. Ensayistas posteriores, como el argentino Aníbal Ponce, han reinterpretado el mito de Calibán, desde una perspectiva marxista, como un símbolo de los pueblos colonizados frente a los colonizadores.[8]
  • No sólo en Hispanoamérica se ha producido dicha reinterpretación: el poeta de la negritud Aimé Césaire, de Martinica, en su obra Une Tempête (Una Tempestad), transforma a Calibán en el portavoz de los pueblos colonizados, que se rebelan ante sus colonizadores, representados por Próspero.

Interpretaciones psicoanalíticas[editar]

La obra original de Shakespeare se presta a interpretaciones psicoanalíticas. Desde una perspectiva jungiana, el personaje de Calibán puede interpretarse como la representación del Id o "Ello", es decir, de la parte instintiva y animal del individuo; entendido así, Calibán representaría una parte de la psique de Próspero: su control inconsciente de la isla en la que vive, del mismo modo que Ariel representa el nivel consciente de ese control.[9]

En un nivel intermedio entre lo sociopolítico y lo psicoanalítico se encuentra la teoría de Octave Mannoni, quien en su Psicología de la colonización acuña el concepto de "complejo de Próspero" para referirse al "conjunto de disposiciones neuróticas inconscientes que diseñan a la vez ‘la figura del paternalismo colonial’ y ‘el retrato del racista cuya hija ha sido objeto de una tentativa de viola­ción (imaginaria) por parte de un ser inferior’.".[10] Según Mannoni, este complejo aqueja más a Calibán que a Próspero: de ahí que el salvaje busque constantemente un ser superior que lo domine y lo castigue, idea que en cambio rechaza completamente Frantz Fanon en su obra Piel negra, máscaras blancas[11]

Calibán en otras literaturas, en la ciencia y en la cultura popular[editar]

  • En la novela de P. G. Wodehouse Jeeves y el Espíritu Feudal, el poeta Percy Gorringe se burla del maleducado Stilton Cheesewright en un poema titulado Caliban at Sunset ("Calibán al atardecer").[12]
  • Basándose tanto en La Tempestad como en Caliban upon Setebos, de Robert Browning, el escritor de ciencia ficción Dan Simmons introdujo a Calibán, como personaje monstruoso e inhumano, en sus novelas Ilium y Olympus. Actualmente se trata de un ciclo de 4 novelas traducidas al castellano como Ilion: El Asedio, Ilion: La Rebelión, Olimpo: La Guerra y Olimpo: La Caída.
  • Calibán de Isaac Asimov es el título de una novela de Roger MacBride Allen, la primera de una trilogía de obras basadas en el universo de Yo, Robot o Fundación. Calibán es un robot creado en Inferno, uno de los "Mundos Espaciales" que compiten con los colonizadores terrestres por el dominio de la Galaxia.
  • Calibán y la bruja es el título de un ensayo de la autora Silvia Federici. La figura de Calibán representa al esclavo colonial cuyo trabajo habría servido, junto con el de las mujeres, representadas por la bruja, al nacimiento del capitalismo.[13]
  • En la película de 1965 El planeta prohibido, basada lejanamente en La Tempestad, Calibán es el nombre que recibe un poderoso y mortífero monstruo, creado y controlado inconscientemente por el Dr. Morbius utilizando la tecnología de la desaparecida civilización Krell.
  • Una de las lunas de Urano, descubierta en 1997, fue denominada "Calibán" después de llevar temporalmente el nombre de "S/1997 U1"
  • En el juego Warhammer 40.000, Calibán es el planeta de origen de los Dark Angels (Ángeles Oscuros)
  • Calibán es también un personaje del libro Las Puertas de Thorbardin de Dan Parkinson, perteneciente a la saga Heroes de la Dragon Lance 2
  • En "La Estrella Flagelada" de Frank Herbert, Caliban es el nombre que recibe la representación hominizada de las estrellas.
  • En el videojuego Silent Hill Origins, Caliban es el jefe final del Teatro Artaud en Silent Hill Origins. Representado como una temible criatura torpe y enorme.
  • En el libro "Tres Deseos" de Jackson Pearce, Caliban es la ciudad de los genios.
  • La género botánico Calibanus tiene su nombre inspirado en este personaje.
  • También el escritor chileno Miguel Angel Salinas lo hace su alter ego en el libro "Yo Nadie. Réplicas de Calibán", con una fuerte interpretaciòn social/crítica del personaje.

Referencias[editar]

  1. Capitalistas contra brujas. Un ensayo analiza la relación entre la caza de brujas y el sangriento surgimiento del sistema capitalista durante los siglos XVI y XVII, 18/10/2010, Público
  2. En relación al uso de la figura de Calibán como esclavo colonial cuyo trabajo sirve al nacimiento del capitalismo véase el libro de Silvia Federici Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria. Editorial Traficantes de sueños
  3. Fernández Retamar, Roberto (1973). «"Calibán. Apuntes sobre la cultura de nuestra América"». Consultado el agosto de 2007.
  4. «Diccionario de Filosofía Latinoamericana: Calibán». México: Universidad Nacional Autónoma de México. Consultado el agosto de 2007.
  5. Edición original de Calibán, de Ernest Renan, en la web de la Biblioteca Nacional de Francia (consultado el 12/01/2014)
  6. a b Weinberg de Magis, Liliana (1994). «La identidad como traducción. Itinerario del Calibán en el ensayo latinoamericano». Tel Aviv, Israel: Tel Aviv University. Consultado el agosto de 2007.
  7. Darío, Rubén (1898). «El triunfo de Calibán». Consultado el agosto de 2008.
  8. Jauregui, C.. «"Calibán, icono del 98. A propósito de un artículo de Rubén Darío"». Consultado el agosto de 2008.
  9. Beck, Barry (1993). «Shakespeare's The Tempest. A Jungian Interpretation». Consultado el agosto de 2007.
  10. Mannoni, Octave (1950). Psychologie de la colonisation. París: Seuil. 
  11. Fanon, Frantz (1952). «“Sobre el pretendido complejo de dependencia del colonizado”». Peau noire, mosquee blancs. París:Seuil. 
  12. Wodehouse, Pelham Grenville (2000). «Caliban at Sunset». Consultado el agosto de 2007.
  13. Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria. Editorial Traficantes de sueños
  14. Holbrook, Bill (1995-). «Kevin & Kell». Consultado el agosto de 2007.

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]