Vuelo 1549 de US Airways

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vuelo 1549 de US Airways
US Airways Flight 1549 (N106US) after crashing into the Hudson River (crop 1).jpg
El avión flotando luego de amerizar y los pasajeros saliendo a las alas del aparato.
Suceso Accidente aéreo
Fecha 15 de enero de 2009
Causa Impacto de una bandada de pájaros contra el avión, provocando el amerizaje del aparato.
Lugar Río Hudson, Manhattan, Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Coordenadas 40°46′10″N 74°00′17″O / 40.769498, -74.004636
Origen Aeropuerto LaGuardia
Última escala Aeropuerto Internacional de Charlotte
Destino Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma
Fallecidos 0
Heridos 1
Implicado
Tipo Airbus A320-214
Operador US Airways
Registro N106US
Pasajeros 150[1]
Tripulación 5

El vuelo 1549 de US Airways (AWE1549) (CACTUS 1549) despegó el 15 de enero de 2009 del Aeropuerto LaGuardia en Nueva York con destino el Aeropuerto Internacional de Charlotte, en Charlotte (Carolina del Norte); después tenía previsto ir al Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma, en SeaTac.[2]​ El Airbus A320 amerizó en el río Hudson.[3][4]​ Todos los pasajeros fueron rescatados.[5][6]

Se lo ha descrito como "el milagro del río Hudson". La tripulación del vuelo 1549 fue condecorada con la Master's Medal del Guild of Air Pilots and Air Navigators. La justificación de la entrega del premio rezaba "Este amerizaje y evacuación forzosos, sin pérdidas de vidas, fue un logro heroico y único en la historia de la aviación".[7]​ El incidente fue calificado por la NTSB como "el amerizaje más exitoso de la historia de la aeronáutica".[8]

Vuelo[editar]

El avión había despegado del Aeropuerto LaGuardia a las 3:11 p.m. hora local con 150 pasajeros y cinco tripulantes.[1]​ A menos de dos minutos de vuelo y en plena maniobra de ascenso, a una altura de 850 m, el Airbus A320 fue impactado de frente por una densa bandada de gansos canadienses dañando ambos motores y dejándolo sin propulsión. El comandante Chesley Sullenberger y su copiloto Jeffrey Skiles mantuvieron la calma profesional y empezaron a analizar rápidamente la situación consultando los protocolos de emergencia. Ambos motores estaban apagados y al no poder reiniciarse, los pilotos declararon la emergencia a la torre de control de LaGuardia para intentar regresar a dicho aeropuerto o una alternativa. 208 segundos después del impacto el avión viró a la izquierda en dirección a dos probables aeropuertos alternativos (el más cercano era Teterboro), con la autorización de la torre de LaGuardia, que había suspendido todos los despegues en la zona; sin embargo, el Airbus perdía altura rápidamente, superando por solo 300 m el puente George Washington, por lo cual el comandante tomó la decisión de amerizar sobre el río Hudson ejecutando una maniobra llamada “ditching”. El descenso fue constante; se preparó a la tripulación y pasajeros para esta maniobra, y en el último instante el piloto pudo levantar el morro del avión, con lo cual el acuatizaje tuvo lugar más suavemente.

El avión tuvo que amerizar en las heladas aguas del río Hudson, cerca de la Calle 48 en Manhattan, Nueva York,[9]​ cerca del Museo Intrepid Sea-Air-Space, donde se encontraban muchos ferris y remolcadores del NY Waterway, los cuales participaron en el rescate al haber sido advertidos por la Guardia Costera.[10][11]​ En el instante de la caída del avión, la temperatura ambiente en las proximidades del río Hudson rondaba los 20  (-6 ).[1]

"La caída del avión comercial de la aerolínea US Airways sobre el río Hudson en Nueva York no tiene relación con ningún evento de terrorismo", dijeron funcionarios del área de seguridad.[12]

Amerizaje[editar]

Vídeo de los Guardacostas durante el rescate de los pasajeros.

Según la versión oficial de la Administración Federal de Aviación,[13][14]​ un grupo de aves se había estrellado contra los motores del avión y el impacto perjudicó gravemente su funcionamiento, obligando al piloto Chesley Sullenberger, que acababa de despegar del Aeropuerto LaGuardia apenas tres minutos antes, a hacer un acuatizaje de emergencia en el río Hudson.[15]​ El avión, un Airbus A320, pudo acuatizar sobre las gélidas aguas del río Hudson, con temperaturas del aire inferiores a los seis grados bajo cero, gracias a la pericia del piloto, que también salió ileso del accidente. El piloto se vio obligado a realizar una maniobra de emergencia para intentar posarse sobre el agua al no poder llegar a ningún aeropuerto alternativo. Según Ben Von Klemperer, un testigo citado por la cadena CNN, «no iba demasiado rápido y el contacto con el agua se produjo de manera suave», por lo que todo indica que el acuatizaje se hizo de manera controlada.[15]

Rescate[editar]

Ferris tratando de rescatar a los pasajeros.

Los ferris locales y remolcadores empezaron inmediatamente a rescatar a los pasajeros,[16]​ muchos de los cuales se encontraban esperando sobre las alas del avión,[17]​ mientras que otros pasajeros se subían a botes salvavidas.[18]​ En minutos, helicópteros policiales, los guardacostas y embarcaciones salvavidas como el John D. McKean del FDNY llegaron a la escena para ayudar a los rescatistas y salvar a los pasajeros.[19][5][6]

El Hospital Saint Vincent's Catholic Medical Center en Greenwich Village fue uno de los hospitales en recibir a los pasajeros heridos, al igual que el St. Luke's-Roosevelt Hospital Center, que recibió entre cinco y diez pasajeros, debido a la exposición a las gélidas aguas. El Hospital Roosevelt atendió a entre doce y quince pacientes.[20][5]

Heridos[editar]

El Airbus A320 N106US en exhibición en el museo Carolinas Aviation Museum.

A pesar del amerizaje de emergencia no hubo heridos de gravedad; sin embargo, 78[1]​ personas sufrieron heridas leves, incluyendo a una sobrecargo que sufrió una fractura y a cuatro personas que fueron tratadas por hipotermia, alguna de las cuales habían tomado la decisión de arrojarse al agua. Una portavoz de la Administración Federal de Aviación confirmó después que todos los ocupantes, incluidos dos bebés, salieron ilesos.[21]

Testimonios[editar]

Empezó a oler a gasolina y un par de minutos después el piloto dijo: «prepárense para el impacto». Y, para serles honesto, fue en ese momento cuando todo el mundo comenzó a rezar y mirar hacia el agua. De hecho, pensamos que teníamos alguna oportunidad porque había agua.
Jeff Kolodjay, pasajero del vuelo 1549 de US Airways.[22]
Parecía como si el avión tuviera problemas para ganar altitud. A medida que se acercaba al agua, pude ver al piloto haciendo un último esfuerzo por levantar la nave. Él lo logró por unos segundos y luego el avión impactó contra el agua. Si no hubiera sido por esa maniobra se podría haber dañado todo el fuselaje.
Un testigo del accidente.[22]
Creo que tuvimos un milagro en el Hudson. (...) Este es un día para darnos cuenta de lo bendecida que está esta ciudad.
David Paterson, exgobernador del Estado de Nueva York.[23]

Investigación[editar]

El avión parcialmente sumergido estaba amarrado a un muelle cerca del World Financial Center en el Bajo Manhattan, aproximadamente a 4 millas (6 km) río abajo del lugar del amaraje. El 17 de enero, el avión se trasladó a Nueva Jersey. El motor izquierdo, desprendido por la cuneta, fue recuperado del cauce del río al día siguiente.

La evaluación inicial de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) de que el avión había perdido impulso luego de un impacto contra aves fue confirmada por el análisis de los grabadores de voz y datos de vuelo de la cabina.

Dos días antes, el avión había experimentado una pérdida del compresor menos severa, pero se reinició el motor afectado. Se reemplazó un sensor de temperatura defectuoso y la inspección verificó que el motor no se había dañado en ese incidente.

El 21 de enero, la NTSB encontró evidencia de daños en el cuerpo blando en el motor derecho junto con escombros orgánicos, incluida una pluma. El motor izquierdo también evidenció un impacto suave en la superficie externa, con "abolladuras tanto en la rueda giratoria como en el borde de entrada de la cubierta del motor. Cinco paletas de guía de entrada de refuerzo están fracturadas y faltan ocho paletas de guía de salida". Ambos motores, a los que les faltaba gran parte de sus carcasas, fueron enviados al fabricante para su examen. El 31 de enero, el avión fue trasladado a Kearny, Nueva Jersey. Posteriormente, mediante pruebas de ADN, los restos de aves se identificaron como Ganso Canadiense Mayor (Branta canadensis), que normalmente pesan más de lo que los motores están diseñados para soportar la ingestión.

Debido a que el avión se ensambló en Francia, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA; la contraparte europea de la FAA) y la Bureau d'Enquêtes et d'Analyses pour la Sécurité de l'Aviation Civile (BEA; la contraparte francesa de la NTSB) se unió a la investigación, con la asistencia técnica de Airbus y GE Aviation / Snecma, respectivamente los fabricantes de la estructura y los motores.

La NTSB usó simuladores de vuelo para probar la posibilidad de que el vuelo pudiera haber regresado a salvo a LaGuardia o desviado a Teterboro; sólo siete de los trece aterrizajes simulados a LaGuardia tuvieron éxito, y sólo uno de los dos a Teterboro. Además, el informe de la NTSB calificó estas simulaciones de poco realistas: "El giro inmediato realizado por los pilotos durante las simulaciones no reflejó ni tuvo en cuenta las consideraciones del mundo real, como el retraso de tiempo necesario para reconocer el impacto de un pájaro y decidir un curso de acción". . " Una simulación adicional, en la que se insertó un retraso de 35 segundos para permitirlos, se estrelló. En testimonio ante la NTSB, Sullenberger sostuvo que no había habido tiempo para llevar el avión a ningún aeropuerto y que intentarlo probablemente habría matado a los que estaban a bordo y más en tierra.

La Junta finalmente dictaminó que Sullenberger había tomado la decisión correcta, razonando que la lista de verificación para fallas de dos motores está diseñada para altitudes más altas cuando los pilotos tienen más tiempo para lidiar con la situación, y que si bien, las simulaciones mostraron que el avión apenas pudo haber regresado a LaGuardia, esos escenarios asumieron una decisión instantánea para hacerlo, sin tiempo para evaluar la situación.

El 4 de mayo de 2010, la NTSB emitió su informe final, que identificó la causa probable como "la ingestión de aves grandes en cada motor, lo que resultó en una pérdida casi total de empuje en ambos motores". El informe final atribuyó el resultado a cuatro factores: buena toma de decisiones y trabajo en equipo por parte de la tripulación de la cabina (incluidas las decisiones de encender inmediatamente la APU y amerizar en el Hudson); que el A320 está certificado para operaciones prolongadas sobre el agua (y por lo tanto lleva chalecos salvavidas y balsa-toboganes adicionales) aunque no sea necesario para esa ruta; el desempeño de la tripulación de vuelo durante la evacuación; y la proximidad de los barcos de rescate al sitio del amerizaje.

Los factores que contribuyeron fueron la buena visibilidad y los tiempos de respuesta rápidos por parte de los operadores de transbordadores y los servicios de emergencia. El informe hizo 34 recomendaciones, entre las que se incluyen que los motores se prueben para determinar la resistencia a los choques de aves a bajas velocidades; desarrollo de listas de verificación para fallas de dos motores a baja altitud y cambios en el diseño de la lista de verificación en general "para minimizar el riesgo de que los miembros de la tripulación de vuelo se queden atrapados en una lista de verificación inapropiada o en una parte de una lista de verificación"; mejor formación de pilotos para amerizar en agua; suministro de chalecos salvavidas en todos los vuelos, independientemente de la ruta, y cambios en la ubicación de los chalecos y otros equipos de emergencia; investigación sobre una mejor gestión de la vida silvestre e innovaciones técnicas en aeronaves para reducir los choques con aves; investigación de posibles cambios en las posiciones de los soportes de los pasajeros; e investigación de "métodos para superar la falta de atención de los pasajeros" durante las sesiones informativas de seguridad previas al vuelo.

El autor y piloto William Langewiesche afirmó que no se le dio crédito suficiente al diseño fly-by-wire del A320, por el cual el piloto usa una palanca lateral para realizar entradas de control a las computadoras de control de vuelo. Luego, las computadoras imponen ajustes y límites propios para mantener el avión estable, lo que el piloto no puede anular ni siquiera en una emergencia. Este diseño permitió a los pilotos del vuelo 1549 concentrarse en reiniciar el motor y decidir el rumbo, sin la carga de ajustar manualmente la senda de planeo para reducir la velocidad de descenso del avión. Sin embargo, Sullenberger dijo que estos límites impuestos por computadora también le impidieron lograr el ataque de aterrizaje óptimo para el amaraje, lo que habría suavizado el impacto.

Véase también[editar]

Sucesos similares

Referencias[editar]

  1. a b c d Se estrelló un avión en Nueva York. Univision. 15 de enero de 2009. Archivado desde el original el 18 de enero de 2009. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  2. http://www.usairways.com/ Archivado el 17 de octubre de 2000 en Wayback Machine. flight status
  3. Plane crashes into Hudson River. WCNC. 15 de enero de 2009. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  4. Airliner down in Hudson River. Chicago Breaking News. 15 de enero de 2009. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  5. a b c CBS News Special Report
  6. a b FOX News Channel Broadcast
  7. «US Airways Flight 1549 Crew receive prestigious Guild of Air Pilots and Air Navigators Award» (PDF). Londres: Guild of Air Pilots and Air Navigators. 22 de enero de 2009. Archivado desde el original el 13 de junio de 2011. Consultado el 20 de mayo de 2010. 
  8. Olshan, Jeremy; Livingston, Ikumulisa (17 de enero de 2009). «Quiet Air Hero is Captain America». New York Post. Archivado desde el original el 4 de enero de 2013. Consultado el 20 de mayo de 2010. 
  9. Staff. "US Airways plane crashes in Hudson River", WABC-TV, January 15, 2009. Accessed January 15, 2009.
  10. "US Airways Plane Crashes Into Hudson River", WCBS-TV, January 15, 2009. Accessed January 15, 2009.
  11. «Crash in Hudson River becomes Charlotte story - CharlotteObserver.com». Consultado el 2009.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  12. EEUU dice accidente aéreo N.York, sin relación con terrorismo. Reuters América Latina. 15 de enero de 2009. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  13. US Airways plane goes down in Hudson River. AP. 15 de enero de 2009. Archivado desde el original el 19 de enero de 2009. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  14. Avión US Airways cae río N.York, rescatan pasajeros. Reuters América Latina. 15 de enero de 2009. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  15. a b Rescatados con vida los 153 ocupantes de un avión que cayó al río Hudson en Nueva York. El País. 15 de enero de 2009. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  16. «Vídeo: Amerrizaje sin víctimas en el neoyorquino río Hudson en Cincodias.com». Consultado el 2009. 
  17. «Jet plane crashes in Hudson River - 1/15/09 - New York News and Tri-State News - 7online.com». Abclocal.go.com. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  18. "Airplane in Hudson River after failed takeoff, FAA says", CNN, January 15, 2009. Retrieved January 15, 2009.
  19. Russell Goldman and Rich Esposito (15 de enero de 2009). Jet Crashes Into Hudson River: Can't Believe What I Saw. ABC News. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  20. WNBC-TV News Special News broadcast
  21. Autoridad EEUU dice todos bajaron avión accidentado Nueva York. Reuters América Latina. 15 de enero de 2009. Consultado el 15 de enero de 2009. 
  22. a b Redacción BBC Mundo (15 de enero de 2009). «EE.UU. avión cae en el río Hudson». BBC Mundo.com. Consultado el 3 de febrero de 2015. 
  23. Geraldine Baum y Matea Gold (16 de enero de 2009). «All on US Airways plane are safe -- within 5 minutes of crash landing». LA Times.com (en inglés). Consultado el 3 de febrero de 2015. 

Enlaces externos[editar]