Monarquía constitucional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Monarquía Constitucional»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Monarquía constitucional es una forma de estado en el cual existe separación de poderes, donde el monarca ostenta el Poder Ejecutivo nombrando al gobierno, mientras que el Poder Legislativo, lo ejerce una asamblea o parlamento, habitualmente, electo por los ciudadanos.

Por oposición a la monarquía absoluta, la ciencia política distingue entre monarquía constitucional y monarquía parlamentaria. En las monarquías constitucionales, el rey conserva el Poder Ejecutivo. En cambio, en las monarquías parlamentarias, el Poder Ejecutivo proviene del Legislativo, el cual es elegido por los ciudadanos, siendo el monarca una figura esencialmente simbólica. Aunque las actuales monarquías son en su mayoría Parlamentarias, históricamente no siempre ha sido así. Muchas de las monarquías han coexistido con constituciones fascistas (o en la práctica fascistas) como en Italia (desde 1861, una monarquía constitucional regida por el Estatuto albertino de 1848, pero que a partir de 1922 convivió con el régimen dictatorial de Benito Mussolini) o Japón (la Constitución japonesa de 1889 atribuía amplios poderes militares y políticos al emperador), o con dictaduras de Gobierno militar como en Tailandia, en 2007.

Historia[editar]

Luis XVI jurando fidelidad a la Constitución de 1791 de la Monarquía constitucional francesa sobre el altar de la patria, de Guy Brenet.

La monarquía constitucional fue un paso intermedio o evolucionado ante la aparición de las primeras repúblicas modernas como Estados Unidos y Francia especialmente en el siglo XIX. Se pretendía pasar de monarquías absolutas, máximas representantes del Antiguo Régimen, a monarquías parlamentarias con un poder limitado.

La Constitución de 1791 estableció en Francia una monarquía constitucional. La autoridad real quedó supeditada a la de la ley. Confirmó la separación de poderes, el poder legislativo correspondía a una Asamblea legislativa unicameral de 745 miembros elegida por dos años e indisoluble; el Rey Luis XVI quedó encargado del Poder ejecutivo nombrando y revocando libremente a sus ministros, no tenía el poder de legislar ni poder financiero,[1]​ el rey no podía disolver la Asamblea, pero tenía derecho a veto suspensivo durante cuatro años, a las leyes que juzgara injustas o inconvenientes.[2][3]​ La monarquía constitucional terminó el 21 de septiembre de 1792 cuando la Asamblea legislativa proclamó la abolición de la monarquía, dando paso a la Primera República francesa. Posteriormente la Monarquía de Julio (1830 a 1848) también fue una monarquía constitucional, otorgándole al rey Luis Felipe I de Francia el poder ejecutivo y al parlamento bicameral el poder legislativo. El Imperio alemán (Deutsches Reich, 1871-1918) fue también una monarquía constitucional a nivel federal.

     Monarquía constitucional o parlamentaria.      Monarquía de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth)      Monarquía semi-constitucional      Monarquía absoluta      Entidad monárquica a nivel sub-estatal

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Simpson, William; Jones, Martin Desmond (2000). Europe, 1783-1914 (en inglés). Psychology Press. p. 34. ISBN 9780415226608. 
  2. Alvear, Carlos (2000). Historia Universal Contemporánea. Limusa. p. 51. ISBN 9789681861476. 
  3. Fournier, Antonin-Xavier (2008). La Dynamique du Pouvoir Sous la Ve République: Cohabitation et Avenir des Institutions (en francés). Presses de l'Université de Québec. p. 10. ISBN 9782760519800.