Sutton Hoo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sutton Hoo
Sutton.Hoo.ShoulderClasp2.RobRoy.jpg
Coordenadas 52°05′23″N 1°20′20″E / 52.0898, 1.33882Coordenadas: 52°05′23″N 1°20′20″E / 52.0898, 1.33882
País Bandera de Reino Unido Reino Unido
Propietario Fundación Nacional para Lugares de Interés Histórico o Belleza Natural
Mapa de localización
Sutton Hoo ubicada en Reino Unido
Sutton Hoo
Sutton Hoo
Ubicación (Reino Unido).

Sutton Hoo es el emplazamiento de dos cementerios altomedievales que datan de los siglos VI y VII, cerca de Woodbridge, en Suffolk (Inglaterra). Los arqueólogos llevan excavando la zona desde 1938. En uno de los cementerios había un barco funerario intacto con una gran cantidad de objetos anglosajones. La mayoría de estos objetos se encuentran ahora en el Museo Británico. Los estudiosos creen que Redvaldo de Estanglia es la persona con más probabilidad de haber sido enterrada en el barco. El yacimiento es importante para establecer la historia del reino de Estanglia, así como para iluminar el primer periodo anglosajón, que carecía de documentación histórica.

El yacimiento fue excavado por primera vez por Basil Brown bajo los auspicios de la terrateniente Edith Pretty, pero cuando se hizo evidente su importancia, los expertos nacionales tomaron el relevo. Durante las décadas de 1960 y 1980, los arqueólogos exploraron la zona más ampliamente y se descubrieron muchos otros enterramientos individuales. Los artefactos conforman lo que se considera el mayor tesoro jamás descubierto en el Reino Unido.[1]​ Entre los que se encontraron en la cámara funeraria figuran un conjunto de ajuares de metal en oro y gemas, un yelmo ceremonial, un escudo y una espada, una lira y una placa de plata del imperio bizantino.

El barco funerario ha suscitado comparaciones con el mundo del poema en inglés antiguo Beowulf. El poema está ambientado en parte en Götaland, en el sur de Suecia, que presenta paralelismos arqueológicos con algunos de los hallazgos de Sutton Hoo.

Los cementerios están situados cerca del estuario del río Deben y de otros yacimientos arqueológicos. Aparecen como un grupo de aproximadamente 20 montículos de tierra que se elevan ligeramente por encima del horizonte del espolón cuando se ven desde la orilla opuesta. El cementerio más reciente está situado en un segundo espolón a unos 500 metros aguas arriba del primero. Se descubrió y exploró parcialmente en el año 2000 durante los trabajos preliminares para la construcción de una sala de exposiciones para turistas. En este lugar también hay enterramientos, pero las cimas de sus túmulos han sido destruidas por la actividad agrícola posterior.

El centro de visitantes cercano contiene artefactos originales, réplicas de hallazgos y una reconstrucción de la cámara funeraria del barco. El yacimiento está a cargo de la National Trust.

Toponimia[editar]

Sitio de Sutton Hoo

Sutton Hoo deriva su nombre del inglés antiguo. Sut combinado con tun significa «granja del sur» o «asentamiento» y hoh se refiere a una colina «con forma de espolón».[2][3]​ La misma terminación sobrevive en otros topónimos, especialmente en Plymouth Hoe y Fingringhoe.[4]

Ubicación[editar]

Mapa de la región de Wicklaw

Sutton Hoo, que se encuentra a lo largo de la orilla del estuario del río Deben, da nombre al pequeño pueblo de Sutton, en Suffolk, y a su parroquia. En la orilla opuesta se encuentra la pequeña ciudad portuaria de Woodbridge, que se encuentra a unos 11 km del Mar del Norte y y justo por debajo del lugar de vadeo más bajo y conveniente.[nota 1]​ Constituyó una vía de entrada a Anglia Oriental durante el periodo que siguió al final del dominio imperial romano en el siglo V.[6]

Al sur de Woodbridge hay cementerios del siglo VI en Rushmere, Little Bealings y Tuddenham St Martin,[7]​ y alrededor de Brightwell Heath, un sitio de túmulos que datan de la Edad del Bronce.[8]​ Hay cementerios de fecha similar en Rendlesham y Ufford.[9]​ El barco funerario de Snape es el único en Inglaterra que puede compararse con el ejemplo de Sutton Hoo.[10]

El territorio entre el Orwell y las cuencas de los ríos Alde y Deben pudo haber sido un temprano centro de poder real, originalmente centrado en Rendlesham o Sutton Hoo, y un componente primario en la formación del reino de Estanglia.[nota 2]​ A principios del siglo VII, Gipeswic (la actual Ipswich) empezó a crecer como centro de comercio exterior,[11]​ el monasterio de Botulfo en Iken fue fundado por concesión real en 654,[12]​ y Beda identificó Rendlesham como el lugar de la vivienda real de Æthelwold.[nota 3]

Asentamiento inicial[editar]

Neolítico y Edad del Bronce[editar]

Hay pruebas de que Sutton Hoo estuvo ocupado durante el Neolítico, hacia el año 3000 a.C., cuando los agricultores desbrozaron los bosques de la zona. Estos cavaron pequeñas fosas que contenían vasijas de barro templadas con pedernal. Varios pozos se encontraban cerca de huecos donde se habían arrancado grandes árboles: los agricultores neolíticos pudieron haber asociado los huecos con las vasijas.[13]

Durante la Edad del Bronce, cuando las comunidades agrícolas de Gran Bretaña estaban adoptando la nueva tecnología de la metalurgia, se construyeron en Sutton Hoo casas circulares con marcos de madera, paredes de bahareque y techos de paja. El mejor ejemplo que se conserva contenía un anillo de postes verticales de hasta 30 centímetros de diámetro, con un par que sugería una entrada al sureste. En el hogar central se había dejado caer una cuenta de fayenza. Los agricultores que habitaban esta casa utilizaban cerámica decorada al estilo del vaso campaniforme, cultivaban cebada, avena y trigo, y recogían avellanas. Excavaban zanjas que marcaban los pastizales circundantes en secciones, indicando la propiedad de la tierra. El suelo arenoso y ácido acabó lixiviándose y volviéndose infértil, y es probable que por esta razón el asentamiento acabara siendo abandonado, para ser sustituido en la Edad del Bronce Medio (1500-1000 a.C.) por ganado ovino o bovino, que se cercaba con postes de madera.[14]

Edad del Hierro y periodo romano-britano[editar]

Basil Brown (en primer plano) y el teniente comandante J. K. D. Hutchison excavando el barco funerario del siglo VII en Sutton Hoo en 1939[15]

Durante la Edad del Hierro, el hierro sustituyó al cobre y al bronce como forma dominante de metal utilizado en las Islas Británicas. En la Edad del Hierro Media (alrededor del año 500 a.C.), los habitantes de la zona de Sutton Hoo comenzaron a cultivar de nuevo, dividiendo la tierra en pequeños recintos que ahora se conocen como campos célticos.[16]​ El uso de franjas estrechas implica el cultivo de la uva, mientras que en otros lugares, las pequeñas parcelas de tierra oscura indican que pueden haberse cultivado coles.[17]​ Este cultivo continuó en el periodo romano-britano, desde el año 43 hasta aproximadamente el 410. La vida de los britanos no se vio afectada por la llegada de los romanos. Se han encontrado varios artefactos de la época, incluidos algunos fragmentos de cerámica y una fíbula abandonada. Cuando el Imperio animó a los pueblos de Europa Occidental a maximizar el uso de la tierra para los cultivos, la zona de Sutton Hoo sufrió la degradación y la pérdida de suelo. Con el tiempo, se abandonó y se convirtió en una zona de maleza.[17]

Cementerio anglosajón[editar]

Contexto[editar]

La excavación[editar]

En 1601, se hallaron varios túmulos en la orilla derecha del río Deben, y el de Sutton Hoo es uno de ellos. La investigación arqueológica moderna se inició en 1938. Un año más tarde, se encontró el barco funerario. Se realizaron excavaciones posteriores, a finales de la década de 1960 y desde 1986 hasta 1992.

Hay muchos túmulos en la zona, pero la denominación Sutton Hoo corresponde al barco funerario encontrado en el túmulo 1, que data de principios del siglo VII. El yacimiento consta de veinte túmulos diferentes, y muchos de ellos siguen sin ser explorados. Se encontraron veintisiete sepulturas más en la zona. En su mayoría, los túmulos fueron saqueados especialmente durante la época Tudor, y solo unos pocos permanecieron intactos. En la zona están también el túmulo 2, en el que se encontraron los restos incinerados de un hombre y un caballo, y el túmulo 3, en el que se halló otro barco funerario, que había sido saqueado en 1860.

En las excavaciones del túmulo 1, se encontró el sepulcro de un rey, que es un barco trasladado desde el río Deben hasta la cima del montículo (de una altura de 30 metros) y colocado dentro de una zanja. En medio del barco se había construido una choza y se había colocado un sarcófago grande y una impresionante colección de objetos valiosos. Después, se había rellenado la choza, se había construido un montículo arriba y había quedado una estructura visible que permaneció intacta durante cientos de años.

El tesoro hallado en Sutton Hoo es muy extenso. La gran mayoría de los hallazgos se expone en el Museo Británico, y hay adornos personales forjados en oro y plata, armas como espadas y cascos, una lira y artículos domésticos como un caldero. Se encontraron también restos de tejidos de todas clases. Entre los hallazgos hay también un plato de plata con una inscripción datada en Bizancio. Otros objetos de plata y bronce proceden de la zona mediterránea, y son más recientes. Uno de los arcos encontrados es de origen celta. Algunos objetos tienen detalles cristianos: dos cucharas de plata llevan las inscripciones «Saulos» y «Paulos», en letras griegas.[18]

¿De quién es la tumba de Sutton Hoo?[editar]

En las excavaciones de 1939 no se encontraron rastros de un cadáver. El sitio fue excavado por primera vez por Basil Brown bajo los auspicios de la terrateniente Edith Pretty, pero cuando su importancia se hizo evidente, los expertos nacionales del Museo Británico al mando del arqueólogo de Charles Phillips se hicieron cargo. Durante las décadas de 1960 y 1980, los arqueólogos exploraron el área más amplia y se revelaron muchos otros entierros individuales. Los espectaculares artefactos comprenden lo que se considera el mayor tesoro jamás descubierto en el Reino Unido. Los encontrados en la cámara funeraria incluyen un conjunto de adornos de metal en oro y gemas, un casco ceremonial, un escudo y una espada, una lira y un plato de plata del Imperio Bizantino. Los análisis de suelo y muestras de fosfato residual (sustancia química que permanece en el suelo luego de que un cadáver humano o animal se haya descompuesto íntegramente) tomadas en 1967 durante las excavaciones del Museo Británico, concuerdan con la idea de que había originalmente un cadáver en la cámara del sepulcro, pero que por las condiciones altamente ácidas del suelo en el fondo del barco, el cuerpo se desintegró completamente.

En el tesoro se hallaron treinta y siete monedas de oro o tremís de la dinastía merovingia (gobernante de Francia y parte de Alemania desde el siglo V hasta el VIII) que datan de entre el 595 y el 640 d. C. El hallazgo es muy importante, porque contribuye a precisar la datación del barco. Este dato también da una pista sobre quién pudo haber sido enterrado en esa suntuosa tumba. Hay varias posibilidades:

  • Otro personaje, miembro de alguna familia noble.

Todos los objetos de la tumba fueron escogidos cuidadosamente para que el difunto tuviera todo lo que necesitase en su próxima vida y que estuviera rodeado de sus posesiones. Muchos de esos objetos, incluso hoy en día, son extraordinarios, y permiten recrear la realidad de aquellos tiempos, e imaginar la utillería de entonces, que, si bien es simple, también es suntuosa y sofisticada.

El poema Beowulf, aunque se escribió en los siglos posteriores a la fecha estimada de la construcción de la tumba, es una auténtica recreación del período heroico y describe vívidamente las costumbres de la época.

Foto del resultado de la última reconstrucción del casco de Sutton Hoo (1970-1971) en 2016.

El tesoro y la influencia extranjera[editar]

Los hallazgos muestran signos de influencia extranjera, y de una amplia rama de conexiones, especialmente con la actual Suecia. Se hallaron un casco y un escudo que parecen haber sido fabricados en Suecia, o bien en Suffolk por armeros suecos con materia prima sueca y siguiendo sus tradiciones. Tal vez fueran suecos quienes fundaron la casa real de Estanglia en el siglo VI.

Hay otros elementos que apuntan a Galia. Las monedas de oro de la dinastía merovingia se acuñaron en distintas épocas, lo que sugiere que fueron seleccionadas de una gran reserva.

Anglo-Saxon Buckle from the Sutton Hoo Hoard, British Museum.jpg

Otro elemento sugestivo y aún más enigmático es una hebilla grande. Se supone que la hebilla fue forjada en Suffolk, pero con un inconfundible estilo sueco. Es hueca, con una bisagra en la parte trasera que permite abrirla como un reloj. Se considera una reliquia forjada en ámbito rural cristiano de Galia o de Burgundía.

Algunos de los hallazgos indudablemente provienen del sur. Una fuente grande de plata fue forjada en Bizancio en el siglo VI. Un juego de cuencos de plata tiene un origen mediterráneo más reciente. Un cuenco de bronce proviene de Alejandría y también tiene orígenes más recientes. Hay tres cuencos de colgar que tienen origen muy diferente, tal vez celta.

Cuencos de cuelga de Sutton Hoo

Los objetos encontrados en Sutton Hoo dan un gran lugar a la especulación. Tal vez las cucharas se emplearon para el bautismo de Redvaldo, o tal vez no. Estas 4 cucharas de plata son de estilo clásico y se puede leer en ellas, como se ha dicho, las inscripciones «Saulos» y «Paulos» en letras griegas, por lo que se piensa que pueden haber estado presentes en el bautismo de Redvaldo. La hebilla grande sugiere que Sigeberto se convirtió al cristianismo en la Galia y que el cura que lo bautizó provenía de Burgurdía.

En aquellos tiempos, las figuras de animales de algunas joyas eran una moda en casi todo el mundo. Algunos objetos decorativos como los de esmalte alveolado con forma de hongo muestran un paralelismo con otros objetos encontrados en Suiza y en Lombardía en el siglo VII. Se observa también mucha influencia romana.

Paralelismo con Beowulf[editar]

Beowulf, el único poema épico secular escrito en inglés antiguo que actualmente conocemos, presenta detalles de un gran parecido con los hallazgos en Sutton Hoo. La historia tiene dos partes:

  • La primera transcurre durante la juventud del héroe gauta (o geata, en algunas traducciones) que da nombre al poema, y narra cómo acude en ayuda de los daneses o jutos, que sufrían los ataques de un monstruo gigantesco (Grendel), y el héroe, tras matar al monstruo, se enfrenta con la madre, más peligrosa aún.
  • En la segunda parte, Beowulf ya es el rey de los gautas, y pelea hasta la muerte con un feroz dragón.

Lo que interesa del poema en relación con los hallazgos de Sutton Hoo no es la historia en sí, sino lo que revela acerca de las relaciones de poder. Si bien la fecha de creación del poema no es certera y a menudo se dice que es posterior al sigo VIII, se puede encontrar en él indicios de cómo funcionaban las relaciones de poder en aquel momento. Entre las relaciones políticas, destacan cuatro aspectos:

  • La importancia del séquito del rey, integrado por personas de su propio reino o de otros reinos.
  • La importancia de la distribución de la riqueza que hacía el rey entre los miembros de su séquito.
  • La importancia de las armas, que se consideraban un tesoro.
  • La constante necesidad de defender el poder y el feudo.

El rey vivía rodeado de guerreros nobles que acudían a sus banquetes, dormían en sus salones y estaban dispuestos a morir por él, o eso se suponía. Tener un ejército numeroso y leal era de suma importancia para mantener a un rey en el poder. A medida que aumentaban las victorias del rey Hrothgar, también lo hacía su séquito.

Así como los seguidores del rey provenían del exterior, Beowulf se desplazó desde Götaland hasta Dinamarca. Era el deseo de aventura o de obtener grandes tesoros lo que motivaba a algunos; otros, simplemente eran exiliados. Para recompensar al séquito y retener el poder, el tesoro del rey era esencial. Los reyes eran «guardianes del oro», y un buen rey repartía la riqueza. Hrothgar era el mejor rey de la tierra, el rey que más recompensas repartía. Un rey malo era aquel que acumulaba y no compartía. La riqueza compensaba a los caballeros por sus servicios y creaba una expectativa de lealtad, y era un símbolo de honor. Obsequiar una lujosa espada aseguraba la lealtad eterna de quien la recibía. La importancia social y emocional de la repartición de riqueza y la exhibición de trofeos era profunda y compleja; y Beowulf murió para ganar un gran tesoro. Las armas revestían el mismo carácter que el oro. El otorgamiento de espadas con motivos grabados era un gran honor.

En el poema se muestra que todos los reinos tienen sus crisis. El mundo que describe es inestable, y en él es importante que un rey reparta riqueza y armas. Si es victorioso en batalla y tiene oro para dar, y lo uno puede ser consecuencia de la otro, podrá atraer seguidores de otros reinos, porque los nobles van allí donde haya riqueza. Para seguir dando, el rey tenía que seguir conquistando, y así iba sumando tierras. Pero ningún rey puede tener la victoria eterna. Siempre habrá un enemigo esperando que un rey poderoso enferme o envejezca.

El tesoro de Sutton Hoo es muy parecido a lo descrito en el poema, sobre todo un casco. Si bien es común encontrar lanzas y cuchillos en las tumbas anglosajonas, no ocurre así con las espadas, y menos aún tan sofisticadas. Aunque eran muchos quienes servían en el ejército, los tesoros más valiosos se reservaban para los nobles, y su traslado de un ejército a otro podría haber sido de gran relevancia social aunque no se tratase de muchos en número.

Notas[editar]

  1. Una descripción completa de la localidad y del entorno ha sido elaborada por Rupert Bruce-Mitford.[5]
  2. Los estudios arqueológicos de esta región incluyen el proyecto East Anglian Kingdom y, desde 1974, el proyecto de excavación de Ipswich, realizado para el Suffolk County Council y encabezado por Keith Wade.[cita requerida]
  3. Bruce-Mitford 1974, 73–113; sin embargo, Kingston, cerca de Woodbridge (casi enfrente de Sutton Hoo) es «otra posibilidad».

Referencias[editar]

  1. «AD 700 – Sutton Hoo». Current Archaeology. 2007. Consultado el 3 de octubre de 2010. 
  2. «Sutton». Key to English place names. University of Nottingham. Consultado el 24 de febrero de 2014. 
  3. «Lost Myths of Time: Sutton Hoo». Stanford.edu. Consultado el 9 de junio de 2020. 
  4. Matthews, Constance Mary (1974). How place names began, and how they develop. Lutterworth Press. ISBN 9780718820060. 
  5. Bruce-Mitford, 1975, pp. 1–98.
  6. West, 1998, pp. 261–275.
  7. West, 1998, pp. 9–10, 92–93, 99.
  8. West, 1998, pp. 12–13.
  9. West, 1998, pp. 91, 100–101.
  10. Bruce-Mitford, 1974, pp. 114–140.
  11. Wade, 2001.
  12. West, Scarfe y Cramp, 1984.
  13. Carver, 1998, pp. 94–96.
  14. Carver, 1998, pp. 97–99.
  15. Hoppitt, 2001.
  16. Carver, 1998, pp. 99.
  17. a b Carver, 1998, p. 100.
  18. Véase "Pablo de Tarso".

Bibliografía[editar]

  • Arrhenius, Birgit (1983). The chronology of the Vendel graves. En Lamm, Jan Peder; Nordstrom, Hans-Åke, eds. «Vendel Period Studies: transactions of the Boat-Grave Symposium in Stockholm, February 2–3, 1981». Studies – The Museum of National Antiquities, Stockholm 2 (Stockholm: Statens Historiska Museum). pp. 39-70. ISBN 978-91-7192-547-3. 
  • Bruce-Mitford, Rupert (1946). «Sutton Hoo Ship-Burial». East Anglian Magazine 6 (1): 2-9, 43. 
  • Bruce-Mitford, Rupert (1972). «The Sutton Hoo Helmet: A New Reconstruction». The British Museum Quarterly (British Museum) XXXVI (3–4): 120-130. JSTOR 4423116. doi:10.2307/4423116. 
  • Bruce-Mitford, Rupert (1974). Aspects of Anglo-Saxon Archaeology: Sutton Hoo and Other Discoveries. London: Victor Gollancz. 
  • Bruce-Mitford, Rupert (1975). The Sutton Hoo Ship-Burial, Volume 1: Excavations, Background, the Ship, Dating and Inventory. London: British Museum Publications. ISBN 0-7141-1334-4. 
  • Bruce-Mitford, Rupert (1978). The Sutton Hoo Ship-Burial, Volume 2: Arms, Armour and Regalia. London: British Museum Publications. ISBN 9780714113319. 
  • Bruce-Mitford, Rupert (1983a). The Sutton Hoo Ship-Burial, Volume 3: Late Roman and Byzantine silver, hanging-bowls, drinking vessels, cauldrons and other containers, textiles, the lyre, pottery bottle and other items I. London: British Museum Publications. ISBN 0-7141-0529-5. 
  • Bruce-Mitford, Rupert (1983b). The Sutton Hoo Ship-Burial, Volume 3: Late Roman and Byzantine silver, hanging-bowls, drinking vessels, cauldrons and other containers, textiles, the lyre, pottery bottle and other items II. London: British Museum Publications. ISBN 0-7141-0530-9. 
  • Bruce-Mitford, Rupert (1986). The Sutton Hoo Ship-Burial: Some Foreign Connections. «Angli e Sassoni al di qua e al di là del mare: 26 aprile-lo maggio 1984». Settimane di studio del Centro italiano di studi sull'alto Medioevo XXXII (Spoleto: Centro italiano di studi sull'alto Medioevo). pp. 171-210. 
  • Campbell, James (1992). The Impact of the Sutton Hoo Discovery on the Study of Anglo-Saxon History. En Kendall, Calvin B.; Wells, Peter S., eds. «Voyage to the Other World: The Legacy of the Sutton Hoo». Medieval Cultures 5 (Minneapolis: University of Minnesota Press). pp. 79–101. ISBN 0-8166-2023-7. JSTOR 10.5749/j.ctttv0mr.8. 
  • Carver, M. O. H. (1998). Sutton Hoo: Burial Ground of Kings?. London: British Museum. ISBN 978-0-7141-0599-4. 
  • Carver, M. O. H. (1993). Bulletins of the Sutton Hoo Research Committee 1983-1993. Woodbridge: Boydell Press. 
  • Carver, Martin (2005). Sutton Hoo: A seventh-century princely burial ground and its context. London: British Museum Press. ISBN 978-0-7141-2322-6. 
  • Carver, Martin (2017). The Sutton Hoo Story. Encounters with Early England. Boydell Press. ISBN 978-178327-204-4. 
  • Caruth, Joanna; Anderson, Sue (1999). «RAF Lakenheath Anglo-Saxon Cemetery». Current Archaeology (Current Publishing) 14 (163): 244-250. ISSN 0011-3212. 
  • Clark, Grahame (1985). «The Prehistoric Society: From East Anglia to the World». Proceedings of the Prehistoric Society (Cambridge: Cambridge University Press) 51: 1-14. doi:10.1017/S0079497X0000699X. 
  • Coatsworth, Elizabeth; Pinder, Michael (2002). «The Art of the Anglo-Saxon Goldsmith: Fine Metalwork in Anglo-Saxon England, its Practice and Practitioners». En Hines, John; Catherine, Cubitt, eds. Anglo-Saxon Studies 2 (Woodbridge: Boydell Press). ISBN 0-85115-883-8. 
  • Dawson, Susan (2002). «Modest building fit for a king». The Architects' Journal (Emap Construct): 4-7. 
  • Chaillu, P. du (1889). John Murray, ed. The Viking Age. London. 
  • Evans, Angela Care (1986). The Sutton Hoo Ship Burial. London: British Museum Publications. ISBN 978-0-7141-0544-4. 
  • Evans, Angela Care (2001). Sutton Hoo and Snape, Vendel and Valsgärde. En Hultén, Pontus; von Plessen, Marie-Louise, eds. «The true story of the Vandals». Museum Vandalorum Publications 1 (Värnamo: Museum Vandalorum). pp. 48-64. ISSN 1650-5549. 
  • Filmer-Sankey, W.; Pestell, T. (2001). «Snape Anglo-Saxon Cemetery: Excavations and Surveys 1824-1992». East Anglian Archaeology (95) (Suffolk County Council). 
  • Heaney, S. (1999). Beowulf. Faber. 
  • Henderson, George D. S. (1987). From Durrow to Kells: the Insular gospel-books 650–800. London: Thames & Hudson. ISBN 9780500234747. 
  • Henderson, George D. S. (1999). Vision and Image in Early Christian England. Cambridge: Cambridge University Press. ISBN 9780521551304. 
  • Henderson, George D. S.; Henderson, Isabel (2004). The Art of the Picts: Sculpture and Metalwork in Early Medieval Scotland. London: Thames & Hudson. ISBN 9780500238073. 
  • Hilts, Carly (2019). «What's New at Sutton Hoo?». Current Archaeology (London, UK: Current Publishing) (355). 
  • Hoppitt, Rosemary (1985). «Sutton Hoo 1860». Proceedings of the Suffolk Institute of Archaeology (Ipswich: Society of Antiquaries of London) XXXVI (1): 41-42. 
  • Hoppitt, Rosemary (2001). «'I have a little something that might be of interest to you.....': a home movie of the 1939 excavation Sutton Hoo surfaces in Vancouver». Saxon (34): 1. 
  • Mango, Marlia Mundell; Mango, Cyril; Evans, Angela Care; Hughes, Michael (1989). «A 6th century Mediterranean bucket from Bromeswell parish, Suffolk». Antiquity 63 (239): 295-311. doi:10.1017/S0003598X00076018. 
  • Markham, Robert A. D. (2002). Sutton Hoo: through the rear view mirrow, 1937–1942. Woodbridge: Sutton Hoo Society. ISBN 9780954345303. 
  • Martin-Clarke, D. Elizabeth (1947). Culture in Early Anglo-Saxon England. Baltimore: Johns Hopkins Press. 
  • Newton, Sam (1993). The Origins of Beowulf and the Pre-Viking Kingdom of East Anglia. Cambridge: D. S. Brewer. ISBN 0-85991-361-9. 
  • Phillips, Charles W. (1940). «The Excavation of the Sutton Hoo Ship-burial». The Antiquaries Journal (Society of Antiquaries of London) XX (2): 149-202. doi:10.1017/S0003581500009677. 
  • Phillips, C.W.; Kendrick, T.D.; Kitzinger, E.; Crawford, O.G.S.; Grimes, W.F.; Chadwick, H.M. (1940). «The Sutton Hoo Ship-Burial». Antiquity. 
  • Phillips, Charles W. (1987). My Life in Archaeology. Gloucester: Alan Sutton. ISBN 0-86299-362-8. 
  • Plunkett, Steven J. (1998). The Suffolk Institute of Archaeology: its Life, Times and Members XXXIX (2). Ipswich: Society of Antiquaries of London. pp. 165-207. 
  • Plunkett, Steven J. (2001). Items from the Ship-Burial at Sutton Hoo, Suffolk. En Hultén, Pontus; von Plessen, Marie-Louise, eds. «The true story of the Vandals». Museum Vandalorum Publications 1 (Värnamo: Museum Vandalorum). pp. 65-75. ISSN 1650-5549. 
  • Plunkett, S.J. (2002). Sutton Hoo, Suffolk. London: The National Trust. 
  • Plunkett, Steven J. (2005). Suffolk in Anglo-Saxon Times. Stroud: Tempus. ISBN 0-7524-3139-0. 
  • The Ipswich Journal (24 de noviembre de 1860). «Roman Mounds or Barrows» (6342). Ipswich. p. 5. Consultado el 16 de abril de 2017. 
  • Stolpe, Hjalmar; Arne, T. J. (1927). La Nécropole De Vendel. Stockholm: Akademiens Förlag. 
  • Wade, Keith (2001). «Gipeswic – East Anglia's first economic capital, 600–1066». En Salmon, Neil; Malster, Robert, eds. Ipswich from the First to the Third Millennium: Papers from an Ipswich Society Symposium. Ipswich: Ipswich Society. pp. 1-6. ISBN 9780950732817. 
  • West, Stanley E. (1998). «Aspects of Anglo-Saxon Archaeology: Sutton Hoo and Other Discoveries». East Anglian Archaeology (Ipswich: Suffolk County Council) (84). ISBN 0-86-055-24-62. 
  • West, Stanley E.; Scarfe, Norman; Cramp, Rosemary (1984). «Iken, St Botolph, and the Coming of East Anglian Christianity». Proceedings of the Suffolk Institute of Archaeology (Ipswich: Society of Antiquaries of London) XXXV (4): 279-301. 
  • Williams, Nigel (1992). «The Sutton Hoo Helmet». En Oddy, William Andrew, ed. The Art of the Conservator. London: British Museum Press. pp. 73-88. ISBN 9780714120560. 
  • Wilson, David M. (1984). Anglo-Saxon Art: From The Seventh Century To The Norman Conquest. London: Thames and Hudson. ISBN 978-0-500-23392-4. 
  • Oxford Dictionary of National Biography. 

Enlace externos[editar]