Gabarra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Barcaza autopropulsada transportando piedra triturada en China.

Una gabarra o barcaza es un barco de fondo plano, construido principalmente para el transporte de bienes pesados a lo largo de ríos y canales. Habitualmente las gabarras no son autopropulsadas y necesitan ser movidas por un bote remolcador que tire de ellas o las empuje.[1]

Las gabarras comenzaron utilizándose en canales, siendo remolcadas por animales de tiro que iban por un camino adyacente. Los canales bordeados con una ferrovía eran comunes a principios de la revolución industrial; situación que provocó que las gabarras fueran superadas por el ferrocarril en la carga de objetos de valor debido a la mayor velocidad, los costos decrecientes y la flexibilidad de las rutas ferroviarias.

Interior de una barcaza de asfalto líquido vacía, que está en reparación.

Las gabarras siguen siendo utilizadas para el transporte de objetos de gran tamaño o muy pesados, ya que el costo de llevar bienes por barcaza es muy bajo. Una barcaza típica mide 59,4 m × 10,7 m (195x35 pies), y puede cargar hasta 1500 toneladas.

Uso moderno[editar]

Remolcador empujando una barcaza en el río Chicago.

Las barcazas se utilizan hoy en día para artículos a granel de bajo valor, ya que el costo de transportar mercancías en barcazas es muy bajo. Las barcazas también se utilizan para artículos muy pesados o voluminosos; una barcaza estadounidense típica mide 195 por 35 pies (59,4 m × 10,7 m) y puede transportar hasta aproximadamente 1.500 toneladas cortas (1.400 t) de carga. La barcaza europea más común mide 251 por 37 pies (76,5 m × 11,4 m) y puede transportar hasta unas 2.450 toneladas (2.700 toneladas cortas).[2]

Como ejemplo, el 26 de junio de 2006, un reactor de unidad de craqueo catalítico de 565 toneladas cortas (513 t) fue enviado en barcaza desde el puerto de Tulsa de Catoosa en Oklahoma a una refinería en Pascagoula, Misisipi. Los objetos extremadamente grandes normalmente se envían en secciones y se ensamblan en el sitio, pero el envío de una unidad ensamblada redujo los costos y evitó la dependencia de la mano de obra de construcción en el sitio de entrega (que en este caso aún se estaba recuperando del huracán Katrina). Del viaje de 700 millas (1.100 km) del reactor, solo unas 40 millas (64 km) se recorrieron por tierra, desde el puerto final hasta la refinería.

Las barcazas autopropulsadas se pueden utilizar como tales cuando se viaja río abajo o río arriba en aguas tranquilas; se operan como una barcaza sin motor, con la ayuda de un remolcador, cuando viajan río arriba en aguas más rápidas. Las barcazas de canal generalmente se fabrican para el canal en particular en el que operarán.[3]

Muchas barcazas, principalmente barcazas holandesas, que fueron diseñadas originalmente para transportar carga a lo largo de los canales de Europa, ya no son lo suficientemente grandes para competir en esta industria con embarcaciones más nuevas y más grandes. Muchas de estas barcazas han sido renovadas y ahora se utilizan como barcazas de hoteles de lujo que transportan a los turistas a lo largo de los mismos canales por los que una vez transportaron grano o carbón.

Referencias[editar]

  1. U.S. Navy Auxiliary Vessels: A History and Directory from World War I to Today. Ken W. Sayers (2019) 361 pag. ISBN 1476672563, ISBN 978-1476672564
  2. Great Lakes Shipping Ports & Cargoes. Patrick Lapinski (2009) 160 pag. ISBN 1583882383, ISBN 978-1583882382
  3. Holger Patzer: Die Fluß- und Hafenschiffahrt der D.D.G. Hansa, H. M. Hauschild, Bremen 2009, ISBN 978-3-89757-140-2