Batalla de Dieppe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Desembarco de Dieppe
Fecha 19 de agosto de 1942
Lugar Dieppe, Francia Bandera de Francia
Resultado Victoria alemana
Beligerantes
Canadian Red Ensign 1921-1957.svg Canadá
Bandera del Reino Unido Reino Unido
Bandera de Alemania Alemania
Comandantes
Canadian Red Ensign 1921-1957.svg J. H. Roberts
Bandera del Reino Unido Louis Mountbatten
Bandera de Alemania Gerd von Rundstedt
Fuerzas en combate
6.086 1.500
Bajas
Canadian Red Ensign 1921-1957.svg
907 muertos
2.340 prisioneros de guerra
Bandera del Reino Unido 555+
311 muertos
280 desaparecidos

El Desembarco de Dieppe, también conocida como la Batalla de Dieppe u Operación Jubilee, fue planificada y ejecutada por los Aliados durante la II Guerra Mundial, cuando un conjunto de unidades canadienses y británicas asaltaron el puerto francés de Dieppe, ocupado por la Alemania Nazi, el 19 de agosto de 1942.

En el desembarco, cerca de 6.000 soldados de infantería, en su mayoría canadienses, fueron apoyados por la Armada del Reino Unido (Royal Navy) y contingentes aéreos aliados (RAF y USAAF). El objetivo era capturar y mantener el puerto por un tiempo breve, sólo para probar que era posible, así como capturar prisioneros para ser interrogados más tarde. El desembarco planeaba comprobar el sospechado debilitamiento de la Luftwaffe en un encuentro contra la RAF.

El desembarco es considerado un completo desastre, al fracasar el cumplimiento de todos los objetivos finales. De los 6.086 hombres que llegaron a la costa, 4.384 fueron eliminados, heridos o capturados por los alemanes. Las fuerzas aéreas aliadas fracasaron en atraer a la Luftwaffe en combate, pero perdieron 119 aviones,mientras que la Royal Navy sufrió 555 bajas. No obstante, la catástrofe de Dieppe sirvió de lección para los posteriores exitosos desembarcos: Operación Torch y Operación Overlord.

Planificación[editar]

Para 1942, el Primer Ministro Británico Winston Churchill encontraba constantes peticiones de la opinión pública para que se abriera el "Segundo Frente". El nuevo aliado del Reino Unido, los Estados Unidos, también se unió a este coro de voces, cuyo principal exponente era Stalin. Churchill se escandalizó cuando los oficiales estadounidenses sugirieron reabrir el frente occidental ese mismo año, no obstante, Churchill sugirió una serie de desembarcos importantes en Noruega o Cherburgo. El Alto Mando Británico rechazó de plano esta sugerencia, y después de examinar muchos puertos, se determinó que Dieppe era la población ideal, debido a su proximidad a Newhaven, East Sussex.

El 4 de abril, el Jefe de Operaciones del Alto Mando Combinado, Louis Mountbatten entregó la orden de planificar la operación.

Poco después se presentaron dos variantes de un plan de desembarco en Dieppe:

  • La primera variante, que fue rechazada, incluía dos desembarcos a los alrededores de Dieppe, que se moverían en forma de pinza hacia el pueblo, rodeándolo.
  • La segunda variante incluía un ataque frontal sobre la playa, con desembarcos de apoyo en los alrededores del pueblo. Dos baterías pesadas deberían ser neutralizadas por tropas aerotransportadas arrojadas poco antes de iniciar el ataque.

El 18 de abril, se decidió implementar la segunda variante, con la inclusión de un bombardeo en la región. La operación fue llamada Rutter, y se fijó para inicios de julio, cuando las mareas eran altas.

El tamaño y la escala de la operación imposibilitaron el uso exclusivo de comandos, por lo que se recurrieron a tropas regulares, específicamente de aquellas que estaban al mando del comandante del sudeste, el entonces Teniente General Bernard Montgomery. Debido a que las tropas canadienses ya se encontraban en el lugar de salida, se decidió utilizar a estas. Estas tropas, un total de 200.000 hombres, eran voluntarios canadienses llevaban tres años de entrenamiento y habían sido relegadas a guarniciones, por lo que nunca habían estado en combate, lo que había afectado la moral de los hombres. El comandante de estas tropas, el Teniente General Andrew McNaughton, seleccionó a la 2ª División de Infantería canadiense para la operación, al mando del Mayor General John H. Roberts.

Para el 9 de mayo las fuerzas involucradas ya estaban definidas y el plan había sido trazado casi en su totalidad. La inteligencia británica había indicado que las playas alrededor de Dieppe no estaba muy protegidas, no obstante, no se consideró cambiar la variante seleccionada, a pesar de que esta implicaba un desembarco frontal en la región más protegida del pueblo. Se determinó entonces que la operación Rutter se llevaría a cabo entre el 4 y el 8 de julio. Para las fechas seleccionadas, las tropas ya estaban embarcadas, no obstante, el repentino mal clima ocasionó retrasos a la operación. Mucho peor, los alemanes descubrieron el convoy anclado en Solent, al norte de la isla de Wight, y lo bombardearon. Aunque el daño fue mínimo, el hecho de que el enemigo hubiera avistado la fuerza anfibia, forzó la cancelación de la operación.

No dejándose desanimar, Mountbatten persuadió a Churchill y a los altos oficiales británicos para que de nuevo le permitieran ejecutar el desembarco en Dieppe. No obstante, preocupados por la sospecha de que la seguridad de la operación había quedado comprometida al difundirse la noticia de su cancelación, los planificadores de Mountbatten idearon la Operación Jubilee que, aunque el objetivo final era el mismo, pensaba cumplirlo utilizando otro plan.

Los cambios más radicales fue el reemplazo de paracaidistas por comandos para la toma de las baterías alemanas y la dispersión de la flota en su trayectoria hacia Dieppe. Tal vez, el cambio más radical fue la eliminación del bombardeo previo al asalto. Los comandantes de la RAF tuvieron miedo de que este bombardeo pondría en alerta a los defensores alemanes, y que los escombros provocados por los bombarderos aliados dificultarían el avance de los tanques. Finalmente se decidió realizar una serie de escaramuzas al noreste de Francia, cuyo objetivo todavía sería atraer a la Luftwaffe, pero esta vez lejos de Dieppe.

Como era de esperarse, las playas de Dieppe, rodeadas de acantilados, eran más fáciles de defender que las amplias playas de Normandía. Los hombres de la fuerza a cargo de la defensa de Dieppe, la 302ª División de Infantería, habían colocado dos hileras de alambre con púas y muros de hormigón en los puntos de acceso a las playas. Ocho cañones de 37 mm y ocho cañones de 75 mm protegían las playas, así como dos baterías anti-aéreas. Un casino cercano había sido convertido en fortaleza, con un número no especificado de cañones de artillería. En los flancos de las playas la Kriegsmarine colocó dos baterías llamadas Hess y Goebbels, con diez cañones en total de 150 mm. No obstante, la mayor debilidad alemana era la escasez de hombres: el área total a cubrir era muy extensa y sólo 150 hombres estaban en Dieppe.

El ataque de los comandos[editar]

En la noche del 18 de agosto, las fuerzas de vanguardia que ejecutarían el ataque inicial fueron embarcadas en Southampton, Portsmouth y Newhaven. Parte de los barcos utilizados pertenecían a Francia, pero eran utilizadas por fuerzas británicas desde la caída de Francia en 1940. El Regimiento escocés Essex también formaba parte del ataque inicial.

Desembarco en la playa Yellow[editar]

Mientras que la mayor parte de la flota inicial avanzó hacia las playas sin contratiempos, el ala izquierda del convoy se encontró con ocho pequeñas naves enemigas, produciéndose un enfrentamiento que dispersó esa sección de la flota. Aunque eventualmente los enemigos se retiraron, los daños en los navíos aliados fueron considerables, ya que debido a la orden de silencio radial, no se pudo solicitar ayuda a dos destructores británicos que estaban cerca. Cuando el combate finalizó, el comandante de la flotilla Wyburd descubrió que en la batalla, sus 19 transportes de personal se habían extraviado, por lo que ordenó suspender el ataque que sus tropas debían ejecutar en la "Playa Yellow", dos pequeñas playas al este de Dieppe. No obstante, esta información no llegó a todos los transportes, y siete de estos se dirigieron solos hacia las playas Yellow.

Estos siete transportes llegaron sin contratiempos a la playa objetivo, desembarcando primero un grupo de Comandos británicos, que intentó sin éxito aproximarse a la batería Goebbels. Con la llegada de los seis transportes restantes se reinicio el ataque bajo el resguardo de los acantilados.

A las 5:30 de la mañana se dio la alarma general alemana, e inmediatamente llegaron al lugar dos compañías alemanas en bicicletas, que obligaron a los Comandos británicos y a un grupo de Rangers estadounidenses presentes a retirarse de vuelta a la playa. Sin embargo, los atacantes descubrieron que sus transportes se habían retirado ya que algunos habían sido hundidos por el fuego enemigo, por lo que acorralados en la playa se tuvieron que rendir. Este primer desembarco costó 37 vidas y se atraparon 81 prisioneros de guerra. En este ataque murió el Teniente de los Rangers Edward Loustalot, que se convirtió en el primer soldado estadounidense en morir en Europa durante la II Guerra Mundial.

Desembarco en la playa Orange[editar]

Comandos británicos en Newhaven después de destruir la batería Hess

Al mismo tiempo que el grupo de comandos británicos llegaba a la playa Yellow, otro grupo de comando llegaba a la playa Orange, ubicada al oeste de Dieppe, cerca de la batería Hess. Al igual que Yellow, la playa Orange era en realidad dos pequeñas playas.

Con más tropas, se decidió que el asalto se haría en dos fases, en la primera un grupo de tres transportes atacaría en una playa, llamando la atención de los defensores alemanes. En la segunda fase, un grupo de cuatro transportes desembarcaría en la segunda playa y después de avanzar atacaría a los alemanes por la retaguardia. Todo esto se haría bajo el apoyo aéreo de cazas Spitfire. Aunque la segunda fuerza fue avistada, el calibre de los transportes protegió a los comandos de los nidos de ametralladoras, y gracias al buen entrenamiento de las tropas aliadas, las defensas de la segunda playa fueron sobrepasadas rápidamente. Irónicamente, la primera fuerza, la que debía atraer la atención, no fue avistada y desembarcó a sus hombres sin problemas a las 4:50 de la mañana. La primera fuerza se movió entonces hacia un faro cercano, que servía de puesto de observación de la batería Hess, con el objetivo de cortar las comunicaciones entre el faro y la batería. Durante el asalto, el Ranger Franklyn Coons mató a un alemán, convirtiéndose en el primer soldado estadounidense en matar a un alemán en la II Guerra Mundial. El asalto a la batería Hess fue exitoso, y después de cubrir la batería con la Union Jack, fueron evacuados.

Desembarco en la playa Blue[editar]

Entre Dieppe y la playa Yellow se encontraba la playa Blue, de 250 metros de largo. En esta playa debía desembarcar el Regimiento Real Canadiense, que después de avanzar debería encontrarse con los soldados de la Essex, que desembarcaron en la playa Red. El ataque a esta playa fue planeado en tres olas de ataque, por lo que era necesario el factor sorpresa, con el objetivo de que la primera ola no encontrara a los defensores prevenidos. Lamentablemente la sorpresa se perdió al darse la alarma general, por lo que los atacantes canadienses no tuvieron ninguna oportunidad, ni siquiera al llegar las otras dos olas. Los transportes fueron destruidos conforme iban llegando y los canandienses quedaron completamente expuestos en la playa.

Desembarco en la playa Green[editar]

Al oeste de Dieppe se encontraba la playa Green, al este de la playa Orange. Cinco compañías debían desplegarse a lo largo de la playa, destruyéndose la estación de radar local y capturándose varios puntos fuertes. No obstante, la fuerza de ataque oriental se encontró con fuerte resistencia, ya que fueron desembarcados muy al este de sus objetivos, por lo que los defensores alemanes tuvieron tiempo de reaccionar y pararon la ofensiva en seco, salvándose el radar alemán y la batería Hitler.

Referencias[editar]