Plano secuencia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un plano secuencia es, en el cine y la televisión, una técnica de planificación de rodaje que consiste en la realización de una toma sin cortes durante un tiempo bastante dilatado, pudiendo usar travellings y diferentes tamaños de planos y ángulos en el seguimiento de los personajes o en la exposición de un escenario. Se puede utilizar para un efecto dramático y narrativo si se hace correctamente, y en tomas en movimiento a menudo se logra mediante el uso de una plataforma rodante o una Steadicam.

Este procedimiento no se usa habitualmente debido al gran número de elementos que deben coordinarse (actores, cámara, iluminación, etc.), debiendo iniciarse de nuevo desde el principio si algunos de ellos falla. Por este mismo motivo resulta más costoso que una planificación más fragmentada.

Uno de los más famosos planos secuencia de la historia del cine pertenece al arranque de la película Touch of Evil de Orson Welles, en el que el suspense, centrado en cuando estallará una bomba colocada en un coche que atraviesa el centro de la ciudad, se combina con la presentación de la pareja protagonista, todo ello envuelto por el ritmo sincopado de un tema de Henry Mancini.

Entre los directores conocidos por su uso de planos secuencia se encuentran: John Carpenter, Alejandro González Iñárritu, Richard Linklater, Chantal Akerman, Robert Altman, Paul Thomas Anderson, Theodoros Angelopoulos, Jean-Luc Godard, Michelangelo Antonioni, Alfonso Cuarón, Brian De Palma, Carl Theodor Dreyer, Pier Paolo Pasolini, Bruno Dumont, Luis García Berlanga, Michael Haneke, Hou Hsiao-Hsien, Alfred Hitchcock, Werner Herzog, Miklos Jancso, Jia Zhangke, Mikhail Kalatozov, Stanley Kubrick, David Lean, Sergio Leone, Steve McQueen, Kenji Mizoguchi, Max Ophüls, Yasujiro Ozu, Otto Preminger, Jean Renoir, Jacques Rivette, Martin Scorsese, M. Night Shyamalan, Alexander Sokurov, Arturo Ripstein, Quentin Tarantino, Andrei Tarkovsky, Béla Tarr, Rob Tregenza, Tsai Ming-Liang, Apichatpong Weerasethakul, Orson Welles, Joss Whedon y Joe Wright.

Duración[editar]

Un plano secuencia puede durar desde algunas decenas de segundos a algunos minutos, el límite técnico al cine (antes de la era digital) era el de la duración de una bobina de película (aproximadamente 12 minutos). Hoy, los diferentes soportes digitales ofrecen en cambio muchas más posibilidades ya que ciertas cámaras pueden rodar hasta dos horas sin parar. La noción de «larga duración» es pues muy subjetiva.

Efectos buscados[editar]

  • Dar dinamismo a una escena
  • Seguir la acción o descubrir un lugar como lo hace el héroe (identificación)
  • Penetrar un universo
  • Presentar la simultaneidad de escenas adyacentes
  • Enseñar la acción en tiempo real

Control[editar]

El plano secuencia a menudo es difícil de dominar, sobre todo en movimientos de cámara y de actores, ya que hay que estudiar el campo de la cámara (momento en el que los actores entran y salen del campo, los accesorios como los micros y proyectores no se tienen que ver). De ahí la necesidad de repetirlo antes, para que todos los que intervienen (actores y técnicos) estén de acuerdo.

Antecedentes[editar]

Al filmar La soga (1948), Alfred Hitchcock pretendía que la película tuviera el efecto de una toma larga continua, pero las cámaras disponibles no podían contener más de 1000 pies de película de 35 mm. Como resultado, cada toma usaba hasta un rollo completo de película y duraba hasta 10 minutos. Muchas tomas terminan con un travelling a una superficie sin rasgos distintivos (como la espalda de la chaqueta de un personaje), con la siguiente toma empezando en el mismo punto usando el zoom inverso. Toda la película se compone de sólo 11 tomas.[1] (Para un análisis completo de los cortes ocultos y convencionales de Hitchcock en La soga, véase el texto de David Bordwell Poetics of Cinema, 2008).

Andy Warhol y el cineasta vanguardista colaborador Jonas Mekas filmaron la película experimental Empire (1964), de 485 minutos de duración, en 10 rollos de película con una cámara Auricon de película de 16 mm que permitía tomas más largas que su contraparte de 35 mm. "La cámara tomó un rollo de 1.200 pies de película que rodaría durante aproximadamente 33 minutos".[2]

La longitud de una toma estaba originalmente limitada a la cantidad de película que una cámara podía tener, pero la llegada del vídeo digital ha alargado considerablemente la longitud máxima de una toma. Algunos largometrajes estrenados, como Timecode, El arca rusa, PVC-1 y La casa muda, se rodaron en una sola toma, otros se componen enteramente de una serie de tomas largas, mientras que muchos más pueden ser conocidos por uno o dos planos secuencia específicos dentro de películas convencionalmente editadas. En 2012, el colectivo artístico The Hut Project produjo The Look of Performance, una película digital de una sola toma de 360º que dura 3 horas, 33 minutos y 8 segundos. La película se filmó a 50 cuadros por segundo, es decir, el trabajo final exhibido dura 7 horas, 6 minutos y 17 segundos.[3]

El plano secuencia se utiliza muy poco en la televisión, debido a su complejidad y alto dominio necesario. Una excepción es el episodio Triángulo de The X-Files (Temporada 6, Episodio 3), dirigido (y escrito) por el creador de la serie Chris Carter. Los 44 minutos del episodio se filmaron en cuatro tomas encadenadas de 11 minutos de duración, como si todo el episodio estuviese filmado en una sola toma.

Películas con planos secuencias célebres o notables[editar]

  • Amanecer (1927, Friedrich Wilhelm Murnau), cuando el marido se adelanta al encuentro de la esposa por la noche. Se trata de uno de los primeros planos secuencia del cine.
  • Ninotchka (1939, Ernst Lubitsch), enviada a París por el gobierno soviético para supervisar la venta de joyas robadas durante la Revolución Rusa, encuentra al Conde Léon d'Algout que está encargado de recuperarlas para su antigua propietaria. Prueba todos sus encantos con la glacial Ninotchka y consigue romper el hielo en el transcurso de un largo plano secuencia donde intenta hacerla sonreír contándole un chiste. La salida no es la esperada, el Conde se hunde en su sillón mientras que Ninotchka se marcha con una gran risa loca.
  • Under Capricorn (1949) y sobre todo Rope (1948), de Alfred Hitchcock, la película —habría que llamarlo teatro filmado— se desarrolla casi sin interrupción con un trucaje para pasar de una bobina a otra. Hitchcock había hecho fabricar bobinas especiales para poder filmar las escenas, las de la época no permitían filmar más que una decena de minutos.
  • Nacida ayer (Born Yesterday), (1950, George Cukor), una memorable partida de cartas en la que participa Harry Brock, hombre de negocios un tanto desvergonzado que va a Washington para intentar corromper a un senador.
  • Otelo, el moro de Venecia , (1952, Orson Welles), un plano secuencia rodado en una playa simplemente con un jeep como único accesorio (para llevar la cámara).
  • Las vacaciones del Sr. Hulot, (1953, Jacques Tati), Mr. Hulot, de visita en la casa de la chica de la está torpemente enamorado, examina discretamente los cuadros y el mobiliario del salón, mientras se prepara para su paseo a caballo. Intenta enderezar los cuadros torcidos con el extremo de su fusta, hasta que una de sus espuelas hace caer una piel de zorro.
  • Senderos de gloria (Paths of glory) (1957, Stanley Kubrick), un travelling tras un oficial (Kirk Douglas) que avanza y pasa revista a sus soldados antes del ataque.
  • Touch of Evil (1958, Orson Welles), sobre todo con su movimiento de grúa (la cámara pasa sobre la frontera de Tijuana para seguir el recorrido del coche), interrumpido repentinamente por la explosión de una bomba. El comienzo de El juego de Hollywood (1992, Robert Altman) le hace un guiño y es una referencia directa a Touch of Evil.
  • Soy Cuba (1964, Mijaíl Kalatozov), que cuenta la Revolución castrista en Cuba en los años 1960, los planos secuencia son filmados con una gran preocupación por la estética, en particular la escena del grupo de música de jazz sobre el edificio, que la cámara deja para hundirse más abajo en el agua agitada de una piscina.
  • El homicidio de David Locke (interpretado por Jack Nicholson) en Professione: reporter (1974, Michelangelo Antonioni): se ve a David Locke tendido en su cama, vivo; la cámara se gira hacia la ventana enrejada, atraviesa esta para seguir una autoescuela en un patio, se escucha una detonación, y se sigue al coche para rodear la casa y volver a la habitación por la puerta donde se descubre a Locke sobre la misma cama, ahora muerto.
  • The Shining (1980), Stanley Kubrick utiliza el steadicam y confirma la fluidez de los movimientos del aparato, por ejemplo cuando el joven Danny atraviesa el hotel con su triciclo, cuando Wendy es perseguida por Jack en la escalera o durante la famosa persecución final en el laberinto.
  • Ven y mira (Idi i smotri, 1984, Elem Klimov), donde se siguen las desventuras de un joven guerrillero en el campo bielorruso destrozado por las masacres nazis, se encuentran largos planos secuencia, sobre todo en la escena donde el pueblo es quemado con sus habitantes, o incluso un plano secuencia particularmente visual sobre la travesía de una ciénaga por el joven partisano.
  • Slacker (película de 1991) escrita y dirigida por Richard Linklater.
  • Irreversible (2002 Gaspar Noé), realiza un filme con un total de 12 planos secuencia, incluyendo uno de una violación anal en Monica Belucci, esta se ha convertido en una de las escenas más polémicas del cine.
  • Oldboy (2003, Chan-wook Park) contiene una de las mejores escenas de lucha contemporáneas.
  • Expiación (2007, Joe Wright), contiene una escena en la playa y alrededores donde descansan los soldados.
  • JCVD (2008, Mabrouk el Mechri), Jean-Claude Van Damme realiza en plano secuencia una escena de combate de 3 minutos y más tarde continúa con un monólogo que alarga el plano hasta siete minutos.
  • El secreto de sus ojos (2007, Juan José Campanella), realiza un plano secuencia en la llamada "escena del juez", cuando la juez Irene Menéndez (interpretada por Soledad Villamil) llama a sus subordinados Benjamín Espósito (interpretado por Ricardo Darín) y Pablo Sandoval (interpretado por Guillermo Francella). En esta escena, la juez Menéndez pide explicaciones y a la vez reprende a sus subordinados por haber desoído una orden dictada por ella misma. La escena se realiza en un despacho judicial, dura aproximadamente tres minutos. Sin embargo, existe un plano secuencia aún más complejo que es el de la escena de la cancha de Huracán. En este plano, la toma arranca desde un helicóptero abarcando la totalidad del estadio de fútbol, y, luego de dos cortes camuflados, prosigue en la cámara en mano de un camarógrafo que sigue a los protagonistas en una persecución por las instalaciones del estadio hasta la captura del sospechoso dentro del campo de juego. Durante la filmación de esta escena, el camarógrafo encargado de seguir a los protagonistas debió realizar una caída de aproximadamente tres metros con la cámara en mano.
  • Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia
  • El Clan (2015, Pablo Trapero): el plano se desarrolla dentro del auto de Arquímedes y sigue lo que sería el intento de secuestro y el posterior asesinato de Emilio Naum.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Miller, D. A. "Anal Rope" in Inside/Out: Lesbian Theories, Gay Theories, pp. 119–172. Routledge, 1991. ISBN 0-415-90237-1
  2. Cripps, Charlotte (10 de octubre de 2006). «Preview: Warhol, The Film-Maker: 'Empire, 1964', Coskun Fine Art, London». The Independent (Londres). 
  3. The Hut Project. «The Look of Performance». 

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]