Gangs of New York

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Gangs of New York —titulada Pandillas de Nueva York en Hispanoamérica— es una película histórica del año 2002 dirigida por Martin Scorsese y escrita por Jay Cocks, Steven Zaillian y Kenneth Lonergan. Ambientada durante la mitad del siglo XIX en el barrio de Five Points de Nueva York, la película está en parte inspirada en el libro The Gangs of New York (1928) de Herbert Asbury. Fue realizada en Cinecittà, Roma, distribuida por Miramax Films y nominada a múltiples premios, incluyendo diez premios Óscar, entre ellos el de mejor película, mejor director y mejor guion original.

La trama del filme comienza en 1846 y rápidamente salta hacia 1862, donde las principales problemáticas de la época eran la inmigración irlandesa a la ciudad y Guerra de Secesión en curso. La cinta narra la historia del enfrentamiento entre dos pandillas rivales: los "Nativos" liderados por Bill "The Butcher" Cutting (Daniel Day-Lewis) y los "Conejos muertos", un grupo de inmigrantes recién llegados liderados por Amsterdam Vallon (Leonardo DiCaprio). La lucha entre ambos bandos coincide con los Disturbios de Reclutamiento de 1863 en Nueva York, conocidos como Draft Riots.

Argumento[editar]

En 1846 en los Five Points del bajo Manhattan, una guerra territorial entre los "Nativos" (conformados por aquellos de ascendencia británica nacidos en Estados Unidos) y los inmigrantes irlandeses católicos recién llegados está a punto de desatarse en Paradise Square. Los Nativos están liderados por William "Bill the Butcher" Cutting (Daniel Day-Lewis), un estadounidense protestante opuesto a la reciente inmigración. El líder de los inmigrantes irlandeses, los "Dead Rabbits" (Conejos muertos), es el padre Vallon (Liam Neeson), quien tiene un hijo, Amsterdam. Cutting y Vallon se enfrentan con sus respectivas pandillas en una sangrienta batalla, la cual termina cuando Bill mata al padre Vallon, situación de la cual el joven Amsterdam es testigo. Cutting declara la disolución de los Dead Rabbits y ordena que el cuerpo de Vallon sea enterrado con Amsterdam agarra el cuchillos que mató a su padre, escapa y lo entierra antes de ser encontrado y llevado a un orfanato en Hellgate.

Dieciséis años más tarde, ya siendo un hombre, Amsterdam (Leonardo DiCaprio) regresa a Nueva York en el segundo año de la Guerra de Secesión. Es septiembre de 1862, días después de la Batalla de Antietam y del anuncia de la Proclamación de Emancipación. Cuando llega a los Five Points ("Cinco puntos"), se reencuentra con un viejo amigo, Johnny Sirocco (Henry Thomas). Johnny, ahora miembro de un clan de carteristas y ladrones, le presenta Amsterdam a Bill the Butcher, para quien roba el grupo. Amsterdam descubre que muchos de los leales compañeros de su padre están ahora bajo el control de Bill, incluyendo Happy Jack Mulraney (John C. Reilly), ahora un policía corrupto, y McGloin (Gary Lewis), ahora uno de los secuaces de Bill. Amsterdam se acerca rápidamente al círculo cercano a Bill y se entera que cada año, en el aniversario de la batalla en donde murió su padre (16 de febrero), Bill lleva a cabo festejos en la ciudad por la victoria sobre los Dead Rabbits. Amsterdam hace planes para matar a Bill durante dicha ceremonia, frente a toda la comunidad de los Cinco Puntos, para tomar revancha en público. Amsterdam conoce a Jenny Everdeane (Cameron Diaz), una carterista y estafadora, de quien se siente atraído (al igual de Johnny), pero su interés disminuye cuando descubre que Jenny estuvo una vez bajo el tutelaje de Bill y todavía disfruta de su afecto. Amsterdam se gana la confianza de Bill y éste se vuelve su mentor. Se involucra en el imperio semicriminal de William M. Tweed (Jim Broadbent), también conocido como "Boss" Tweed, un político corrupto que dirige el Tammany Hall, un aparato político local. La influencia de Tweed está esparcida a lo largo del bajo Manhattan, desde peleas de boxeo y servicios sanitarios hasta el control de incendios. Mientras Tammany Hall y sus oponentes luchan por el control de la ciudad, el clima político está en ebullición. Inmigrantes, en su mayoría irlandeses, son enlistados en el Ejército de la Unión.

Durante una obra de La cabaña del tío Tom, Amsterdam evita un asesinato que deja herido a Bill. Ambos se retiran a un burdel, donde Jenny cuida a Bill. Amsterdam confronta a Jenny con respecto a Bill, tienen una discusión que luego se diluye cuando tienen relaciones. Más tarde esa noche, Amsterdam despierta y encuentra a Bill sentado en una silla al lado de su cama envuelto a una raída bandera estadounidense. Bill habla sobre la ruina de la civilización y cómo ha mantenido su poder a lo largo de los años por medio de la violencia y el "espectáculo de aterradores actos". Dice que el padre Vallon fue el último enemigo con el que peleó que es merecedor de respeto, y que Vallon lo venció una vez completamente y lo dejó vivir en la vergüenza en vez de matarlo. Bill le atribuye a ese incidente su fuerza de voluntad y el carácter para volver y luchar por su propia autoridad. Admite implicitamente que ha llegado a cuidar de Amsterdam como si fuese el hijo que nunca tuvo. La tarde de la ceremonia llega. Johnny, quien está enamorado de Jenny, le revela la verdadera identidad de Amsterdam a Bill en un ataque de celos y además le revela los planes de Amsterdam para asesinarlo. Bill hace morder el anzuelo a Amsterdam en una actuación de lanzamiento de cuchillos donde hiere superficialmente en el cuello a Jenny. Mientras Bill brinda como es costumbre, Amsterdam lanza un cuchillo a Bill, quien lo desvía fácilmente y contraataca lanzando otro cuchillo, alcanzando a Amsterdam en el abdomen. Bill lo golpea repetidas veces mientras la multitud lo festeja. Bill proclama que lo dejará vivir con vergüenza (un destino peor que la muerte) como un "fenómeno digno del museo de maravillas de Barnum" antes de quemar su mejilla con una chuchilla caliente.

Más tarde, Jenny y Amsterdam se esconden y ella lo cuida hasta que se recupera. Le insiste para que se una a ella en un escape a San Francisco. Reciben la visita de Walter "Monk" McGinn (Brendan Gleeson), un barbero que había trabajado como mercenario para el padre Vallon en la batalla de Five Points. McGinn le da a Amsterdam una navaja de afeitar que perteneció a su padre. Amsterdam anuncia su retorno colocando un conejo muerto en una valla en Paradise Square. El conejo llega a Bill, quien manda a Happy Jack a encargarse de quienes habían mandado el mensaje. Jack ubica a Amsterdam y lo persigue entre las catacumbas de la iglesia local, Amsterdam lo embosca y lo estrangula. Cuelga el cuerpo de Paradise Square para que todos lo vean. Como represalia, Bill atraviesa a Johnny con las vallas de en la misma plaza, Amsterdam lo encuentra moribundo y acaba con su sufrimiento. Los Nativos marchan hacia la iglesia católica donde los irlandeses, junto al arzobispo, los esperan. Bill promete volver cuando estén listos y el incidente provoca cobertura en la prensa. Boss Tweed se acerca a Amsterdam con un plan para derrotar a Bill y acabar con su influencia: Tweed apoyará la candidatura de Monk McGinn como alguacil a cambio del voto de los irlandeses. El día de la elección, Bill y Amsterdam obligan a la gente a votar, algunos de ellos más de una vez, y el resultado es la victoria de Monk por más cantidad de votos que votantes. Humillado, Bill se enfrenta a Monk, quien se niega a responder de forma violenta y sugiere que discutan el asunto democraticamente. Con lo cual Bill alcanza con una cuchilla la espalda de Monk antes de rematarlo con su propio shillelagh. Durante el posterior funeral de Monk, Amsterdam desafía a Bill a una lucha tradicional, la cual acepta.

Los Disturbios de Reclutamiento de Nueva York (Draft Riots) comienzan justo cuando las pandillas se preparaban para pelear. Muchos ciudadanos, incluyendo la clase alta y afroestadounidenses, son atacados por quienes protestan en contra del Acta de Reclutamiento de 1863. Soldados de la Unión marchan a través de las calles de la ciudad tratando de controlar a los alborotadores. Sin embargo, para Bill y Amsterdam lo importante es arreglar sus cuentas. Cuando las pandillas se encuentran en Paradise Square, son interrumpidas por cañonazos de barcos navales de la Unión que disparan desde el puerto directamente a la ciudad. Muchos mueren por los disparos y una enorme nube de polvo y escombros cubren el área. La destrucción es apoyada por una ola de soldados de la Unión, que matan a varios miembros de las pandillas, incluyendo a McGloin y Shang (Stephen Graham). Solos, Amsterdam y Bill intercambian golpes entre el humo, y luego son derribados por otro estallido de cañón. Cuando el humo se disipa, Bill descubre que ha sido herido en el abdomen por un pedazo de metralla. Declara: "Gracias a Dios, muero como un verdadero estadounidense". Bill saca un cuchillo de su bota antes de que Amsterdam lo apuñale.

Los muertos son recogidos para ser enterrados. El cuerpo de Bill es enterrado en Brooklyn, desde donde se ve la silueta de Manhattan, a lado de la tumba del padre Vallon. Amsterdam entierra la navaja de su padre. Luego la escena se remonta a los próximos cien años, ofreciendo una vista moderna de Nueva York, desde el Puente de Brooklyn a las Torres Gemelas, y las tumbas de Bill y Vallon son cubiertas gradualmente por arbustos y vegetación.

Elenco[editar]

Producción[editar]

"El país estaba disponible para quien lo tomase y Nueva York era un barril de pólvora. Este era el Estados Unidos no del Oeste con sus espacios abiertos, sino el de la claustrofobia, donde todo el mundo estaba apretado. Por un lado, tenías la primera gran ola de inmigrantes, los irlandeses, que eran católicos, hablaban gaélico y eran leales al Vaticano. Por otro lado, estaban los nativistas, que sentían que eran quienes habían luchado, derramado sangre y muerto por la nación. Vieron a los irlandeses bajándose de los botes y dijeron: ‘¿Qué están haciendo aquí?’. Era un caos, caos tribal. Gradualmente, hubo un entendimiento democrático a medida que la gente aprendía de algún modo a convivir juntos, calle por calle, manzana por manzana. Si la democracia no se daba en Nueva York, no se iba a dar en ningún lado."
— Martin Scorsese sobre cómo vio la historia de Nueva York como el campo de batalla de la democracia estadounidense moderna.[1]

El cineasta Martin Scorsese creció en el barrio de Little Italy del distrito de Manhattan en la ciudad de Nueva York durante los años 1950. En esa época, notó que había partes del barrio que eran mucho más antiguos que el resto, incluyendo lápidas de los años 1810 en la antigua Catedral de San Patricio, calles empedradas y pequeños sótanos ubicados debajo de grandes edificios más recientes; esto despertó la curiosidad de Scorsese acerca de la historia de la zona: "De a poco me di cuenta que los italianos no habían sido los primeros en llegar, que otra gente había estado ahí antes que nosotros. A medida que empezaba a entender eso, me fascinaba. Me seguía preguntando: ¿Cómo se veía Nueva York? ¿Cómo era la gente? ¿Cómo caminaban, comían, trabajaban, vestían?".[1]

En 1970, Scorsese leyó The Gangs of New York: An Informal History of the Underworld (1928) de Herbert Asbury, acerca del bajo mundo de la ciudad en el siglo XIX y le resultó una revelación. En los retratos de los criminales de la ciudad, Scorsese vio potencial para una historia épica sobre la batalla por la democracia moderna estadounidense. En ese entonces, Scorsese era un director joven sin dinero ni influencias; hacia el final de la década, después del éxito de cintas criminales como Mean Streets (1973), sobre su antiguo barrio, y Taxi Driver (1976), se volvió una estrella emergente. En 1979, obtuvo los derechos del libro de Asbury, sin embargo le llevó veinte años poner en marcha la producción. Surgieron dificultadas a la hora de reproducir el monumental panorama de la Nueva York del siglo diecinueve con el estilo y detalles que Scorsese quería; casi nada en la ciudad permanecía como se veía en aquellos tiempos y filmar en otra ubicación no era una opción. Finalmente, en 1999, Scorsese logró asociarse con Harvey Weinstein, productor y presidente de Miramax Films.[1]

Para crear los escenarios que Scorsese había imaginado, la producción fue filmada en los grandes estudios Cinecittà en Roma, Italia. El diseñador de producción Dante Ferretti recreó casi una milla de edificaciones neoyorquinas de mediados del siglo diecinueve, que consistía en un área de cinco manzanas de Lower Manhattan, incluyendo el suburbio de los Cinco Puntos, una sección de la costa del Río Este con dos barcos pesqueros de tamaño real, treinta edificios del bajo Broadway, una mansión aristócrata y replicas del hall de Tammany, una iglesia, una taberna, un teatro chino y un casino de apuestas.[1] Para los Cinco Puntos, Ferretti recreó las pinturas del área de George Catlin.[1]

Se prestó especial atención al habla de los personajes, debido a que los grupos a menudo se definían por sus acentos. El instructor de voces de la película, Tim Monich, se negó a usar un acento irlandés genérico y en su lugar se enfocó en distintos dialectos de Irlanda y Gran Bretaña. Debido a que el personaje de DiCaprio nació en Irlanda pero se crió en Estados Unidos, su acento fue diseñado para ser una mezcla de acentos típicos mitad americanizados. Para desarrollar los únicos acentos perdidos de los nativistas neoyorquinos como el personaje de Daniel Day-Lewis, Monich estudió antiguos poemas, baladas, artículos del periódico —los cuales a veces imitaban el dialecto hablado como forma de humor— y el Rogue's Lexicon, un libro de expresiones de los bajos fondos que el comisionado de la policía de Nueva York recopiló para que sus hombres pudiesen identificar de que hablaban los criminales. Un importante hallazgo fue una grabación en cilindro de fonógrafo de Walt Whitman recitando cuatro líneas de un poema en donde pronunciaba la palabra "world" como "woild". Monich llegó a la conclusión de que los nativos neoyorquinos del siglo diecinueve sonaban parecido al conocido estereotipo de taxista de Brooklyn de mediados del siglo veinte.[1]

Debido a la fuertes personalidades y diferentes puntos de vista del director y el productor, los tres años de producción se volvió una historia aparte.[1] [2] [3] [4] Scorsese defendía firmemente su visión artística en cuanto a la estética y duración, mientras que Weinstein luchaba por una versión más simplificada y comercial. Durante las demoras, actores de renombre como Robert De Niro y Willem Dafoe tuvieron que abandonar la producción debido a conflictos con otros proyectos. Los costos sobrepasaron un 25% el presupuesto original, alcanzando un costo de más de 100 millones de dólares.[2] El elevado presupuesto hizo que fuese vital para Miramax Films un éxito comercial a corto plazo.[3] [5] Después de que la postproducción fue finalizada en 2001, la película se retrasó por más de un año. La justificación oficial fue que, tras los atentados del 11 de septiembre, ciertos elementos del filme podrían incomodar al público; la última toma de la cinta es una vista contemporánea de la ciudad de Nueva York, con el World Trade Center, a pesar de que las Torres Gemelas habían sido derribadas en los ataques hacía más de un año antes del estreno de la película.[6] Sin embargo, esta explicación fue desmentida por Scorsese, quien afirmó que la producción todavía se encontraba filmando algunas breves tomas incluso en octubre de 2002.[3] [7]

Decorado empleado para la película en Cinecittà.

Weinstein continuó exigiendo cortes en la duración de la película, y algunos de ellos fueron hechos finalmente. En diciembre de 2001, Jeffrey Wells —en ese entonces del sitio de Kevin Smith— reseñó una copia de lo que era el filme hasta ese momento. Wells observó que a ese trabajo le faltaba narración, era de 20 minutos más largo y era "diferente a la versión de los cines" y que la sucesión de escenas era "exactamente la misma" en ambas versiones. A pesar de las similitudes, Wells encontró que la copia del trabajo era más rica y satisfactoria que la versión de los cines. Al mismo tiempo, Scorsese afirmó que la versión exhibida en los cines es su final cut, aunque declaró que le pasó la versión alternativa de más de tres horas de a algunos amigos y admitió: "Dejando de lado mis obligaciones contractuales para entregar una versión más corta de dos horas y cuarenta minutos a Miramax, ésta es la versión con la que estoy más contento".[6]

En una entrevista con Roger Ebert, Scorsese aclaró los verdaderos problemas con el corte de la película. Ebert dijo:

Sus conversaciones con Weinstein, dijo, fueron siempre buscando la duración con la que la película funcionara. Cuando eso llegó a la prensa, fue traducido en peleas. La película dura actualmente 168 minutos, dijo, y esa es la duración correcta, y es por eso que no habrá ningún corte del director, porque ésta es el corte del director.[8]

Exactitud histórica[editar]

Scorsese ha recibido tanto críticas como elogios por su descripción histórica en la película. En una entrevista en la PBS para la History News Network, el profesor Tyler Anbinder de la Universidad George Washington hablo sobre los aspectos históricos del filme.[9] Anbinder dijo que la recreación visual del ambiente de mitad del siglo diecinueve de Nueva York y los Five Points "no podría haber sido mejor".[9] Todos los escenarios fueron construidos en los exteriores de los estudios Cinecittà en Roma.[10] Anbinder también elogió la representación de la persecución y la discriminación a los inmigrantes de esa época, particularmente los irlandeses. Hacia 1860, la ciudad de Nueva York tenía 200.000 irlandeses,[11] dentro de una población total de 800.000.[12] La revuelta que da inicio a la película, aunque ficticia, fue "razonablemente fiel a la historia" de peleas de ese tipo, excepto por la cantidad de muertes en peleas entre pandillas y disturbios ciudadanos.[9]

El libro de Asbury describe a los Bowery Boys, Plug Uglies, True Blue Americans, Shirt Tails y Dead Rabbits ("Conejos muertos"), quienes fueron nombrados debido al conejo muerto que usaban en una pica como bandera de batalla.[1] El libro también describe a William Poole, la inspiración para William "Bill the Butcher" Cutting, un miembro de los Bowery Boys, boxeador a puño limpio y líder del movimiento político Know Nothing. Poole no era de los Five Points y fue asesinado casi una década antes de los Draft Riots. Ambos Bill, el real y el ficticio, tenían carnicerías, pero no se conoce que Poole haya matado a nadie.[13] [14] El libro además habla sobre otros gangsters famosos de esa época como Red Rocks Farrell, Slobbery Jim y Hell-Cat Maggie, quien limaba sus dientes delanteros y usaba uñas de metal, interpretada por Cara Seymour en la película.[1]

Según Paul S. Boyer "el periodo desde 1830 hasta 1850 fueron tiempos de desorden casi continuo y agitación entre los pobres de la ciudad. Entre los años 1834 y 1844 se vieron más de 200 importantes guerras entre pandillas solo en la ciudad de Nueva York, y en otras ciudades el patrón era similar".[15] En 1839, el alcalde Philip Hone declaró: "Esta ciudad está infestada por pandillas aguerridos desdichados" quienes "patrullan las ciudades haciendo de la noche abominable e insultando a todo aquel que no tiene la fuerza suficiente como para defenderse".[16] La gran pelea entre bandas de 1846 retratada en la película es ficticia, aunque hubo una entre Bowery Boys y Dead Rabbits en los Five Points el 4 de julio de 1857 que no fue mencionada en el filme.[17] El historiador Vincent DiGirolamo concluye que "Gangs of New York se vuelve una epopeya histórica sin cambios a lo largo del tiempo. El efecto es congelar las rivalidades etnoculturales sobre el curso de tres décadas y retratarlas como odios ancestrales no alterados por cambios demográficos, ciclos económicos y realineamientos políticos".[18]

En la película, los Draft Riots, o disturbios de reclutamiento, fueron representados mayoritariamente como actos de destrucción, sin embargo, hubo mucha violencia durante esa semana de julio de 1863. La violencia resultó en más de cien muertos, algunos de ellos afroestadounidenses. Los negros fueron objeto de violencia de las bandas irlandesas, en parte por la competencia laboral que más esclavos libres podrían causar en la ciudad.[19]

La película hace referencia al Antiguo Palacio de Justicia del Condado de Nueva York cuando "Boss" Tweed se habla sobre los planes "modestos" y "económicos" de la estructura.

En la película, la inmigración china era lo suficientemente común en la ciudad como para tener su propia comunidad y lugares públicos. Sin embargo, la inmigración significativa de chinos a Nueva York no empezó hasta 1869 (aunque los primeros chinos empezaron a llegar a América a partir de los años 1840), época en la cual la construcción del primer ferrocarril transcontinental de Estados Unidos fue finalizada. El teatro chino de la calle Pell tampoco fue terminado hasta los años 1890.[20]

The Old Brewery, el abarrotado edificio de apartamentos que aparece en la película en 1846 y 1862-63, fue en realidad demolido en 1852.[21]

Estreno[editar]

Se planeaba que la película fuese estrenada el 21 de diciembre de 2001, a tiempo para los Premios Óscar de ese año, sin embargo la producción se pasó de largo debido a que Scorsese todavía se encontraba filmando.[3] [7] Un avance de veinte minutos fue proyectado en el Festival de Cannes de 2002 en un evento en el Palacio de Festivales y Congresos con Scorsese, DiCaprio, Diaz y Weinstein entre los asistentes.[7]

Una vez filmada, Harvey Weinstein quería que la película llegara a los cines el 25 de diciembre de 2002, pero un potencial conflicto con otra cinta protagonizada por Leonardo DiCaprio, Atrápame si puedes, producida por DreamWorks, lo obligó a mover el estreno a una fecha anterior. Después de negociaciones entre varias partes, incluyendo DiCaprio, Weinstein y Jeffrey Katzenberg de DreamWorks, la decisión se tomó considerando razones económicas: DiCaprio no quería enfrentarse al conflicto de promocionar dos estrenos enfrentados; Katzenberg logró convencer a Weinstein que la violencia y el contenido adulto de Gangs of New York no necesariamente iba a atraer a las familias en la Navidad. La mayor preocupación de todos los involucrados era maximizar los resultados del día del estreno, una parte importante de la economía de la industria del cine.[3]

Luego de tres años en producción, la película fue estrenada el 20 de diciembre de 2002, un año después de la fecha original planeada.[7]

Mientras que la película fue lanzada en DVD y Blu-ray, no hay planes para editar una versión del director. "Marty no cree en eso", dijo la montajista Thelma Schoonmaker. "Él cree en mostrar solo la película terminada".[6]

Recibimiento[editar]

Taquilla[editar]

La película recaudó 77.812.000 dólares en Estados Unidos y Canadá, 23.763.699 dólares en Japón y 16.358.580 dólares en el Reino Unido. Los ingresos totales fueron de 193.772.504 dólares.[22]

Crítica[editar]

Las críticas del filme fueron mayoritariamente positivas. El sitio web Rotten Tomatoes recopiló un 75% de críticas positivas, basado en 202 reseñas.[23] El sitio Metacritic le otorgó un puntaje de críticas favorables de 72 sobre 100.[24]

El crítico Roger Ebert elogió la película aunque no la calificó entre las mejores de Scorsese, mientras que su compañero de At the Movies Richard Roeper la llamó "una obra maestra" y la declaró una firme competidora para el Oscar a la mejor película.[25] Paul Clinton de la CNN la llamó "una gran epopeya estadounidense".[26] En Variety, Todd McCarthy escribió que la cinta "se queda un poco corta en cuanto a películas grandiosas, pero aún así es impresionante y tan densamente trabajada que vigorosamente te abre los ojos y la mente con respecto a aspectos de la historia estadounidense que no fueron enseñados". McCarthy resaltó la atención meticulosa a los detalles históricos y al diseño de producción.[27]

Premios[editar]

La película recibió un total de diez nominaciones para los premios para la 75.ª edición de los premios Óscar, incluyendo el Óscar a la mejor película, aunque no logró llevarse ninguna estatuilla. Asimismo, la cinta fue incluida en entre las diez mejores películas del año según National Board of Review. En cuanto a los Globo de Oro, el filme recibió cinco nominaciones, de las cuales obtuvo el premio en las categorías de mejor director (Scorsese) y mejor canción original ("The Hands That Built America"). Por su parte, Daniel Day-Lewis recibió candidaturas a numerosos premios y ganó los premios BAFTA y SAG como mejor actor.[28]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i Fergus M. Bordewich (Diciembre de 2002). «Manhattan Mayhem». Smithsonian Magazine. Consultado el 24 de mayo de 2016. 
  2. a b Laura M. Holson (7 de abril de 2002). «2 Hollywood Titans Brawl Over a Gang Epic». The New York Times. Consultado el 25 de mayo de 2016. 
  3. a b c d e Laura M. Holson, Miramax Blinks, and a Double DiCaprio Vanishes, The New York Times, October 11, 2002, Accessed July 15, 2010.
  4. Rick Lyman (12 de febrero de 2003). «It's Harvey Weinstein's Turn to Gloat». The New York Times. Consultado el 15 de julio de 2010. 
  5. Dana Harris, Cathy Dunkley (15 de mayo de 2001). «Miramax, Scorsese gang up». Variety. Consultado el 25 de mayo de 2016. 
  6. a b c Jeffrey Wells. «Hollywood Elsewhere: Gangs vs. Gangs». Consultado el 20 de diciembre de 2010. 
  7. a b c d Cathy Dunkley (20 de mayo de 2002). «Gangs of the Palais». Variety. Consultado el 15 de julio de 2010. 
  8. «Gangs all here for Scorsese». Chicago Sun-Times. 15 de diciembre de 2002. Consultado el 6 de septiembre de 2010. 
  9. a b c History News Network
  10. Mixing Art and a Brutal History
  11. The New York Irish, Ronald H. Bayor and Timothy Meagher, eds. (Johns Hopkins University Press, 1996)
  12. "19th century AD." Adolescence, Summer, 1995 by Ruskin Teeter.
  13. Herbert Asbury website Gangs of New York
  14. Herbert Asbury website Bill the Butcher
  15. Paul S. Boyer (1992). "Urban Masses and Moral Order in America, 1820-1920". Harvard University Press. ISBN 0674931106
  16. Gangs, Crime, Smut, Violence. The New York Times. 20 de septiembre de 1990.
  17. Virtual New York City, CUNY VNY: Riots
  18. Vincent DiGirolamo. "Such, Such Were the B'hoys", Radical History Review Vol. 90 (2004), pp. 123–41.
  19. Johnson, Michael."The New York Draft Riots". Reading the American Past, 2009 p. 295.
  20. Hamill, Pete. "Trampling city's history." New York Daily News. Consultado el 4 de octubre de 2009.
  21. R. K. Chin, "A Journey Through Chinatown."
  22. «Gangs of New York». Consultado el 25 de mayo de 2016. 
  23. Gangs of New York – Rotten Tomatoes
  24. «Gangs of New York». metacritic.com. 7 de febrero de 2003. Consultado el 10 de julio de 2011. 
  25. Roger Ebert and Richard Roeper. «At the Movies: Gangs of New York». Consultado el 20 de diciembre de 2002. 
  26. Paul Clinton (19 de diciembre de 2002). «Review: Epic 'Gangs' Oscar-worthy effort». CNN. Consultado el 19 de diciembre de 2002. 
  27. Todd McCarthy (5 de diciembre de 2002). «Review: Gangs of New York Review». Variety. Consultado el 5 de diciembre de 2002. 
  28. a b «Awards». IMDb. Consultado el 29 de mayo de 2016. 

Enlaces externos[editar]