Castillo de la Luz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Castillo de la Luz
Castillo de la Luz.JPG
Localización Las Palmas de Gran Canaria
Tipo Fortaleza
Coordenadas 28°08′55″N 15°25′29″O / 28.14861111, -15.42486111Coordenadas: 28°08′55″N 15°25′29″O / 28.14861111, -15.42486111
Época de construcción 1494
Construido por Isabel I de Castilla
Período en uso Fortaleza defensiva
Uso actual Museo "Fundación Martín Chirino"
Abierto al público
Catalogación BIC

El Castillo de La Luz o Fortaleza de Las Isletas está situado en la calle Juan Rejón en el barrio de La Isleta junto al Puerto de La Luz, en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, al norte de la isla de Gran Canaria de la que es capital de la provincia de Las Palmas, Canarias, España.

Historia[editar]

Construido en 1494 al incorporarse la isla de Gran Canaria a la Corona de Castilla, su orden de construcción la dio el tercer Gobernador Alonso Fajardo para servir de fortaleza defensiva.

Originalmente, la fortaleza estaba situada sobre un arrecife, aislándose en la pleamar, pero el continuo desarrollo de la ciudad lo ha dejado en tierra firme, quedando en la actualidad separado más de 150 metros del mar.

Se edificó sobre un fuerte de madera construido por el Capitán Juan Rejón cuando comenzó la conquista de Canarias en 1478. Se construyó en diferentes fases en función de las necesidades defensivas. En primer lugar, la torre cuadrangular de estilo medieval, conocida como la Torre de Alonso Fajardo. A continuación, en torno a 1515, se levantó un baluarte defensivo perimetral que se amplió unos años más tarde. En 1553 recibió unos añadidos y sufrió una reconstrucción tras el incendio de 1599, originado por la armada holandesa capitaneada por Pieter van der Does. Por último, en el último tercio del siglo XVII se construyó la estructura exterior que se puede ver en la actualidad.

Sus funciones defensivas continuaron hasta el siglo XIX. Fue la primera construcción defensiva en la isla; a esta le siguieron el Castillo de Mata, el de San Cristóbal y de San Francisco, integrados en la Muralla urbana de Las Palmas de Gran Canaria.

Durante décadas sufrió un abandono y se restauró en 1969, incorporándole nuevos elementos, un foso exterior, nuevos arcos, y pasando a utilizarse como centro cultural.

Un nuevo proyecto salió a la luz en 1998 para su restauración incorporando al castillo muchos de sus elementos originales teniendo en cuenta su evolución histórica, algunos de estos cambios fueron:

  • Núcleo original de finales del siglo XV (patio, aljibe y tres niveles de salas).
  • Añadidos de 1553.
  • Nueva ampliación de los espacios interiores.
  • Demolición de los elementos añadidos en la precedente reforma.

Con esto se recuperó su visión integral de la fortaleza primitiva.

Declarado Monumento Histórico Artístico en 1941, el Castillo de la Luz es incluido en el patrimonio Histórico Español debido a su importante testimonio de la arquitectura defensiva de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria junto al puerto, paso obligado de las flotas española en su regreso[cita requerida] de América con sus preciados cargamentos, que la piratería amenazaba.

Tras su remodelación con el proyecto arquitectónico de Nieto y Sobejano de creación de un espacio museográfico, desde su apertura en 2015 es la sede de la Fundación Martín Chirino de Arte y Pensamiento, encontrando la sede administrativa de la fundación en un nuevo edificio anexo y una representación de las obras de la colección privada del escultor canario Martín Chirino en su interior.[1]

Características[editar]

Castillo de La Luz, detalle torreón.

El Castillo de la Luz posee una planta cuadrada y se accede por un puente levadizo, debido al foso exterior añadido un siglo antes. Las dos torres con las que cuenta son circulares, localizadas al noreste una y al suroeste otra, así como una garita en la esquina noroeste. Se accede a través de una puerta con un arco de medio punto. Su interior cuenta con un aljibe. La construcción es de piedras de sillería sobre tres niveles.

Fases de construcción[editar]

Las fases de construcción del Castillo de la Luz consisten en divisiones periódicas realizadas en base a lo que se conoce como arqueología de la arquitectura. Partiendo de la base de considerar el castillo como un elemento arqueológico, se procede al estudio a través de los mismos métodos de análisis. Ello implicaría un estudio tanto de los elementos de construcción, como los propios sedimentos. Es este aspecto gran parte de los elementos de excavación han procedido de los rellenos de troneras para su ampliación que en este caso, además de arena se han encontrado elementos militares, domésticos, restos óseos, etc. Gracias a esos elementos, se ha podido obtener gran información en todos los aspectos.

Primera Fase:

La situamos entre 1478 y 1494, fue la construcción de una torre de madera construida por el general de la Conquista de Gran Canaria Juan Rejón quien lo construye en la Bahía de las Isletas con el objetivo de proteger a sus tropas y además para impedir que las tropas enemigas desembarcasen.

Segunda fase:

Esta Fase se registra entre 1495 y 1548, en este periodo por orden de Alfonso Fajardo tercer gobernador de la isla quien reconstruye la torre. Más adelante se construyó un edificio en torno a 1515 un edificio que se ha descubierto casi íntegramente en el interior de la fortaleza el cual era originario, este se encontraba oculto por construcciones posteriores. Su planta tiene tendencia cuadrangular de 10 metros de altura y 8 de lado y tiene paredes que alcanza 3 metros de grosor, estas fueron construidas con aparejo de piedra. En el interior la torre consta de tres plantas, en la baja se situaba la artillería. Además, a esta etapa posiblemente corresponda un muro adosado en la esquina noreste de la torre.

Tercera Fase:

Este periodo de construcción se desarrolló entre 1548 y 1553, se corresponde con la construcción de la Barrera Artillera, la torre va a quedar rodeada por una barrera de 23 metros de lado por 5 de altura y un grosor de 175 centímetros. Esta se construyó en dos fases. La muralla original sufrió varios ataques navales que han sido comprobados y con esta se han taparon grandes huecos de proyectiles o de piedras entre otros elementos.

Cuarta fase:

El periodo cronológico se sitúa entre 1563 y 1572. Corresponde con el rodeo de la torre central del castillo por una barrera artillera, como consecuencia el castillo acaba ganando altura y solidez. La razón de este nuevo proyecto reside en la incapacidad defensiva de la fortaleza ante los ataques de las naves. En esta reforma se acaban añadiendo cubos cilíndricos en las esquinas se construyen sosteniéndose sobre los antiguos. Se produce un levantamiento de la muralla exterior por fuera de la vieja barrera artillera, con una separación que va llenándose con arena compacta tierra y escombros de la mismo obra, además de otros elementos como cerámica.

El aspecto que va tomando la nueva fortaleza es de forma cuadrada con cortinas de 23 metros y con un sistema de acceso que requiere atravesar tres entradas: la puerta y la antepuerta y contrapuerta de a fortaleza. La defensa de estas se encontraba a través de una jareta rectangular entre la puerta y la antepuerta. Se trataba de cavidades rectangulares que para una mayor eficacia en la defensa no se encontraban alineadas, sin embargo no eran los únicos sistemas dado que el mismo patio de armas también existía la posibilidad de ejercer esa función.

La planta baja del torreón tenía la posibilidad transformarse en aljibe con la intención de prevenir un asedio largo, a su vez ejercer la función propia de recibir el agua de la lluvia desde la plataforma de la artillería. Hemos de añadir además que los cubos de artillería tienen accesos individualizados para impedir la comunicación entre sí. Uno de ellos cumple además una función doble: por un lado la de silo para conservar granos y por otro lado para servir como cárcel en la planta baja.

En la plataforma cubierta de castillo se instala la artillería situada a 12 metros del suelo que por troneras existentes debió tener al menos dos grandes piezas además de las instaladas en los cubelos.

Fase Última:

En esta última fase se realizaron obras de importancia en relación con la organización interna del edificio. Tuvo lugar entre los años 1968 y 1972. En este periodo hemos de tener en cuenta que se destruyeron numerosos elementos de construcción y se añadieron nuevos. Solo se han podido documentar los vanos abiertos en distintas paredes, las puertas y ventanas marcadas en cantería realizada en toba volcánica.


Fortificaciones de la ciudad[editar]

Referencias[editar]

https://mdc.ulpgc.es/utils/getfile/collection/bolph/id/35/filename/36.pdf

Enlaces externos[editar]