Z (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Z es una película franco-argelina de 1969, dirigida por Costa-Gavras y protagonizada por Jean-Louis Trintignant, Jacques Perrin, Yves Montand e Irene Papas en los papeles principales. El guion está basado en la novela homónima del escritor Vassilis Vassilikos.

Galardonada con dos premios Óscar 1970 al mejor montaje (Françoise Bonnot), y al mejor filme extranjero (Argelia); con dos premios del Festival de Cine de Cannes 1969 al mejor actor (Jean-Louis Trintignant), y el Premio del Jurado al mejor director; recibió el premio BAFTA - Anthony Asquith 1970 a la mejor música para filme (Mikis Theodorakis), el Premio Edgar 1970 al mejor filme, el Globo de Oro 1970 al mejor filme en lengua extranjera (Argelia) y el premio NYFCC 1969 al mejor director.

Argumento[editar]

La historia comienza con una conferencia en una ciudad (identificada en la novela con Salónica, aunque su nombre no se menciona en ningún momento en la cinta). Dicha conferencia versa sobre los peligros del mildiu en las vides. El evento se cierra con la explicación que realiza el General (Pierre Dux), jefe de Seguridad del gobierno de derecha, sobre las medidas para combatir a la izquierda. Menciona que esa misma tarde se va a celebrar una reunión de los opositores liderados por el diputado y doctor en medicina Z (en la realidad, el político Grigoris Lambrakis), y que si bien no van a prohibir la charla, tampoco harán nada por evitar una contramanifestación derechista.

Un abogado de la oposición organiza los preparativos para la llegada del diputado Z (Yves Montand) que pronunciará un discurso en el mitin de oposición al gobierno. Todo ello en difíciles condiciones, debido al sabotaje preparado por los militares. En efecto, se encuentra con que la sala arrendada no está disponible; el dueño exige una autorización por escrito. Otros locales se ven limitados por normas absurdas e inspecciones tras las cuales está la mano del gobierno.

La esposa de uno de los comisionados telefonea al grupo de Z para advertirles que un hombre ha tenido noticia de que se prepara un atentado mortal contra el médico y líder opositor.

Z llega a la ciudad. Desoye las amenazas e insiste en dar la conferencia a pesar de todo. En el exterior del único local que han podido obtener se concentran partidarios y opositores de Z junto a la policía. La tensión es evidente. Después del discurso, el diputado Z, al cruzar la calle, es golpeado en la cabeza por un matón de una banda paramilitar, Vago (Marcel Bozzuffi), montado en un vehículo de reparto conducido por Yago (Renato Salvatori). El golpe resulta mortal, y en la posterior investigación policial aparecen testigos manipulados por la policía, que cierra el asunto dando por sentado que el doctor Z había sido atropellado por un conductor ebrio. Otro diputado, Georges Pirou, es agredido por otro militante de ultraderecha.

Pero el juez de instrucción encargado del caso (Jean-Louis Trintignant) y un periodista gráfico cuyo nombre no se menciona (Jacques Perrin) investigan en el hospital donde había fallecido el diputado Z y descubren suficiente información que involucra no solo a los dos matones miembros de la ultraderechista C.R.O.C. (Combatientes Realistas del Occidente Cristiano), sino también a cuatro oficiales de alto rango de la Policía, entre ellos el General jefe de seguridad. La información es inmediatamente comunicada a Helena, la viuda del diputado (Irène Papas). Por su parte, y con ayuda del joven periodista, Pirou reconoce a su agresor, que pasa a ser detenido e interrogado.

Sin embargo, a pesar de todo lo que se descubre, y precisamente por ello, el espectador averigua en un rápido epílogo que:

  • el juez de instrucción es misteriosamente apartado del caso,
  • los testigos clave mueren en circunstancias extrañas,
  • los dos paramilitares culpables del asesinato del diputado son sentenciados a penas muy cortas,
  • los oficiales de Policía solo reciben reprensiones administrativos,
  • los colaboradores del diputado Z son asesinados o deportados,
  • y el periodista gráfico es enviado a prisión acusado de revelar documentos oficiales.

Finalmente, un golpe de estado pone fin a la dictadura encubierta para dar lugar a un gobierno militar represivo de las libertades personales.

Comentarios[editar]

La película presenta de una forma ficticia los hechos que rodearon el asesinato del político demócrata griego Grigoris Lambrakis en 1963. Con su visión satírica de la política griega, su oscuro sentido del humor y su escalofriante final, es un grito contra la dictadura militar que dominaba Grecia en aquellos años. No se menciona de manera expresa al país heleno, sino por referencias indirectas (carteles publicitarios de la compañía aérea Olympic o de la cerveza Fix). Los nombres de los personajes de la novela, inequívocamente griegos, son modificados ligeramente. Así, Yangos, Vangos, Nikita... se transforman en Yago, Vago o Nick. La localización de la película nunca se explica, pero hay detalles que indican que la acción se sitúa en Salónica, Grecia, en los primeros años de la década de 1960. El rodaje se realizó principalmente en Argel, cuya estructura urbana podía asemejarse a la de una ciudad griega.

Jean-Louis Trintignant actúa el papel del magistrado encargado de la investigación Christos Sartzetakis. Jacques Perrin, quien también coprodujo la película, tiene un papel clave como el periodista gráfico que acelera la acción de la justicia con sus informaciones.

Aunque tienen la consideración de protagonistas por su reconocimiento internacional, Yves Montand e Irène Papas tienen pequeños papeles en la película.

La banda sonora de la película fue realizada por el cantante y compositor griego Mikis Theodorakis.

En los créditos de apertura se pasa la siguiente cláusula de descargo de responsabilidad (traducida del francés): "Cualquier parecido con hechos reales, y personas vivas o muertas, no es accidental. Es INTENCIONADO."

En los créditos de cierre, en lugar de mostrar el reparto y el equipo de rodaje, se muestran las prohibiciones hechas por la Junta Militar. Entre ellas están: los movimientos pacifistas, el derecho a huelga, los sindicatos, el pelo largo en los varones, los Beatles, cualquier otro tipo de música moderna y popular, Sófocles, León Tolstoy, Esquilo, escribir que Sócrates era homosexual, Eugène Ionesco, Jean-Paul Sartre, Antón Chéjov, Mark Twain, Samuel Beckett, la sociología, las enciclopedias y la libertad de prensa. También prohibía la letra Z, que aparece garabateada en la última imagen de la película como un recordatorio simbólico de que "el espíritu de la resistencia vive" (en griego clásico, ζει o zei quiere decir "vive").

Reparto[editar]

No aparecen en los créditos:

Candidaturas[editar]

Z fue candidata a varios premios, incluyendo el Premio Óscar a la mejor película, y el premio Globo de Oro a la Mejor película en lengua no inglesa.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Z en Internet Movie Database (en inglés)