Iglesia ortodoxa etíope

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Iglesia copta etíope»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia copta etíope
Fundador Felipe el Evangelista
Deidad Máxima Jesucristo
Líder Abune Matías
Tipo Iglesia no calcedónica
Nombre y número de seguidores Coptos etiópicos
Texto sagrado la Biblia
Lengua Litúrgica Ge'ez
Sede actual Addis Abeba, Etiopía Flag of Ethiopia.svg
País con mayor cantidad de coptos etiópicos Etiopía

La Iglesia unitaria ortodoxa etíope (en amárico, Yäityop'ya ortodoks täwahedo bétäkrestyan, conocida también como Iglesia tawahedo, Iglesia copta de Etiopía, Patriarcado Copto de Etiopía o simplemente Iglesia etíope) es una Iglesia oriental copta autocéfala, es decir, que tiene su propio patriarca autónomo (desde 1959, aunque antes dependía directamente del patriarca copto de Alejandría).

El jefe de la Iglesia lleva el título de Abune (en ge'ez «nuestro padre», equivalente a patriarca)[nota 1] y reside en Addis Abeba, el cual reconoce y se halla en plena comunión con el Papa de todos los coptos y patriarca de Alejandría, así como con el patriarca copto de Eritrea, formando una única Iglesia: la Santa Iglesia copta. Dentro de las iglesias cristianas es la más cercana y relacionada a las tradiciones del judaísmo. Cuenta con unos 45 millones de fieles, un 60% de la población de Etiopía.

Historia[editar]

Täwahedo es una palabra en la antigua lengua semítica ge'ez que significa "unidad" o "llegar a ser uno"; está emparentada con el árabe tawhid. Se refiere a la creencia en una sola naturaleza de Cristo, opuesta a la creencia en dos naturalezas, humana y divina, propia de la Iglesia católica y de la Iglesia ortodoxa. La Iglesia etíope es monofisita y rechaza las conclusiones del Concilio de Calcedonia, del siglo V, como el resto de las iglesias de los tres concilios.

La tradición religiosa etíope atribuye la fundación de su Iglesia a Felipe el Evangelista (Hechos de los Apóstoles, 8), quien habría logrado la conversión del tesorero del rey de Etiopía, tras encontrarse con él cuando el etíope regresaba de una peregrinación a Jerusalén. Aunque esto dista mucho de ser un hecho probado, sí existen datos de que el Reino de Aksum adoptó el cristianismo en el siglo IV, bajo el reinado de Ezana, gracias a los esfuerzos del monje Frumencio, que es llamado en Etiopía Abune Selama, Kesaté Birhan (Nuestro Padre de la Paz, Revelador de la Luz). Frumencio, tras lograr la conversión de Ezana, fue enviado por el monarca a Alejandría a solicitar del patriarca copto, San Atanasio el nombramiento de un obispo para Etiopía. Atanasio eligió al propio Frumencio, quien se convirtió así en el primer abuna de Etiopía. En los siglos siguientes, el patriarca copto de Alejandría nombraría siempre a un copto (egipcio) como abuna o arzobispo de Etiopía.

En el siglo siguiente, se produjo la llegada a Etiopía de los Nueve Santos, monjes monofisitas que huían de las persecuciones que siguieron al Concilio de Calcedonia, y que tienen un papel capital en la historia de la Iglesia etíope. Fundaron numerosos monasterios, y tradujeron al ge'ez la Biblia de los Setenta.

La Unión con la Iglesia copta continuó después de la conquista árabe de Egipto. Expedientes de Abu Saleh fechados en el siglo XII muestran que el patriarca siempre envió cartas dos veces al año a los reyes de Abisinia y Nuba, hasta que Al Hakim paró la práctica. Cirilo, LXVII patriarca de Alejandría, envió a Severo como obispo, con las órdenes a poner fin a la poligamia y hacer cumplir la observancia de la consagración canónica en todas las Iglesias. Estos ejemplos demuestran las relaciones cercanas de la sede patriarcal de Alejandría con las dos Iglesias concurrentes durante la Edad Media.

Entre los años 600 y 968 se habla de un período oscuro de la Iglesia etíope. En el siglo XIII, Abbuna Takla Haymanot de Etissa inició una época de renacimiento ortodoxo. Fundó la orden monástica de Debre Libanos y convirtió a varias tribus paganas del sur del país.

En 1439, en el reinado de Zara Yaqob, un despacho religioso entre Abba Giyorgis y un visitante francés habían conducido al envío de una embajada etíope a la Ciudad del Vaticano.

A principios del siglo XVII, el intento jesuita de imponer el catolicismo en Etiopía produjo una insurrección popular en defensa de la ortodoxia.

En el período jesuita, la Iglesia ortodoxa etíope, bajo la influencia de esta orden, rompió la conexión con la Iglesia copta y comenzó un nuevo capítulo en la historia de la Iglesia. La iniciativa católica en las misiones en Etiopía fue tomada, no por Roma, sino por Portugal, como consecuencia de la lucha en común contra el Imperio otomano y el Sultanato de Adal, naciones islámicas. Los portugueses intervinieron porque ansiaban la supremacía de la ruta comercial a la India a través del mar Rojo.

En 1507, el trono de Etiopía había enviado a Matheus, un religioso de la corte originario de Armenia, a Portugal para pedir ayuda contra el Sultanato de Adal. En 1520, el Reino de Portugal abrió una embajada en territorio etíope. Una historiografía interesante de la misión portuguesa, que duró por varios años, fue descrita de cerca por Francisco Álvares, el capellán.

Pintura religiosa etíope.

Más adelante, San Ignacio de Loyola deseaba tomar la tarea de la conversión, pero le fue prohibida. En su lugar, el Papa envió a Núñez Barreto como patriarca de Indias del este, con Andrés de Oviedo como obispo; y de Goa los envíos fueron a Etiopía, seguidos por Oviedo mismo, para asegurar la adhesión del monarca etíope a Roma. Después de faltas repetidas, una cierta medida de éxito fue alcanzada bajo el emperador Susenyos, pero no hasta 1624 hizo el emperador la sumisión formal al Papa romano. El emperador Susenyos hizo del catolicismo la religión oficial de Abisinia, pero fue reprendido con resistencia pesada por su elección, y tuvo que abdicar eventualmente en 1632 en su hijo, Fasilides, que restauró puntualmente la ortodoxia cristiana tradicional. Como venganza, en 1633 expulsó a los jesuitas del país, y en 1665, ordenó la quema de todos los libros que dejaron éstos en las bibliotecas etíopes. Además, confirmó su adhesión al Patriarca de Alejandría y a la Iglesia ortodoxa copta.

Después de la Segunda Guerra Mundial y por presión del negus Haile Selassie I, los ortodoxos egipcios y etíopes llegaron a un acuerdo el 13 de julio de 1948 que condujo a la autocefalia para la Iglesia ortodoxa etíope. Cinco obispos fueron consagrados inmediatamente por el papa copto de Alejandría, autorizados para elegir a un nuevo patriarca para su Iglesia, y sucesor de Abuna Qerellos IV. Esta promoción fue terminada cuando el Papa copto José II consagró a un arzobispo etíope llamado Abuna Basilios el 14 de enero de 1951. En 1959, el papa Cirilo VI de Alejandría coronó a Abuna Basilios como el primer patriarca de Etiopía, consolidando la autocefalia de la Iglesia ortodoxa etíope. A su muerte, en 1971, fue sucedido por el Abuna Tewophilos.

Tras la abdicación de Haile Selassie I en 1974, se instauró en Etiopía un Estado socialista, que acababa con miles de años de monarquía absoluta y, como la doctrina marxista afirma, llegó la separación entre Iglesia y Estado.

En 1976, el patriarca Abuna Tewophilos fue ejecutado por orden del Derg, el régimen militar instaurado por los comunistas. Bajo presiones gubernamentales fue elegido un nuevo patriarca llamado Abuna Tekle Haymanot, que no fue reconocido por el papa de Alejandría ni por el resto de los coptos. En 1988 falleció Abuna Tekle Haymanot y fue sucedido por Abuna Merkorios, diputado del Parlamento etíope, que fue obligado a abdicar por el FDRPE cuando cayó el régimen de Mengistu Haile Mariam. El 11 de julio de 1992 fue elegido Abune Paulos, fallecido el 16 de agosto de 2012. Sin embargo, Abuna Merkorios, desde el exilio, proclamó que su abdicación había sido forzada y que continuaba siendo el legítimo Patriarca de la Iglesia ortodoxa etíope, lo que provocó un cisma que fue secundado por algunas comunidades ortodoxas de la diáspora etíope en Europa y América. En 1993, con la independencia de Eritrea, la Iglesia copta permitió también la creación del Patriarcado Copto de Eritrea creado por iniciativa y autoridad del entonces papa copto, Shenouda III.

Canon bíblico[editar]

El canon de la Iglesia ortodoxa etíope es más amplio que los de otras confesiones cristianas. Su canon "breve" del Antiguo Testamento contiene todos los textos de la Biblia de los Setenta, tanto los deuterocanónicos, aceptados por los católicos, así como los aceptados por los ortodoxos (incluyendo el salmo 151, la Oración de Manasés, el libro III de Esdras y el libro III de los Macabeos), más el Libro de Enoc y el Libro de los Jubileos, así como el Apocalipsis de Esdras y libro de Joseph ben Gorion, una crónica de historia judía.[1] Los tres libros de los macabeos son completamente diferentes en cuanto a contenido de sus homónimos de las otras confesiones cristianas. Hay también diferencias en cuanto al orden de los libros. La Iglesia ortodoxa etíope tiene también un canon extenso, que incluye más libros. El Nuevo Testamento incluye ocho libros adicionales, entre los cuales están la Epístola de Clemente y la Didascalia.[1] El Kebra Nagast, una crónica de la historia etíope, está considerada como canónica también por el rastafarismo.

Lengua[editar]

Las ceremonias religiosas de la Iglesia ortodoxa etíope se celebran en idioma ge'ez, antigua lengua del Reino de Aksum y lengua litúrgica del cristianismo etíope al menos desde la llegada de los Nueve Santos, que llegaron a aquellas tierras huyendo de las persecuciones contra los monofisitas que siguieron al Concilio de Calcedonia. A ellos se debe la traducción al ge'ez de la Biblia de los Setenta. La versión griega de la Biblia de los Setenta fue traducida originalmente al ge'ez, pero recientes revisiones demuestran claras evidencias de que también fue traducida al hebreo, al siríaco y al árabe.

La primera traducción de esta Biblia en una lengua vernácula moderna fue hecha en el siglo XIX por un hombre al que se conoce como "Abu Rumi". Más adelante, el negus Haile Selassie patrocinaría varias traduciones al amárico durante su reinado, una antes de la invasión italiana de Etiopía, acaecida en 1936, y otra tras la Segunda Guerra Mundial. Los sermones de la Iglesia ortodoxa etíope se celebran en la lengua local del lugar donde se oficien.

Similitudes con el judaísmo[editar]

La Iglesia Ortodoxa Etíope hace mucho más hincapié en el Antiguo Testamento que otras iglesias cristianas, y sus fieles practican ritos propios del judaísmo:

  • Los niños varones son circuncidados al octavo día de su nacimiento.
  • Hay dos días santos: el domingo y el sábado.
  • Las mujeres tienen prohibida la asistencia al templo durante la menstruación. Igual que las mujeres judías ortodoxas, éstas deben cubrirse el cabello con un pañuelo de gran tamaño, llamado shash, cuando están en el templo. Los hombres y las mujeres se sientan en lugares separados durante las ceremonias, como también ocurre en el judaísmo ortodoxo. Los fieles se quitan los zapatos cuando entran al templo, de acuerdo con el pasaje de Éxodo 3:5 en el que Dios, desde el arbusto en llamas, ordena a Moisés que se descalce en terreno sagrado.
  • Los templos etíopes están construidos siguiendo un esquema inspirado en el Templo de Salomón, con tres partes: un santuario cerrado (qeddeste-qeddusan), donde se guarda el tablot en un pequeño cofre de madera; un espacio sagrado (queddest) donde se distribuye la Eucaristía, y un coro (qene mahelet), donde los sacerdotes leen la Biblia.

Los ortodoxos etíopes dicen: Oritaweyan nen ("Somos el pueblo de la Ley de Moisés"), refiriéndose a sus prácticas judaicas.

Esta relación más estrecha con el judaísmo se asocia a antiguas relaciones entre el pueblo etíope y las tribus de Israel.

Arquitectura[editar]

En Etiopía existen varias iglesias rupestres, entre las que destacan las Doce Iglesias de Lalibela.

Capilla de las Tablas en la Iglesia de Nuestra Señora de Sión, que alberga, según la tradición, el Arca de la Alianza de Moisés.

Hay muchos iglesias monolíticas en Etiopía, las más famosas posiblemente son las doce iglesias en Lalibela. Después de éstos, se conocen dos tipos principales de arquitectura eclesiástica, uno para basílicas, el otro natural. la Iglesia de Nuestra Señora de Sión en Axum está construida en el estilo de basílica, aunque las primeras basílicas están actualmente casi todas en ruinas. Estos ejemplos demuestran la influencia de esos arquitectos que, en el siglo VI, construyeron las basílicas en Sanˤā y en otras parte de la Península Arábiga.

Hay dos formas de iglesias nativas: una cuadrada u oblonga, encontrada tradicionalmente en la región de Tigray; la otra circular, encontrada tradicionalmente en las regiones de Amhara y Shewa, aunque cualquier estilo se puede encontrar en otras partes.

En ambas formas, el santuario es cuadrado y está ubicado claramente en el centro, y la iluminación y vitrales se basan en las tradiciones judías. Las paredes y los techos se adornan con frescos. Un patio, de forma circular o rectangular, rodea el cuerpo de la iglesia. Las iglesias etíopes modernas pueden incorporar los estilos de basílica o nativo, y utilizan técnicas y materiales contemporáneos de la construcción. En áreas rurales, la iglesia y la corte externa están a menudo cubiertos con paja, con las paredes construidas con fango y otros materiales.

El Arca de la Alianza[editar]

Según la tradición, narrada en el libro sagrado Kebra Nagast, en la iglesia de Santa María de Sion, en Aksum, se custodia el Arca de la Alianza, que habría sido llevada a Etiopía por Menelik I, hijo de Salomón y de la reina de Saba. La Iglesia etíope debido a la antigua tradición sobre el manejo y cuidado del arca, siempre se ha resistido a las presiones de los arqueólogos modernos para estudiar el Arca de la Alianza; y solo se puede suponer su posible real ubicación en esta iglesia, a través de pruebas arqueológicas indirectas.

Todas las iglesias ortodoxas de Etiopía albergan un tabot, réplica de las tablas que se guardan en el Arca de la Alianza original. El tabot es un cuadrado de 15 cm de lado, hecho de alabastro, mármol, o madera de acacia. Se guarda en un cofre ricamente ornamentado y se mantiene lejos de la vista del público. El tabot es sacado en procesión en el día de la fiesta de su respectiva iglesia, o en la gran fiesta de T'imk'et (Epifanía).

Calendario[editar]

El calendario de la Iglesia ortodoxa etíope procede del de la Iglesia copta, aunque con ciertas modificaciones, por lo cual el calendario etíope tiene siete u ocho años menos que el calendario gregoriano.[2] El año consta de 365 días, y cada cuatro años se añade un día suplementario. Cada año de este período de cuatro años está dedicado a uno de los evangelistas, en este orden: Juan, Mateo, Marcos, Lucas. El año de Lucas es el año bisiesto, y es el anterior al año bisiesto occidental. El año se divide en 12 meses de 30 días cada uno. Al final de cada año, se añaden 5 días extras (Pagumen). En el año bisiesto, el Pagumen consta de seis días.

La festividad de Año Nuevo (Enkutatash o "regalo de joyas")[3] tiene lugar el 11 o 12 de septiembre del calendario gregoriano (1 de Meskerem en el calendario etíope).

Los meses del calendario etíope son:

  • (1) Meskerem (septiembre - octubre)
  • (2) Teqemt (octubre - noviembre)
  • (3) Hedar (noviembre - diciembre)
  • (4) Tahsas (diciembre - enero)
  • (5) Ter (enero - febrero)
  • (6) Yekatit (febrero - marzo)
  • (7) Megabit (marzo - abril)
  • (8) Miyazia (abril – mayo)
  • (9) Ginbot (mayo – junio)
  • (10) Sene (junio – julio)
  • (11) Hamle (julio - agosto)
  • (12) Nehase (agosto - septiembre)

Los días de la semana:

  • (1) Ehud, Senbete Krestian (domingo)
  • (2) Sagno (lunes)
  • (3) Maksagno (martes)
  • (4) Rabue (miércoles)
  • (5) Hamus (jueves)
  • (6) Sadus, Arb (viernes)
  • (7) Qadamit Sanbat (sábado)

Las fiestas más importantes de la Iglesia ortodoxa etíope son la Navidad (Gena), que se celebra el 7 de enero (29 de Tahsas) y el Timkat (Epifanía), doce días después, el 19 de enero (11 de Tir). Otra fiesta importante es el Hallazgo de la Verdadera Cruz (Meskel) del 27 de septiembre (17 Meskerem). Otras celebraciones, como la Semana Santa, son movibles, dependiendo, como en otras confesiones, de un complejo sistema de variables.

El 13 de septiembre de 2007 fue el primer día del nuevo milenio para los ortodoxos etíopes.[4]

Lista de patriarcas de la Iglesia ortodoxa etíope[editar]

La Iglesia etíope, como rama filial dependiente del Patriarcado Copto de Alejandría, siguió a éste en su repudio a las resoluciones dadas por el Concilio de Calcedonia del año 451, y esta Iglesia también siguió la doctrina monofisita. Dado que no se cuenta con los datos históricos exactos sobre la sucesión episcopal de la Iglesia ortodoxa etíope, la relación que se presenta a continuación contiene muchas lagunas cronológicas.

Obispos de Axum

  • Abouna Selama I Kesatay Birhan (Frumencio) (c. 305- en adelante)
  • Mina
  • Abraham (durante los siglos IV y V)
  • Pedro
  • Abba Afse (en los siglos V y VI)
  • Qozmos (a mediados del s. VI)
  • Euprepio (a finales del siglo VI)

Arzobispos de Etiopía

  • Qerellos (620s-650?)
  • Desconocidos
  • Juan (c. 820-840)
  • Jacob I (a mediados del siglo IX)
  • Salama Za-'Azeb (a mediados del siglo IX)
  • Bartolomé (a mediados del s. X)
  • Petro (920s)
  • Mina
  • Víctor
  • Vacante (hacia 940-970)
  • Daniel (a finales del siglo X)
  • Víctor (hacia el año 1000)
  • 'Abdun
  • Sawiros (1077-1092)
  • Giyorgis I (aprox. h. el 1090)
  • Miguel I (aprox. h. el 1100)
  • Jacob II
  • Gabra Krestos
  • Atnatewos (aprox. h. el 1100)
  • Miguel II de Fuwa (1206-1209)
  • Hirun
  • Yeshaq (c. 1209-1225)
  • Giyorgis II (c.1225)
  • Tekle Haymanot (c. 1200)
  • Juan (XIII ?) (c. 1300)
  • Jacob (III ?) (c.1337-1344)

Vacante (1344-1348)

  • Salama II (1348-1388)
  • Bartolomé (1398/9-1436)
  • Miguel
  • Gabriel (1438-1458)

Vacante (1458-1481)

  • Yeshaq (1481-c.1520)
  • Marcos (VII ?) (1481-c.1530)
  • Juan Bermúdez (c.1536-c.1545)
  • Endyras (c.1545-?)
  • Andrés de Oviedo (1557-1577)
  • Pedro (VI ?) (?-1606)
  • Simon (1607-1622, m. 1624)
  • Alfonzo Méndez (1622-1632)
  • Basílides

Vacante (1632-1633)

  • Rezek (c.1634)
  • Marcos (VIII ?) (c.1635)
  • Cristódulo II (c.1640-1672, 1687)

Vacante (1687-1689)

  • Marcos (IX ?) (1689-?)
  • Abba Miguel (1690-1699)
  • Marcos X (1699-1716)

Vacante (1716-1718)

  • Cristódulo III (c. 1718-1745)
  • Vacante (1745-c. 1747)
  • Juan XIV (c. 1747-1770)
  • Yosab III (1770-1803)

Vacante (1803-c. 1808)

  • Mamarios (c. 1808)

Vacante (c. 1808-1816)

  • Cirilo III (1816-1829)
  • Vacante (1829-1841)
  • Salama III (1841-1866)

Vacante (1866-1868)

Patriarcas de Etiopía.

Referencias[editar]

  1. El título completo es Patriarca-Catholicós de Etiopía, Abad de la Sede de San Tekle Haymanot y Arzobispo de Axum
  1. a b The Bible; The Ethiopian Orthodox Tewahedo Church Faith and Order. Consultado el 15 de septiembre de 2012.
  2. Para su calendario, la Iglesia y el Gobierno etíope siguen la interpretación de la Biblia, según la cual Cristo nació 5.500 años después de la creación del mundo, mientras que el calendario católico romano toma el nacimiento de Cristo 753 años después de la fundación de la ciudad de Roma, según el monje romano Dioniso.
  3. Según una antigua leyenda, la reina de Saba regresó repentinamente de Jerusalén, luego de visitar al Rey Salomón. Sus ministros y generales la recibieron llenando de joyas las arcas reales. Esta celebración coincide con el Festival de la Primavera, cuyos festejos se remontan a esa época
  4. Hasta el miércoles 12 de septiembre de 2007, Etiopía seguía en el año 1999 de acuerdo con el calendario juliano utilizado oficialmente en el país.Etiopía entra en un nuevo milenio. Accesada el 28 de noviembre de 2009)

Enlaces externos[editar]