Lise Meitner

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lise Meitner
Lise Meitner (1878-1968), lecturing at Catholic University, Washington, D.C., 1946.jpg
Información personal
Nacimiento 7 de noviembre de 1878 o 17 de noviembre de 1878 Ver y modificar los datos en Wikidata
Viena (Imperio austrohúngaro) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 27 de octubre de 1968 o 28 de octubre de 1968 Ver y modificar los datos en Wikidata
Cambridge (Reino Unido) Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura St James Churchyard Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Austríaca (hasta 1938) y sueca (desde 1949)
Religión Judaísmo y luteranismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre Philipp Meitner Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educación catedrático Ver y modificar los datos en Wikidata
Educada en Universidad de Viena (desde 1901) Ver y modificar los datos en Wikidata
Supervisor doctoral Franz S. Exner y Ludwig Boltzmann Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Física nuclear, profesora de universidad, química y física Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
Estudiantes Nikolaus Riehl Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Firma Lise Meitner signature.svg

Lise Meitner (Viena, 7 de noviembre de 1878 - Cambridge, 27 de octubre de 1968) fue una científica austriaca que contribuyó a los descubrimientos del elemento protactinio y la fisión nuclear. Mientras trabajaba en el Instituto Kaiser Wilhelm sobre radiactividad, descubrió el isótopo radiactivo protactinio-231 en 1917. En 1938, Meitner y su sobrino y físico Otto Robert Frisch descubrieron la fisión nuclear. Albert Einstein la elogió como la "Marie Curie alemana".

Completando su investigación doctoral en 1905, Meitner se convirtió en la primera mujer de la Universidad de Viena y la segunda en el mundo en obtener un doctorado en física. Pasó la mayor parte de su carrera científica en Berlín, Alemania, donde fue profesora de física y jefa de departamento en el Instituto Kaiser Wilhelm; fue la primera mujer en convertirse en profesora titular de física en Alemania. Perdió estos puestos en la década de 1930 debido a las leyes raciales de Nuremberg de la Alemania nazi, y en 1938 huyó a Suecia, donde vivió durante muchos años, convirtiéndose finalmente en ciudadana sueca.

A mediados de 1938, Meitner con los químicos Otto Hahn y Fritz Strassmann del Instituto Kaiser Wilhelm descubrió que bombardear el torio con neutrones producía diferentes isótopos. Hahn y Strassmann más adelante en el año demostraron que los isótopos de bario podrían formarse por bombardeo de uranio. A finales de diciembre, Meitner y Frisch resolvieron el fenómeno de tal proceso de escisión. En su informe de la edición de febrero de Nature de 1939, le dieron el nombre de "fisión". Este principio condujo al desarrollo de la primera bomba atómica durante la Segunda Guerra Mundial y, posteriormente, a otras armas nucleares y reactores nucleares.

Meitner recibió muchos premios y honores al final de su vida, pero no compartió el Premio Nobel de Química de 1944 por fisión nuclear, que fue otorgado exclusivamente a su colaborador Otto Hahn desde hace mucho tiempo. Varios científicos y periodistas han calificado su exclusión de "injusta". Según el archivo del Premio Nobel, fue nominada 19 veces al Premio Nobel de Química entre 1924 y 1948, y 29 veces al Premio Nobel de Física entre 1937 y 1965. A pesar de no haber sido galardonado con el Premio Nobel, Meitner fue invitada a asistir a la Lindau Nobel Laureate Meeting en 1962. Sin embargo, Meitner recibió muchos otros honores, incluido el nombramiento del elemento químico 109 meitnerio en 1997.

Huída de Alemania[editar]

Con el Anschluss, la unificación de Alemania con Austria el 12 de marzo de 1938, Meitner perdió su ciudadanía austríaca. Niels Bohr le ofreció dar una conferencia en Copenhague y Paul Scherrer la invitó a asistir a un congreso en Suiza, con todos los gastos pagados. Carl Bosch aun así dijo que podía permanecer en el KWI de Química, pero en mayo supo que el Ministerio de Ciencia, Educación y Cultura del Reich estaba investigando su caso. El 9 de mayo decidió aceptar la invitación de Bohr para ir a Copenhague, donde trabajaba Frisch, pero cuando fue al consulado danés para obtener una visa de viaje, le dijeron que Dinamarca ya no reconocía su pasaporte austriaco como válido. No podía irse a Dinamarca, Suiza ni a ningún otro país.

Bohr llegó a Berlín en junio muy preocupado. Cuando regresó a Copenhague, comenzó a buscar un puesto para Meitner en Escandinavia. Además, le pidió a Hans Kramers que averiguara si había algo disponible en los Países Bajos. Kramers se puso en contacto con Coster, quien a su vez notificó a Adriaan Fokker. Coster y Fokker intentaron asegurar un puesto para Meitner en la Universidad de Groningen. Descubrieron que la Fundación Rockefeller no apoyaría a las científicas refugiadas y que la Federación Internacional de Mujeres Universitarias se había visto inundada de solicitudes de apoyo de Austria. El 27 de junio, Meitner recibió una oferta de un puesto de un año en el nuevo laboratorio de Manne Siegbahn en Estocolmo, entonces en construcción, que estaría dedicado a la física nuclear, y decidió aceptarlo. Pero el 4 de julio se enteró de que ya no se concedería permiso a los académicos para viajar al extranjero.

A través de Bohr en Copenhague, Peter Debye se comunicó con Coster y Fokker y se acercaron al Ministerio de Educación de los Países Bajos con un llamamiento para que Meitner pudiera venir a los Países Bajos. Como a los extranjeros no se les permitía trabajar con salario, se requería un nombramiento como docente privado no asalariado. Wander Johannes de Haas y Anton Eduard van Arkel organizaron uno en la Universidad de Leiden. Coster también habló con el jefe de los guardias fronterizos, quien le aseguró que Meitner sería admitida. Un amigo de Coster, E. H. Ebels, era un político local de la zona fronteriza y habló directamente con los guardias de la frontera. El 11 de julio, Coster llegó a Berlín, donde permaneció con Debye. A la mañana siguiente, Meitner llegó temprano al KWI de Química y Hahn le informó sobre el plan. Para evitar sospechas, mantuvo su rutina habitual, permaneciendo en el instituto hasta las 20:00 horas corrigiendo uno de los trabajos de la asociada para su publicación. Hahn y Paul Rosbaud la ayudaron a empacar dos maletas pequeñas, que solo llevaban ropa de verano. Hahn le dio un anillo de diamantes que había heredado de su madre en caso de emergencia. Tan sólo llevó 10 marcos en su bolso. Posteriormente pasó la noche en la casa de Hahn. A la mañana siguiente, Meitner se encontró con Coster en la estación de tren, donde fingieron haberse conocido por casualidad. Viajaron en una línea poco utilizada hasta la estación de tren de Bad Nieuweschans en la frontera, que cruzaron sin incidentes. Los guardias fronterizos alemanes podrían haber pensado que Frau Professor era la esposa de un profesor. Un telegrama de Pauli informó a Coster que ahora era "tan famoso por el secuestro de Lise Meitner como por el descubrimiento del hafnio".

Meitner se enteró el 26 de julio de que Suecia le había concedido permiso para entrar con su pasaporte austriaco y dos días después voló a Copenhague, donde fue recibida por Frisch y se quedó con Niels y Margrethe Bohr en su casa de vacaciones en Tisvilde. El 1 de agosto tomó el tren a Estocolmo, donde fue recibida en la estación de Göteborg por Eva von Bahr. Tomaron un tren y luego una máquina a vapor hasta la casa de von Bahr en Kungälv, donde permaneció hasta septiembre. Hahn les dijo a todos en el KWI de Química que Meitner había ido a Viena para visitar a sus familiares y unos días después, el instituto había cerrado por las vacaciones de verano. El 23 de agosto, escribió a Bosch solicitando su jubilación. Trató de enviar sus pertenencias a Suecia, pero el Ministerio de Educación del Reich insistió en que permanecieran en Alemania. Meitner también estaba preocupada por su familia en Austria. Una de sus primeras acciones en Suecia fue solicitar un permiso de inmigración sueco para Gusti y su esposo Justiniano (Jutz) Frisch. Hahn seleccionó a Josef Mattauch para reemplazarla como jefe de la sección de física y fue a Viena para ofrecerle el trabajo. Mientras estuvo allí cenó con las hermanas de Meitner, Gusti y Gisela, y sus maridos Jutz Frisch y Karl Lion el 9 de noviembre. Al día siguiente, Gusti le informó que Jutz Frisch había sido arrestado. Ese día, Meitner llegó a Copenhague. Tramitar una visa de viaje había sido difícil con su pasaporte austriaco inválido. Hahn se reunió con ella en Copenhague el 13 de noviembre y mantuvo conversaciones sobre la investigación del uranio con Meitner, Bohr y Otto Robert Frisch. Los físicos, en particular Meitner, le dijeron que los resultados de los experimentos, en particular el supuesto descubrimiento de isómeros de radio, no podían ser correctos y que los experimentos tendrían que volver a realizarse.

Primeros años en Viena[editar]

Lise Meitner con unas estudiantes (1959).

Nació en Viena el 7 de noviembre de 1878 en el seno de una familia de clase media alta, la tercera de ocho hermanos. Aunque sus padres eran nominalmente judíos, recibió una educación cristiana protestante. (Posteriormente, ya adulta, se bautizaría por la Iglesia luterana.) Desde niña se interesó por las matemáticas y la física. En aquella época los Gymnasium (institutos de enseñanza secundaria superior) solamente admitían a chicos, y ella tuvo que estudiar en una Bürgerschule (escuela municipal de menor rango) para luego examinarse por libre del Matura (equivalente al Abitur alemán, que da acceso a la universidad). Tras una dura preparación, contando con el apoyo de su padre, aprobó este examen en 1901.[1]

Ese mismo año se matriculó en la Universidad de Viena en Matemáticas y Física.[2]​ Se entusiasmó con el laboratorio del Instituto de Física situado en el noveno distrito de la ciudad; este contribuyó a que Lise Meitner se decantara por la física como materia principal. Al año siguiente ya empezaron unas clases de mayor exigencia: Mecánica Analítica, Electricidad y Magnetismo, Elasticidad e Hidrodinámica, Acústica, Óptica, Termodinámica, Teoría Cinética de Gases, así como Física Matemática y un curso de Filosofía de la Ciencia. Este plan de estudios tenía una particularidad: todas las clases las impartía una sola persona, el físico teórico Ludwig Boltzmann. Meitner las calificó, años después, como "lo más hermoso y estimulante que ella había oído". Hacía tan solo cuatro años que las facultades de Austria habían abierto las puertas a las estudiantes femeninas, pero Boltzmann las aceptaba con naturalidad. Lise Meitner se encontraba muy a gusto, encantada con el ambiente que reinaba en la universidad. Desde el principio se interesó por las incógnitas que planteaba la radiactividad. En 1906 se convirtió en la segunda mujer que obtenía el título de Doctora en Física en la Universidad de Viena, con una tesis sobre la conducción del calor en cuerpos no homogéneos[3]​.

Presentó una solicitud para trabajar con Marie Curie en París, pero sin éxito. Durante el primer año tras la obtención del doctorado trabajó, por las tardes, en el Instituto de Física Teórica en Viena. Por la mañana daba clases como profesora en prácticas en una escuela de chicas para tener una mínima independencia económica. En junio de 1907 publicó un artículo sobre las partículas alfa en la Physikalische Zeitschrift. Ella había realizado uno de los primeros experimentos que conducirían al átomo nuclear de Rutherford. Sin embargo, la joven investigadora no veía un futuro para ella en Viena, aparte de la enseñanza, que no le interesaba. Se armó de valor y les pidió a sus padres que siguieran manteniéndola para irse por dos años a Berlín, y éstos accedieron.[4]

Investigadora en Berlín[editar]

Instituto Kaiser Wilhelm de Química, hoy edificio Hahn-Meitner de la Universidad Libre de Berlín

En 1907 se trasladó a Berlín para seguir en la Universidad Humboldt las clases del físico Max Planck, de quien había oído hablar, aunque no sabía nada más de él; ni siquiera conocía su teoría cuántica. Tampoco sabía que a las mujeres se les negaba el acceso a las universidades de Prusia.[5]​ Por fortuna, Max Planck le permitió que asistiera a sus clases, gesto de gran rareza pues se oponía a la admisión de mujeres en la universidad.

Lise Meitner se dirigió al director del Instituto de Física Experimental, Heinrich Rubens, para trabajar allí por las tardes. Este la aceptó de buen grado y además le comunicó que Otto Hahn había mostrado interés en colaborar con ella. Los dos se llegaron a hacer muy amigos en las tres décadas en las que se dedicaron a desvelar los misterios del átomo y la radiactividad (amistad sujeta siempre a los rígidos códigos sociales de la época). De momento, el único problema era que, dado el veto a las mujeres que prevalecía en la universidad, Lise tenía que entrar a escondidas, por una puerta trasera, en el sótano del Instituto de Química, que en su día fue un taller de carpintería y que Otto había acondicionado como laboratorio. Esa situación se prolongó durante un año. Lise no tenía más dinero que la modesta cantidad que le enviaban sus padres, y llevaba por tanto una vida muy frugal, alquilada en una habitación de estudiantes y tomando nota de cada céntimo que gastaba. Pero no se sentía desgraciada por ello, pues al margen de su afición por la física, que tanto la llenaba, no le faltaba vida social. Hacía caminatas con una estudiante de Botánica; acudía a las veladas de música en casa de su admirado Max Planck (a las que unos años más tarde se sumaría Einstein y su violín[6]​), e hizo amistad con sus hijas; otras parejas de compañeros la invitaban a la ópera o a excursiones en coche. Varias veces al año viajaba a Viena a visitar a su familia. Sentía nostalgia por su ciudad, pero no se arrepentía de haberse instalado en Berlín.

Colaboró con Otto Hahn durante más de treinta años, con quien descubrió el protactinio en 1918. Fue wissenschaftliches Mitglied (miembro científico) en el Instituto Kaiser Wilhelm de Química desde 1913, después de su habilitación en 1922 se convirtió en profesora de Física Nuclear Experimental en la Universidad de Berlín, la primera profesora de Física en Alemania; ocupó este puesto desde 1926 hasta 1933. A finales de 1938 tuvo que abandonar Alemania, forzada por las Leyes de Núremberg del Gobierno de la Alemania nazi, y se unió al personal de investigación atómica del Instituto de Manne Siegbahn en la Universidad de Estocolmo, en donde estableció contacto con su sobrino, Otto Frisch. Con la contribución de Meitner, Otto Hahn y Fritz Strassmann produjeron el primer ejemplo de la fisión nuclear creada por personas, aunque no se dieron cuenta de lo logrado hasta que ella supo interpretar los resultados. En 1939 Hahn publicó su trabajo omitiendo el nombre de Meitner alegando que el régimen nazi no le habría dejado incluir una autora judía. Meitner y Frisch explicaron el fenómeno mediante el modelo de la gota líquida, introduciendo el término de fisión nuclear, en un trabajo publicado en la revista Nature. A pesar de su investigación sobre la teoría atómica y la radiactividad y de allanar con su descubrimiento de la obtención del punto de fisión el camino a Otto Hahn, el hecho de no aparecer como coautora fue esgrimido por el comité Nobel para otorgar solo a Otto Hahn el premio Nobel de Química de 1944, excluyendo a Meitner. Sin embargo, recibió el reconocimiento por sus contribuciones a la física en 1966, cuando le fue concedido el Premio Enrico Fermi en Estados Unidos.

Sugirió la existencia de la reacción en cadena, con lo que contribuyó al desarrollo de la bomba atómica. Sin embargo, estaba en contra de que se usaran sus descubrimientos para la bomba atómica.[7]​ En su honor se nombró «meitnerio» al elemento químico 109.

Meitner se naturalizó ciudadana sueca en 1949. Se jubiló en 1960 y se trasladó a vivir al Reino Unido, donde vivían la mayoría de sus parientes. Lise Meitner murió en Cambridge, el 27 de octubre de 1968. Conforme a sus deseos, fue enterrada en Bramley (Hampshire) junto a su hermano Walter, fallecido en 1964. Su sobrino Otto Frisch fue quien compuso la inscripción de su lápida, «Lise Meitner: una física que nunca perdió su humanidad».

Eponimia[editar]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Frisch, Otto Robert (1 de noviembre de 1970). «Lise Meitner, 1878-1968. Obituary». Biographical Memoirs of Fellows of the Royal Society 16 (1). doi:10.1098/rsbm.1970.0016. 
  2. Biblioteca Nacional de Austria, ed. (28 de abril de 2006). «Meitner, Lise. 1878 - 1968» [Ariadna. Mujeres en movimiento]. Ariadne. Frauen in Bewegung (en alemán). Archivado desde el original el 17 de diciembre de 2013. 
  3. Bartusiak, Marcia (17 de marzo de 1996). «The Woman Behind the Bomb». The Washington Post. Archivado desde el original el 26 de diciembre de 1996. Consultado el 3 de agosto de 2007. 
  4. Lewin Sime, Ruth (1996). Lise Meitner, A Life in Physics (en inglés). Berkeley / Los Ángeles / Londres: University of California Press. p. 21. ISBN 0520208609. 
  5. Meitner, Lise (noviembre de 1964). «Looking back». Bulletin of the Atomic Scientists 20 (9): 2-7. doi:10.1080/00963402.1964.11454713. 
  6. White, Peregrine (mayo de 2005). «Albert Einstein: The Violinist». The Physics Teacher 43 (5): 286-288. doi:10.1119/1.1903814. 
  7. Encyclopaedia Britannica, Inc., ed. (3 de noviembre de 2019). «Lise Meitner. Austrian physicist». Enciclopedia Británica en línea (en inglés). Archivado desde el original el 21 de diciembre de 2019. Consultado el 5 de julio de 2020. 
  8. «Cráter lunar Meitner». Gazetteer of Planetary Nomenclature (en inglés). Flagstaff: USGS Astrogeology Research Program. OCLC 44396779. 
  9. «Cráter de Venus Meitner». Gazetteer of Planetary Nomenclature (en inglés). Flagstaff: USGS Astrogeology Research Program. OCLC 44396779. 
  10. Web de jpl. «(6999) Meitner». 
  11. Valdés, Isabel; Rubio, Isabel (2018). «Lise Meitner: Mujeres de la Ciencia». El País. Archivado desde el original el 9 de abril de 2019. Consultado el 17 de abril de 2019. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]