Batalla de Palermo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Palermo
Primera Guerra Púnica
Fecha 251 a. C.
Lugar Palermo, Sicilia
Resultado Victoria romana
Beligerantes
República romana República de Cartago
Comandantes
Lucio Cecilio Metelo Asdrúbal
Bajas
Desconocidas Desconocidas, pero seguramente una gran cantidad
[editar datos en Wikidata ]

La Batalla de Palermo enfrentó al ejército consular romano dirigido por Lucio Cecilio Metelo y a los cartagineses dirigidos por Asdrúbal en el año 251 a. C. en la Primera Guerra Púnica. La victoria permitió a Roma conseguir el control de Palermo durante la guerra.

Preludio[editar]

Hacia finales de 252 a. C. o principios de 251 a. C., Cartago había sofocado la revuelta en África y había enviado un ejército bajo el mando de Asdrúbal, hijo de Hannón, a Sicilia. Asdrúbal estuvo presente en la Batalla de los llanos del Bagradas junto con el general mercenario espartano Jantipo, y aprendió mucho de sus experiencias. Según Polibio, Asdrúbal vagó por la región occidental de Sicilia alrededor de las ciudades de Lilibea y Selinus sin oposición romana, manteniéndose en terreno montañoso durante dos años.

Sin embargo, Asdrúbal pronto eligió atacar a un ejército consular romano bajo mando del cónsul Lucio Cecilio Metelo, que recolectaba la cosecha alrededor de Palermo. Asdrúbal marchó con sus hombres y elefantes a través del valle de Orethus hacia Palermo. Esta operación parece razonable debido al hecho de que el segundo ejército consular estaba en camino a Roma y las condiciones eran favorables para una emboscada.

Batalla[editar]

Habiendo causado la retirada de los romanos detrás de los muros de Palermo, y haciendo estragos posteriormente en el campo, las fuerzas de Asdrúbal fueron hacia la ciudad saliendo del valle y cruzando el río Orethus. Metelo entonces dejó marchar flojamente con órdenes para acosar vanguardias cartaginesas y para descargar sus jabalinas sobre los elefantes. Para hacer esto, las tropas ligeras romanas tomaron asilo en las zanjas que rodearon la ciudad. El comandante de los elefantes cartagineses, creyendo que la resistencia se debilitaba, avanzó para dispersar a las tropas ligeras. Los elefantes quedaron expuestos a las jabalinas y proyectiles, que fueron descargados sobre ellos desde las paredes de la ciudad y las tropas ligeras atrincheradas. Los elefantes entraron en pánico y giraron sobre sí mismos, cargando sobre sus propias filas. En este punto, Metelo y sus legiones se dispusieron fuera de una puerta de la ciudad frente al flanco izquierdo del ejército cartaginés. Mientras los cartagineses huían de sus propios elefantes, Metelo ordenó a las legiones cargar sobre ese lado.

Esta maniobra rompió la línea cartaginesa y les condujo a la derrota. Sin embargo, los romanos no persiguieron al ejército que huía sino que capturaron algún que otro elefante, que sería sacrificado más adelante en el circo en Roma.

Consecuencias[editar]

Como era costumbre tras una derrota, Asdrúbal fue llamado de nuevo a Cartago para ser ejecutado. Su sucesor, Adhubal, decidió que Selinus no podía estar más en la guarnición y tener la ciudad destruida. A excepción de la guerra de guerrillas de Amílcar Barca, esta derrota marcó el fin de la principal campaña cartaginesa en Sicilia.

Referencias[editar]

  • Bagnall, Nigel. The Punic Wars. New York: St. Martin's Press, 1990.