Texas Mexicana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Map of the regions of the First Mexican Empire, 1821

Tejas, en los libros de historia en inglés usualmente se refiere a la Texas Mexicana, la cual fue una provincia de México ente 1821 y 1836. México ganó la independencia de España en 1821 en la guerra de la independencia. inicialmente, la Texas Mexicana operó de manera muy similar a la Texas Española. Aunque, en la constitución de 1824, se creo una estructura federal con tejas unido a la provincia de Coahuila para formar el estado de Coahuila y Tejas.

Tejas era extremadamente poco poblada, con cerca de 3.500 colonos que vivían en Tejas en 1821, en su mayoría congregado en San Antonio y La Bahía,[1] A pesar de los esfuerzos realizados por las autoridades para aumentar la población de colonos a lo largo de la frontera. La población de colonos era superado en número por las tribus indígenas. Para aumentar el número de colonos, México promulgó la Ley General de Colonización en 1824, la cual permitió a todos los jefes de familia, sin importar la raza, la religión o la condición de inmigrante, venir a México. La primera donación empresarial se había hecho bajo control español a Stephen F. Austin, cuyos colonos, conocidos como el Viejo Trescientos, se establecieron a lo largo del Río Brazos en 1822. La concesión fue ratificada más tarde por el gobierno mexicano. Veintitrés otros Empresarios trajeron colonos al estado, desde la mayoría de los Estados Unidos de América, mientras que otros vinieron de México y Europa.

Después, por las preocupaciones sobre las actitudes de los ciudadanos de Estados Unidos en Tejas, la Ley del 6 de abril de 1830, prohibió la migración de ciudadanos de Estados Unidos hacia Tejas. Varios de los nuevos presidios se establecieron en la región para supervisar las prácticas de inmigración y aduana. Enojados los colonos llevaron a cabo una convención en 1832 para exigir que se permita a los ciudadanos estadounidenses emigrar. Una convención del año siguiente propuso que Texas se convirtiera en un estado separado de México. Aunque México implementó varias medidas para apaciguar a los colonos, Antonio López Santa Anna propuso medidas para transformar a de un México federalista a un estado centralista motivando a los colonos de Texas a una revuelta.

El primer incidente violento ocurrió el 26 de junio de 1832, en la Batalla de Velasco. El 2 de marzo de 1836, los texanos declararon su independencia de México. La Revolución de Texas terminó el 21 de abril de 1836, cuando Santa Anna fue hecho prisionero después de la Batalla de San Jacinto. A pesar de que Texas se rigió a sí misma como la República de Texas, México se negó a reconocer su independencia.

Independencia Mexicana[editar]

En 1821, México obtuvo su independencia de España después de la guerra de Independencia brutal y destructiva. Su territorio incluye gran parte de la antigua Nueva España, incluyendo Texas. Los rebeldes victoriosos emitieron una constitución provisional, el Plan de Iguala. Este plan reafirmó muchos de los ideales de la Constitución española de 1812 y concedida los mismos derechos de ciudadanía a todas las razas.[2]

Inicialmente, hubo desacuerdo sobre si México debería ser una república federal constitucional o una monarquía.[3] El primer monarca, Agustín I, abdicó en 1823. El de marzo de mes siguiente a los ciudadanos de San Antonio de Bexar establecieron un comité de gobierno de la provincia de Tejas que consistía de siete representantes de San Antonio, una de La Bahía, y uno de Nacogdoches. En julio, un nuevo gobierno nacional provisional nombró a Luciano García como el jefe político de Texas.[4] El 27 de noviembre de 1823, el pueblo de México eligió a sus representantes en el Congreso y se dispuso a crear un nuevo constitución.[5] Texas estuvo representada por Erasmo Seguin.[3] La nueva Constitución Mexicana fue adopdada el 4 de octubre de 1824, haciendo al pais una república federal con 19 estados y 4 territorios.[5] La constitución fue creada a partir de la Constitución de los Estados Unidos de América,[3] pero la mexicana hizo del catolicismo la religión única y oficial del país.[6]

Como se encontraba escasamente habitada,[7] Texas se combinó con Coahuila para crear el estado de Coahuila y Tejas.[5] Texas había pedido originalmente convertirse en un territorio, su reclamación fue denegada y se le dio la condición de Estado, después de darse cuenta de que los estados controlan sus propias tierras, mientras que como territorio terrestre sería controlada por el gobierno nacional, Seguin optó por no solicitar el estatuto territorial.[8] El congreso permitió a Texas la opción de formar su propio estado siempre y cuando "se sintiera capaz de hacerlo"[7] EL nuevo estado, el más pobre de la Federación Mexicana,[9] cubría los límites de la Texas Española pero no incluía el área al rededor de El Paso, el cual pertenecía al estado de chihuahua y el área de Laredo, Texas, la cual forma parte de Tamaulipas.[5] La capital de Texas fue movida de San Antonio aMonclova y luego a Saltillo.[6] A lo largo de los estados de Tamaulipas y Nuevo León, Coahuila y Tejas había organizaciones militares.[8] Con la formación del nuevo gobierno, el gobierno de la Texas provincial tuvo que abandonar. Muchos Tejanos fueron reclutados para rendirse.[10]

La Constitución de 1824 desmanteló el sistema ya que las misiones requieren más de diez años de edad para ser convertidas en parroquias, mientras que las nuevas misiones serían terminadas hasta 1842 para convertirse en secularizado.[11] La mayoría de las misiones se habían secularizado antes de la década de 1820 y solamente Misiones Refugio, Espíritu Santo y Rosario no fueron secularizados. Antes de 1830, estas misiones se habían convertido en las parroquias y la mayoría de los nativos de la misión se trasladó a otros asentamientos en Texas.[12] A medida que fueron secularizadas las misiones, las tierras de la misión se distribuyeron entre los nativos para que más tarde rindiera tributo por los beneficios.[11]

El nuevo gobierno de México estaba en quiebra y tenía poco dinero para dedicarlo a los militares. Los colonos estaban facultados para crear sus propias milicias para así ayudar a controlar las tribus nativas norteamericanas hostiles. Tejas enfrentó ataques tanto de las tribus apaches y Comanches, contaban poco apoyo militar los pobladores de la región. Con la esperanza de que la afluencia de colonos podía controlar los ataques de los indios, el gobierno liberalizó sus políticas de inmigración de la región por primera vez, y se permitió a los colonos de los Estados Unidos en las colonias.[13]

Inmigración[editar]

The Centralist Republic with the separatist movements generated by the dissolution of the Federal Republic.      Territory proclaimed its independency      Territory claimed by the Republic of Texas      Territory claimed by the Republic of the Rio Grande      Rebellions

A finales del siglo 18, España había dejado la asignación de nuevas parcelas de tierra en San Antonio y La Bahía, por lo que fue difícil para algunas familias aportar a su crecimiento. Los derechos de ocupación fueron concedidos a personas en la parte noreste de Texas, pero los nuevos residentes no tenían la propiedad oficial de la tierra en la que vivían.[14] Justo antes de que México lograra su independencia, España invirtió sus políticas y aprobó una ley de colonización. Aunque la ley no indicó un requisito religioso para los colonos en Texas, se entendió que sólo la religión de España era el catolicismo, de acuerdo a la Constitución de 1812. En particular, el artículo 28 de esta ley prohíbe la importación de esclavos en territorios españoles, y si entraban a la zona, serían liberados.[15] México aprobó una ley similar en 1824. La Ley General de Colonización que permitió a todos los jefes de familia que son ciudadanos o inmigrantes de México ser elegible para reclamar la tierra. La ley no distinguía entre razas o estatus social y las personas que se les habían concedido derechos de ocupación serían capaces de reclamar la tierra de patentes para las viviendas. [16] Aunque como anteriormente, las ley exige a los inmigrantes practicar el Catolicismo y aprender a hablar español.[17] Se suponía que los colonos debían tener un oficio o profesión útil y se esperaba que todas las personas que deseaban vivir en Texas le informaran a la autoridad mexicana más cercana para obtener permiso y así establecerse. Las reglas fueron ampliamente ignoradas y muchas familias se convirtieron en ocupantes ilegales.[18]

Tan pronto como se aprobó la ley nacional de la colonización, la aprobación de los contratos de establecimiento en Texas fueron responsabilidad del gobierno del estado Saltillo. Pronto fueron sitiados por los especuladores extranjeros que desean traer colonos en el estado.[19] Coahuila y Tejas implementó la ley federal en 1825.[20] Para este tiempo, cerca de 3500 personas vivían en Texas, la mayoría congregados en San Antonio y La Bahia.[1] Bajo la nueva ley, las personas que no poseían ya una propiedad en Texas podrían reclamar una legua cuadrada (4438 acres) de tierras para riego, con una legua adicional disponible para todos los que poseían ganado. A los soldados se les dio como primero la tierra, seguido a los ciudadanos y los inmigrantes . Empresarios y personas con las familias numerosas eran exentos del límite. Los que habían poseído la tierra bajo control español se les permitió conservar su propiedad, solo si no habían luchado en el lado de los españoles durante la Guerra de Independencia de México. Los inmigrantes estaban sujetos a las mismas políticas que los ciudadanos mexicanos, y los nativos americanos que emigraron a Texas después de la independencia mexicana y no eran autóctonas de la zona serían tratados como inmigrantes.[21]

Aproximadamente 3420 solicitudes de adquisición de tierras fueron enviadas por inmigrantes y ciudadanos naturalizados, muchos de ellos angloamericanos. El primer grupo de colonos, conocido como el Viejo Trescientos, llegó en 1822 para resolver una adquisición empresarial que se había dado a Stephen F. Austin por los españoles. El grupo se estableció a lo largo del Río Brazos, que van desde la cerca de la actual Houston a Dallas.[22] Poco tiempo después de su llegada, se le comunicó a Austin que no habían aceptado su solicitud sobre las tierras otorgadas por los españoles. El, fue forzado a viajar a la ciudad de México a 1,931 km de distancia, para obtener el permiso de su colonia. [23] Durante su estancia en el capitolio, Austin impresionó a varias personas del gobierno al ofrecerse a dibujar un mapa de Texas y de remover los sedimentos que obstruian la navegación del Río Colorado, así mismo prometió realizar una campaña de pacificación con los indios.[17] El 18 de febrero de 1823, diez meses después de que Austin llegaron a la Ciudad de México, Agustín I aprobó el contrato de colonización. Un mes más tarde, Agustín se abdicó como emperador y el congreso republicano recién creado anulo todos los actos de su gobierno, incluyendo el contrato de colonización de Austin. Muchos de los nuevos amigos de Austin en México elogiaron a su integridad antes del congreso y su contrato fue re-aprobado a mediados de abril. A su regreso a Texas en julio de 1823, estableció San Felipe de Austin como la nueva sede para su colonia.[24]

Stephen F. Austin was the first empresario to establish a colony in Mexican Texas.

No había escasez de personas dispuestas a venir a Texas. Los Estados Unidos todavía estaban luchando con las secuelas del Pánico de 1819 y el aumento de precios de la tierra dentro de los Estados Unidos lo que hizo que la política de la tierra mexicana pareciera muy generosa.[19] En 1827 Austin recibió una segunda concesión que le permitió asentar 100 familias a lo largo del antiguo camino del San Antonio de Nacogdoches, cerca de lo que hoy es Bastrop. El lugar fue elegido por los tejanos, ya que esperaban que los colonos en esa zona pudieran contribuir a la defensa contra las incursiones de los Comanche.[18] Mas tarde se le concedió a Austin asentar a 800 familias en Texas. Veintitrés otros empresarios también trajeron inmigrantes.[22] De todos ellos solo, Martín De León establecio a ciudadanos de México; los demas provenian proncipalmente de eEstados Unidos.[18] [25] Muchos de los Angloamericanos poseian esclavos.[26] Se esperaba que todos los colonos fueran naturalizados mexicanos, y también se supone que debían seguir la religión del estado. En la colonia de Austin, el padre local formalmente convirtió a los nuevos pero después se les dejaba seguir la religión como ellos quisieran.[27]

Fue otorgado el titulo de Lugarteniente de la Milicia a Austin y se le dio total autoridad judicial sobre el territorio, excluyendo la sentencia del crimen capital.[28] Para mantener el orden dentro de su colonia, emitió el primer código de derecho angloamericano en Texas. Las instrucciones y reglamentos para los Alcaldes se emitieron el 22 de enero de 1824. Se compone de un código penal con los códigos de procedimiento penal y civil. Las instrucciones autorizaron la creación de oficinas de sheriff y establecieron un sistema judicial rudimentario. Se basaba en conceptos de derecho común para definir el comportamiento criminal y castigos establecidos para los vicios que Austin considera perjudicial,[29] así como apostar, maldecir o embriagarse en público.[30]

Bajo los términos de los contratos de colonización, los Empresarios eran los responsables de proporcionar la seguridad dentro de sus tierras. En 1823 Austin creó una compañía de hombres que patrullaban la colonia, proteger a los colonos de los ataques de los nativos y para solucionar problemas internos. La empresa inicial, conocida como guardabosques, estuvo compuesta por 10 voluntarios que sirvieron de 3-6 meses y se pagaron en su tierra. Los hombres no estaban uniformados y no estaban sujetos a la ley o reglamento militar. Ellos fueron los precursores de los Rangers de Texas.[31] Después de que Karankawa atacara en diversas ocaciones a los establecidos, Austin organizó una milicia para contra atacar; ellos casi aniquilaron a la tribu.[32]

Los Comanches amenazaron a diversas colonias. Green Dewitt comenzó su colonia al oeste de Austin en diciembre de 1825.[27] En julio de 1826 el cuartel general de Gonzales fue reducido a cenizas por un ataque Comanche. Todos menos uno de colonos escapó a San Felipe. Volvieron a reconstruir su colonia al año siguiente. Para una mayor protección, el jefe político de la región otorgó a la comunidad un pequeño cañón.[32]

Los especuladores de tierras inundadas en Texas. las leyes de colonización de los anglos limitaban a una sola liga de la tierra, pero los mexicanos eran en muchos casos elegibles para un máximo de 11 leguas. especuladores anglosajones a menudo convencer a un mexicano para reclamar sus 11 ligas y luego vender el terreno para el especulador a través de un poder notarial.[33]

Crecimiento de la tensión[editar]

En 1825, las autoridades mexicanas comenzaron a preocuparse por las acciones del empresario Haden Edwards en Nacogdoches. Edwards había amenazado con confiscar la tierra de cualquier mexicano que ya viviera en la zona a menos que los mexicanos podrían presentar por escrito la propiedad ya que el había planeado esa tierra para traer colonos. Las autoridades mexicanas rápidamente le informaron que él no tenía la autoridad de confiscar las tierras y que debía cumplir con las demandas de los colonos anteriores. Después de varios enfrentamientos, el 16 de diciembre de 1826, Edwards, sus hermanos y 30 colonos emitieron una declaración de independencia y llamaban a sí mismos la República de Fredonia. Otros Empresarios se desvincularon de Edwards y Austin envió a 250 milicianos de Nacogdoches para ayudar a las fuerzas mexicanas sofocar la revuelta. Edwards finalmente se vio obligado a abandonar el territorio mexicano.[25]

Después de los informes sobre otras cuestiones raciales, el gobierno mexicano pidió al general Manuel Mier y Terán para investigar el resultado de la ley 1825 de colonización en Texas. En 1829, Mier y Terán emitió su informe, concluyó que la mayoría de los angloamericanos se negaron a naturalizarse y trataron de aislarse de los mexicanos. También señaló que las reformas de esclavos expedidas por el estado estaban siendo ignoradas.[25]

Aunque muchos mexicanos querían abolir la esclavitud, pero miedos por crisis económicas por la liberación de los esclavos se creó una política de emancipación.[11] En 1823, Mexico prohibió la venta o compra de esclavos y se requirió que los hijos de los escalavos se liberaran cuando cuamplieran 14 años.[26] Cualquier esclavo que fuera introducido a México ya sea vendido o intercambiado sería liberado.[11] Para 1825, aunque un censo en la colonia de Austin mostró 1,347 Anglo-Americanos y 443 personas con descendencia africana, incluía un pequeño grupo de Africanos americanos libres.[34] Dos años después la legislatura de Coahuila y Tejas prohibió la introducción de esclavos adicionales y garantizó la libertad a los niños que nacieran.[26] Las nuevas leyes también comento que cualquier esclavo introducido en Texas tenia que ser liberado en tiempo menor a 6 meses.[35]

En 1829, la esclavitud estaba prohibida oficialmente.[26] Austin temía que el decreto causara descontento generalizado y trató de suprimir la publicación de la misma. Los rumores de la nueva ley se extendió rápidamente por toda la zona y los colonos parecían al borde de la revuelta. El gobernador de Coahuila y Tejas, José María Viesca, escribió al presidente para explicar la importancia de la esclavitud a la economía de Texas, y la importancia de la economía de Texas para el desarrollo del estado. Texas fue excluido temporalmente de la regla.[36] El 6 de abril de1830, presidente mexicano Anastasio Bustamante ordenó a Texas cumplir con la proclamación de la emancipación o se enfrentan a una intervención militar.[37] Para burlar la ley, muchos colonos angloamericanos convirtieron a sus esclavos sirvientes contratados para la vida. Otros simplemente llamaron a sus esclavos sirvientes sin cambiar legalmente su estado.[38] Los dueños de esclavos que deseaban entrar en México debían obligar a sus esclavos a firmar contratos que afirman que los esclavos debían dinero y trabajarían para pagar la deuda. Los bajos salarios del esclavo recibiría hecho de amortización imposible, y la deuda serían heredados, a pesar de que ningún esclavo recibiría salario hasta los dieciocho años.[39] Esta táctica fue prohibida por una ley estatal de 1832 que prohibió los contratos de los trabajadores de duración superior a diez años.[40] Un pequeño número de esclavos fueron importados ilegalmente de las Indias Occidentales o África. El cónsul británico estima que en la década de 1830 a unos 500 esclavos habían sido importados ilegalmente a Texas.[41] Para 1836, existían cerca de 5,000 esclavos en Texas.[42]

La exportación en las zonas esclavistas del estado superó a la de las zonas de no-esclavistas. Una encuesta de Texas, en 1834 encontró que el departamento de Bexar, que se compone sobre todo de los tejanos, no había exportado mercancías. El departamento de Brazos, incluyendo colonias de Austin y los de verde DeWitt, había exportado 600.000 pesos en bienes, incluyendo 5.000 balas de algodón.[43] El departamento de Texas, que incluía los asentamientos del este, esperaba para exportar 2.000 balas de algodón y 5.000 cabezas de ganado.[44]

David G. Burnet's empresarial contract was cancelled when he could not bring enough settlers. Burnet later became the interim president of the Republic of Texas.

Bustamante implementó otras medidas para haces la inmigración menos deseable para los Anglo Americanos. El creó un impuesto para la propiedad de tierras, el cual habían estado exentos por 10 años. Más adelante incrementó las tarifas para entrar a México desde los Estados Unidos, causando precios muy elevados.[37] Las leyes de 1830 también trajeron contratos de liquidación bajo las leyes federales en lugar de control del Estado. Las colonias que no tenían al menos 150 habitantes serían cancelados. Entre las colonias afectadas fueron la Compañía Nashville correr por Sterling C. Robertson y la Bahía de Galveston y Texas Land Company, dirigida por David G. Burnet, Lorenzo de Zavala y José Vehlein. Por último, prohibió la inmigración adicional a Estados Unidos, a pesar de los anglosajones todavía serían bienvenido en otras partes de México.[37] La prohibición y otras medidas no detuvieron a los ciudadanos de Estados Unidos para que emigraran ilegalmente a Texas. Para 1834, se estima que más de 30.000 anglos vivían en Texas,[45] comparado con 7,800 mexicanos.[12]

Los anglos a menudo veían a los mexicanos como intrusos.[45] La sensación se volvió a menudo; Rafael Antonio Manchola, hijo-en-ley del empresario Martín De León, sirvió como el comandante del presidio de La Bahia 1828-1830 y luego como el alcalde de Goliad. Advirtió el comandante militar de Texas, que:

"'Sin fe se puede colocar en los colonos angloamericanos porque están demostrando continuamente que absolutamente se niegan a ser subordinados, a no ser que les resulte conveniente para lo que quieren de todos modos, lo cual creo que va a ser muy perjudicial para nosotros que sean nuestros vecinos si no lo hacemos en el tiempo, cortar las alas de su atrevimiento al emplazar un fuerte destacamento en cada nuevo asentamiento que cumplir las leyes y jurisdicción de un juez mexicano, que debe ser colocado en cada uno de ellos , ya que bajo sus propios colonos como jueces, no hacen nada más que practicar sus propias leyes que se han practicado desde que nacieron , olvidando los que han jurado obedecer, siendo éstas las leyes de nuestro Supremo Gobierno .'"[46]

Problemas internacionales[editar]

Muchos estadounidenses pensaban que Estados Unidos había sido engañado fuera de Texas. Los especuladores de tierras estadounidenses creían que podían hacer una gran fortuna en la región de Texas y los políticos americanos creían que Texas podría ayudar a mantener un equilibrio de poder entre los estados libres y esclavos. En 1827, el presidente estadounidense John Quincy Adams ofreció US $1 millón por Texas. El presidente de México Guadalupe Victoria se negó. Dos años más tarde, Andrew Jackson aumentó la oferta de Estados Unidos a $ 5 millones; El presidente Vicente Guerrero volvió a negarse a vender.[47]

En julio de 1829, las autoridades mexicanas tenían otras preocupaciones, como el General Isidro Barradas desembarcó con 2.700 tropas españolas de la costa este de México, cerca de Tampico, en un intento de recuperar el país de España. A petición del gobierno, Austin reunió una milicia local para ayudar a defender Texas, en caso de que la invasión llegara a las regiones del norte del país.[47] El gobernador de Yucatán, Antonio López de Santa Anna llevó una fuerza de tropas mexicanas para detener la invasión. Barradas vio como sus tropas sufrieron a causa de enfermedades tropicales, y Santa Anna fue recibido como un héroe. Durante la invasión, el Congreso mexicano había otorgado poderes de guerra al presidente Guerrero, haciéndole esencialmente un dictador. Esto alarmó a los colonos anglosajones en Texas, que estaban acostumbrados a una separación de poderes.[48]

Precursores de la Revuelta[editar]

The State of Coahuila and Texas in 1833, showing the major land grants

El informe de Mier y Terán de 1828 había recomendado nuevas guarniciones en Texas, que podría supervisar a los colonos anglo y animar a los mexicanos a asentarse en la zona. Las nuevas guarniciones debían ser atendidos por convictos.[49] La primera se estableció a lo largo de la Bahía de Galveston en 1831 en el sitio de la actual Anáhuac. Se convirtió en el primer puerto en Texas para recoger costumbres. Un segundo puerto personalizado, Velasco, se estableció en la desembocadura del Río Brazos, mientras que una tercera guarnición estableció la fortaleza Terán en el Río Neches junto a Nacogdoches para combatir el contrabando y la inmigración ilegal.[50]

Mier y Terán mas tarde ordenó a la guarnición de Bexar abandonar el fuerte y crear un nuevo presidio.[50] Fort Tenoxtitlán se estableció en 1830 en la orilla oeste del Río Brazos, a 161 kilómetros sobre San Felipe. Poco después de la fortaleza fue completada, 50 inmigrantes de Tennessee llegaron a la zona bajo empresario Sterling C. Robertson. Los colonos habían llegado ilegalmente, ya que el contrato de Robertson había sido invalidada por las leyes 1830 de Guerrero. El comandante de la guarnición decidió no expulsar a ellos, en lugar de enviar a México para recibir asesoramiento. Tres meses más tarde recibió instrucciones para expulsar a los colonos inmediatamente. Él eligió no hacerlo, lo que permite la colonia del Robertson para ser salvo.[51] El Fuerte en 1832. Después de no haber recibido ningún suministro se les dio la orden de regresar a San Antonio. [52]

Anáhuac se colocó bajo el control del Coronel Juan Davis Bradburn. El hizo cumplir las leyes con rigor en 1830, lo que enfureció a muchos colonos. Se prohibió al comisionado estatal el otorgar títulos de propiedad a los ocupantes ilegales e insistió en hacer cumplir la ley de liberar y que ningún esclavo podía poner pie en territorio mexicano.[53] En 1832, los hombres locales organizaron a la milicia con el pretexto de protegerse de los indios de la sona aunque los indios eran pacificos.[54] La ley mexicana prohibia a los residentes crear milicias así que Bradburn arrestó a, Patrick C. Jack.[55] Los ciudadanos estaban muy enojado. En Brazoria, los residentes realizaron una reunión en la ciudad para decidir qué hacer. William H. Wharton se quejó de que había poco apoyo dentro de la colonia de Austin para oponerse a Bradburn con la fuerza militar; él y otros defensores de los conflictos armados sintieron que la oposición de otros colonos era tan profunda como la de los soldados mexicanos en la zona.[56] Bradburn eventualmente acepto liberar a Jack y las tensiones se calmaron por un corto tiempo.[54]

En mayo de 1832, Bradburn recibió una carta, aparentemente de un amigo, advirtiendo que 100 hombres armados se colocaron 64,37376 km de distancia, la intención de recuperar los esclavos fugitivos en poder de Bradburn.[57] Cuando Bradburn se dio cuenta de que la carta era un engaño, detuvo a Travis para ser interrogado.[58] Tenía la intención de enviar Travis a Matamoros para un juicio militar por cargos de intento de insurrección, con el objetivo de ser la separación de México. La condena por este cargo Podría dar lugar a la ejecución de Travis.[59] Los colonos estaban indignados de que la detención no requería una orden, una declaración de cargos, ni juicio por jurado. La mayoría no estaban familiarizados con la ley mexicana y asumió que la Declaración de Derechos de Estados Unidos todavía se aplica a ellos.[60]

Los colonos atacaron la guarnición de Anáhuac para liberar a Travis en un evento que se conocía como los disturbios del Anáhuac.[53]

Además, los colonos se habían reunido en Brazoria para el transporte de varios cañones y ayudar al grupo en el Anáhuac. El Coronel Domingo de Ugartechea, el cual dirigió la guarnición de Velasco, en la desembocadura del Río Brazos, se negó a permitir que el barco que llevaba el cañón pasara. El 26 de junio, los colonos iniciaron la Batalla de Velasco; Ugartechea se rindió al día siguiente.[61]

Dias después, el Coronel Jose de las Piedras arribó desde Nacogdoches para asistir a Bradburn. El removió a Bradburn de su cargo y los establecidos desaparecieron.[62]

En 1832, Antonio Lopez de Santa Anna dirigió una insurrección contra el presidente mexicano Bustamante. Aunque la mayor parte del Ejército Mexicano apoyó la administración de Bustamante, llevó a una pequeña guerra civil.[53] Muchos de los colonos se pusieron del lado de Santa Anna, dseguido de el General José Antonio Mexía, quien dirigió soldados en Texas contra Bustamante. Mexia retiró al comandante en Matamoros de su cargo. En octubre, 55 delegados de las comunidades de Texas asistieron a la Convención de 1832 en San Felipe. Los delegados redactaron tres peticiones al Congreso de México. Ellos deseaban la anulación del artículo 11 de la ley de colonización de 1830, que prohibió asentamiento extranjero, así como la reforma de las costumbres, el reconocimiento de los ocupantes como los inmigrantes válidos y un estado separado para Tejas.[63]

El 19 de diciembre de 1832, la Protesta de Bexar fue emitida para el Congreso de México. Legalmente proclamado las quejas que la población de Texas había sufrido bajo el gobierno de México el estilo centralista.[64] Se abordaron aspectos como la protección contra los ataques de los indios y que los pobres paguen por la milicia, la representación local y legislativa insuficiente, que prohíbe la inmigración de los Estados Unidos, la falta de escuelas y la financiación de la educación y varias violaciones del estilo republicano a la Constitución de 1824.[65]

Santa Anna fue elegido el presidente de México el 19 de enero de 1833. Una segunda convención resultante se celebró ese año en abril. Asistieron los recién llegados como Sam Houston, nombró una comisión para redactar una constitución para un nuevo estado de Texas y los delegados seleccionados para representar Texas antes de que el gobierno federal. Austin fue elegido para entregar la constitución propuesta para el gobierno de Santa Anna en la Ciudad de México. Aunque Austin señaló que Texas se había dado permiso para formar un estado separado y ahora había crecido a 46.500 habitantes, el jefe político de Bexar advirtió al gobierno que los anglosajones podrían estar proponiendo la condición de Estado independiente como parte de un plan para unirse con Estados Unidos.[66] Austin fue arrestado el 21 de Noviembre de 1833.[67]

El gobierno mexicano intentó atender las preocupaciones de los texanos. El artículo 11 fue repelido el 21 de noviembre de 1833, permitió a los americanos establecerse de nuevo.[67] cinco meses después, Coahuila y Tejas separó a texas en tres departamentos, San Antonio-Bexar, Brazos, and Nacogdoches, con los jefes políticos de cada departamento y una mayor representación en la legislatura estatal. Además, se introdujo un juicio por jurado y se autorizó el Inglés como segundo idioma.[68] Un Anglo American, Jefferson Chambers, fue nombrado juez de circuito Superior de Texas en 1835 y se prorrogó el plazo para la liquidación de los contratos que no habían cumplido con sus condiciones para el número de colonos.[69] Seis comunidades de Texas fueron elevadas a municipalidades.[70]

En marzo de 1833, la capital del estado fue trasladado desde Saltillo a Monclova.[69] Al año siguiente, centralistas comenzaron a insistir a Santa Anna para anular el sistema federal e introducir el centralismo. Algunos legisladores creían que el centralismo sería la única manera de retener Texas, como periódicos en los Estados Unidos continuaron haciendo declaraciones acerca de la próxima anexión de Texas. Cuando el Congreso Nacional intentó centralizar la nación, se produjo una guerra civil. A medida que comenzaron los enfrentamientos, Monclova declaró que se habían realizado ilegalmente la capital del estado y seleccionado su propio gobernador. Tejanos en Saltillo recomendó el establecimiento de un gobierno provisional en Bexar durante los disturbios de fortalecer la autonomía de Texas. Juan Seguin, jefe político de Bexar, pidió una reunión de la ciudad para crear un gobierno, pero se vio obligado a posponerlo cuando las tropas mexicanas avanzaron en la dirección de Texas.[71]

Para el final del año, aunque Santa Anna empezó a exhibir tendencias centralistas,[70] en 1835 el revocó la Constitución de 1824 y comenzó a consolidar su poder. En varias partes del país los federalistas de revolotearon y en Mayo de 1835 Santa Anna brutalmente aplastó a los revoltosos en Zacatecas; cerca de 2000 combatientes perdieron la vida.[72] Los federalistas, entre ellos Agustín Viesca, el gobernador de Coahuila y Tejas, tenían miedo de que Santa Anna marchara contra Coahuila después de someter a los rebeldes en Zacatecas, por lo que se disolvió la legislatura estatal el 21 de mayo de 1835, y autorizó al gobernador para establecer una oficina en una parte diferente del estado. Viezca fue detenido mientras viajaba a San Antonio. Con el pretexto de estar enojado por el encarcelamiento de Viezca la gente de Anahuac organizaron una resistencia bajo Travis. En realidad, estaban enojados de que el período de gracia de dos años en los aranceles había terminado y la aduana Anáhuac había vuelto a abrir. Cuando Viezca escapó y llegó a Texas, nadie lo reconoció como gobernador.[71]

Mientras las protestas se extiendían a través de Texas, los funcionarios mexicanos acusaban a los colonos de los Estados Unidos por el descontento. Como señaló el historiador Alwyn Barr, muchos de los nuevos colonos habían "vivido enteramente dentro de la creciente colonias angloamericanas y habían hecho algunos ajustes a las tradiciones españolas de México.[73]

Revolución de Texas[editar]

Map of México in 1836.

En un esfuerzo por asegurar su libertad, en enero de 1835 Austin había publicado al público sobre los asuntos de Texas. En este documento se explica que Texas quería ser un estado independiente, no una nación independiente. Se refirió a las quejas contra el sistema de justicia de Texas y justificó las convenciones de 1832 y 1833 como "' un ejercicio del derecho de petición que pertenece a todos los pueblos libres'".[68] Finalmente fue liberado de prisión y regresó a Texas en Agosto.[68] A su vuelta, cambió de opinión sobre el futuro de Texas y emitió un llamado a las armas, anunciando que Texas debería ser "' siempre libre de cualquier control mexicano'".[74]

Después de que el Congreso de la Unión eligió a el general Santa Anna como presidente de México en 1833, el nombró a Valentín Gómez Farías como su vicepresidente y le otorgo la responsabilidad sobre gran parte del gobierno de México. Sin embargo, el vicepresidente comenzó a implementar reformas, en particular impactando el Ejército mexicano y la Iglesia Católica. Estas reformas irritaron las fuerzas de centro de gran alcance, que instaron a Santa Anna a abandonar su semi-retiro. Santa Anna aceptó y condujo la reacción contra la liberalización, obligando a Gómez Farías y sus partidarios federalistas, entre ellos el general mexicano José Antonio Mexía, a huir al exilio en los Estados Unidos.[75] Algunos se fueron a Nueva Orleans con la intención de resistir al gobierno centralista.

Aunque el gobierno de los Estados Unidos se mantuvo oficialmente neutral en la lucha entre centralistas mexicana de Santa Anna y federales Gómez Farías, había mucha simpatía política que favorecía la separación de Texas de México. Un número de hombres, conocidos como "filibusteros" se sintieron atraídos por las organizaciones de tipo milicia como el grises de New Orleans, que se preparaban para ir a luchar por la independencia de Texas. El General Mexia pronto se encontró fondos en Nueva Orleans y comenzó a subir una expedición para atacar el puerto mexicano de Tampico importante. Convenció a personas influyentes en Nueva Orleans que apoderarse del puerto sería ayudar a la causa texana. Sin embargo, la "Expedición Tampico" que comenzó el 6 de noviembre de 1835, fracasó.[76]

En 1835 Juan Seguin, Plácido Benavides, Manuel Leal y Salvador Flores, comenzaron a criar compañías de voluntarios de las áreas de San Antonio y Victoria para apoyar la causa federalista.[77] A finales del año más de 100 tejanos se había unido a este Ejército Federal de Texas para defender la Constitución de 1824 contra los centralistas.[78]

El jefe político de la región Nacogdoches ordenó a las milicias a tomar las armas contra las tropas mexicanas en julio de 1835 y pidió al resto de los ciudadanos para formar un ejército de voluntarios. Los "comités de Texas " en ciudades como Nueva Orleans y Nueva York reunieron voluntarios y comenzaron a enviar un ejército y dinero para ayudar a los colonos de Texas en su lucha. Austin ordenó a las milicias, mientras que Sam Houston fue puesto a cargo de los voluntarios.[74] El primer incidente violento de el 2 de octubre[74]

La Consulta se reunió en noviembre para discutir los motivos de la revuelta. La Consulta denunció centralismo y organizó un gobierno estatal provisional basada "' en los principios de la Constitución de 1824 '".[74] Al mes siguiente, San Antonio se rindió a los anglosajones, dando a los rebeldes una gran cantidad de equipo militar. Algunos tejanos viajaron a los Estados Unidos en busca de ayuda. A pesar de que se les negó un préstamo, se las arreglaron para hacer publicidad en gran medida la disponibilidad de tierras en Texas, asegurando que más voluntarios vienen a luchar.[79]

The painting "Surrender of Santa Anna" by William Henry Huddle shows the Mexican general Santa Anna surrendering to a wounded Sam Houston.

Tejas declaró formalmente la independencia en Washington-on-the-Brazos, el 2 de marzo de 1836. La revuelta fue justificada como necesaria para proteger los derechos básicos y porque México había anulado el pacto federal. Los colonos sostuvieron que México les había invitado a pasar al país y que estaban decididos "para disfrutar" las instituciones republicanas a las que estaban acostumbrados en su tierra natal, en Estados Unidos de América.'"[80] El la declaración no se sabia que México había intentado incorporar algunas de sus demandas.[81] La nueva constitución especialmente permitía la esclavitud y especificaba que ningún africano podría vivir en el territorio sin consentimiento del congreso.[82] Muchos de los Tejanos dejaron la pelea luego de la declaración de independencia, ya que estaban decepcionados con la retórica anti-Mexicana Solo la compañía de Seguin siguió en la Armada.[78]

La batalla termino con La batalla de San Jacinto el 21 de abril de 1836, con el nacimiento de la República de Texas.[45] Santa Anna fue tomado prisionero y las tropas mexicanas fueron forzadas a regresar al sur del Rio Grande.[82] En los siguientes Tratados de Velasco, Santa Anna prometió que iba a convencer al gobierno mexicano de reconocer la independencia de Texas. No mantuvo esta promesa, pero los tejanos no mantuvieron su promesa de regresar a México.[83] El congreso mexicano no reconoció su independencia.[82]

Pie de Nota[editar]

  1. a b Edmondson (2000), p. 75.
  2. Manchaca (2001), p. 161.
  3. a b c Edmondson (2000), p. 71.
  4. de la Teja (1997), p. 82.
  5. a b c d Manchaca (2001), p. 162.
  6. a b Edmonson (2000), p. 72.
  7. a b Vazquez (1997), p. 51.
  8. a b Vazquez (1997), p. 52.
  9. de la Teja (1997), p. 85.
  10. de la Teja (1997), p. 83.
  11. a b c d Manchaca (2001), p. 163.
  12. a b Manchaca (2001), p. 172.
  13. Manchaca (2001), p. 164.
  14. Manchaca (2001), p. 194.
  15. Vazquez (1997), p. 48.
  16. Manchaca (2001), p. 187.
  17. a b Vazquez (1997), p. 50.
  18. a b c de la Teja (1997), p. 88.
  19. a b Vazquez (1997), p. 53.
  20. Manchaca (2001), p. 195.
  21. Manchaca (2001), p. 196.
  22. a b Manchaca (2001), p. 198.
  23. Edmondson (2000), p. 63.
  24. Edmondson (2000), p. 70.
  25. a b c Manchaca (2001), p. 199.
  26. a b c d Barr (1996), p. 14.
  27. a b Edmondson (2000), p. 73.
  28. Vazquez (1997), p. 54.
  29. Horton (1999), p. 8.
  30. Horton (1999), p. 9.
  31. Horton (1999), pp. 95–96.
  32. a b Edmondson (2000), p. 74.
  33. de la Teja (1997), p. 90.
  34. Williams (1997), p. 6.
  35. Manchaca (2001), p. 165.
  36. Edmondson (2000), p. 80.
  37. a b c Manchaca (2001), p. 200.
  38. Barr (1996), p. 15.
  39. Vazquez (1997), p. 57.
  40. Vazquez (1997), p. 63.
  41. Barr (1996), p. 16.
  42. Barr (1996), p. 17.
  43. de la Teja (1997), p. 91.
  44. de la Teja (1997), p. 92.
  45. a b c Manchaca (2001), p. 201.
  46. de la Teja (1997), p. 89.
  47. a b Edmondson (2000), p. 78.
  48. Edmondson (2000), p. 79.
  49. Edmondson (2000), p. 134.
  50. a b Edmondson (2000), p. 135.
  51. Edmondson (2000), p. 136.
  52. Edmondson (2000), p. 137.
  53. a b c Vazquez (1997), p. 65.
  54. a b Henson (1982), p. 90.
  55. Edmondson (2000), p. 151.
  56. Ward (1960), p. 215.
  57. Edmondson (2000), p. 145.
  58. Henson (1982), p. 97.
  59. Davis (2006), p. 83.
  60. Henson (1982), p. 96.
  61. Henson (1982), pp. 107–8.
  62. Nofi (1992), p. 23.
  63. Vazquez (1997), p. 66.
  64. de la Teja (2010), p. 151.
  65. Lozano (1985), p. 1.
  66. Vazquez (1997), p. 67.
  67. a b Vazquez (1997), p. 68.
  68. a b c Vazquez (1997), p. 69.
  69. a b Vazquez (1997), p. 70.
  70. a b Barr (1990), p. 2.
  71. a b Vazquez (1997), p. 71.
  72. Hardin (1994), p. 6.
  73. Barr (1990), p. 4.
  74. a b c d Vazquez (1997), p. 72.
  75. "Texas State Historical Association. The Handbook of Texas Online. Tampico Expedition. [1]
  76. Miller, Edward L. (2004)
  77. de la Teja (1991), p. 24.
  78. a b de la Teja (1997), p. 94.
  79. Vazquez (1997), p. 73.
  80. Vazquez (1997), p. 74.
  81. Vazquez (1997), p. 75.
  82. a b c Vazquez (1997), p. 76.
  83. Vazquez (1997), p. 77.

Referencias[editar]

Lectura a fondo[editar]

  • Hardin, Stephen L. (1994). Texian Iliad-A Military History of the Texas Revolution. University of Texas Press. ISBN 0292730861. 
  • Lack, Paul D. (1992). The Texas Revolutionary Experience: A Political and Social History 1835-1836. Texas A&M University Press. ISBN 0-89096-497-1. 
  • Tijerina, Andrés (1994). Tejanos and Texas under the Mexican Flag, 1821–1836. Centennial Series of the Association of Former Students. College Station, TX: Texas A&M University. ISBN 978-0-89096-606-8. 

Ligas externas[editar]