Remedios Varo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Remedios Varo
( V ) Remedios Varo - Ascensin Al Monte Anlogo (5579572452).jpg
Ascensión al monte análogo (1960).
Información personal
Nombre de nacimiento María de los Remedios Alicia Rodriga Varo y Uranga
Nacimiento 16 de diciembre de 1908
Bandera de España Anglés, España
Fallecimiento 8 de octubre de 1963 (54 años)
Bandera de México Ciudad de México
Nacionalidad Española, naturalizada mexicana
Familia
Cónyuge Gerardo Lizárraga
Benjamin Péret
Walter Gruen
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Pintora
Movimientos Surrealismo Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

María de los Remedios Alicia Rodriga Varo y Uranga[1] (Anglès, Gerona, España, 16 de diciembre de 1908Ciudad de México, 8 de octubre de 1963), conocida como Remedios Varo, fue una pintora surrealista, escritora y artista gráfica española exiliada en México. Fue una de las primeras mujeres que estudiaron en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. En 1932 se estableció en Barcelona donde trabajó como diseñadora publicitaria y se sumó al grupo surrealista catalán Logicofobista. En 1937 viajó a París junto al poeta surrealista francés Benjamin Péret y en 1941 con la llegada de los nazis a la capital francesa, se exilió a México. Nunca regresó a España. La obra de Varo evoca un mundo surgido de su imaginación donde se mezcla lo científico, lo místico, lo esotérico y lo mágico. 

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Nació en Anglès, en la provincia de Gerona y creció desde los 9 años en Madrid donde su familia trasladó su residencia. Su padre, Rodrigo Varo y Zejalvo, era un ingeniero librepensador estudioso del esperanto, preocupado por las cuestiones sociales y amante de la mineralogía, de origen andaluz.[2] Su madre, Ignacia Uranga y Begareche, era de asecencia vasca. Remedios era la segunda de tres hermanos; los dos varones, Rodrigo y Luis.[3]

María de los Remedios Alicia Rodriga Varo y Uranga llevó su nombre más popular, Remedios, debido a que su nacimiento vino a "remediar" a su madre la reciente pérdida de una de sus hijas. Tuvo una vida enfermiza con problemas cardíacos y mostró desde pequeña una natural inclinación por la pintura.

La profesión de Rodrigo Varo obligó a la familia a desplazar su residencia. Primero a Marruecos y en 1917 a Madrid donde Remedios recibió una instrucción básica en colegios católicos y posteriormente se formó artísticamente.[4]

Periodo 1924 - 1941[editar]

En 1924, a los quince años, alentada por su padre, ingresó en la Academia de San Fernando [5] convirtiéndose en una de las primeras mujeres estudiantes de la academia. En este periodo compartió tertulias y vivencias en la Residencia de Estudiantes con artistas como García Lorca y Dalí. En 1930 participó en una exposición colectiva organizada por la Unión de Dibujantes de Madrid.

Al finalizar sus estudios se casó con un compañero de la Academia, Gerardo Lizarraga, y ambos se establecieron en París durante un año.[2]

En 1932, retornó a España y se estableció en la Barcelona republicana, en el barrio de Gracia, donde tenía su casa y su estudio, en la Plaza de Lesseps, desarrollando su trabajo también como dibujante publicitaria.[6] En Barcelona vivió intensamente el clima político -libertario- y creativo.

En 1935 compartió el estudio con el también pintor surrealista Esteban Francés, quien la introdujo al círculo surrealista de André Breton. En julio Marcel Jean llegó a Barcelona con Óscar Domínguez. Todos ellos realizaron preciosos cadáveres exquisitos, dibujos colectivos empezados por un participante del juego, tapados y continuados por el siguiente jugador dando como resultado collages sorprendentes.[2] El mismo año expuso sus dibujos en Madrid junto con Josep-Lluís Florit y entre sus pinturas se encuentra Composición.

Se integró en el grupo surrealista catalán Logicofobista, que pretendía representar los estados mentales internos del alma, utilizando formas sugerentes de tales estados.[7] Durante su colaboración con este grupo, Remedios Varo pintó L’Agent Double, obra que anticiparía su estilo personal.[4] En mayo 1936 participó en una histórica exposición Logicofobista de la librería Catalònia de Barcelona junto a Artur Carbonell, Leandre Cristòfol, Àngel Ferrant, Esteve Francès, Gamboa-Rothwoss, A.G. Lamolla, Ramon Marinel·lo, Joan Massanet, Maruja Mallo, Àngel Planells, Jaume Sans, Nadia Sokolova y Joan Ismael.[8]

Durante la guerra civil española, se posicionó del lado republicano. En este período y durante su apoyo activo a los antifascistas, conoció en 1936 al poeta surrealista francés Benjamin Péret, afiliado al POUM, llegado a Barcelona con las Brigadas Internacionales y considerado en las crónicas de la vida de la artista como "su gran amor".[9] En 1937 rompió la relación con Gerardo Lizarraga y marchó con Péret a Francia, -nunca regresó a España- residiendo por segunda vez en París, donde ambos permanecieron hasta la invasión nazi en 1941.[9] Además de André Breton en Francia conoció a Max Ernst, Victor Brauner, Joan Miró, Wolfgang Paalen y Leonora Carrington.

Le encantaba unirse a los bohemios surrealistas para fotografiarse vestida de torero, vender pasteles en la calle o mandar cartas a desconocidos cuyos nombres elegía al azar en el listín telefónico, uno de sus “actos surrealistas” favoritos señala Isabel Navarro en 2007 rememorando su figura.[9]

En 1937 participó en la Exposición Internacional del Surrealismo en Tokio y su obra Le désir (1935) fue reproducida en el número 10 de la revista surrealista de Francia Minotaure.[10]

Etapa mexicana[editar]

La artista abandonó Francia en 1941 tras ser detenida por los nazis por ser la compañera de Péret. Tras miles de peripecias ella y Péret pudieron huir finalmente a México con la ayuda de Varian Fry, donde gracias a la política del presidente Lázaro Cárdenas de acogida de refugiados políticos, pudieron naturalizarse y desarrollar una actividad laboral.[11]

En la Exposición Internacional del Surrealismo en México de 1940 dirigida por Inés Amor en la Galería de Arte Mexicano, se había ya exhibido uno de sus cuadros llamado Recuerdo de la Walkyria. Ya establecidos en México, Péret y Remedios se integraron en un círculo de amigos y artistas entre los que se encontraban César Moro, Esteban Francés, Gerardo Lizárraga, Leonora Carrington, Octavio Paz y Eva Sulzer quien fue una importante mecenas de los artistas exiliados.[12] Durante los años 40 Remedios realizó diferentes trabajos artesanales, de decoración y publicidad entre los que se encuentran una colaboración con Marc Chagall en el vestuario para el ballet Aleko que se estrenó en el Palacio de Bellas Artes.

En 1947, se separó de Benjamin Péret, quien retornó a París, aunque Varo mantuvo el contacto con el poeta apoyándolo económicamente y acompañándolo en su lecho de muerte en 1959.[9] Gracias a sus contactos anteriores y a sus actividades en México, Remedios partió ese año a Venezuela, como integrante de una expedición científica del Instituto Francés de América Latina donde realizó estudios microscópicos de mosquitos como parte de la campaña de salubridad antipalúdica.[13] En Venezuela, además de su trabajo de ilustradora entomológica, pudo continuar enviando carteles publicitarios para Bayer, así como trabajar un corto lapso para el instituto de malariología venezolano.[14]

En el año de 1949 regresó a México, donde continuó con su labor de ilustradora publicitaria. En 1952 se casó de nuevo, esta vez con el político austriaco Walter Gruen, con quien permaneció hasta su fallecimiento.[9] En 1955, presentó al público sus trabajos en una primera exposición colectiva, en la galería Diana de la Ciudad de México, seguida al año siguiente de una exposición individual.[15]

Durante su estancia en México, conoció a artistas como Frida Kahlo y Diego Rivera, pero estableció nexos de amistad más fuertes con otros intelectuales en el exilio, en particular con también pintora surrealista británica Leonora Carrington.[16] Su amistad será fundamental para ambas tanto en la obra pintada como la escrita.[17]

En 1952 se casó con Walter Gruen, un político refugiado austriaco devoto de su obra, que la convenció para que se dedicase exclusivamente a la pintura y le proporcionó la estabilidad.[9]

En 1955 México acogió su primera exposición.[18] En 1958 Varo obtuvo el primer lugar en el Primer Salón de la Plástica Femenina en las Galerías Excélsior.[19]

Destacó durante la época del muralismo mexicano, no como muralista sino con sus pinturas exhibidas en diversas instituciones mexicanas, entre ellas en el Instituto Nacional de Cardiología donde cuelga la pintura Retrato del Dr. Chávez (1957), homenaje al médico mexicano Ignacio Chávez, cardiólogo de la pintora. 

La vida de Remedios se vio rodeada de misticismo, sus temas de interés iban desde la teoría psicoanalítica hasta la alquimia, tal como se expresa en múltiples cuadros suyos.

Por ejemplo, en el tríptico que hace en 1961, que consta de las obras Hacia la torre, Bordando el manto terrestre y La huida, traduce su propia historia de vida a una representación surrealista.[20]

Un servicio al que tuvo acceso fue a la práctica del psicoanálisis, de hecho, el misticismo en sus pinturas estaba influido por el psicoanálisis de Sigmund Freud, Carl Jung y Alfred Adler. Resulta claramente visible en el cuadro de 1960 Mujer Saliendo del Psicoanalista, del cual, en una carta a su hermano menciona lo siguiente:

Esta señora que sale del psicoanalista arrojando a un pozo la cabeza de su padre (como es correcto hacer al salir del psicoanalista). En el cesto lleva otros desperdicios psicológicos: un reloj, símbolo del temor de llegar tarde, etcétera. El doctor se llama Dr. FJA (Freud, Jung, Adler).

R. V.[17]

Hasta el final de su vida no consiguió vivir de la pintura. Siempre realizó trabajos artísticos de supervivencia, sobre todo como ilustradora publicitaria. También pintó instrumentos musicales y muebles; realizó los decorados de la película “La aldea maldita”, de Florián Rey; falsificó por encargo cuadros de Giorgio de Chirico y diseñó trajes y tocados para teatro y ballet junto a Leonora Carrington y Marc Chagall.

Falleció el 8 de octubre de 1963 en la Ciudad de México de un infarto de miocardio. En su estudio se encontraba la última obra que pintó, Naturaleza muerta resucitando, y el boceto del que sería su siguiente cuadro, Música del bosque.[3]

A su muerte, André Breton escribió: “El surrealismo reclama toda la obra de una hechicera que se fue demasiado pronto”. 

Obra[editar]

Remedios Varo está considerada una artista de la alquimia dedicada a hacer revivir mundos que en su pintura surgen de los cuentos de hadas del insconsciente destaca en la recuperación de su memoria la periodista cultural e invetigadora española Mercè Ibartz.[17] La obra de la pintora es vasta y compleja con un estilo característico y fácilmente reconocible.

En su obra aparecen con frecuencia figuras humanas estilizadas realizando tareas simbólicas, en las cuales se tienen a la vez elementos oníricos y arquetípicos. De su obra, Ascensión al monte análogo de 1960 la artista comenta:

Como veis, ese personaje está remontando la corriente, solo, sobre un fragilísimo trocito de madera y sus propios vestidos le sirven de vela. Es el esfuerzo de aquellos que tratan de subir a otro nivel espiritual.

R. V.[17]

Su obra completa está teñida de una atmósfera de misticismo, plasmado en las figuras representativas del mundo secular moderno. Su pintura está puntualizada por un marcado interés por la iconografía científica, por ello años después las obras de la pintora han sido retomadas cada vez con más frecuencia en la literatura de divulgación.

Sus lienzos están realizados con la minuciosidad de un orfebre y reflejan la unidad cósmica y las interconexiones entre diferentes planos de la realidad: la materia y el espíritu, el mundo animal, el humano y el vegetal. Otro de sus grandes temas, que fascinó a los surrealistas, es el de la mujer maga, más ligada al inconsciente que los hombres y dotada de poderes superiores. Su originalidad reside en que nos las emplaza en el en ocasiones tan denostado ámbito doméstico.[2]

Remedios Varo es de las primeras mujeres artistas en introducir y popularizar su trabajo en México, gracias a sus relaciones personales con otras artistas que radicaban allí, como la pintora británica Leonora Carrington, con quien conservó una buena amistad, y otros miembros de la élite artística e intelectual mexicana de mediados del siglo XX. 

Sus cuadros, muchos de los cuales están conservados en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México, han sido expuestos en numerosas ocasiones como exposiciones temporales. Junto con la obra de otras mujeres surrealistas se presentaron cuadros populares de Varo en In Wonderland, llevada a cabo en el Museo de Arte Moderno a finales del 2012 y principios del 2013.

Su obra ha tenido un gran impacto en el mundo del arte especialmente en México, el país que la acogió y donde la imagen de Remedios Varo se ha popularizado. En España a pesar de algunos homenajes en Barcelona en el 2008 su obra es todavía poco conocida.[17]

Lista de trabajos representativos[editar]

Roulotte, 1955.
Detalle de La huida, 1961.
  • 1935 El Tejido de los Sueños
  • 1942 Gruta Mágica
  • 1947 Paludismo (Libélula)
  • 1947 El Hombre de la Guadaña (Muerte en el Mercado)
  • 1947 La Batalla
  • 1947 Insomnio I
  • 1947 Amibiasis o los Vegetales
  • 1955 Simpatía o La Rabia del gato
  • 1955 Ciencia inútil o el Alquimista
  • 1955 Ermitaño meditando
  • 1955 La Revelación o el Relojero
  • 1955 Trasmundo
  • 1955 El Flautista
  • 1955 El Paraíso de los Gatos
  • 1956 A la felicidad de las damas
  • 1956 La calle de las presencias ocultas
  • 1956 Tres destinos
  • 1956 Vuelo mágico
  • 1956 Cazadora de astros
  • 1957 Creación de las aves
  • 1957 Modista
  • 1957 Caminos tortuosos
  • 1957 Reflejo Lunar
  • 1957 El Gato Helecho
  • 1958 Papilla estelar
  • 1959 Exploración de las fuentes del río Orinoco
  • 1959 Catedral Vegetal
  • 1959 Encuentro
  • 1960 Mimetismo
  • 1960 Mujer saliendo del psicoanalista
  • 1960 Visita al cirujano plástico
  • 1960 Hacia la torre
  • 1960 Tránsito en espiral
  • 1960 Nacer de nuevo
  • 1961 Vampiro
  • 1961 Tejiendo el manto terrestre
  • 1962 Vampiros Vegetarianos
  • 1962 Fenómeno de ingravidez
  • 1962 Tránsito espiral
  • 1963 Naturaleza Muerta Resucitando

Juicio de Intestado[editar]

En el año 2000, Walter Gruen, su viudo, donó la colección de obras de Remedios Varo al Museo de Arte Moderno de México. La mayoría de estas obras fueron legalmente compradas a coleccionistas privados que a su vez las habían adquirido legalmente en galerías. Fueron declaradas monumento artístico mexicano el 26 de diciembre de 2001.

Por medio de un movimiento judicial, avalado por las juezas María Margarita Gallegos López y Rebeca Pujol Rosas, en ese año la española Beatriz María Varo Jiménez, sobrina de Remedios y también pintora, fue declarada por el Juzgado Décimo Tercero de lo Familiar en el Distrito Federal de México como única y universal albacea de la sucesión de bienes de su tía Remedios Varo.

En marzo de 2005 el Instituto Nacional de Bellas Artes de México apeló el dictamen, el cual se suspendió temporalmente en lo que las instancias judiciales competentes revisaban el caso.

Cabe señalar que, en vida, la pintora vendió o regaló la mayoría de sus obras, aduciendo que lo que más le importaba era el proceso creativo, no las obras en sí; las cuales, al dejar de pertenecerle, dejaron también de ser, de acuerdo a la ley, parte de su herencia.

Finalmente, el 11 de enero de 2008, la titular del juzgado décimo tercero de lo familiar, María Margarita Gallegos López, emitió una sentencia donde señaló que la Federación, entendida como la nación mexicana, es la única y legítima propietaria de las obras de Remedios Varo.[21]

Reconocimientos póstumos[editar]

  • En 2007 la escritora cubana Zoe Valdés publica la novela "La cazadora de astros" en la que recupera la historia de la artista.
  • En 2008 fue reconocida por la ciudad de Barcelona con una placa en unos jardines del barrio Diagonal Mar que desde entonces llevan su nombre: "Jardines Remedios Varo".[22] [23]
  • La Universtidad de Barcelona organizó entre 2008 y 2009 seminarios internacionales para celebrar el 70 aniversario del exilio de la pintora hispanomexicana Remedios Varo motivado por la guerra, sirviendo la ocasión también para promover la figura de esta artista poco conocida en Cataluña donde nació. Las ponencias se reunieron en el volumen Remedios Varo. Caminos del conocimiento, la creación y el exilio (2013).[24]  
  • La pintora fue destacada post mortem en la Megaofrenda por el Día de Muertos de la UNAM, en el 2013, dedicando las ofrendas a su trabajo artístico plástico.[25]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Descubriendo a la pintora gerundense Remedios Varo, figura del surrealismo». La Voz de Galicia. 22 de octubre de 2015. Consultado el 22 de octubre de 2015. 
  2. a b c d Combalia, Victoria (2008-12-06). «Remedios Varo y la plaza de Lesseps». El País. Consultado el 2017-04-22. 
  3. a b VV.AA. (2015). «Cronología». Cinco llaves del mundo secreto de Remedios Varo. Ediciones Atalanta. pp. 191-197. ISBN 978-84-943770-6-8. Consultado el 18 de octubre de 2016. 
  4. a b Gruen, 1994, p. 43.
  5. «Remedios Varo y su mundo cobran vida en escena». El Informador. 17 de junio de 2012. Consultado el 16 de julio de 2012. 
  6. Mercè Ibarz. «Remedios Varo, pintora, torna a Gràcia». VilaWeb.cat (en catalán). Consultado el 2017-04-22. 
  7. Massot, Josep. Viaje al enigma Remedios Varo. La Vanguardia. Consultado el 13 de noviembre de 2015. 
  8. «El regreso de los surrealistas catalanes». La Vanguardia. Consultado el 2017-04-22. 
  9. a b c d e f Navarro, Isabel (30 de octubre de 2007). «Remedios Varo». Hoy Mujer. Consultado el 16 de julio de 2012. 
  10. Gruen, 1994, p. 44.
  11. Surrealismo furtivo de Remedios Varo. El Mundo. Consultado el 1 de noviembre de 2015. 
  12. Gruen, 1994, p. 45.
  13. Gruen, 1994, p. 46.
  14. del Río Reyes, Marcela (13 de febrero de 2011). «Remedios Varo: poesía en movimiento». La Jornada. Consultado el 16 de julio de 2012. 
  15. Mac Masters, Merry. «Primera gran retrospectiva de la pintora Remedios Varo en EU». La Jornada. Consultado el 16 de julio de 2012. 
  16. «La historia de una amistad surrealista». Público.es. 2 de agosto de 2010. Consultado el 16 de julio de 2012. 
  17. a b c d e Ovalle, Ricardo; Gruen, Walter; Blanco, Alberto; Del Conde, Teresa; Grimberg, Salomon; Kaplan, Janet A. (1998). Remedios Varo: Catálogo razonado (Segunda edición). México, D.F.: Ediciones Era. p. 58. ISBN 968-411-442-7. 
  18. «Mujer saliendo del psicoanalista (1960) - Cultura Colectiva». Cultura Colectiva (en español de España). Consultado el 5 de marzo de 2016. 
  19. Gruen, 1994, p. 47.
  20. «El tríptico de Remedios Varo». www.academia.edu. Consultado el 5 de marzo de 2016. 
  21. Remedios Varo y "un juicio tan surrealista como sus pinturas". La Jornada. Consultado el 15 de octubre de 2015. 
  22. «Inauguración Jardines RemediosVaro». AGENDA CULTURAL del Consulado General de México en Barcelona. Consultado el 2017-04-22. 
  23. «Àrea de Joc Infantil - Jardins de Remedios Varo». La meva Barcelona. Consultado el 2017-04-22. 
  24. «Remedios Varo. Caminos del conocimiento, la creación y el exilio | Dona i literatura». www.ub.edu. Consultado el 2017-04-22. 
  25. «La Jornada: Recorre el espíritu de Remedios Varo megaofrenda de muertos en la UNAM». La Jornada. 30 de octubre de 2013. Consultado el 2017-04-22. 

Bibliografía[editar]

Sobre Remedios Varo

Enlaces externos[editar]