Partido Socialista Vasco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Euskal Sozialista Biltzarrea»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Partido Socialista Vasco
Euskal Sozialista Biltzarrea
Fundación 1975
Disolución 1980
Ideología Socialdemocracia y nacionalismo vasco;
desde 1977, marxismo e independentismo
Posición Izquierda
Partidos
creadores
Movimiento Socialista de Euskadi (MSE)
Grupo Aintzina
Miembro de Herri Batasuna (1978-1980)
País España
[editar datos en Wikidata]

Euskal Sozialista Biltzarrea (ESB) —nombre vascuence traducible al español como «Asamblea Socialista Vasca»— fue un partido político español de ámbito vasco-navarro fundado en 1975, con ideología socialdemócrata no marxista y nacionalista vasca. Al ser legalizado en 1977, adoptó en castellano el nombre de Partido Socialista Vasco (PSV). Intentó infructuosamente ocupar el espacio político situado entre el PNV y los partidos comunistas en el País Vasco y Navarra, ámbito ideológico en el que pugnaba con el PSOE. Trató de crear una amplia coalición electoral de todos los partidos nacionalistas, para lo que participó en la Cumbre de Chiberta.

Tras fracasar en las elecciones de 1977, radicalizó su ideología declarándose marxista, participó en la Mesa de Alsasua y formó con otros partidos la coalición Herri Batasuna (HB), que obtuvo un inesperado éxito en las elecciones de 1979. Las diferencias con sus aliados acerca de la organización interna de HB y la conveniencia o no de participar en las instituciones, hicieron que abandonara la coalición a principios de 1980. La incesante pérdida de militantes sufrida, las gravosas deudas contraídas y la imposibilidad de abrirse un espacio político diferenciado hicieron que desapareciera poco tiempo después.

Origen[editar]

Aunque formado ya a finales de 1975,[1] ESB nació oficialmente el 6 de junio de 1976 en el Santuario de Arantzazu, donde celebró todavía en la clandestinidad su I Congreso,[2] como resultado de la unión de varios grupos políticos preexistentes de carácter nacionalista y socialista.[3] Entre los grupos que integraron ESB destacaban el Movimiento Socialista de Euskadi (MSE), una escisión del sindicato nacionalista Euskal Langileen Alkartasuna (Solidaridad de Trabajadores Vascos, ELA-STV)[4] crítica con ETA y compuesta en realidad por diversos grupos a veces enfrentados, entre los que destacaba el de los apodados eladios;[5] el etnonacionalista grupo Aintzina, que estaba formado por algunos fundadores de la primitiva ETA escindidos de esta organización y agrupados en torno a José Luis Álvarez Enparantza (Txillardegi) y la revista Branka;[6] [7] los pequeños Equipos Socialistas Navarros y algunos grupos de independientes.[8] Sus principales bases se encontraban situadas en el Gran Bilbao y las localidades guipuzcoanas de Mondragón, Beasain y Vergara,[9] zona esta última de gran implantación del movimiento cooperativista, en el que ESB tenía importantes apoyos.[10]

José Luis Álvarez Emparanza, Txillardegi, fue uno de los principales fundadores de ESB, pero también encabezó su mayor escisión.

El partido surgió con la idea de cubrir un espacio político dentro del nacionalismo vasco con un ideario socialista situado entre el nacionalismo conservador y moderado del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y la izquierda abertzale de carácter marxista-leninista del bloque KAS, «para dar una expresión políticamente organizada a los intereses de los trabajadores vascos».[11] Sin embargo, adolecía de una clara heterogeneidad en su composición, lo que limitó sus posibilidades de alianzas.[12] En su I Congreso se definió como socialista abertzale, augestionario, libre, democrático y capaz de ofrecer una auténtica alternativa socialista vasca para Euzkadi.[13]

En el referéndum sobre la Ley para la Reforma Política del 15 de diciembre de 1976 pidió la abstención, al igual que otros partidos de oposición al franquismo.[14] Aun antes de su legalización, dicha Reforma Política impulsada por el presidente Adolfo Suárez posibilitó que ESB celebrara mítines públicos que le permitieron darse a conocer a los futuros electores.[15]

El programa político de su II Congreso[editar]

Tras ser legalizado el 26 de febrero de 1977 con el nombre en castellano de Partido Socialista Vasco,[16] ESB-PSV celebró en marzo en Bilbao su II Congreso.[17] Estableció su sede oficial en Pamplona (Navarra)[18] e Iñaki Aldekoa fue elegido secretario general,[19] sustituyendo a la anterior dirección colegiada.[20] El partido se declaró defensor de un socialismo autogestionario[9] opuesto al marxismo, al que asociaban con el estado totalitario y centralista. En lo referente a la cuestión vasca, ESB-PSV defendía la soberanía del País Vasco más que la independencia, entendiendo que, como mínimo, el Estado español debía devolver la autonomía de la Segunda República además de los derechos forales arrebatados durante los siglos XIX y XX. Mantenía que el proceso autonómico vasco debía desvincularse del proceso constitucional español y entenderse como una negociación de igual a igual entre un poder autónomo vasco restaurado y el nuevo poder central constituido en España.[18] También se hizo un gran hincapié en la implantación del euskera.[21]

El partido siguió desde su legalización una vía pacífica y de participación institucional, claramente diferenciada de la seguida por las organizaciones integradas en KAS. Así lo demuestra su solicitud de autorización para una manifestación en celebración del Aberri Eguna o Día de la Patria Vasca, realizada conjuntamente con el PNV y el PSOE.[22] Tal convocatoria contrasta con la actitud de confrontación desarrollada por la izquierda abertzale,[nota 1] que convocó a una «jornada de lucha» ese mismo día.

Desde otras zonas de España, algunos sectores identificaban al Partido Socialista Vasco como uno más de los partidos socialistas regionales que se creaban en la Transición en distintas regiones, como Cataluña, Andalucía o Aragón, con la intención de competir con el Partido Socialista Obrero Español y el Partido Socialista Popular.[23] En varias ocasiones recibió el apelativo de «pallachista»,[24] en referencia a Josep Pallach, líder del Partit Socialista de Catalunya-Reagrupament que dirigió un fuerte proyecto socialdemócrata y autonomista[25] con el que el antiguo MSE había mantenido contactos.[26]

La estrategia electoral de ESB-PSV[editar]

El frentismo[editar]

La postura de ESB-PSV frente a las inminentes elecciones fue promover un amplio frente nacionalista que englobara a todos los partidos, desde el derechista Partido Nacionalista Vasco hasta los partidos comunistas del bloque KAS. El proyecto frentista encontró la oposición expresa tanto de ETA (pm) —quien a pesar de su predisposición a participar en el proceso electoral creía que podría implicar una fractura social similar a la de Irlanda del Norte— como de KAS, que le acusaba de dividir a la clase trabajadora.[27]

Telesforo Monzón (aquí en 1934) impulsó la Cumbre de Chiberta.

Sus relaciones con los partidos de KAS no eran buenas. ESB-PSV calificaba a EHAS, LAIA y EIA como «la extrema izquierda del KAS»,[28] en línea con la postura firmemente antimarxista de Txillardegi; mientras que esos partidos acusaban a los partidarios del ESB-PSV de socialdemócratas y autonomistas.[18]

No eran mejores las relaciones con el recién constituido Partido Socialista de Euskadi (federación vasco-navarra del PSOE), al que ESB-PSV consideraba una mera sucursal y un agente imperialista español y que, a su vez le calificaba como racista.[29] Ya en febrero de 1976, antes de la creación formal del partido, militantes de ESB abuchearon a Felipe González, secretario general de un todavía ilegal PSOE en un mitin que celebraba en Bilbao.[30] Pese a todo, el PSOE sondeó las posibilidades de una fusión con ESB-PSV y ESEI (similar a la que ya se gestaba en Cataluña y daría lugar al PSC). Al fin y al cabo, el PSOE tenía el decisivo apoyo del SPD alemán y numerosos votantes potenciales, pero le faltaban una militancia y unos cuadros intermedios que podían aportar los dos partidos vascos. La propuesta tuvo algún apoyo interno y fue incluso tomada en consideración por el propio Txillardegi, pero la rotunda oposición de los eladios de Iñaki Aldekoa frustró tal posibilidad de superar la división entre nacionalistas y no nacionalistas.[31]

Que el frentismo no era el único camino del abigarrado ESB-PSV lo demuestra su participación en las negociaciones para formar la candidatura conjunta al Senado que luego se denominaría Frente Autonómico, junto con el PSOE, el PNV y otros partidos.[32] El PSV se retiró de este proyecto porque se le ofrecía un solo puesto en la candidatura.[33]

La Cumbre de Chiberta[editar]

En su intento de crear un frente nacionalista, ESB-PSV participó en la denominada Cumbre de Chiberta, encuentro de partidos vascos nacionalistas patrocinado por Telesforo Monzón con similar propósito frentista, que se desarrolló a lo largo de cinco sesiones celebradas entre abril y mayo de 1977 en el Hotel Chiberta de Bayona (Francia). En las tres primeras sesiones se produjo un cada vez más agrio enfrentamiento entre el Partido Nacionalista Vasco, que encabezaba el sector partidario de participar en las elecciones, y ETA militar, que había expuesto sus condiciones en marzo,[34] manifestó su clara oposición a la participación nacionalista en el proceso y anunció su intención de reanudar los asesinatos. El conflicto llegó a tal grado que el PNV se retiró de la cumbre tras la tercera sesión.[35] Años más tarde, Joseba Azkarraga, representante del PNV en las reuniones, recordaba la inamovible postura de ETA (m), que exigía la amnistía total como condición previa a la participación en el proceso político cuando sólo quedaban 35 presos encarcelados[36] (el 24 de marzo quedaban todavía 106).[37] Unos meses más tarde, cuando fue aprobada la Ley de Amnistía en octubre, ETA militar expresó abiertamente su auténtica posición: «es parcial, pero aunque fuese total no variarían nuestros planteamientos, ya que nosotros iniciamos la lucha porque Euskadi estaba oprimida».[38] [39] En diciembre puso en práctica su planteamiento: cuando salió de la cárcel el último preso etarra, la organización cometió un nuevo asesinato, reabriendo así la espiral de violencia.[38]

En la cuarta reunión, ya sin el PNV, ESB-PSV propuso crear un frente nacionalista sin ese partido, siempre que las organizaciones «militares» (las distintas ramas de ETA) estuvieran subordinadas al mismo. La rotunda negativa de ETA (m) a prestar obediencia a ese frente «civil» si ello significaba el fin de la «lucha armada» (sus atentados terroristas) supuso el fin de la propuesta. La aprobación por el Consejo de Ministros de una novedosa fórmula de sustitución de la prisión por el «extrañamiento», que permitió la excarcelación de significativos miembros de ETA, acabó por decidir a ESB-PSV y otros partidos (incluido EIA con el apoyo de ETA político-militar) a anunciar en la última sesión su decisión de tomar parte en las elecciones. ETA (m), EHAS y LAIA quedaron solos en su postura de boicot.[40] [41]

Las elecciones legislativas de junio de 1977[editar]

En mayo, el partido celebró un Congreso Extraordinario en Vergara en el que decidió participar en las elecciones legislativas de 1977, primeras de la democracia,[42] oponiéndose a la abstención propugnada por el bloque KAS. El intento de ESB-PSV de formar un amplio frente abertzale solo se concretó parcialmente en Navarra donde se formó la coalición Unión Autonomista de Navarra, integrada por Partido Nacionalista Vasco, ESB-PSV y Acción Nacionalista Vasca (ANV).[43] Pocos días antes de las elecciones un muy divulgado sondeo preelectoral otorgaba al partido un par de asientos en el Congreso de los Diputados.[44]

Sin embargo, ESB-PSV obtuvo unos resultados electorales significativos pero peores que los esperados, quedando sin representación parlamentaria.[45] En el conjunto de las tres provincias vascas (Álava, Vizcaya y Guipúzcoa) su candidatura en solitario logró un total de 35.261 votos[18] (3,56%), mientras que en Navarra la coalición Unión Autonomista de Navarra obtenía 18.000 votos (6,99%).[29] Ni uno ni otra obtuvieron representación parlamentaria.[nota 2]

Como consecuencia inmediata ESB-PSV se encontró con una situación muy difícil, pues las elecciones le habían dejado sin presencia institucional, con fuertes deudas económicas[46] y con su teórico espacio político ocupado no sólo por el Partido Socialista de Euskadi-PSOE, sino también por la coalición Euskadiko Ezkerra (alianza de EIA con el Movimiento Comunista de Euskadi), que sí había logrado representación parlamentaria.[18] Ello se tradujo en el abandono de parte de la militancia[47] y en una progresiva radicalización que le distanció de los partidos autonomistas moderados y le acercó a los partidos de KAS.[48] [49] [50]

La búsqueda de la unidad popular[editar]

La Mesa de Alsasua[editar]

La veterana dirección de ESB-PSV fue desplazada por los jóvenes eladios que estaban dirigidos por el secretario general del partido, Iñaki Aldekoa,[51] antiguo militante del MSE. Estos apostaron por la unidad de la izquierda nacionalista[52] y por la integración el 24 de octubre de 1977 en la llamada Mesa de Alsasua,[53] nuevamente promovida por Telesforo Monzón.[54] Éste, además de a ESB-PSV, consiguió atraer a diversos partidos que habían obtenido malos resultados en las elecciones: HASI y LAIA, cuyas llamadas a la abstención habían tenido escaso eco; y el pequeño ANV, que había obtenido un resultado mucho peor que el de ESB-PSV y había sufrido la escisión del sector «histórico». Además, hubo que invitar (con cierto disgusto de algunos) al entonces importante EIA, brazo político de ETA político-militar que había obtenido unos dignos resultados al frente de la coalición Euskadiko Ezkerra y era el único con representación parlamentaria.[55]

Imagen de la Mesa de Alsasua. Su organización permitió formar la coalición Herri Batasuna, de la que ESB fue miembro fundador. La persona que usa el micrófono parece ser Iñaki Aldekoa, secretario general de ESB.

Aunque el objetivo de Monzón volvía a ser formar una coalición nacionalista (ahora con objetivos más modestos que en la Cumbre de Chiberta) de cara a unas elecciones municipales que se creían más próximas de lo que la realidad posterior demostraría, la Mesa tenía otras finalidades secundarias. Una era crear una plataforma común que pudiera rivalizar en fuerza con los partidos parlamentarios; otra, más coyuntural, era debatir la adopción de una postura común para acudir a la llamada Mesa de San Francisco, reunión de partidos de extrema izquierda.[56]

Cada uno de los partidos participantes elaboró su propia propuesta en función de sus intereses. Fiel a su estrategia frentista, ESB-PSV propuso la formación de una coalición, pero expuso varias condiciones que hoy resultan llamativas a la vista del desarrollo posterior de los acontecimientos: la coalición debía ser «ideológicamente plural», debía huir de «la religión-política», debía «estar presente en la política institucional tanto a nivel de Euskadi como a nivel del estado» y debía existir una estricta separación entre la coalición y ETA, debiendo ésta renunciar a tener voz o delegados dentro de la fuerza política. Las condiciones tenían su razón de ser, pues el propósito de ETA militar era, precisamente, controlar la futura coalición.[57]

La creación de Herri Batasuna[editar]

Finalmente, el 27 de abril de 1978 se crea la coalición electoral Herri Batasuna (HB; traducible al castellano como Unidad Popular), con la participación de cuatro partidos: HASI, ESB-PSV, LAIA y ANV.[58] Sin embargo, la entrada de ESB-PSV en HB constituye una operación gestionada por su secretario general, Iñaki Aldekoa, sin conocimiento ni aquiescencia de las bases.[59]

Aunque esta coalición integraba algunos partidos declaradamente comunistas y afines a la KAS (HASI y LAIA), los dirigentes de ESB-PSV pensaban que se podría moderar hacia el socialismo democrático y convertirse en un gran partido socialista vasco. Al fin y al cabo, ESB-PSV era, aparentemente, el partido más estructurado de los cuatro fundadores y contaba con el respaldo de 35.000 votantes. Además, como paso previo, ESB-PSV decidió iniciar un proceso de fusión con el histórico partido nacionalista de izquierdas ANV, con el que ya había formado coalición en Navarra, con el fin de liderar al sector más moderado de HB.[60] ANV había sido la gran derrotada en las elecciones de 1977 al no llegar a cosechar ni 9.000 votos. El nuevo partido fruto de la fusión se llamaría Euskal Sozialista Ekintza (Acción Socialista Vasca).

Sin embargo, el desarrollo del III Congreso Nacional de ESB-PSV frustró los ambiciosos planes. Durante el mismo, el partido decidió declararse oficialmente marxista. Este giro motivó la censura de Txillardegi, quien era fervientemente antimarxista, se quejaba del relajamiento en las exigencias de euskaldunización de los dirigentes de la formación y acusaba al partido de persistir en una tendencia «anti-ETA».[61] Ello culminó en la expulsión de Txillardegi[62] y la salida del partido de sus seguidores[18] que, sin embargo, siguieron formando parte de Herri Batasuna. La escisión tuvo tres consecuencias importantes: debilitó seriamente la posición de ESB-PSV dentro de la coalición, frustró el avanzado proceso de unificación con ANV[63] y reforzó al sector de «independientes» de HB, que comenzaban a ser una especie de difuso quinto partido en la coalición.

Lucha por el control de HB[editar]

Cartel de HB pidiendo la abstención en el referéndum sobre el Estatuto de Autonomía. También en este asunto ESB discrepó del resto de la coalición.

Dentro de HB se produjo desde su nacimiento una pugna entre tres de los partidos que la integraron (ANV, ESB-PSV y LAIA) por un lado, y HASI y los independientes partidarios de KAS, por otro. Este enfrentamiento se debía básicamente a diferencias respecto a la organización interna de la coalición y a la participación o no de la misma en las instituciones políticas,[64] [65] y no había en principio grandes discrepancias sobre la paralela «lucha armada» de ETA, que no era cuestionada por ninguno de los partidos.

ESB-PSV, ANV y LAIA, junto con algún destacado independiente, como Patxi Zabaleta, eran partidarios de participar críticamente en las instituciones;[18] por el contrario, HASI y la mayoría de los independientes próximos a KAS eran inicialmente partidarios de continuar la posición abstencionista que ya fracasó en 1977.[66] La convicción de los últimos de que no debían dejar el espacio libre a su gran rival, Euskadiko Ezkerra, y la necesidad de mantener la unidad de la nueva coalición llevaron a alcanzar una precaria solución de compromiso por la que HB participaría en las elecciones pero sus cargos electos sólo participarían en las instituciones forales navarras y en los ayuntamientos, boicoteando las diputaciones y Juntas Generales de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya.[67]

Herri Batasuna obtuvo un inesperado éxito en las elecciones legislativas de marzo de 1979,[68] éxito que se consolidó en las elecciones forales y municipales de abril. El elevado número de cargos electos obtenido, unido a la convicción de que pronto se celebrarían elecciones a un futuro parlamento autónomo vasco desató un enfrentamiento soterrado en el seno de la coalición. HB era, a efectos legales, una coalición electoral de ANV y ESB-PSV, los dos únicos partidos políticos legales. LAIA y ESB-PSV trataron de obtener la adhesión de ANV a sus posiciones para quedarse con las siglas de HB y marginar a los partidarios de KAS, pero el secretario general de ANV, Valentín Solagaistua, dimitió de su cargo[69] y en este partido se impuso una corriente favorable a KAS,[70] de tal forma que el plan no pudo llevarse a cabo.[18] Ya en septiembre de 1979 comenzaron a difundirse rumores de que ESB-PSV podría acabar abandonando HB.[71] Al mismo tiempo, en esta época ESB-PSV siguió participando en manifestaciones junto al PNV y otros partidos más moderados ajenos a KAS.[72]

La discrepancia también saltó con motivo de la celebración del referéndum convocado el 25 de octubre de 1979 para ratificar el proyecto de Estatuto de Autonomía. Aunque había unanimidad en el rechazo, la postura mayoritaria en Herri Batasuna era propugnar la abstención, pues se preveía que el Estatuto recibiría un apoyo masivo debido al firme apoyo que recibiría del Partido Nacionalista Vasco y Euskadiko Ezkerra, además del Partido Socialista de Euskadi-PSOE, Unión de Centro Democrático y Partido Comunista de Euskadi (solo Alianza Popular y HB estaban en contra, y por motivos diametralmente opuestos). Sin embargo, ESB-PSV, fiel a su trayectoria participativa, era partidario de defender el voto negativo.[73] [74] Una vez más, el partido quedó en minoría dentro de la coalición y se impuso la postura abstencionista.[75] [76] La abstención en el referendum fue sólo un 3,16% superior a la de las previas elecciones municipales en las que había participado HB,[nota 3] lo que fue considerado como un fracaso de HB.[77] El voto afirmativo superó el 90%. Iñaki Aldekoa, secretario general de ESB-PSV, publicó un artículo en un diario madrileño explicando que el resultado era un éxito de HB.[78]

Paralelamente, ESB-PSV recibió ofertas para integrarse en la coalición electoral Euskadiko Ezkerra, pero renunció a esta posibilidad[79] al rechazar el posibilismo de EE y su apoyo al Estatuto de Guernica, calificado despectivamente desde ESB-PSV como Estatuto Vascongado por no incluir a Navarra en su seno.[18] [nota 4]

Abandono de Herri Batasuna y disolución[editar]

Bandera de Herri Batasuna. El paso de ESB por esta coalición fue letal para el partido.

La coalición, a instancias de HASI y ANV, modificó la estructura de su directiva.[80] Se redujo la presencia de los cuatro partidos aumentando la de los «independientes» próximos a la KAS.[81] Además, se sustituyó la unanimidad por la mayoría cualificada como forma de tomar decisiones.[82] Ello minimizó la representación de ESB-PSV y LAIA.[83]

El IV Congreso de ESB-PSV, celebrado en enero de 1980 en Beasáin, se celebró en un clima de fuerte división entre dos tendencias: una partidaria de participar en el futuro Parlamento Vasco y otra contraria a ello.[84] Finalmente, el sector mayoritario apostó por mantener al partido dentro de la coalición Herri Batasuna, pero reclamando a la misma que se mantuviera al margen de controles externos (KAS y ETA militar) y exigiendo a la Mesa Nacional de HB (controlada por afines a KAS) que se posicionara claramente sobre si la coalición participaría o no en el futuro parlamento autónomo que surgiera de las inminentes elecciones autonómicas.[85]

Pero las exigencias de ESB-PSV no sólo no se materializaron, sino que además sus militantes quedaron marginados en la confección de las listas electorales al Parlamento Autónomo Vasco. Por su parte, LAIA abandonó la coalición el 19 de febrero,[86] lo que llevó finalmente a ESB-PSV a desvincularse también de HB, denunciar que ésta se había convertido en parte de KAS y recomendar a sus militantes y simpatizantes que se abstuvieran en las elecciones regionales de marzo de 1980.[87] Para Herri Batasuna, sin embargo, el abandono de LAIA y de ESB-PSV tuvo un bajo coste electoral ya que solamente perdió 35.000 votos. Además, Iñaki Aldekoa presentó su dimisión como secretario general del partido[88] y continuó militando en Herri Batasuna como independiente junto con sus seguidores.[89] [90]

Tras la ruptura, el partido decidió que los representantes electos que había obtenido en las elecciones de 1979 dentro de las listas de HB volvieran a participar en las instituciones ya en nombre de ESB-PSV.[91] [92] El partido todavía entró en conflicto con HB acerca del uso de las siglas, el destino de las asignaciones económicas recibidas por los cargos públicos electos y otras cuestiones.[93] [94] Sin embargo, mermado en militantes, privado de dirección, aislado de HB, incompatible con EIA e incapaz de pactar siquiera con LAIA, ESB-PSV desapareció en silencio un tiempo después; no obstante, siguió figurando en el registro de partidos políticos. Los cargos electos del partido continuaron desempeñando su labor hasta el final de sus mandatos.[95]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. La inconcreta expresión «izquierda abertzale» se emplea aquí en el sentido utilizado por el profesor Francisco José Llera Ramo de «conjunto de partidos nacionalistas a la izquierda del PNV, nacidos de la historia de ETA». A pesar de su radicalismo nacionalista, ESB-PSV no formaba parte de ese difuso colectivo. Aunque el sector encabezado por Txillardegi sí procedía del mundo de ETA, el sector procedente del MSE no sólo era completamento ajeno a la organización terrorista, sino que había sido sumamente crítico con ella. Véase Fernández Soldevilla (2009).
  2. Pueden consultarse los resultados de las elecciones y referendos de ámbito nacional recurriendo al enlace situado al final del artículo que conecta con la web del Ministerio del Interior de España.
  3. Pueden consultarse los resultados de las elecciones municipales y del referéndum estatutario recurriendo al enlace situado al final del artículo que conecta con la web del Gobierno Vasco. La abstención fue del 37,98% en las municipales (en las que HB obtuvo 146.195 votos; el 15,55% de los emitidos) y del 41,14% en el referendum; sólo 56.442 votos menos.
  4. Hay que tener presente que los resultados de las elecciones legislativas de 1977 y 1979 habían dejado a los nacionalistas vascos en clara minoría en Navarra, por lo que la mayoría de representantes electos de esta región eran opuestos a su incorporación a un País Vasco dotado de autonomía. Esa correlación de fuerzas tardó décadas en experimentar cambios significativos. Los resultados de las elecciones al Congreso de los Diputados en Navarra pueden ser consultados mediante el enlace externo con la web del Ministerio del Interior de España colocado al final del artículo; los de las elecciones al Parlamento Foral de Navarra, pueden ser consultados en el enlace externo con la web del Gobierno de Navarra.

Referencias[editar]

  1. Renobales, 2007, p. 327.
  2. Carlos Caballero Basáñez (2006). «Euskal Sozialista Biltzarrea-Partido Socialista Vasco. Antecedentes.». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 16 de diciembre de 2012. «Tras celebrar el 6 de junio de 1976 su Primer Congreso en Arantzatzu, hace su presentación pública el 11 de junio». 
  3. Jesús Ceberio (13 de junio de 1976). «Presentado en Vitoria el grupo "Convergencia Socialista Vasca"». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «Según reza la propaganda oficial de los promotores ESB, trata de agrupar a «la mayoría de las corrientes de opinión socialista de obediencia vasca no violenta», par a añadir, más adelante, que «esta entidad política recoge como suyo el propósito de aglutinar a toda la izquierda vasca no sucursalista, así como sentar las bases futuras de un frente más amplio de unión vasca»». 
  4. Igor Ahedo Gurrutxaga (2011). «Solidaridad de Trabajadores Vascos». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 16 de julio de 2012. «Este sector, ELA-MSE configurará finalmente Eusko Sozialista Biltzarra». 
  5. Estornés Zubizarreta, 2010, pp. 510-531.
  6. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, p. 102.
  7. Carlos Caballero Basáñez (2011). «ESB-PSV. Antecedentes». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 16 de julio de 2012. «no fue aceptado por la tendencia representada en quienes defendían las líneas fundacionales de ETA y editaban la revista BRANKA por lo que la misma abandonó ETA en 1967 para acabar formando el grupo autodenominado AINTZINA, dirigido fundamentalmente por José Luis Alvárez Emparantza (Txillardegi)». 
  8. Carlos Caballero Basáñez. «Euskal Sozialista Biltzarrea-Partido Socialista Vasco». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 16 de julio de 2012. 
  9. a b Renobales, 2007, p. 318.
  10. González Urbaneja, Fernando (23 de abril de 1977). «Los partidos vascos, a favor de profundas transformaciones económicas y sociales». El País. Consultado el 16 de diciembre de 2012. «La reunión estuvo organizada en el marco del curso de alta dirección empresarial de la Escuela Superior de Técnica Empresarial (ESTE). (...) Jesús Larrañaga y Javier Mongelos, ambos directivos del grupo cooperativo de Mondragón (Ulgor), plantearon las posiciones de ESB». 
  11. Carlos Caballereo Basáñez (2006). «Euskal Sozialista Biltzarrea-Partido Socialista Vasco». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 9 de enero de 2013. 
  12. Estornés Zubizarreta, 2010, p. 534.
  13. Angulo, Javier (19 de marzo de 1977). «El Partido Socialista Vasco promueve la "reuskaldunización"». El País. Consultado el 16 de diciembre de 2012. 
  14. El País (2 de diciembre de 1976). «Barros de Lis y Fraga, los dos primeros "sí" al referendum en RTVE». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «el Euskal Sozialista Biltzarrea ha lanzado una especie de slogan sobre el tema: Si han hecho la reforma sin nosotros, que hagan el referéndum sin nosotros». 
  15. Europa Press (4 de enero de 1977). «Mitin de "Euskal Sozialista Biltzarrea"». ABC: 20. Consultado el 15 de diciembre de 2012. 
  16. Cifra (3 de marzo de 1977). «Inscripción del partido "Socialista Vasco"». ABC: 10. Consultado el 15 de diciembre de 2012. 
  17. Javier Angulo (20 de marzo de 1977). «Campaña del Partido Socialista Vasco para la implantación del euskera». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «Hoy se clausura en Bilbao el segundo congreso del Euskal Sozialista Biltzarrea». 
  18. a b c d e f g h i Imaz, 1999.
  19. «Fue clausurado el II Congreso del "Partido Socialista Vasco" (E.S.B.)». La Vanguardia. 22 de marzo de 1977. Consultado el 7 de septiembre de 2012. «En él ha sido elegido secretario general don Iñaki Aldecoa». 
  20. «Cuatro congresos de partidos políticos durante el fin de semana». ABC: 12. 22 de marzo de 1977. Consultado el 15 de diciembre de 2012. «la dirección colegiada del partido fue sustituida por una secretaría general, que fue encomendada a Iñaqui Aldecoa». 
  21. Angulo, Javier (20 de marzo de 1977). «Campaña del Partido Socialista Vasco para la implantación del euskera». El País. Consultado el 16 de diciembre de 2012. 
  22. «El Ministerio de la Gobernación desautoriza los actos del Aberri Eguna. Los líderes vascos, decepcionados tras su entrevista con Martín Villa.». ABC: 6. 7 de abril de 1977. Consultado el 15 de diciembre de 2012. «Asistieron a la reunión Iñaki Aldecoa y Carlos Caballero por el partido P.S.V.-E.S.B.». 
  23. Jesús Ceberio (13 de junio de 1976). «Presentado en Vitoria el grupo "Convergencia Socialista Vasca"». El País. Consultado el 13 de septiembre de 2012. «Este programa enmascara, según algunos observadores políticos, una operación más amplia que, actualmente, se viene desarrollando en distintas regiones españolas. Se trataría, en suma, de un grupo socialdemócrata que trata de utilizar, en exclusiva, la etiqueta socialista, un poco al estilo de la maniobra llevada a cabo en Cataluña por los hombres del Reagrupament -Pallach, Barrera-.». 
  24. Javier Angulo (22 de febrero de 1977). «El Partido Socialista Vasco celebrará su segundo congreso en marzo». El País. Consultado el 13 de septiembre de 2012. «está considerado por muchos como el partido pallaquista de Euzkadi, ya que sus fundadores realizaron una maniobra similar que la llevada a cabo poco tiempo antes, por el desaparecido político catalán Josep Pallach». 
  25. Estornés Zubizarreta, 2010, p. 533.
  26. Estornés Zubizarreta, 2010, p. 511.
  27. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, pp. 102-103.
  28. Angulo, Javier (22 de marzo de 1977). «Autogobierno para Euzkadi, objetivo prioritario de los socialistas vascos». El País. Consultado el 16 de diciembre de 2012. 
  29. a b Fernández Soldevilla, 2010.
  30. Díaz Alonso, 2012, p. 295.
  31. Estornés Zubizarreta, 2010, pp. 534-535.
  32. Ceberio, Jesús (28 de abril de 1977). «El compromiso autonómico vasco, abierto a todas las fuerzas políticas». El País. Consultado el 16 de diciembre de 2012. «El «compromiso autonómico» promovido por el Partido Nacionalista Vasco y el Partido Socialista de Euskadi (PSOE), ha sido escrito por otras tres organizaciones: Acción Nacionalista Vasca (ANV), Partido Socialista Vasco (ESB) y Convergencia Socialista de Euskadi (ESEI)». 
  33. Ceberio, Jesús (7 de mayo de 1977). «Los partidos políticos vascos negocian las candidaturas conjuntas al Senado». El País. Consultado el 16 de diciembre de 2012. «De este pacto para el Senado se ha retirado también el Partido Socialista Vasco (ESB), porque solamente le daban opción para colocar a uno de sus miembros». 
  34. Angulo, Javier (23 de marzo de 1977). «Amnistía y libertades mínimas, condiciones de ETA militar para una tregua electoral». El País. Consultado el 18 de febrero de 2013. 
  35. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, pp. 108-109.
  36. Surio, Alberto (2 de noviembre de 2008). «Regreso a Txiberta». El Diario Vasco. Consultado el 11 de diciembre de 2012. «Azkarraga revisa las actas y las notas de aquellos días y recuerda la posición de ETA. «Quedaban 35 presos en la cárcel y decía que o había amnistía total y se legalizaban todas las fuerzas políticas, o se recrudecerían las acciones armadas». 
  37. Portell, José María (26 de marzo de 1977). «Dieciocho presos políticos vascos habían salido ayer de las cárceles». ABC: 12. Consultado el 15 de diciembre de 2012. 
  38. a b Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, pp. 122-123.
  39. Ceberio, Jesús (8 de octubre de 1977). «ETA militar no renuncia a la lucha armada». El País. Consultado el 18 de febrero de 2013. 
  40. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, pp. 109-110.
  41. Fernández Soldevilla, Gaizka; López, Raúl (15 de octubre de 2012). «ETA y la Ley de Amnistía de 1977». Fundación para la Libertad. Consultado el 9 de enero de 2013. 
  42. Carlos Caballero Basáñez (2006). «Euskal Sozialista Biltzarrea-Partido Socialista Vasco. Fundamentos y fines.». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 9 de septiembre de 2012. «en el mes de mayo celebró un Congreso extraordinario en Bergara para decidir sobre la participación o no en las elecciones generales convocadas para el mes de junio, adoptando la decisión de concurrir a ellas». 
  43. «Estas son las coaliciones electorales». ABC: 12. 5 de mayo de 1977. Consultado el 15 de diciembre de 2012. «"Unión Autonomista de Navarra": "Partido Nacionalista Vasco", "Partido Socialista Vasco" y "Acción Nacionalista Vasca"». 
  44. «Centristas y socialistas, al copo en el Congreso». El País. 12 de junio de 1977. Consultado el 16 de diciembre de 2012. «la Cámara se completa con tres diputados vascos (los del partido socialista ESB, y uno del grupo abertzale Euskaldiko Ezquerra)». 
  45. Jesús Ceberio (17 de junio de 1977). «Euskadi votó la moderación». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «Los grandes derrotados de estas primeras elecciones generales del postfranquismo han sido el partido Comunista de Euskadi y el Partido Socialista Vasco (ESB), que no han colocado a ninguno de sus hombres». 
  46. Renobales, 2007, p. 319.
  47. Renobales, 2007, pp. 319-320.
  48. Carlos Caballero Basáñez (2006). «Euskal Sozialista Biltzarrea-Partido Socialista Vasco. Fundamentos y fines.». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 9 de septiembre de 2012. «La no consecución de actas significó un golpe a la organización que, a partir de entonces, buscó el acercamiento y alianzas con las fuerzas de la izquierda abertzale que habían decidido no presentarse a estas elecciones». 
  49. José María Portell (9 de octubre de 1977). «La manifestación pro-autonomía, prueba de fuerza para el Gobierno vasco». La Vanguardia. Consultado el 9 de septiembre de 2012. «Los únicos que no se han sumado públicamente a la convocatoria del Gobierno vasco (...) han sido HASI, pantalla pública de ETA militar, ESB (partido socialista vasco), LAIA, próximo a HASI...». 
  50. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, p. 96.
  51. Ainhoa Arozamena Ayala (2002). «Iñaki Aldecoa Azarloza». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «En 1977 resulta elegido secretario general del nuevo partido ESB-Partido Socialistas Vasco». 
  52. Javier Angulo (25 de junio de 1977). «El Partido Socialista Vasco gira a la izquierda». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Nosotros -señaló Iñaki Aldecoa- somos partidarios de ir a la creación de una gran familia socialista vasca; un gran grupo socialista vasco con base autónoma. En él podríamos estar ESB, los partidos que componen la coalición Euskadiko Esquerra y las demás fuerzas del KAS.». 
  53. Jesús Ceberio (26 de octubre de 1977). «Primer paso para la unidad de los "abertzales"». El País. Consultado el 8 de septiembre de 2012. «Cinco partidos de la izquierda nacionalista vasca suscribieron a última hora del lunes en Alsasua (Navarra) una plataforma unitaria abierta a otros grupos, con vistas a las elecciones municipales». 
  54. Idoia Estornés Zubizarreta (2010). «Herri Batasuna. La Mesa de Alsasua». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 18 de diciembre de 2012. «Un viejo nacionalista, Telesforo de Monzón, aparece como el catalizador de la reagrupación de estas fuerzas». 
  55. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, pp. 125-126.
  56. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, p. 126.
  57. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, pp. 127-128.
  58. Javier Angulo (1 de febrero de 1978). «Izquierda Vasca Unida, probable coalición para las municipales». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «estaría compuesto por las organizaciones que integran la «Mesa de Alsasua»: ANV (Acción Nacionalista Vasca), ESB (Partido Socialista Vasco), HASI (Partido Socialista Popular Revolucionario) y LAIA (Partido revolucionario de Trabajadores Patriotas)». 
  59. Idoia Estornés Zubizarreta (2010). «Herri Batasuna. La Mesa de Alsasua». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 16 de julio de 2012. «En el caso de ESB, el ingreso será, en gran parte, obra de su secretario general, Iñaki Aldecoa, exmilitante de ELA Berri, que gestionará las negociaciones sin conocimiento ni aquiescencia de sus bases». 
  60. Patxo Unzueta (2 de julio de 1978). «La fusión de ESB y ANV, prevista para hoy». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «El nuevo partido «Independentista y de clase», aspira a ocupar el ala más moderada de la izquierda abertzale y a erigirse en factor aglutinante de dicha corriente, hoy bastante dispersa». 
  61. Patxo Unzueta (2 de julio de 1978). «La fusión de ESB y ANV, prevista para hoy». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «ESB, habitualmente considerado como exponente de la fracción socialdemócrata del nacionalismo vasco, sorprendió recientemente al declararse marxista. La resistencia a esta declaración, encabezada por el antiguo dirigente de ETA José Luis Alvarez, Txillardegi, culminó hace una semana con su expulsión. Coincidiendo con el del actual congreso, 177 militantes hicieron pública una nota solidarizándose con Txillardegi, y presentaron su dimisión. La nota finaliza acusando a la actual dirección de intentar «liquidar el frente abertzale, liquidar el euskera y persistir en una vergonzosa tendencia anti-ETA».». 
  62. Ribera, Anje (15 de enero de 2012). «Fallece el lingüista y político abertzale Txillardegi, fundador de ETA y HB». El Correo. Consultado el 11 de diciembre de 2012. «Fue expulsado por una polémica sobre el valor del euskera». 
  63. Patxo Unzueta (12 de diciembre de 1978). «Interrumpido el proceso de fusión de ANV en ESB». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Acción Nacionalista Vasca (ANV), partido surgido de una escisión del PNV en 1930, ha decidido interrumpir el proceso de fusión con ESB». 
  64. Patxo Unzueta (18 de mayo de 1979). «Importantes divergencias internas en Herri Batasuna». El País. Consultado el 8 de septiembre de 2012. «ETA militar es contraria a la participación de los representantes electos de Herri Batasuna en las juntas generales, diputaciones y Parlamento Foral Navarro, a diferencia de ANV, ESB y LAIA». 
  65. Patxo Unzueta (1 de noviembre de 1979). «Un sector de Herri Batasuna desea participar en el futuro Parlamento Vasco». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Herri Batasuna no ha decidido aún si participará en las elecciones para el Parlamento Vasco, aunque tres de los cuatro partidos que integran la coalición serían, en principio, partidarios de hacerlo. Estas fuerzas son LAIA, ANV y ESB.». 
  66. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, p. 140.
  67. Idoia Estornés Zubizarreta (2010). «Herri Batasuna: qué hacer con los votos». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 16 de diciembre de 2012. «La entrada en los primeros Ayuntamientos democráticos no parece haber ofrecido dudas. No así en los organismos provinciales y supraprovinciales, en torno a los cuales la división de opiniones es evidente llegándose a la contradictoria resolución de entrar en las instituciones navarras pero no en las restantes». 
  68. «Euzkadi: Ganó el nacionalismo». La Vanguardia. 3 de marzo de 1979. Consultado el 8 de septiembre de 2012. «El propio Santíago Brouard, presidente de Hasi y senador elegido en Vizcaya por la coalición Herri Batasunta, decía esta mañana a nuestro corresponsal (...) que ni ellos mismos hubieran podido creer en una respuesta tan enorme». 
  69. Ander Landáburu (18 de mayo de 2008). «"Con esta ANV no se puede ir ni a misa"». El País. Consultado el 24 de agosto de 2012. «"Pasé miedo y podían haberme pegado un tiro"». 
  70. Ander Landáburu (18 de mayo de 2008). «"Con esta ANV no se puede ir ni a misa"». El País. Consultado el 24 de agosto de 2012. «Lo que ocurre entonces es que ANV, como partido pequeño de la izquierda nacionalista, no fue capaz de superar una serie de acontecimientos por su propia debilidad. Gente de HASI y demás radicales entraron a saco y se adueñaron del partido y de sus siglas.». 
  71. EFE (9 de septiembre de 1979). «ESB podría separarse de Herri Batasuna». ABC: 7. Consultado el 15 de diciembre de 2012. «(citando a Deia): "se encuentra ante la disyuntiva de convertirse en un satélite de las fuerzas dominantes de HB, para mantener la unidad de la coalición o abandonarla"». 
  72. Resumen de agencias (1 de octubre de 1978). «País Vasco: Manifestaciones en apoyo de los derechos históricos forales». La Vanguardia. Consultado el 7 de septiembre de 2012. «Los partidos convocantes en este acto en San Sebastián eran EKA, ESEI, PTE, EKIA, PNV, ORT y ANV-ESB». 
  73. Maite Albiz (25 de julio de 1979). «ESB propondrá el "no" al Estatuto dentro de Herri Batasuna». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. 
  74. Gabriel Careaga Artiach (18 de agosto de 1979). «Los partidos mayoritarios, enfrentados a los "abertzales"». La Vanguardia. Consultado el 7 de septiembre de 2012. «ESB, que como ya hemos dicho es el único partido de Herri Batasuna que pedirá el no al Estatuto, hizo público un comunicado en el que tras definir muy duramente el texto,asegura que en absoluto va a solucionar los graves problemas del pueblo vasco». 
  75. Javier Angulo (21 de agosto de 1979). «Herri Batasuna propugnará la abstención "activa" en el referéndum del Estatuto vasco». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «El representante de ESB, quien recordó que su partido estaba por el «no al referéndum», pero asumía la abstención decidida por el conjunto de HB». 
  76. Patxo Unzueta (24 de octubre de 1979). «Los partidos contrarios al Estatuto denuncian falta de garantías democráticas». El País. Consultado el 5 de septiembre de 2012. «el partido ESB miembro de Herri Batasuna insertó ayer en la prensa local un anuncio en el que, bajo el título de «Aviso a los trabajadores», se dice textualmente: «Ante las coacciones de los patronos de UCD y PNV para haceros votar el Estatuto de la Moncloa, exigiendo el comprobante de voto, HB os recuerda que también asume el voto no como forma de rechazo.»». 
  77. Patxo Unzueta (27 de octubre de 1979). «Cierto retroceso de la vía radical en el electorado vasco». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «En las elecciones municipales, la abstención fue en Euskadi de un 42%. Si a ese porcentaje se añade el obtenido por los partidos que, como HB, EMK y LKI, participaron entonces y se han abstenido ahora, el nivel previsible de abstención se hubiera situado entre el 53% y el 55%.». 
  78. Iñaki Aldekoa (7 de noviembre de 1979). «Desde Euskadi con honor». El País. Consultado el 5 de septiembre de 2012. «hay que calificar el resultado del referéndum, para HB, como de «muy positivo»». 
  79. Patxo Unzueta (25 de enero de 1980). «Posible concentración de primeras figuras, en las listas electorales de Alava». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «Todo parece indicar, por otra parte, que las listas [de HB] incluirán finalmente a los candidatos del partido ESB, miembro fundador de la coalición, pese a la existencia en su seno de una corriente partidaria de una alianza con Euskadiko Ezkerra. Las conversaciones mantenidas entre esta última coalición y ESB quedaron de hecho rotas ayer sin haber llegado a ningún acuerdo.». 
  80. «Cambio de estructura en Herri Batasuna». La Vanguardia. 27 de diciembre de 1979. Consultado el 8 de septiembre de 2012. 
  81. Fernández Soldevilla y López Romo, 2012, pp. 141-142.
  82. Patxo Unzueta (27 de diciembre de 1979). «Herri Batasuna reestructura su organización interna». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «Una «mesa nacional», integrada por dieciséis representantes de los partidos miembros de la coalición, doce independientes directamente elegidos por las asambleas provinciales, y tres representantes natos dirigirá en adelante Herri Batasuna». 
  83. Javier Angulo (17 de enero de 1980). «Herri Batasuna condiciona su participación electoral a la concesión de la amnistía». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «Este criterio de reestructuración, con el que disentían totalmente ESB y LAIA, fue aprobado en las asambleas locales y regionales de Herri Batasuna». 
  84. Javier Angulo (16 de enero de 1980). «Divergencias de Herri Batasuna por la participación en las elecciones al Parlamento vasco». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «la participación o no en el Parlamento -y en el primer caso, la forma en que ésta se realice- divide al partido en dos sectores. Uno de ellos, mayoritario, estaría dispuesto a replantearse su presencia en Herri Batasuna, e incluso a ir a las elecciones en solitario o con otras fuerzas si esta coalición decide no participar en el Parlamento o acuerda una participación que el citado sector no considere satisfactoria». 
  85. Javier Angulo (2 de febrero de 1980). «Probable escisión en Herri Batasuna». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «El Partido Socialista Vasco (ESB), una de las fuerzas integrantes de Herri Batasuna, pidió ayer al máximo organismo ejecutivo de la coalición, la mesa nacional, se pronuncie «de forma inequívoca» sobre su intención de participar o no en el Parlamento vasco -y en el primer caso, en qué condiciones- antes del inicio de la campaña electoral». 
  86. Javier Angulo (20 de febrero de 1980). «Herri Batasuna no participara en el Parlamento vasco y abandona los ayuntamientos». El País. Consultado el 5 de septiembre de 2012. «Tanto esta decisión como el acuerdo de no participar inmediatamente en el Parlamento fueron criticados ayer por LAIA, una de las cuatro fuerzas de Herri Batasuna, que anunció su decisión de abandonar la coalición». 
  87. Europa Press (24 de febrero de 1980). «Otro partido abandona Herri Batasuna». La Vanguardia. Consultado el 8 de septiembre de 2012. «"La actual Herri Batasuna es populista y ha atado las manos a los partidos que la integraban. Se la puede identificar con la Coordinadora Abertzale Socialista (KAS)"». 
  88. Patxo Unzueta (24 de febrero de 1980). «ESB abandona la mesa nacional de Herri Batasuna». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «anunció también haber aceptado la dimisión presentada por el hasta ahora secretario general del partido Iñaki Aldekoa». 
  89. Carlos Caballero Basáñez (2006). «Euskal Sozialista Biltzarrea-Partido Socialista Vasco. Fundamentos y fines.». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 10 de septiembre de 2012. «un grupo de militantes con Iñaki Aldekoa a la cabeza, pero ya a título individual permanecieron en Herri Batasuna». 
  90. Fermín Goñi (8 de abril de 1980). «La policía impidió la concentración de Herri Batasuna en Pamplona». El País. Consultado el 5 de septiembre de 2012. «un grupo de dirigentes de Herri Batasuna, entre ellos Telesforo Monzón, Jokin Gorostidi, Miguel Castells e Iñaki Aldekoa». 
  91. Europa Press (9 de abril de 1980). «ESB no impugnará la legalización de Herri Batasuna». ABC: 4. Consultado el 16 de diciembre de 2012. «ha acordado que todos los miembros de ESB electos vuelvan a las Juntas Generales, Diputaciones y organizaciones municipales, para que a través de su labor se plantee la defensa de la clase trabajadora vasca». 
  92. «Las Juntas Generales de Vizcaya, a favor de la amnistía». La Vanguardia. 9 de abril de 1980. Consultado el 8 de septiembre de 2012. «Los cuatro apoderados de Juntas De ESB se han reincorporado hoy a las Juntas Generales de Vizcaya». 
  93. EP (3 de abril de 1980). «ESB impugnará la legalización de Herri Batasuna». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «(ESB) impugnará la legalización de Herri Batasuna (HB), cuyos estatutos fueron presentados recientemente en el Ministerio del Interior, avalados por las firmas de miembros del Partido Popular Socialista Revolucionario, (HASI), Acción Nacional Vasca (ANV) e independientes». 
  94. Victorino Ruiz de Azua (24 de mayo de 1980). «Destituido un concejal de ESB en Azcoitia». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «Peña suscribió el comunicado de condena con las siglas de HB, provocando una rectificación posterior de la coalición, según la cual ningún militante de ESB puede actuar ya en su nombre». 
  95. Javier Angulo (31 de octubre de 1980). «Prospera una moción de censura contra el alcalde de Bilbao». El País. Consultado el 5 de septiembre de 2012. «cuatro votaron afirmativamente la moción junto a HB (cuatro concejales), PSOE (cuatro) y EE, LAIA y ESB (uno cada uno)». 

Bibliografía utilizada[editar]

  • Fernández Soldevilla, Gaizka; López Romo, Raúl (2012). Sangre, votos, manifestaciones: ETA y el nacionalismo vasco radical (1958-2011). Madrid: Tecnos. p. 408. ISBN 978-84-309-5499-5. 

Bibliografía adicional recomendada[editar]

Enlaces externos[editar]