Aminoglucósido

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los aminoglucósidos o aminósidos son un grupo de antibióticos bacteriostaticos que detienen el crecimiento bacteriano actuando sobre sus ribosomas y provocando la producción de proteínas anómalas. Actúan a nivel de ribosomas en la subunidad 30S bacteriana, y por ende, a nivel de síntesis de proteínas, creando porosidades en la membrana externa de la pared celular bacteriana. Tienen actividad especialmente en contra de bacterias Gram negativas y aeróbicas y actúan sinergísticamente en contra de organismos Gram positivos.

La gentamicina es la más usada de los aminoglucósidos, sin embargo, la amikacina tiende a ser especialmente efectiva en contra de organismos resistentes. También, pero solo para uso local la neomicina y la framicetina. Son, junto con los antibióticos betalactámicos, uno de los pilares básicos de la moderna quimioterapia.

Química[editar]

Los miembros más conocidos de esta familia de antibióticos contienen, además de uno o varios aminoazúcares, un aminociclitol (alcohol ciclico con grupos aminos) unidos por un enlace glucosídico, por lo que realmente son aminoglucósidos-aminociclitoles. De ellos destacan:

Otros componentes de esta familia (espectinomicina y trospectomicina) son exclusivamente aminociclitoles porque no tienen amino azúcares.

Propiedades generales[editar]

  • Tienen carácter básico.
  • Tienen efecto bactericida.
  • Necesidad de la presencia de oxígeno en el medio para entrar en la célula.
  • Farmacocinética: no se absorben intestinalmente, por lo que se administran por via parenteral. Se eliminan por filtración glomerular.
  • Riesgo de nefrotoxicidad (gentamicina) y ototoxicidad (estreptomicina).
  • No tienen indicación como monoterapia.

Mecanismo de acción[editar]

Inhiben la síntesis proteica actuando sobre la unidad 30S de los ribosomas.

A pesar de actuar sobre la síntesis proteica, por lo que se tendería a clasificar como bacteriostáticos, su efecto es bactericida debido a que además de actuar sobre la subunidad menor del ribosoma actúan también aumentando la expresión genética del transportador opp lo cual genera un mayor gasto de ATP esto es lo que le da su cualidad bactericida .

Resistencia[editar]

La resistencia bacteriana a los aminoglucósidos no es muy frecuente, y cuando ocurre, es debido a:

  • Producción de enzimas inactivantes, en plásmidos. 13 enzimas. Ej.: fosfotransferasas, acetilasas y adenilasas.
  • Disminución de la entrada del antibiótico.
  • Alteración de las proteínas ribosómicas diana.

Síntesis[editar]

Streptomyces es el género más extenso de actinobacterias, un grupo de bacterias gram positivas de contenido GC generalmente alto.[1]

Espectro antibacteriano[editar]

Indicaciones[editar]

Icono de aviso médico

Advertencia: Wikipedia no es un consultorio médico.

Los aminoglucósidos se indican en el tratamiento de infecciones severas del abdomen y las vías urinarias, así como en casos de bacteremia y endocarditis en los casos que se sospeche infección por enterococo.

  • Sepsis de origen desconocido, urinario (gentamicina), biliar, o intestinal (kanamicina).
  • Fiebre en pacientes neutropénicos (Pseudomonas).
  • Infecciones por Pseudomonas aeruginosa (tobramicina).
  • Infecciones severas donde ya han fracasado otros antibióticos (amikacina).

Efectos adversos[editar]

Oto y nefrotóxicos en uso sistémico. El evitar el uso prolongado, la depleción de volumen corporal y la administración concomitante de otros agentes potencialmente tóxicos, disminuyen el riesgo de toxicidad.

  • Nefrotoxicidad: elevación reversible de la creatinina y la urea. Es conveniente controlar la dosis del medicamento. El más nefrotóxico es gentamicina.
  • Ototoxicidad: alteran neuronas sensitivas de las ramas coclear o vestibular del VIII nervio craneal. Generalmente reversible. El más ototóxico es estreptomicina.

Debido a su frecuente toxicidad, el uso de kanamicina se ha limitado últimamente al uso oral y tópico.[3] [4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Madigan M; Martinko J (editors). (2005). Brock Biology of Microorganisms (11th ed. edición). Prentice Hall. ISBN 0-13-144329-1. 
  2. Garrod, L.P., et al.: "Antibiotic and Chemotherapy", page 131. Churchill Livingstone, 1981.
  3. a b Katzung, Bertram G. (2007). «Chapter 44. Chloramphenicol, Tetracyclines, Macrolides, Clindamycin, & Streptogramins». Basic & Clinical Pharmacology (9 edición). McGraw-Hill. pp. 1064–1074. ISBN 0071451536. 
  4. Edmunds, Ann L (septiembre de 2006). «Inner Ear, Ototoxicity» (en inglés). Infectious Diseases. eMedicine.com. Consultado el 5 de septiembre de 2008. «Neomycin and kanamycin have a limited antibacterial spectrum and are more toxic than the other aminoglycosides.».

Enlaces externos[editar]