Francesco Guccini

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Francesco Guccini
Francesco Guccini 1.jpg
Francesco Guccini en 2006
Datos generales
Nacimiento 14 de junio de 1940 (76 años)
Bandera de Italia Modena, Italia
Nacionalidad Italiana
Ocupación Cantautor
Información artística
Género(s) Folk, Beat, Canción de autor
Instrumento(s) Voz y guitarra
Período de actividad 1960 – 2012
Web
Sitio web http://www.francescoguccini.it
Ficha Francesco Guccini en IMDb
[editar datos en Wikidata]

Francesco Guccini (pronunciación italiana: Acerca de este sonido [franˈtʃesko ɡutˈtʃiːni] ) (Modena, 14 de junio de 1940) es un músico, escritor, cantautor y actor italiano.

Es uno de los cantautores más importantes de Italia.[1] Debutó en solitario en 1967 con Folk beat n.1, aunque ya en 1959 había escrito algunas canciones de rock y actuado con un grupo. A lo largo de más de cuarenta años, ha publicado otros veinte álbumes.[2]

Además de componer canciones tanto para sí mismo como para otros intérpretes, ha sido escritor, autor de bandas sonoras y de tebeos. Ha realizado, de igual modo, trabajos de lexicología, lexicografía, glotología, etimología, dialectología, traducción e, incluso, teatro.[3]

Considerado uno de los máximos exponentes del movimiento cantautor italiano, muchas de las letras de sus canciones muestran una utilización del verso tal que ha llegado a constituir parte del cuerpo de enseñanza en las escuelas como ejemplo de poesía contemporánea. Aparte del éxito de crítica, Guccini goza de una enorme popularidad en la sociedad italiana; siendo considerado por algunos un símbolo para tres generaciones.

Hasta mediados de los ochenta enseñó italiano en el Dickinson College, un campus descentralizado (sito en Bologna) de la Universidad de Pensilvania.

Guccini toca la guitarra sajona, que es la base de la música de muchas de sus composiciones.

Biografía[editar]

Infancia (1940-1950)[editar]

Francisco es hijo de Ferruccio Guccini (empleado del servicio postal italiano y originario de Pávana) y Ester Prandi, (ama de casa de Carpi). Nació en el número 22 de la calle Domenico Cucchiari[4] de Módena, el 14 de junio de 1940, cuatro días después de la entrada de Italia en la Segunda Guerra Mundial. Poco después, su padre fue llamado a las armas, lo que provocó que el pequeño Francesco y su madre se vieran obligados a vivir con sus abuelos paternos, residentes en Pávana.[4] Guccini recorderá muchas veces en su obra aquellos años en los Apeninos. Incluso, dedicará a Pávana su primera novela, Crónicas epifánicas. Asegura sentirse muy orgulloso de aquellos parajes de montaña[5] que han servido de telón de fondo a muchas de sus canciones. El fuerte sentido de pertenencia a los lugares de origen de su familia, que describirá en la canción Radici,[6] marcan su poética, convirtiéndose en un tema central de sus escritos y canciones. De ello es ejemplo Amerigo donde narra la pobreza y marginación de un pariente suyo, que había sido emigrante.[7] El final de la guerra permitió el regreso de Guccini al lugar que tuvo que abandonar pocos meses después de su nacimiento.[8] Volvió junto a su madre a Módena en 1945 y, un año después, será su padre quien llegue, retomando su empleo en el servicio de correos.[8]

Adolescencia (1950-1958)[editar]

Via Paolo Fabbri, 43, Bologna.

Guccini pasa su adolescencia, que posteriormente contaría en su segunda novela Vacca d'un cane, en la ciudad de Módena, a la que describe con cierta amargura en la canción Piccola città.[9] Estudió en el Instituto Magistral Carlo Signonio,[10] el mismo cuyas aulas ocupó Luciano Pavarotti,[11] diplomándose en 1958. Guccini no recuerda este periodo con alegría: la marcha de Pávana le pone frente a la realidad de una Módena que no le gusta. Este pesar aparece reflejado en sus letras. Fueron años intensos en su formación cultural y musical; pues son de este periodo las vivencias que posteriormente plasmará en sus canciones sobre la sociedad y la vida cotidiana.[12] Otras referencias a Módena se pueden encontrar en Cencio, donde Guccini recuerda con nostalgia a un amigo afectado de enanismo. En 1960 se mudará a Bolonia, al número 43 de la calle Paolo Fabbri en el barrio de la Cirenaica.[13]

Juventud e inicios en la música (1959-1966)[editar]

En este periodo, Guccini vivió su primera experiencia laboral, en un colegio de Pesaro donde fue despedido al poco de empezar.[14] Más éxito tuvo en la Gazzetta di Modena, donde ejerció durante dos años como periodista, un trabajo según él "agotador".[15] Su ámbito se centró, sobre todo, en el periodismo judicial, destacando una entrevista a Domenico Modugno en abril de 1960,[16] que había ganado las ediciones de Sanremo de los dos años anteriores y que empujará a Guccini (que ya era músico y compositor de canciones de rock) a escribir su primera canción como cantautor: L'antisociale.[17] Entre tanto, estudiará en la facultad de Magisterio sin llegar a terminar la carrera.[18]

Guccini dio sus primeros pasos como cantante y guitarrista en una orquesta de balera,[19] un tipo de música popular del norte de Italia, de la cual formaban parte Pier Farri como batería y Victor Sogliani. Esta formación, nacida en 1958[20] se llamó, en primer lugar Hurricanes y, posteriormente, Snakers. Tras la unión con Marino's de Alfio Cantarella, alcanzaría, por fin, el nombre de Gatti.[21] [22] Con Snakers, Guccini escribirá sus primeras canciones, como Ancora o Viola come gli occhi di Angelica.[2] Estas canciones, ambas de rock, estaban inspiradas por las de Peppino Di Capri y por las de Everly Borthers. Durante dos años, el grupo firmó muchos contratos, recorriendo el Norte de Italia[2] e, incluso, Suiza. Allí, Guccini acompañará como guitarrista a Nunzio Gallo,[23] ganador junto a Claudio Villa del Fe stival de Sanremo del 57.

El descubrimiento del rock fue fundamental para la formación de Guccini como cantante. Creó también otro grupo, I giovani leoni (Los jóvenes leones), formado por tres componentes; uno de los cuales era Maurizio Vandelli.Asimismo, Guccini entró en el mundo de la música ligera, junto a otros dos jóvenes de Módena, Dodo Veroli, con el grupo Nomadi del cual Veroli, sería posteriormente productor.

A finales de 1961, la familia de Guccini se mudará a la calle Massarenti de Bolonia[24] donde Francesco viviría un tiempo con Alfio Cantarella y estudiaría en la Facultad de Lenguas de la Universidad de Bolonia. En julio de 1962, Guccini marchará para realizar el servicio militar; que prestará en Lecce y en Trieste. Como recuerda él mismo, se trató de una experiencia muy positiva.[25] Poco después de partir, escribió algunas canciones, muchas de las cuales desechó, por considerarlas meros intentos, simples tentativas.[26] De esta etapa son La ballata degli annegati y Venerdì Santo.

Durante la ausencia de Guccini, los Gatti se habían unido a los Giovani Leoni de Maurizio Vandelli, que en 1964 daría lugar a Equipe 84. Tras regresar del servicio militar, Guccini rechazó continuar en el grupo para proseguir con sus estudios,[27] los cuales abandonaría cuando le faltaba ya poco para conseguir acabarlos (en 2002 le fue concedida una honoris causa en Ciencias de la Formación).[28] Para su maduración musical y artística, resultaron decisiva la influencia del grupo turinés Cantacronache (de Fausto Amodei, Sergio Liberovici e Michele Straniero).[26] Se interesó por el beat (en este periodo Guccini descubrirá a Bob Dylan)[29] y escribió Auschwitz, subtitulada La canción del niño en el viento. También escribió È dall'amore che nasce l'uomo, que sería llevada al éxito por Equipo 84 (que ya había grabado L'antisociale en enero de 1966); y Noi non ci saremo; que sería grabada por Nomadi.[29]

Guccini, por lo tanto, tuvo un comienzo doble: con Equipo 84 y con los Nomadi.[13]

El debut (1967-1971)[editar]

En 1967 la casa discográfica CGD le propuso participar en el Festival de Sanremo de aquel año, como autor de la música de la canción Una storia d'amore. Para interpretarlo fueron elegidas dos cantantes de la casa, Caterina Caselli y Gigliola Cinquetti pero la canción no superó la selección.[30] [31] Como aseguraría Roberto Vecchione (que en aquel momento, también trabajaba para CGD), la casa impuso a dos letristas (Daniele Pace y Mario Panzeri) para intentar modificar la letra. Guccini acató la decisión pero, desde ese momento, renunció a futuras colaboraciones.[32] La canción fue grabada por ambas cantantes (Cinquetti en el álbum La rosa nera y Caselli en Diamoci del tu.[31]

Su primer trabajo como cantautor (Folk beat n.1) llegaría unos meses después, en marzo de 1967. En el disco, que tuvo un éxito prácticamente nulo,[33] se perciben ya características de su estilo artístico, de canciones con escasos arreglos y temas duros como la muerte, el suicidio, la baja consideración social, el holocausto y la guerra. Aparece, también, un experimento de talking blues hecho "a la italiana"; estilo que, posteriormente, retomaría en una canción de su álbum Opera buffa.[34] Entre las canciones del primer disco, se encuentran tres que ya habían tenido éxito con Nomadi y Equipe 84: Noi non ci saremo, L'antisociale, y Auschwitz. Esta última, será traducida al inglés y cantada por Equipe 84 y, muchos años después, por Rod MacDonald en el álbum Man on the Ledge (1994).[35] [36] Habrá, además, otra canción (In morte di S.F., registrada en la Siae como Canzone per un'amica) que será también grabada por Nomadi.[37]

Caterina Caselli, el 1 de mayo de 1967, poco después de la salida del disco, lo invitó al programa televisivo Diamoci del tu, que presentaba junto a Giorgio Gaber. En este debut televisivo, cantó Auschwitz.[38] Allí cantó también otro cantautor, a la sazón desconocido, Franco Battiato.[38]

En aquel periodo, Guccini escribió diversas canciones para Caselli, como Le biciclette bianche o Incubo Nº3.[39]

Fueron, sin embargo, Nomadi quienes llevaron al éxito otra de las canciones de Guccini: Dio è morto (que también lanzó, simultáneamente, Caterina Caselli, con algunas diferencias en la letra).[40] Fue una canción con una letra tan universal que superó cualquier límite ideológico; lo que le trajo elogios, incluso, del papa Pablo VI (cabe señalar que fue transmitida por Radio Vaticana,[41] aunque en su tiempo estuvo censurado por la RAI por blasfemia).

Al año siguiente, Guccini volvió a los estudios, publicando un vinilo con dos canciones: Un altro giorno è andato, considerada una de sus grandes obras (y que fue modificada y hecha en acústico en 1970 e incluida en L'isola non trovata) e Il bello, que fue tocada en directo en Opera buffa, tras haber sido reinterpretada por Lando Buzzanca.[42]

Mientras, Guccini seguía componiendo canciones para Nomadi, Bobby Solo, Caterina Caselli y otros artistas. En diciembre de 1968, debutó oficialmente en directo, con un concierto en La Cittadella de Asís, un centro cultural católico de tendencia progresista.[43]

Entre 1967 y 1968, trabajó también como publicista, colaborando con eslóganes, usando a Salomone pirata pacioccone, un mítico dibujo animado del programa de televisión Carosello.[44] En esa misma línea, al amparo de Carosello, escribió una canción para niños que sería cantada por Le Sorelle e hizo conocer al gran público al dibujante Bonvi.[45] Guccini recordará todo este periodo en su canción Eskimo.[46]

1970 fue el año de Due anni dopo (grabado el año anterior); un álbum de tono inquieto y aire existencialista, que dejó a un lado, salvo por Primavera di Praga, la temática de la protesta y que, por sus temas y léxico, se encuentra muy cerca de la poética de Giacomo Leopardi.[47] Muestra un artista más maduro que sus obras anteriores aunque aún posee un cierto toque juvenil. El centro narrativo del disco, de clara influencia francesa,[48] es el tiempo que pasa y la vida cotidiana, analizada desde la dimensión de la hipocresía burguesa.[49]

Con este disco, comenzará un proceso de colaboración que durará casi diez años, con la cantante folk americana Deborah Kooperman la cual, a pesar de no ser una verdadera guitarrista, imprimirá a la obra guccinesca un nuevo estilo basado en arpegios; poco usado en la Italia del momento.[43] [50]

Poco después, y dejando a su novia en Italia, Guccini viajará a EEUU con Eloise Dunn, a quien conoció en el Dickinson College de Bolonia, donde enseñaba[51] y a quien, años después, le dedicaría la canción 100 Pennsylvania Ave. Acabada esta relación, volvió a Italia con su característica barba, que desde entonces ya no se afeitaría.[52]

Se reconcilió con la que era su novia, Roberta Baccilieri, y se fueron juntos de vacaciones a la isla de Santorini, donde se tomaron una foto que ha utilizado en diversas ocasiones con fines comerciales.[53]

En otoño comenzó la grabación de un nuevo disco que se publicó once meses después que el anterior. Su título, L'isola non trovata hace referencia a Guido Gozzano. Otra referencia literaria en el disco señala a J.D. Salinger en La collina.[54] Destacaron de aquel disco Un altro giorno è andato, que volvería a ser grabada dos años después; L'uomo y L'orizonte di K.D. (Karen Dunn, la hermana de Eloise).[52]

La fama de Guccini comenzó a expandirse fuera de Bolonia: pasó de tocar en osterie a teatros. Participió en el programa televisivo Speciale tre milioni,[55] donde se hizo amigo de Claudio Baglioni.[55]

En 1971, tras algunos meses de convivencia, se casó con Roberta (a quien, como ya se ha señalado, dedicó la canción Eskimo).[6]

El éxito (1972-1980)[editar]

El gran salto artístico se dio en 1972 con la publicación de Radici que contiene alguna de sus canciones más conocidas, como la locomotiva, inspirada en un suceso real[56] y en la que reflexiona sobre temas como la justicia social, la igualdad o la libertad, con un estilo similiar al de los poetas cercanos a los movimientos obreros del siglo XIX.[57] El hilo conductor del álbum, como sugiere el título, es la eterna búsqueda de las propias raíces,[1] simbolizada también en la portada del disco, donde están representados los antepasados de Guccini.[58] La crítica definió el disco como contemplativo y onírico[59] y considerado una de sus grandes obras.[1] El mismo año, Guccini lleva a EMI a un paisano suyo del que ha escuchado algunas canciones que le han llamado la atención: se trata de Claudio Lolli, con quien colaborará posteriormente en dos canciones.[60] [61]

La locomotiva es una de las canciones más representativas de Guccini.

En 1973 publicó opera buffa, grabado en Roma y Bologna, goliardo y vividor, que resalta su habilidad como cabaretista, irónico y teatral, culto y cancioneril.[62] La idea de grabar canciones de este tipo en vivo nunca fue del agrado de Guccini.[63] A pesar de ello, el disco en directo es un testimonio claro del modo en el que Guccini ha afrontado siempre los conciertos a lo largo de su carrera: como un cabaret en constante renovación, auténticas representaciones teatrales en las que dialoga e interactúa con el público. Esta vena cabaretista se percibe claramente en canciones como Addio, Cirano, Il sociale e l'antisociale, ecc.[64] [65] [66]

El año siguiente fue el turno de Stanze di vita quotidiana, un álbum controvertido que provocó respuestas muy diversas entre críticos y fans.[67] Il disco, composto da sei lunghi brani malinconici e struggenti, rispecchiò il periodo di crisi profonda che Guccini stava vivendo, aggravata dai continui dissidi con il productor Pier Farri[68] Fue especialmente dura la crítica de Riccardo Bertoncelli que, sin dudarlo lo más mínimo, dijo que Guccini era «un artista acabado, al que no le queda ya nada que decir».[69] [70] La respuesta llegó algún año después, con la canción L'avvelenata.[71] [72]

Solo muchos años después fue reconocido el valor artístico del disco. Por ejemplo, en las pruebas de selectividad italianas de 2004, aparecióCanzone per Piero junto a textos de Dante y Raffaello] para que los alumnos realizaran un ensayo sobre la amistad.'"`UNIQ--nowiki-00000106-QINU`"'73'"`UNIQ--nowiki-00000107-QINU`"' [73] ««Mi sento imbarazzato e insieme contento - Ma cosa c'entro con Cicerone e Raffaello?»». Consultado el 4 de febrero de 2010. </ref> Respecto a la letra de la mencionada canción, voluntariamente o no, se evidencia como su fuente es el diálogo de Plotino y Porfirio de las Operette morali del poeta Giacomo Leopardi cuya poética, por otra parte, influye en todo el disco.[74]

El éxito comercial llegó en 1976, el año de Via Paolo Fabbri 43, un álbum que acabó entre los cinco primeros puestos de los más vendidos del año.[75] Era una obra más madura, decidida y segura y la estructura musical más compleja que la de los discos precedentes.[76] Es, precisamente en este disco, donde aparece la mencionada canción L'avvelenata que responde con rabia a las críticas de Bertoncelli.[71] En los años siguientes, Guccini mostrará ciertas reticencias a tocarla en directo, principalmente porque se había convertido casi en una exigencia del público y porque estaba demasiado ligada a un determinado contexto temporal en su contenido.[77] [78] [79] También fue especialmente representativa la canción homónima del disco, que es una descripción abstracta de la vida de Guccini en Bologna, con referencias a sus artistas predilectos como Borges y Barthes[80] o De Gregori, De André y Venditti.[81] Es también reseñable que el propio Guccini se reconoce muy unido a la canción Il pensionato.[82]

No faltan en el álbum momentos de lirismo: Canzone quasi d'Amore, ligado a la poética existencialista[83] ha sido definido por muchos una de las grandes obras del "Guccini poeta". También aparece su faceta de cuentacuentos en la canción Il pensionato, que narra la historia de un vecino suyo, ya jubilado, y que lleva a una refleión sobre la triste situación psicológica de algunos ancianos.[84] [85]

Dos años después llegó Amerigo (1978, en la que se incluye Eskimo, inspirada por la separación con su mujer Roberta.[86] La canción que da nombre al disco cuenta la historia de un tío emigrante del autor.[87]

El 6 de octubre de 1977 el semanario Grand Hotel, sin comunicarle nada a Francesco,[88] le dedicó una portada bajo el título El padre que todos los jóvenes hubiéramos querido tener. El cantautor no reaccionó muy positivamente a la iniciativa, llegando a declarar que no entendía el motivo de la afinidad de un público de chicos de dieciséis años con unas canciones pensadas para un público de treintañeros.[89] En un concierto realizado días después, algunos espectadores desilusionados ironizaron sobre la figura del autor por haber acabado en una revista femenina, a lo que Guccini contestó: ≪Esto no es nada, veréis cuando escriban: "Lyz Taylor grita a Guccini: ¡Devuélveme mi hijo secreto!≫[90]

Entre medias, comenzó una relación con Angela, con la que, en 1978 tuvo a su hija Teresa, a la que años después dedicaría las canciones Culodritto y E un giorno...).[91] [92]

Guccini acabó la década grabando Album concerto con i Nomadi. La particularidad de la recopilación fue la interpretación a dos voces con Augusto Daolio y la presencia en el disco de canciones escritas por él que nunca habían sido grabadas.[93] También en 1979, Guccini participó en un concierto homenaje a Demetrio Stratos, fallecido pocos días antes, cambiándole el nombre para la ocasión a la canción In morte di S.F., que presentó como Per un amico.[94]

La poética[editar]

La poética de Guccini, apreciada a día de hoy por muchas personas, incluidos célebres literatos,[95] se extiende a lo largo de una enorme carrera musical dentro de la cual se perciben algunas características comunes. Guccini hace uso de diversos registros lingüísticos, del más elevado al más popular; encontrándose en sus letras desde citas de los grandes autores a conclusiones morales y tocando una amplia variedad de temas.[95]

Profundizando en las letras, es posible rescatar la base de su pensamiento: el uso de diferentes planos de lectura, el existencialismo, el tono metafísico y los retratos de eventos y personajes.[1]

Guccini y la política[editar]

De su conocida cercanía a la izquierda se ha hablado en muchas ocasiones de forma más o menos crítica.[96] [97] El mismo Guccini expresará en su canción L'avvelenata la relación entre sus canciones y la acción política.

Però non ho mai detto che a canzoni si fan rivoluzioni, si possa far poesia (Sin embargo, nunca he dicho que de las canciones se hagan revoluciones, se pueda hacer poesía)

de L'avvelenata

Si bien es cierto que algunas de sus composiciones tienen un fuerte componente social, no es menos verdadero que gran parte de su éxito deriva del elevadísimo valor artístico y literario de sus letras.[98]

En cualquier caso, un personaje como Guccini es difícilmente situable en un determinado marco político: él mismo, igual que su amigo Fabrizio De André se autodefine como anarquista[99] pero también como socialista de corte liberal y asegura haber votado al PRI y al PSI y, posteriormente, por el Pds y por Ds.[100] A menudo se ha situado en el "área moderada del centro-izquierda".[101] [102]

En otoño de 2011 en las primarias para el ayuntamiento de Porreta Terme, el cantautor se posiciona a favor de Sinistra Ecologia e Libertà lo que se ha interpretado como un acercamiento al movimiento político dirigido por Nichi Vendola.Giorgio Ponzano. ItaliaOggi.it, ed. «Guccini prende la chitarra per SEL». Consultado el 24 de enero de 2012. </ref> Respecto a sus letras, destaca el pensamiento político en La locomotiva (una narración histórica), Primavera di Praga (una crítica a la ocupación soviética de Checoslovaquia), ]), Piccola storia ignobile (canción a favor de la ley del aborto); Nostra signora de la hipocresía; Canzone per Silvia (dedicada a Silvia Baraldini; Don Chisciotte, Stagioni, Canzone per il Che (dedicada al Che Guevara, Piazza Alimonda (dedicada a la Contracumbre del G8 en Génova), Il testamento di un Pagliaccio y Su in collina (dedicada a los partisanos).

Guccini y la escritura[editar]

Guccini y los libros[editar]

En sus casi veinte años como escritor ha publicado diversos libros tanto de no ficción como de narrativa, interesándose por temáticas variadas, entre las cuales se encuentra el derecho civil (como el caso de Silvia Baraldini),[103] y colaborando, incluso, con otros autores. Guccini se ha dedicado con buenos resultados a la escritura en todas sus formas, con incursiones en el género negro (con Loriano Macchiavelli creó al personaje Benedetto Santovito), además de una trilogía de escritos autobiográficos, donde se revelan sus habilidades de etimología, glotología y lexicografía.[104]

Crónicas epifánicas, publicado por Feltrinelli en 1989, es su primera novela y una de sus obras de mayor éxito.[104] A pesar de no presentarse como una biografía de Guccini, el libro se vuelve autobiográfico al narrar vivencias de su pasado en Pávana, símbolo de su infancia. Guccini busca mitificar cada recuerdo, convirtiéndolo en una narración única y atractiva; del mismo modo que hace con las historias que le contaban los ancianos de los Apeninos.[105] [106] Los resultados de esta "precisión filológica" han sido muy apreciados por la crítica.[107]

Sus dos siguientes novelas, Vacca d'un cane y Cittanova blues, que de la misma manera fueron best sellers; tienen también diversos contenidos autobiográficos. Así, Cròniche epifàniche narra su infancia y su vida en Pávana y Vacca d'un cane narrará el periodo sucesivo, el de su adolescencia en Módena (ciudad de la que está profundamente enamorado) donde descubre no ser "uno más". Allí adquirió conciencia de que el provincialismo de su ciudad natal, masacrada en la guerra, había sido un obstáculo en su crecimiento intelectual. De hecho, se mudó rápidamente a Bolonia lo que representó su descubrimiento del mundo, el "sueño americano".[108] [109] Precisamente este último capítulo es el centro narrativo de Cittanòva Blues, que cierra la trilogía autobiográfica. En 1998, publica el Dizionario del dialetto di Pàvana; un diccionario dialectal de la ciudad de su infancia donde se puede apreciar su habilidad como dialectólogo y traductor.[110]

Fueron más las obras que vieron luz, fruto de la colaboración con Macchiavelli: Macaroni, Un disco dei Platters, Lo spirito e altri briganti y Tango e gli altri. Estas novelas policiacas, escritas entre ambos, narran principalmente historias del ya mencionado Santovito; que se convirtió en un personaje mítico en Italia en el marco del género. Macchiavelli aportaría los tonos clásicos de la novela negra mientras que la mano de Guccini dejaría impronta, sobre todo, en la forma, en la refinada construcción histórica y en las peculiaridades lingüísticas; marcas que le han traído el éxito en el mundo de la narrativa.[28]

Guccini y el cómic[editar]

Guccini se ha sentido siempre atraído por el arte del cómic, de lo que han dado testimonio incluso alguna de sus letras[111] [112] [113] [114] además de ser autor, junto a otros dibujantes, como Francesco Rubino o Magnus, de diversos cómics (Vita e morte del brigante Bobini detto "Gnicche" o Lo sconosciuto.[115]

Vita e morte... narra la historia de un bandido de la segunda mitad del XIX, cuyas acciones se desarrollan en los alrededores de Arezzo y Casentino. Guccini escribió algunas rimas que recita un agricultor cantastorie (una figura tradicional italiana similar a los juglares) en dialecto, contando las historias del bandido.[116]

Desde el punto de vista del diseño, Rubino se inspira en dibujantes como Gianni de Luca (considerado uno de los grandes dibujantes del cómic italiano) y, en algunas viñetas, se aprecia un poderoso parecido entre el cantastorie y Guccini. El volumen fue publicado en diciembre de 1980, sin haber sido reimprimido desde entonces.

En 2008, Massimo Cavezzali realizó una caricatura de Guccini que fue publicada en I maledetti del rock italiano Segni e suoni di strada da Clem sacco ai 99 Posse; dedicado a los renovadores de la música italiana.

Discografía[editar]

Guccini firmó con EMI en 1967, trabajando desde entonces con ella. Esto le convirtió en el artista italiano más veterano de la discográfica y en el segundo de todo el mundo, sólo por detrás de Paul McCartney.

Álbumes de estudio[editar]

Álbumes en directo[editar]

  • Álbum concerto, 1979 (con Nomadi)
  • Fra la via Emilia e il west, 1984
  • ...quasi come Dumas..., 1989
  • Guccini live collection, 1998
  • Guccini live @ RTSI, 2001
  • Anfiteatro live 2005

Colaboraciones[editar]

Guccini y el cine[editar]

La actividad de Guccini en el cine, como actor y autor de bandas sonoras, comenzó en 1976 y, aunque no ha sido particularmente intensa, sí ha sido constante; incrementándose, de hecho, en la primera época del siglo XXI.[117]

Su primera aparición como actor fue en Bologna. Fantasia, ma non troppo, per violino de Mingozzi. Fue una apuesta de la serie Raccontare la ciudad dedicada a Bolonia e interpretaba al poeta cantante Giulio Cesare Croce que, en la trama, revive los acontecimientos de la ciudad; acompañando este recorrido con canciones originales de Croce.[118] Otros intérpretes fueron Claudio Cassinelli y Piera Degli Esposti que tenían papeles de persnajes históricos del lugar.

También participó en la película de Paolo Pietrangeli I giorni cantati (1979); cuya banda sonora contiene su canción Eskimo y en la de Umberto Angelucci y Stefano Benni, Musica per vecchi animali (1989). Posteriormente, haría lo propio en Radiofreccia (1998), Ormai è fatta, Ti amo in tutte le lingue del mondo, Una oglie bellissima y en Io & Marilyn, todas dirigidas por Leonardo Pieraccioni. Además, en 2006, rodó Ignazio a las órdenes del anteriormente mencionado Pietrangeli.

Se incluyó su canción Acque en la banda sonora de Nero (1992) de Giancarlo Soldi y escribió la de Nené (1977).

Filmografía[editar]

Músicos[editar]

A continuación, se muestra una lista de músicos con los que Guccini ha tocado a lo largo de su carrera:

En dos conciertos de 1979, Guccini fue acompañado también por Nomadi.

Última formación[editar]

Actividades ocasionales y curiosidades[editar]

  • Escribió el argumento de algunos episodios de la serie animada Salomone, pirata pacioccono, emitida en el marco del programa Carosello, que promocionaban distintos productos de la marca Fabbri.
  • En 1998 realiza un viaje a través de la Patagonia argentina junto a Patrizio Roversi y Syusy Blady, para Turisti per caso.
  • En 2009 participa en el documental Viaggetto sull'Appennino de Francesco Conversano y Nene Grignaffini, emitido en RAI 3, en la cual el actor Ivano Marescotti, conductor del programa, muestra las características paisajísticas y culturales del apenino emiliano-romañol.[119]
  • En 2012, participó en un concierto con ocasión de los terremotos de Emilia-Romaña. En aquella ocasión cantó su canción Il vecchio e il bambino en solitario y, junto a Caterina Caselli, Per fare un uomo.
  • Guccini es mencionado en la canción Io canterò Politico de Bruno Lauzi.
  • A su persona han sido dedicadas las canciones Canzone per Francesco de Vecchioni y Caro il mio Francesco de Luciano Ligabue.
  • En abril de 2013, durante el tercer escrutinio de las elecciones a Presidente de la República, la presidente de la Cámara Laura Boldrini leyó su nombre en una tarjeta electoral. Obtendrá, además, otro voto más, al día siguiente, en el sexto escrutinio.

Reconocimientos y premios[editar]

A lo largo de su trayectoria, han sido numerosos los premios que Guccini ha recibido:

  • Del Club Tenco:
    • 1975- Premio Tenco por su carrera (junto a otros como Fabrizio De André o Enzo Jannacci
    • 1987- Placa Tenco por la canción Scirocco
    • 1990- Placa Tenco por la canción La canzone delle domande consuete
    • 1994- Placa Tenco por el álbum Parnassius Guccini
    • 2000- Placa Tenco por la canción Ho ancora la forza
  • En 1992 recibe el Premio Librex Montale por Canzone delle domande consuete.[120]
  • De 1992 a 1997 fue presidente del jurado que otorgaba el premio literario Ghostbusters.[121]
  • En 1992, un entomólogo descubrirá una especie de mariposa desconocida de los Apeninos y la llamará Parnassius mnemosyne guccinii.
  • En 1997, Guccini y Macchiavelli recibirán el premio literario Alassio por Macaronì. Romanzo di santi e delinquenti.
  • En 1995 recibe el premio Tributo ad Augusto Daolio por su prticipación en el álbum benéfico homónimo.
  • En 1998 Guccini y Macchiavelli ganarán la edición anual del Police Film Festival, también con Macaronì: romanzo di santi e delinquenti.
  • En 1997, el asteroide (39748) Guccini fue nombrado en su honor.
  • En el 2000, alcanzó el éxito la obra de teatro Via Paolo Fabbri 43, dedicada a Guccini.[122]
  • En 2001, su relato La cena será incluido en una antología de Relatos Italianos del siglo XX.[123] [124]
  • En otoño de 2003, Carpi, una localidad de la provincia de Módena, dedica la muestra Stagio di vita quotidiana a Guccini por sus cuarenta años de trayectoria.[125]
  • En 2004 recibió la Placa Ferrè prestigioso premio en honor del poeta Leo Ferré.
  • En 2005 recibe el premio Giuseppe Giacosa.
  • En 2006, ganará el Premio Ciudad de San Lazzaro, y por tanto el reconocimiento del comune como "miembro de la comunidad local".
  • También en 2006 será nombrado Ciudadano de Honor de Porretta Terme.
  • Su último galardón de 2006 fue el de "mentiroso con honor", en el marco del tradicional Campeonato italiano de la mentira. Guccini se había presentado en el palco diciendo: "¡Buenas!, soy Lucio Dalla".
  • En marzo de 2007 recibió el Rizo de Plata de Catanzaro al mejor disco en directo.[126]
  • En junio de 2007 es premiado, junto a Loriano Macchiavelli, por su novela "Tango e gli altri – romanzo di una raffica, anzi tre".[127]
  • En diciembre de 2077 ganan el Premio Scerbanenco, también con "Tango e gli altri. Romanzo di una raffica, anzi tre".
  • En marzo de 2008 recibe el premio Ceppo Cultura del Verde.
  • En octubre de 2008 recibe el premio Arturo Loria por su libro de relatos Icaro.[128]
  • En 2013 recibe el Premio Amnesty Italia junto a Enzo Avitabile.

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • Brunetto Salvarani, Odoardo Semellini, Di questa cosa che chiami vita. Il mondo di Francesco Guccini, Trento, Il Margine, 2007. ISBN 978-88-6089-018-4.
  • Silvano Bonaiuti, con Maria Rosa Prandi, Scusi, è questo il mulino dei Guccini?, Porretta Terme, L'arcobaleno, 2007. ISBN 978-88-903017-0-4.
  • Annalisa Corradi, Francesco Guccini. Le cose più belle. [Ritagli di parole, ricordi, immagini e provocazioni], Reggio Emilia, Aliberti, 2008. ISBN 978-88-7424-139-2.
  • Claudio Bernieri, Non sparate sul cantautore, II, Padri, padroni, leader carismatici. I cantautori delle scuole di Bologna, Milano, Roma, Milano, Mazzotta, 1978. ISBN 88-202-0227-1.
  • Michele Straniero (a cura di), Canzoni di Francesco Guccini, Milano, Lato Side, 1979.
  • Vincenzo Mollica (a cura di), Francesco Guccini, Milano, Lato side, 1981.
  • Massimo Bernardini, Guccini, Padova, F. Muzzio, 1987. ISBN 88-7021-429-X.
  • Anna Caterina Bellati (a cura di), Francesco Guccini. Dietro a frasi di canzoni, Milano, C. Lombardi, 1993. ISBN 88-7799-033-3.
  • Catherine Danielopol, Francesco Guccini. Burattinaio di parole, Bologna, Clueb, 2001. ISBN 88-491-1646-2.
  • Paolo Jachia, Francesco Guccini. 40 anni di storie, romanzi, canzoni, Roma, Editori Riuniti, 2002. ISBN 88-359-5306-5.
  • Roberto Festi e Odoardo Semellini (a cura di), Francesco Guccini: stagioni di vita quotidiana, Carpi, Comune, 2003.
  • Andrea Sanfilippo, Francesco Guccini. Storie di vita quotidiana. Un'autobiografia poetica, Foggia, Bastogi, 2004. ISBN 88-8185-632-8.
  • Gian Carlo Padula, Dio non è morto. L'altro volto di Francesco Guccini, Foggia, Bastogi, 2007. ISBN 978-88-8185-972-6.
  • Gemma Nocera, Le parole di Francesco Guccini. Romanzi, poesie, storie e ballate nelle canzoni di un poeta cantautore, Torino, G. Zedde, 2009. ISBN 978-88-88849-40-9.
  • Gianluca Veltri, Francesco Guccini. Fiero del mio sognare, Roma, Arcana, 2010. ISBN 978-88-6231-116-8.

Referencias[editar]

  1. a b c d «Ficha de Francesco Guccini en Ondarock». Consultado el 20 de febrero de 2014. 
  2. a b c Massimo Bernardini, Guccini, Franco Muzio editor, 1987, Padova, pag. 12 Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre "Massimo_Bernardini_1987" está definido varias veces con contenidos diferentes
  3. «Guccini, en concierto como en la vida». Ilgiornale.it. 2009. Consultado el 20 de febrero de 2014. 
  4. a b "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 11. ISBN 88-09-02164-9.
  5. «Entrevista a Francesco Guccini». Consultado el 12 de junio de 2010. 
  6. a b "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 79. ISBN 88-09-02164-9.
  7. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 101. ISBN 88-09-02164-9.
  8. a b "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 20. ISBN 88-09-02164-9.
  9. Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto. Firenze, Giunti, 1999, p. 80. ISBN 88-09-02164-9.
  10. «Fiestas de los diplomados». Consultado el 14 de junio de 2010. 
  11. Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto. Firenze, Giunti, 1999, p. 24. ISBN 88-09-02164-9.
  12. Jachia, Paolo (2002). Editori Riuniti, ed. Francesco Guccini: 40 anni di storie romanzi canzoni. Roma. 
  13. a b "La mia vita". Francesco Guccini si racconta a Rai 3.
  14. Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto. Firenze, Giunti, 1999, p. 26. ISBN 88-09-02164-9.
  15. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 35. ISBN 88-09-02164-9.
  16. Francesco Guccini, Non so che viso avesse, 2010, Mondadori, pagg. 71-74
  17. Francesco Guccini, Non so che viso avesse, 2010, Mondadori, pag. 74
  18. {{{1}}}



  19. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 40. ISBN 88-09-02164-9.
  20. Massimo Bernardini (a cura di), Guccini, libro-entrevista editado por Franco Muzio editor, 1987, Padova, pag. 11
  21. Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto. Firenze, Giunti, 1999, pp. 40-41. ISBN 88-09-02164-9.
  22. {{{1}}}



  23. Francesco Guccini, Non so che viso avesse, 2010, Mondadori, pagg 66-67
  24. «Entrevista a Francesco Guccini - de Dario Borlandelli». 
  25. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 46. ISBN 88-09-02164-9.'
  26. a b "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 51. ISBN 88-09-02164-9.'
  27. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 62. ISBN 88-09-02164-9.'
  28. a b «Motivos para la concesión de la laurea honoris causa en Ciencais de la formación». 
  29. a b "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 59. ISBN 88-09-02164-9.'
  30. Artículo de Carlo Giovetti publicato en Big, n° 52 del 1966, pág. 17
  31. a b «Francesco Guccini». Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2015. Consultado el 3 de febrero de 2010. 
  32. Romano, Michelangelo (1979). Lato Side, ed. Roberto Vecchioni: Canzoni e spartiti. Roma. p. 17. 
  33. Cotto, Massimo (2007). Giunti, ed. Portavo allora un eskimo innocente. Firenze. p. 94. 
  34. «Francesco Guccini». Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2015. Consultado el 3 de febrero de 2010. 
  35. «Auschwitz (Canzone del bambino nel vento)». Consultado el 3 de febrero de 2010. 
  36. «Man on the ledge - Auschwitz». Consultado el 5 de febrero de 2010. 
  37. «I NOMADI». Consultado el 3 de febrero de 2010. 
  38. a b «DIAMOCI DEL TU (marzo-abril 1967)». GiorgioGaber.org. Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  39. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 62. ISBN 88-09-02164-9.
  40. «Dio è morto». Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2015. Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  41. Transmisiones de Radio Vaticana en 2007 en el recorrido de 40 años de canciones
  42. «Lando Buzzanca - Il bello». Consultado el 3 de febrero de 2010. 
  43. a b "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 69. ISBN 88-09-02164-9.
  44. «Guccini canta con Franco Godi un fragmento del jingle». Consultado el 15 de junio de 2010. 
  45. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 56. ISBN 88-09-02164-9.
  46. "Eskimo", Amerigo, 1978.
  47. Jachia, Paolo (2002). Editori Riuniti, ed. Francesco Guccini: 40 anni di storie romanzi canzoni. Roma. p. 91-94. 
  48. Jachia, Paolo (2002). Editori Riuniti, ed. Francesco Guccini: 40 anni di storie romanzi canzoni. Roma. p. 76-77. 
  49. Jachia, Paolo (2002). Editori Riuniti, ed. Francesco Guccini: 40 anni di storie romanzi canzoni. Roma. p. 116-117/135. 
  50. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 59. ISBN 88-09-02164-9.
  51. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 70. ISBN 88-09-02164-9.
  52. a b "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 72. ISBN 88-09-02164-9.
  53. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 89. ISBN 88-09-02164-9.
  54. «"Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 74. ISBN 88-09-02164-9.
  55. a b "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 77. ISBN 88-09-02164-9.
  56. «Il disastro di ieri alla ferrovia - l'aberrazione di un macchinista». Il Resto del Carlino del 21 de julio 1893. 
  57. «...Penso alla "fiaccola dell'anarchia", immagine che non userei mai nel linguaggio di tutti i giorni, e a La locomotiva tutta: essendo una canzone scritta cercando di imitare i vecchi autori anarchici, doveva necessariamente possedere più d'un grammo di retorica.» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 107. ISBN 88-09-02164-9.
  58. «La copertina fu una grande idea, almeno credo. Si tratta della foto dei miei bisnonni, con dietro mio nonno, mio prozio con le due sorelle.» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 79. ISBN 88-09-02164-9.
  59. Jachia, Paolo (2002). Editori Riuniti, ed. Francesco Guccini: 40 anni di storie romanzi canzoni. Roma. pp. 62-68. 
  60. «Claudio Lolli». Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  61. «Claudio Lolli Biografia». Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  62. Jachia, Paolo (2002). Editori Riuniti, ed. Francesco Guccini: 40 anni di storie romanzi canzoni. Roma. pp. 12/19. 
  63. «Fu un disco inventato e da me non voluto... Non mi convincono, e nemmeno allora mi convincevano, gli arrangiamenti. Ma la colpa è in buona parte anche mia, perché, sebbene io compaia ufficialmente nelle vesti di arrangiatore lasciai tutto in mano a Pier Farri. [...] Quando Renzo Fantini mi suggerì di mettere "I fichi", io nicchiai. Avevo ed ho tuttora qualche dubbio» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pagg. 84 e 85. ISBN 88-09-02164-9.
  64. «Il grande vecchio: Guccini in concerto a Milano». 2004. Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  65. «Francesco Guccini al Paladozza». 2008. Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  66. «Guccini a Pavia - E al fin della licenza...non perdona e tocca». 2009. Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  67. Pegorin, Federica (2006). Francesco Guccini. Cantore di vita. p. 145. 
  68. «Pier Farri, inoltre, cominciava a non andarmi più tanto bene e con Stanze di vita quotidiana raggiunse il punto più basso» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 85. ISBN 88-09-02164-9.
  69. «Curiosità». Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  70. «...Riccardo Bertoncelli, che, nella recensione di Stanze di vita quotidiana aveva scritto che ormai ero entrato nella routine di un disco l'año e che non avevo più niente da dire e che, dunque, se continuavo a fare canzoni era solo per fare soldi.» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 63. ISBN 88-09-02164-9.
  71. a b «Riccardo Bertoncelli, La vera storia dell'Avvelenata». Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  72. «Contro di lui scrissi L'avvelenata, con la strofa incriminata...» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 63. ISBN 88-09-02164-9.
  73. a b Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas edscuola.it
  74. Jachia, Paolo (2002). Editori Riuniti, ed. Francesco Guccini: 40 anni di storie romanzi canzoni. Roma. p. 94. 
  75. «Classifica 1976». Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  76. Pegorin, Federica (2006). Francesco Guccini. Cantore di vita. pp. 146-147. 
  77. «Guccini: tra fiasco e chitarra». 2005. Consultado el 4 de febrero de 2010. 
  78. «Mai più un'Avvelenata». Corriere.it. 1998. 
  79. «Francesco Guccini stregato dal talent show di Rai 2». IlTempo.com. 2009. 
  80. «Via Paolo Fabbri 43 è ricca di citazioni della mia vita quotidiana... Poi, c'è Borges che mi ha promesso di parlare direttamente col persiano (Omar Al Khayyam)... ebbene sì, lo confesso, sono stato il primo cantante a citare Roland Barthes in un brano...» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pagg. 94. ISBN 88-09-02164-9.
  81. «In Via Paolo Fabbri ci sono tre eroine della canzone italiana: due evidenti ("Alice e Marinella"), una più nascosta ("la piccola infelice" cioè Lilly). Frecciatine rivolte a De Gregori, De André, Venditti. Mi sembrava avessero accettato più fácilmente di me anche gli aspetti negativi di questo mestiere. Io ho impiegato più tempo. Infatti "i miei eroi eran poveri e si chiedevano troppi perché".» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pagg. 95-96. ISBN 88-09-02164-9.
  82. «Rimango legato anche ad altre canzoni del disco... "Il pensionato", dove metto in atto uno dei miei vizi preferiti: osservare, confrontare per trovare differenze e similitudini.» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 97. ISBN 88-09-02164-9.
  83. Pegorin, Federica (2006). Francesco Guccini. Cantore di vita. p. 51. 
  84. «...un'esistenza andata in tanti giorni uguali e duri / E ancora mi domando / se sia stato mai felice / Se è stato sufficiente / sopravvivere a se stesso» Il pensionato, Via Paolo Fabbri 43, 1976.
  85. «...pareva quasi vivesse un presente assurdo, fatto di passato (antiche cortesie e vecchi odori, riti quotidiani e lampadine fioche, minestre riscaldate e tic-tac di sveglia che enfatizzava ogni secondo) e di futuro (la paura del domani, il presentimento che di lui sarebbe rimasta "soltanto un'impressione che ricorderemo appena").» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pagg. 97. ISBN 88-09-02164-9.
  86. «Biografia». Consultado el 5 de febrero de 2010. 
  87. «La canzone che dà il título all'album è la più bella, completa, finita, ricca di cose e forse una delle più belle che io abbia mai scritto.» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 101. ISBN 88-09-02164-9.
  88. Bernieri, Claudio (1978). Edizioni Mazzotta, ed. Non sparate sul cantautore vol. 2º. Milano. p. 10. 
  89. Bernieri, Claudio (1978). Edizioni Mazzotta, ed. Non sparate sul cantautore vol. 2º. Milano. p. 69. 
  90. Bernieri, Claudio (1978). Edizioni Mazzotta, ed. Non sparate sul cantautore vol. 2º. Milano. pp. 6-7. 
  91. «Mi piace ricordare anche Culodritto, che è dedicata a mia figlia Teresa» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 124. ISBN 88-09-02164-9.
  92. «Biografia». Consultado el 5 de febrero de 2010. 
  93. «....Album Concerto, il live realizzato con i Nomadi. Un disco dal vivo con i ragazzi di Novellara mi sembrava una buona cosa.» citato in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 107. ISBN 88-09-02164-9.
  94. 1979 Il concerto - Omaggio a Demetrio Stratos"
  95. a b «Umberto Eco». Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2015. Consultado el 12 de junio de 2010. 
  96. {{{1}}}



  97. {{{1}}}



  98. «Nelle canzoni di Guccini è l'etica ad entrare nella politica, e non il contrario.» «Il Mulino a lezione dal professore». Repubblica.it. 2006. 
  99. «"Sono un vecchio anarchico che ama ancora la poesia"». Repubblica.it. 2002. 
  100. «circolorossellimilano». Consultado el 12 de junio de 2010. 
  101. «Guccini a Prodi: «Resisti, resisti, resisti»». Corriere.it. Consultado el 12 de junio de 2010. 
  102. Entrevista de Federico Vacalebre en «Il Mattino», 14 de marzo de 2007.
  103. a b Pier Vittorio Tondelli, Un weekend postmoderno. Cronache dagli anni ottanta, Bompiani, 1990, ISBN 88-452-5035-0
  104. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 126. ISBN 88-09-02164-9.
  105. in "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 126. ISBN 88-09-02164-9.
  106. Pier Vittorio Tondelli, Un weekend postmoderno. Cronache dagli anni ottanta, Bompiani, 1990, ISBN 88-452-5035-0
  107. Bologna, Metropolis, 1981.
  108. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 115. ISBN 88-09-02164-9.
  109. «A lezione dal dott. Guccini, docente di pavanese». Corriere.it. Consultado el 12 de junio de 2010. 
  110. Amerigo, Amerigo, 1978.
  111. Canzone delle situazioni differenti, Stanze di vita quotidiana, 1974.
  112. Via Paolo Fabbri 43, Via Paolo Fabbri 43, 1976.
  113. "Un altro giorno è andato: Francesco Guccini si racconta a Massimo Cotto." Firenze, Giunti, 1999, pag. 94. ISBN 88-09-02164-9.
  114. «Storie dello spazio profondo». Consultado el 12 de junio de 2010. 
  115. Guccini F. - Rubino F. (1980). Lato Side, ed. Vita e morte del brigante Bobino detto Gnicche. Roma. 
  116. «Ficha de Guccini en IMDb». Consultado el 12 de junio de 2010. 
  117. «Francesco Guccini». Consultado el 3 de febrero de 2010. 
  118. «Ficha de la participación de Guccini, en una web no oficial». 
  119. «Biografia di Francesco Guccini su Rai News 24». Consultado el 13 de junio de 2010. 
  120. «El premio literario Ghostbusters». Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2015. Consultado el 13 de junio de 2010. 
  121. «www.santibriganti.it». Consultado el 13 de junio de 2010. 
  122. «Biografia di Francesco Guccini su Italica.rai.it». Consultado el 13 de junio de 2010. 
  123. «Enzo Siciliano». Consultado el 13 de junio de 2010. 
  124. «Stagioni di vita quotidiana,». Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2015. Consultado el 13 de junio de 2010. 
  125. «Rizo de Plata». Consultado el 13 de junio de 2010. 
  126. «Serravalle Noir 2007». Consultado el 13 de junio de 2010. 
  127. «Premio Arturo Loria 2008». Consultado el 13 de junio de 2010.