Iglesia de Santa María de la Asunción (Dueñas)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia de Santa María de la Asunción
Portada y torre campanario del siglo XVI de la iglesia parroquial de Santa María de la Asunción de Dueñas.JPG
Tipo Iglesia parroquial
Advocación Asunción de María
Ubicación

Plaza de la Paz (Dueñas)

Bandera de Palencia.svg Palencia, Bandera de España España
Coordenadas 41°52′40″N 4°32′42″O / 41.877864, -4.5451Coordenadas: 41°52′40″N 4°32′42″O / 41.877864, -4.5451
Uso
Culto Católico
Diócesis Palencia
Arquitectura
Construcción Siglos XII-XIII
Estilo arquitectónico Tardorrómanico o protogótico
[editar datos en Wikidata]

La iglesia de Santa María de la Asunción es un templo de culto católico ubicado en la Plaza de la Paz de la localidad palentina de Dueñas, en España, cuyo casco histórico ostenta el título de Conjunto Histórico-Artístico desde 1967.

Se empezó a construir a finales del siglo XII, por lo que responde a un estilo de transición del románico al gótico, constituyendo su interior un magnífico ejemplo de lo que ha venido a denominarse como tardorrománico o proto-gótico de tradición cisterciense.

Se encuentra bajo la advocación de la Asunción de María, cuya festividad se celebra el 15 de agosto. Ha sido la parroquia histórica de la localidad y sigue ejerciendo como tal, compartiendo culto desde el 7 de diciembre de 2015 con la capilla gótica del antiguo Hospital de Santiago. Forma parte de la Diócesis de Palencia y del Arciprestazgo del Cerrato.

Su arquitectura monumental y, sobre todo, la riqueza artística que atesora en su interior la convierte en uno de los conjuntos monumentales más importantes de la región, con tallas de gran calidad e importancia como las de Gregorio Fernández, Diego de Siloé o el conjunto formado por el altar mayor con el magnífico retablo mayor, la original sillería de coro y el panteón de los condes de Buendía.

Historia[editar]

Cabecera de la iglesia de Santa María de la Asunción de Dueñas, donde se puede observar la pervivencia de elementos Románicos en los ábsides central y septentrional.

Se trata de una construcción de transición del románico (ábsides lateral y central) al gótico (naves laterales con bóvedas de crucería), estilo que ha venido a denominarse como tardorrománico o proto-gótico, pudiéndose observar paralelismos con la arquitectura cisterciense. Las obras se inician a finales del siglo XII sobre una planta de planificación románica que va a ir adoptando las nuevas técnicas que están penetrando en esos momentos en Castilla procedentes de Francia por el cercano Camino de Santiago: el Gótico, prolongándose su construcción a lo largo del siglo XIII.

Sufre importantes reformas sobre todo en los siglos XV y XVI y, así, a la obra inicial, fueron añadiéndose intervenciones propias del Gótico flamígero (pórtico), del Renacimiento (en especial la torre, herreriana, que sigue las trazas dadas por Alonso de Tolosa en 1585, siendo ejecutadas las obras por Juan de Mazarredonda y Pedro del Río), del Barroco (cimborrio) y del Neoclasicismo (sacristía).

Cabe destacar su profunda cabecera que se compone de una capilla central con ábside poligonal precedido por un tramo recto. La gran profundidad de este espacio viene determinada por estar reservada a alojar el coro del cabildo, algo atípico en España, pudiéndose establecer paralelismos con el famoso Monasterio de las Huelgas Reales de Burgos, o con el cercano Monasterio de Santa María de Palazuelos (Corcos de Aguilarejo, Valladolid), construido al mismo tiempo, pues se levantó entre 1216 y 1254.

Es precisamente en esta zona, el presbiterio, donde se conservan los vestigios de construcción más antgiuos, Románicos, concentrados en los ábsides central y septentrional con ventanales de arcos de medio punto y bóveda de horno o de cuarto de esfera.

Santa María de la Asunción de Dueñas

Con problemas estructurales desde un primer momento de construcción (falta de altura en las naves laterales para contrarrestar el empuje de las bóvedas de la nave central, falta de sección en las columnas centrales para resistir las presiones de las bóvedas o deficiente cimentación por no haberse llegado al firme en casi la totalidad de los muros), se va a ver fuertemente afectada en el siglo XVIII por el Terremoto de Lisboa (1755). Momento a partir del cual se inició el giro de las hojas del muro sur hacia el exterior, pudiéndose observar actualmente su inclinación a simple vista. Para solucionarlo, se reforzaron los seis pilares centrales, octogonales, formados por columnas adosadas y capiteles figurados, actualmente ocultos por el refuerzo.

Fue sometida a una importante intervención y restauración entre 1948 y 1951 a causa de un incendio, habiéndose intervenido en ella también recientemente (2001-2003) debido a los importantes problemas estructurales en el muro sur, que no se habían visto convenientemente solucionados a pesar de las diferentes actuaciones. En dicha intervención, se restauraron también las cubiertas de las naves laterales y se descubrió la piedra original de las naves laterales y el presbiterio, que había sido totalmente enfoscada de yeso tras el incencio de 1948.

En los últimos años, se ha restaurado el retablo mayor (2009-2010), descubriéndose la policromía original del XVI, cubierta por varias capas de repintes, y se ha implantado un sistema electroestático en la torre para evitar el anidamiento de aves y cigüeñas, así como su acceso al interior de la torre a través de la instalación de mallas de polietileno en los ventanales de la misma (2012).

Imaginería[editar]

Nave del Evangelio[editar]

Planta de la iglesia de Santa María de la Asunción de Dueñas con la ubicación de todos los retablos y altares.
Interior de Sta. María Dueñas (Palencia)

Al carecer de capillas, por los muros del edificio se distribuyen obras de gran calidad artística. En el lado del Evangelio se encuentran los retablos y altares de:

  • La Santísima Trinidad, dedicado a la Orden Trinitaria, destaca la pintura central que pertenece a la escuela madrileña del siglo XVII y representa el Misterio de la Trinidad en sus tres figuras: Padre, Hijo y Espíritu Santo. En el ático aparece una pintura del santo trinitario San Simón de Rojas (28 de septiembre) en su representación más habitual, junto a la Virgen María y la inscripción "Ave María". Sobre el retablo se conserva también un lienzo en el que está representado el martirio del Beato Pedro de Dueñas, ocurrido en Granada el 19 de mayo de 1397.
  • San José con el niño, barroco del siglo XVII con una hornacina central ocupada por una talla de madera policromada de San José con el niño rodeada por las herramientas de carpintero, características del oficio de San José como la escuadra, el martillo, el compás, etc. En la parte superior, aparece otra talla de Santa Bárbara (4 de diciembre) con sus atributos característicos, la palma de mártir y la torre.
Cristo Yacente de la Escuela de Gregorio Fernández
  • San Francisco Javier (3 de diciembre), misionero jesuita de origen navarro que vivió en el siglo XVI y fue a predicar al lejano Oriente. Aparece acompañado de San Antón (17 de enero) y San Blas (3 de febrero). Bajo el retablo, destaca un Cristo Yacente de la escuela de Gregorio Fernández que procesiona el Viernes Santo con la Cofradía del Santo Sepulcro.
San Isidro, patrón de Dueñas (15 de mayo), de Gregorio Fernández
  • Virgen de la Esperanza o de la Expectación del Parto, más conocida popularmente como Virgen de la O, patrona de la localidad, cuya festividad se celebra el 18 de diciembre, establecida en el X Concilio de Toledo en el 656 d. C. cuando era obispo San Eugenio III, para lo cual fue trascendental la labor de San Ildefonso, gran devoto de la Virgen María. Se trata de una advocación relacionada con el Adviento, momento en el que la Virgen se encuentra embarazada. El retablo actual sustituye al anterior, mandado construir por el obispo Agustín Rubín de Ceballos en el siglo XVIII pero que desapareció en el incendio de 1948. El actual, neogótico, se inauguró en 1951 y las pinturas, de gran calidad, con escenas de la vida de la Virgen son del pintor palentino Germán Calvo.
Cristo Crucificado (siglo XIII)

En esta nave nos encontramos también con el baptisterio, situado en el primer cuerpo de la torre campanario, con una pila de estilo lobulado del siglo XVI y decoración de conchas marítimas, símbolo de las aguas del bautismo. Entre la decoración pictórica de este espacio se encuentra el cuadro del "Itinerario Místico" (anónimo del s.XVII), que refleja la concepción del mundo durante las edades media y moderna, en el que aparecen el mundo sublunar, las esferas celestes y el cielo empíreo con todos sus habitantes y con el modo de poder acceder a él.

Junto al retablo de la Santísima Trinidad aparece también un sarcófago gótico de principios del siglo XIV que, ateniendonos a los blasones que orlan la tapa, contiene los restos de un descendiente de la casa real castellana, de Fernando III el Santo y Alfonso X el Sabio. Posiblemente se trate de un hijo, fallecido en la infancia, de Juan de Haro el Tuerto y su esposa Isabel de Portugal y Manuel, quienes fueron señores de Dueñas, pues Juan hereda la villa a la muerte de su padre, Juan de Castilla el de Tarifa, en 1319, quien la había recibido en 1303 por merced de Fernando IV debido a la necesaria compra de lealtades durante su minoría de edad y en compensación por el señorío de Vizcaya, que había sido usurpado a su mujer María Díaz de Haro por su tío Diego López V de Haro, conocido por ello como "El Intruso".

Por último, la capilla absidial de esta nave es el espacio más antiguo que se conserva, Románico, con bóveda de horno y ventanal con arco de medio punto y cegado en alabastro. En esta capilla, dedicada actualmente a sagrario y a Santísimo, se conserva también la talla más antigua de las que posee la iglesia, la única del momento de construcción de la misma, un Cristo Crucificado del siglo XIII que, al igual que la iglesia, es transición románico-gótico. En el siglo XVII, Alonso Pérez Cantarero, nacido en la localidad y secretario de los consejos de Italia, Guerra y Estado durante el reinado de Felipe IV, ordena la construcción en esta capilla de una cripta para su enterramiento que actualmente no se conserva.

Nave de la Epístola[editar]

En el Lado de la Epístola destacan dos retablos dedicados a la Inmaculada Concepción (8 de diciembre), patrona de España desde el siglo XVII (Milagro de Empel), aunque su dogma no fue reconocido por la Iglesia Católica hasta el siglo XIX, en 1854 a través de la Bula Ineffabilis Deus de Pío IX. Uno de los retablos está formado por un gran lienzo de Jerónimo López que sigue el modelo de Inmaculada instaurado por Gregorio Fernández. De este retablo neoclásico cabe destacar también la puerta del sagrario con una tabla flamenca del siglo XVI con un Ecce Homo.

En esta nave hay también un retablo dedicado a San Ildefonso (23 de enero) formado por pinturas atribuidas a algún maestro castellano de principios del siglo XVI, en torno a 1539, y un retablo barroco del XVII dedicado a la Virgen del Popolo con una pintura dedicada a la Virgen con el Niño y, en el ático, una talla de San Francisco.

El órgano situado en el coro alto, construido a los pies del templo en 1570, es de 1754 obra del organista vallisoletano José Ballesteros, reformado entre 1794 y 1798 por el burgalés Tadeo Ortega. La caja, barroca, de madera de pino con pintrura jaspeada en tonalidades verde, naranja y dorado, mide 8 metros de alto por 4 de ancho, pero el teclado o consola no es la original pues fue sustituida por una de transmisión eléctrica tras el incendio de 1948.

Altar Mayor[editar]

Retablo Mayor Santa María de Dueñas

El Altar Mayor, discutido patronato de los Acuña, está formado por un ábside poligonal precedido por un tramo recto. La gran profundidad de este espacio viene determinada por estar reservada a alojar el coro del cabildo, algo atípico en España. Aloja, así, el conjunto monumental más importante que atesora el templo, formado por el Retablo Mayor, la Sillería y el panteón de los condes de Buendía.

Los condes de Buendía, señores de Dueñas desde 1439, decidieron convertir el altar mayor de esta iglesia en el panteón familiar. Existe constancia documental de que todos los titulares del condado de la familia Acuña fueron enterrados en el altar mayor junto con algunas de sus mujeres. Sin embargo, de la cripta histórica, construida en el siglo XVI, nada se conserva y sólo sobreviven cuatro sepulcros pertenecientes a los siglos XV y XVI situados a cierta altura, unos cinco metros, en los muros laterales del altar. En el lado del Evangelio aparecen dos sepulcros con efigies de D. Pedro (fallecido en 1482) y de D. Fadrique (1558), primer y quinto conde respectivamente que ejemplifican los cambios de estilo entre los momentos finales del siglo XV y mediados del XVI, realizado este último por Manuel Álvarez entre 1558 y 1560. Frente a estos, en el lado de la Epístola, aparecen los sepulcros de D. Lope (1489), II conde de Buendía, y su mujer Inés Enríquez de Quiñones (1488), hija del Almirante de Castilla Fadrique Enríquez, tía de Fernando el Católico, en sendas urnas doradas con los blasones familiares y rodeadas de una profusa decoración geométrica y vegetal, excelentes ejemplos del gótico mudéjar. Se tiene constancia documental de que todos los titulares del condado y algunas de sus esposas fueron enterrados en una cripta que se encontraba bajo el altar mayor pero, actualmente, sólo se conserva una cripta moderna, realizada tras el incendio de 1948, donde fueron enterrados los principales promotores de su restauración: Antonio Monedero Martín y su yerno Federico Mayo Gayarre, junto a sus mujeres. Para ello recibieron la autorización necesaria gracias a que los fondos de la importante restauración acometida tras el incendio provenían del Instituto Nacional de la Vivienda, del que Federico Mayo era Director General desde su fundación en 1939.

El Retablo mayor es una obra de estilo tardogótico e hispano-flamenco construido entre 1510 y 1518 por el Maestro Antonio de Malinas, Giralte de Bruselas y los entalladores Pedro Manso y Alonso de Ampudia. Presenta escenas en madera policromada de la vida de Cristo y de la Virgen que marca el tránsito entre el Gótico final y el Renacimiento, considerado una obra maestra de la escultura castellana de este momento.

También posee especial interés, por su rareza, la Sillería de coro, datada hacia 1500, en la que se combinan las tracerías góticas y los temas de salvajes, se piensa que relacionados con los nuevos descubrimientos, representando figuras mitad humanas, mitad monstruos, con garras y colas, vestidos como salvajes (ropajes y coronas vegetales), y que aparecen entre un follaje atípico de la zona en el que, incluso, aparecen piñas, características de un clima tropical. No se trata, por tanto, de una decoración de temática religiosa, como es habitual, sino que aparecen incluso figuras mitológicas como un centauro o una sirena. Posiblemente son restos de dos sillerías diferentes, una de finales del XV y otra de comienzos del XVI.

Sacristía y Museo Parroquial[editar]

Diego de Siloé, Ecce Homo; iglesia de Sta. María Dueñas (Palencia)

Cuenta con un pequeño museo parroquial en el que se conserva la platería: la Cruz procesional, el Cáliz expositor y el Portapaz realizados por un orfebre vallisoletano en plata sobredorada a comienzos del XVI, donación de los Acuña. Pero destaca sobre todo el Ecce Homo de Diego de Siloé (hacia 1525), quizá la obra de arte de mayor calidad de todo este notable conjunto. Esta talla formó parte del retablo mayor de San Agustín pero con la desamortización del convento en 1835 pasó a pertenecer a la Cofradía de la Vera Cruz, por lo que actualmente procesiona el Jueves Santo. Se encuentra flanqueado por dos tallas góticas del siglo XV que representan a San Antón y San Bartolomé, pertenecientes también a dicha Cofradía.

El museo se completa con diferentes objetos litúrgicos (cruces procesionales, cálices, coronas de la Virgen, vinajeras, navetas, relicarios, etc.), un cuadro de los santos Cosme y Damián, patrones de la medicina, un cristo de márfil, el palio que se sigue utilizando el día del Corpus Christi y dos ternos de casulla y dalmáticas, uno castellano de terciopelo e hilos de oro y plata con el escudo de los condes de Buendía, y otro oriental.

El museo fue creado en la década de los ochenta por el párroco Javier del Río Sendino, actual obispo de Tarija (Bolivia), en un cuarto anexo a la sacristía de la iglesia, mandada construir por el obispo de Jaén Agustín Rubín de Ceballos en el siglo XVIII, neoclásica, y que también cabe reseñar por conservar la decoración de la época: cajoneras, arcones, cuadros y espejos, además de la decoración pictórica de la cúpula.

Acontecimientos Históricos[editar]

  • Bautizo de la primogénita de los Reyes Católicos, Isabel de Aragón, en octubre de 1470.
  • Ceremonia de entrega del Toisón de Oro a Fernando el Católico por una embajada procedente de Borgoña encabezada por el señor de Bièvres, el 24 de mayo de 1474.
  • Celebración de una serie de Juntas Generales presididas por el Contador Mayor Alonso de Quintanilla en el contexto de las Cortes de Madrigal de las Altas Torres entre mayo y agosto de 1476 con el objetivo de crear la Santa Hermandad.
  • En el siglo XVI, presencia de los Austrias Carlos I y Felipe II a su paso por la villa. Carlos I en varias ocasiones (1520, 1523, 1527, 1539 y en su viaje de retiro a Yuste en 1556) y Felipe II en su viaje a Aragón en agosto de 1592.
  • Incendio en la noche del 7 de diciembre de 1948, que dio lugar a una importante intervención entre 1948 y 1951.
  • Traslado a la cripta de los restos mortales de Antonio Monedero Martín (fallecido en 1940) en octubre de 1951, coincidiendo con los actos de inauguración de la iglesia tras las obras acometidas debido al incendio de 1948 y que habían sido sufragadas con fondos del Instituto Nacional de la Vivienda, dirigido por su yerno Federico Mayo Gayarre.
  • Entierro en la cripta de los restos mortales de Federico Mayo Gayarre en 1954.

Accesibilidad[editar]

Desde el año 2003, gracias al Convenio de Apertura de Monumentos suscrito por la Diputación y el Obispado de Palencia, la iglesia está abierta al público en los periodos de mayor afluencia turística en el siguiente horario:

  • Horario de Semana Santa:

-Mañanas de 11:00 a 14:00

-Tardes de 16:00 a 19:00

  • Horario de Verano

Incluye los tres últimos fines de semana de junio (viernes, sábado y domingo) y todos los días, excepto los lunes, de los meses de julio, agosto y septiembre, en el siguiente horario:

-Mañanas de 11:00 a 14:00

- Tardes de 17:00 a 19:30

Galería de imágenes[editar]

Bibliografía[editar]

  • Caballero Bastardo, Arturo (1992). Dueñas. Iglesia de Santa María. Palencia: Diputación de Palencia. 
  • Caballero Bastardo, Arturo; Caballero Chacón, Fernando (1987). El Libro de Dueñas. Palencia: Caja de Ahorros de Palencia y Monte de Piedad. 

Enlaces externos[editar]