Nicolau Maria Rubió i Tudurí

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nicolau Maria Rubió i Tudurí
Santa Maria Reina.jpg
Iglesia de Santa María Reina en Pedralbes (Barcelona).
Información personal
Nacimiento 5 de febrero de 1891
Mahón, Menorca, Bandera de España España
Fallecimiento 4 de mayo de 1981
(90 años)
Barcelona, Bandera de España España
Nacionalidad Española
Educación
Alma máter Escuela de Arquitectura de Barcelona
Información profesional
Ocupación Arquitecto, escritor y periodista Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables Iglesia de Santa María Reina
[editar datos en Wikidata]

Nicolau Maria Rubió i Tudurí (Mahón, Menorca, 5 de febrero de 1891 - Barcelona, 4 de mayo de 1981[1]​) fue un arquitecto, diseñador de jardines, urbanista y escritor español.

Biografía[editar]

Hijo del ingeniero militar Marià Rubió i Bellver y de Maria Tudurí Monjo, era sobrino del arquitecto Joan Rubió i Bellver, así como hermano del ingeniero Santiago Rubió i Tudurí y del diputado Marià Rubió i Tudurí. En 1897 su familia se estableció en Barcelona. Se graduó en 1915 en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, donde fue discípulo de Francesc d'Assís Galí y de Jean-Claude Nicolas Forestier. Después fue profesor de arquitectura de jardines en la Escuela Superior de Bellos Oficios de la Mancomunidad de Cataluña y en 1917 fue nombrado director de Parques y jardines de Barcelona, cargo en el que estuvo hasta 1937.[2]​ En 1920 fue nombrado arquitecto municipal de Esplugas de Llobregat, así como director de la revista Civitas.[3]

Durante varios años colaboró con Forestier, principalmente en el ajardinamiento de la montaña de Montjuïc. Con el paisajista francés realizó un conjunto de marcado carácter mediterráneo y de gusto clasicista, centrado en la constitución de los Jardines de Laribal (1917-1924) y de Miramar (1919-1923). El equipo formado por Forestier y Rubió dejó varias realizaciones más en la ciudad, como el ajardinamiento de la Plaza de Armas del Parque de la Ciudadela (1915) y el Parque del Guinardó (1918).[4]

Rubió i Tudurí fue uno de los máximos representantes del novecentismo, un movimiento de renovación de la cultura que pretendía acercarla a las innovaciones producidas en el recién estrenado siglo XX, y que contrariamente a los valores nórdicos que defendía el modernismo propugnaba el retorno al mundo mediterráneo, a la cultura clásica grecolatina. En su faceta como director de Parques y Jardines fue el principal promotor del «jardín mediterráneo», lo que se denota en obras suyas como los jardines de la plaza Francesc Macià (1925), el Parque de la Font del Racó (1926), los jardines del Palacio Real de Pedralbes (1927) y los del Turó Park (1933). En 1933 fundó la Escuela Municipal de Aprendices Jardineros, actual Instituto de Educación Secundaria Municipal Rubió i Tudurí. En 1926 propuso con el texto El problema de los espacios libres —presentado en el XI Congreso Nacional de Arquitectos— la colocación de una serie de espacios verdes en forma de semicírculos concéntricos entre los ríos Besós y Llobregat, a todo lo largo de la sierra de Collserola, con pequeños enclaves en la parte interior de la ciudad al estilo de los squares londinenses; lamentablemente, el proyecto no fue ejecutado, excepto en pequeñas porciones.[5]

Como arquitecto, en 1922 participó en el diseño del pabellón de Ràdio Barcelona en el Tibidabo, e introdujo en Cataluña las tendencias de Le Corbusier. Entre 1922 y 1936 construyó la Iglesia de Santa María Reina en Pedralbes (Barcelona), una filial del Monasterio de Montserrat, donde denota una cierta influencia estilística basada en el Renacimiento italiano, principalmente en el arquitecto Filippo Brunelleschi.

Cuando se celebró la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 le encargaron los hoteles de la Plaza de España, donde alternó el clasicismo con el uso del ladrillo visto, y aprovechó la Exposición para presentar con R. Argilés el proyecto Barcelona futura, donde potenciaba el crecimiento natural. Entre 1927 y 1929 fue ayudante de Joaquim Llansó en las obras de urbanización de la Plaza de Cataluña. En 1932 participó en el Primer Congreso de Arquitectos de Lengua Catalana en la ponencia de política urbanística.

En 1932 la Generalidad de Cataluña le encargó un proyecto de planificación regional (regional planning); como resultado publicó, con su hermano Santiago, un Plan de Distribución en Zonas del Territorio Catalán. Simultáneamente, en 1934 construyó el edificio de la Metro Goldwyn Mayer en Barcelona. También publicó artículos sobre arquitectura en D'Ací i d'Allà, Revista de Catalunya, Mirador, La Publicitat y Arquitectura i Urbanisme.

Exiliado en París durante la Guerra Civil Española, el 23 de junio de 1938 hizo gestiones en Londres como delegado de la Generalidad de Cataluña con Josep Maria Batista i Roca para conseguir firmar un armisticio que aislase Cataluña de una España que veía ya en manos de Franco. No volvió del exilio hasta 1946, y desde entonces hasta su muerte trabajó en el ámbito privado. En esta segunda etapa de su obra su estilo en jardinería se distanció del mediterraneísmo influido por Forestier de sus primeras realizaciones, que fue sustituido por un paisajismo cosmopolita de influencia estadounidense, que busca la máxima apariencia natural en el paisaje, como se denota en jardines como los realizados para Edmundo Bebié (1950), Ramon Rovira (1953), el Castillo de la Luz en Las Palmas de Gran Canaria (1956), los Jardines Bertran i Güell (1962), los del Hotel Cap Sa Sal en Begur (1963), los Jardines de Jaume Vicens i Vives (1967), los de la Plaza de Gaudí (1981), etc.[6]

En 1977 el Ayuntamiento de Barcelona le encargó la urbanización de la Plaza de Gaudí, frente a la fachada del Nacimiento de la Sagrada Familia. Este fue su trabajo póstumo, puesto que Rubió i Tudurí falleció cuatro meses antes de la inauguración de los nuevos jardines, en septiembre de 1981.

En 1989 fue declarado hijo predilecto de Mahón a título póstumo.

Obras[editar]

Diseño de jardines[editar]

Edificios[editar]

Libros[editar]

  • Caceres a l'Àfrica tropical (1926).
  • Diàlegs sobre l'arquitectura (1927).
  • Jardines de Barcelona (1929).
  • Sahara-Níger (1932).
  • Un sospir de llibertat (1932).
  • El jardí meridional (1934).
  • Cacera en el no-res (1954).
  • Viatges i caceres a l'Àfrica negra (1960).
  • El jardí obra d'art (1960).
  • No ho sap ningú (1961).
  • Ulisses a l'Argòlida (1962).
  • El templo egipcio y la divinidad animal (1965).
  • Un crim abstracte o el jardiner assassinat (1965).
  • Del paraíso al jardín latino (1981).

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • AA.VV. (2001). Gaudí. Hàbitat, natura i cosmos (en catalán). Barcelona: Lunwerg. ISBN 84-7782-799-0. 
  • Añón Feliú, Carmen; Luengo, Mónica (2003). Jardines de España. Madrid: Lunwerg. ISBN 84-9785-006-8. 
  • Bosch Espelta, Josep; Rubió i Boada, Mercè; Domínguez, Cristina; Solà-Morales, Ignasi de (1989). Nicolau Maria Rubió i Tudurí (1891-1981), jardinero y urbanista. Aranjuez, Madrid: Doce Calles. ISBN 84-87111-18-1. 

Enlaces externos[editar]