Benjamín Solari Parravicini

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Benjamín Solari Parravicini
Benjamín Solari Parravicini.jpg
Benjamín Solari Parravicini
Nacimiento 8 de agosto de 1898
Bandera de ArgentinaCiudad de Buenos Aires, Argentina
Fallecimiento 13 de diciembre de 1974 (76 años).
Bandera de ArgentinaCiudad de Buenos Aires, Argentina
Nacionalidad argentino
Ocupación artista plástico, profesor, secretario
Conocido por Sus profecías
Creencias religiosas católico

Benjamín Solari Parravicini (Buenos Aires, 8 de agosto de 1898 - ibídem, 13 de diciembre de 1974)[1] fue un pintor y escultor argentino. También es conocido por una serie de dibujos proféticos que realizó a lo largo de su vida.

Su bisabuelo materno, de apellido Thompson, fue esposo de Mariquita Sánchez de Thompson, su madre era prima hermana del actor Florencio Parravicini y su padre, el psiquiatra Benjamín Tomás Solari, llegó a ser diputado nacional. La familia tenía una mansión en Vicente López, una suerte de palacio que llamaban «La Casona», y que Solari usó como chacra de adulto.[2]

Fue el mayor de ocho hermanos y le decían Pelón. Durante su infancia y juventud vivió en la mansión «La Casona», en Vicente López (a 10 km al norte de Buenos Aires), que más tarde el artista usaría como finca.[2]

En su adultez vivía en un departamento (piso) en la calle México al 800, entre Piedras y Tacuarí, del barrio porteño de Monserrat.

Durante toda su vida se dedicó a la pintura con bastante éxito: llegó a exponer en el salón de la Asociación Amigos del Arte (en la calle Florida) y recibió felicitaciones del entonces presidente Marcelo T. de Alvear, que acudió a la muestra. Más tarde obtuvo un premio en una exposición internacional organizada en la Rural (en la ciudad de Buenos Aires) y enseguida expuso en Lieja, Bélgica, donde consiguió una medalla de oro y logró que el rey Alberto I comprara una de sus obras.[2]

Fue profesor en el Liceo de España (en Buenos Aires), encargado del Departamento de Artes en el Banco Municipal de Buenos Aires, director de Arte y Ayuda Social del Banco Municipal de Préstamos,[3] jefe de la galería de exhibición de la municipalidad de Buenos Aires.[2] y secretario de la Asociación para el Desarrollo de las Artes (en 1948).

Abducido por ovnis[editar]

El ufólogo Fabio Zerpa cuenta en su libro Benjamín Solari Parravicini: el Nostradamus de América que el artista afirmaba que una nave extraterrestre lo había raptado mientras se encontraba sentado en un banco en la acera de la avenida Nueve de Julio (en pleno centro de Buenos Aires), cuando se le acercaron dos seres de ojos blanquecinos. Una enorme luz los envolvió hasta transportarlos a una sala circular, con paneles luminosos y un tubo central en el cual se movían los individuos. Uno de ellos se acercó y le dijo telepáticamente: «Debes predicar amor. Universo es armonía. Los estamos observando. Su conducta es agresiva. Tenemos muchos elegidos. Volveremos a encontrarnos». Sólo regresó al mismo banco más de tres horas después, a las 18:40.[cita requerida]

Profecías[editar]

Desde su infancia hablaba de hadas, duendes y ángeles. Su padre ―que era psiquiatra― lo sometió a varios tests que demostraron que no padecía ninguna enfermedad.[4] [5]

En 1932, mientras dibujaba y pintaba en su estudio, comenzó a pensar ideas espontáneas, frases y dibujos que para él no tenían sentido y que escribió en papel. Siendo católico destruyó muchos de estos dibujos porque no creía en ellos.[6] Solari declaró en varias oportunidades que al realizar estos dibujos, oía una voz y sentía que su mano era guiada:

Siempre se tomaba su copita de jerez, rezaba varios padrenuestros y avemarías y después los ojos se le daban vuelta para arriba y comenzaba a hablar con voz pausada y gruesa.

Pedro Romaniuk, amigo de Benjamín Solari Parravicini.[4]

Benjamín Solari realizó ―según él bajo mandato de su ángel de la guarda llamado José de Aragón y otras «personalidades incorpóreas»― más de mil dibujos proféticos (que él llamaba psicografías premonitorias) realizadas a lo largo de su vida entre los años 1936 y 1972.

La muerte de Alfonsina Storni[editar]

El 25 de octubre de 1938 a la tarde, los periódicos de Buenos Aires difundieron que a la una de la mañana se había suicidado la poetisa Alfonsina Storni en Mar del Plata. Benjamín Solari dijo entonces que esa madrugada había despertado sintiendo un fuerte olor a mar y algas, y que había comenzado a escuchar una voz femenina que le decía que ella se estaba separando de la vida mientras las algas cubrían sus manos. Al final la mujer se había identificado como Alfonsina Storni. Solari no podía saber que Storni había sido encontrada flotando a 200 m de la costa muy pocas horas después, que había flotado todo el tiempo, por lo que no se encontraron rastros de «algas».[6] [7]

Legado[editar]

Varios amigos y conocidos de Benjamín Solari recibieron de este sus dibujos y textos proféticos originales. Entre ellos se encontraban: el ingeniero y parapsicólogo Sigurd Von Wurmb y su esposa Ana María, el parapsicólogo Pedro Romaniuk, el ufólogo Fabio Zerpa y el astrólogo y escritor Norbert Pakula.

Críticas[editar]

Generalmente las profecías de Solari eran muy ambiguas, y podían adaptarse a cualquier evento. En cambio otras profecías eran más exactas, e incluso poseían fecha de realización (1966, 70, 80, 2002, etc.). Aún así, no está claro si utilizaba un sistema más o menos complejo que haría a esos números tener un significado diferente. Esto las hacían más fáciles de refutar, o interpretar dependiendo del punto de vista. Los siguientes son ejemplos de textos extraídos de las psicografías:

  • sin fecha: «Blenorragia, enfermedades regresarán en 1966 y harán estragos».
  • sin fecha: «Armas nuevas. Temperamentos nuevos, sensibilidades nuevas. Sexos en nuevos estados, música nueva, drogas nuevas y Temperamentos demoníacos en 1966».
  • sin fecha: «Bestia. El mundo caerá en una herencia de ideas en conjunción para 1966. Principio del fin de finales después de la Grande Guerra! Satanismo o herencias de ideas y maneras se preguntarán los hombres».
  • 1936: «Desde 1966 el hombre nacerá con los huesos cristalizados por el estroncio, y el estroncio hará en su vida su desastre, les anulará el cerebro, les alterará el gene [sic, por gen] espermal, les matará el glóbulo rojo, aumentará la cancerología al extremo que el cáncer será general. La fuerza nucleónica dominará y los amarillos con los rusos cuestionarán lucros de poder en tal sentido».
  • 1938: «El hombre del mañana surgirá del cultivo espermático del laboratorio. Su mujer buscará al hijo seleccionando el semen ofrecido por el médico. Se dará preferencia a los hombres atléticos (en reserva) y a los intelectuales. El hombre vulgus no será tenido en cuenta y se le dejará desaparecer. El año 2000 luego del cataclismo conocerá esta norma nueva y el hombre animal se habrá dormido para siempre y la procreación así dará al ser humano “sin pecado original”».
  • 1939: «La libertad de Norte América[8] perderá su luz. Su antorcha no brillará como ayer y el monumento será atacado dos veces».
    • Algunos intérpretes consideran que esta «predicción» de la caída de la Estatua de la Libertad (con un dibujo del monumento inclinado, cayéndose) sería una profecía acerca del atentado de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.
  • 1939: «¡Llega la locura en masa! El trastorno cerebral será general en el final del siglo».
  • 1939: «El año 2002 será el principio de la era del amor. Todo ser se amará sin concupiscencia. El hombre esto lo habrá olvidado y la mujer conocerá su deber. Almas nuevas llegarán a poblar la Tierra. Todas serán superiores trayendo la Quinta Dimensión. Se hablará mentalmente y se vivirá en Cristo Dios».[9]
  • 1940: «Sobre la Argentina, el año 1965 sentará reales la lucha de clases. Los mandones extranjeros enviarán y ordenarán mandones, pero la Argentina saldrá ilesa del mal».
  • 1949: «El 70: el triunfo del materialismo».
  • 1951: «La obscenidad reinará en el mundo desde 1960».
  • 1959: «Naves interplanetarias no visibles a la retina humana llegarán a la Tierra. Habitarán América en el extremo sud. Allí recogerán materiales para socorrer al mundo en el hambre y en el cataclismo de fuego. Portarán sangre humana a sus laboratorios satélites para elaborarla artificialmente. ¡Proveerán de hemoglobina!».[2]
  • 1960: «Viraje del mundo hacia un 2002. Llega la atómica sin solución y estallará al fin. No es verdad la actual actitud de las naciones al decir y hablar de paz. Ellos comercian con la guerra organizada. Ellas atemorizan con el hongo azul, creyendo que jamás se llegará a las manos pero el recio amarillo dirá: ¡va! y en ofuscación ¡irá! después final de finales. Principio de principios. Luz».
  • 1967: «La hidrocortisona será en el tapete para 1970. Con ella se llegará a la búsqueda de la paz en el hombre. Mas no será».

Trabajos artísticos (exhibiciones)[editar]

  • 1927: Exposición comunal
  • 1929: Amigos del Arte (en Buenos Aires).
  • 1935: Camuatí.
  • 1947: Asociación para la Promoción de las Artes

Película inspirada en Benjamín Solari Parravicini[editar]

En el año 2011 el filme 555, de Gustavo Giannini, interpretado por Antonio Birabent, se basa en la historia de un hombre común que tras un encuentro con una persona se obsesiona con los dibujos de Benjamín Solari.[10]

Referencias[editar]

  1. Dibujos Proféticos I en Google Libros.
  2. a b c d e «Recuerdos del futuro», artículo de Mariana Enríquez en el diario Página/12 del 9 de junio de 2002. Consultado el 11 de mayo de 2013.
    En el artículo, la periodista mejora el puesto de Benjamín Solari como «jefe de la galería de exhibición de la municipalidad de Buenos Aires», afirmando que fue el Director del Museo de Bellas Artes de la Municipalidad de Buenos Aires».
  3. Boards2.melodysoft.com (ocupaciones de Solari en su adultez).
  4. a b «Benjamín Solari Parravicini y "La idea fija"», artículo en el diario El Litoral del 14 de noviembre de 2007.
  5. «Hace 67 años, el Nostradamus argentino vaticinó que una lluvia de meteoritos caería hoy», artículo de Mariana Nisebe en el diario Clarín, del 5 de mayo de 2005.
  6. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas gualeguay
  7. «El arte profético de Solari Parravicini», artículo en El Ilustrador Digital, del 26 de julio de 2012.
  8. Con el término «Norteamérica», Parravicini seguramente no se refería a Canadá, Estados Unidos y México, sino sólo a Estados Unidos.
  9. Psicofxp.com.
  10. «Birabent vuelve al cine con profecías», artículo en el diario La Mañana Neuquén, del 3 de enero de 2011.

Bibliografía[editar]

  • CARTERI, Clara A.:Conocimiento de la Nueva Era (revista), mayo de 1966.
  • CARTERI, Clara A.:Conocimiento de la Nueva Era (revista), abril-mayo-junio de 1967.
  • CARTERI, Clara A.:Conocimiento de la Nueva Era (revista), julio de 1969.
  • MERLINO, Adrián: Diccionario de artistas plásticos de la Argentina (pág. 347). Buenos Aires, 1954.
  • PAKULA, Norberto: El testamento profético de Benjamín Solari Parravicini, 1988.
  • ROMANIUK, Pedro: Nueva era y hombre nuevos. Buenos Aires: Larin, 1988.
  • ROMANIUK, Pedro: Cono sur, faro de luz en el mundo. Buenos Aires: Larín, 1992.
  • ROMANIUK, Pedro: Profecías inéditas y finales de BSP. Buenos Aires: Larín, 2007.
  • VON WURMB, Sigurd: Benjamín Solari Parravicini, dibujos proféticos (tomo I).Santa Fe: Otros Mundos, 1972.Buenos Aires: Kier, 2002.
  • VON WURMB, Sigurd: Benjamín Solari Parravicini, dibujos proféticos (tomo II).Santa Fe: Ediciones Acuarela, 2000.Buenos Aires: Kier, 2001.
  • VON WURMB, Sigurd: Benjamín Solari Parravicini, dibujos proféticos (tomo III). Buenos Aires: Kier, 2003.
  • VON WURMB, Sigurd: Benjamín Solari Parravicini, dibujos proféticos (tomo IV). Santa Fe: Von Wurmb Ediciones, 2006.
  • ZERPA, Fabio: Benjamín Solari Parravicini, el Nostradamus de América. Buenos Aires: Continente, 2003.

Enlaces externos[editar]