Enfermedad de Lyme

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enfermedad de Lyme
Adult deer tick.jpg
Ninfas y adultos de Ixodes scapularis pueden transportar la enfermedad de Lyme. Las ninfas tienen el tamaño de una semilla de amapola
Clasificación y recursos externos
Especialidad Infectología
CIE-10 A69.2, A65
CIE-9 088.81
DiseasesDB 1531
MedlinePlus 001319
Orphanet 91546
Sinónimos
Borreliosis de Lyme
Fiebre de Lyme
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

La enfermedad de Lyme, también conocida como borreliosis de Lyme, es una enfermedad infecciosa que afecta varios órganos del ser humano, causada por la espiroqueta Borrelia burgdorferi, que es transmitida por las garrapatas. Es la principal enfermedad transmitida por garrapatas en Europa. Es transmitida por la especie Ixodes ricinus, cuyo reservorio animal lo constituyen roedores salvajes (excepciones de ratones y ratas comunes) y ciervos. [1]

Ciclo de infección de Borrelia burgdorferi.

Historia[editar]

Esta enfermedad fue descrita por primera vez en 1909 en Europa como "eritema crónico migratorio"; entre 1920-1940 fue llamada "neuroborreliosis".[2] En el año 1975 descrita por primera vez en los Estados Unidos en Lyme (Connecticut), de donde deriva su nombre actual. En 1981 fue aislado el agente causal (Borrelia burgdorferi).[3] [4]

Etiología y epidemiología[editar]

La enfermedad de Lyme es producida por Borrelia burgdorferi,[5] un espiroqueta gramnegativa de metabolismo anaerobio. Casi el 100% de los casos se presentan durante la estación cálida ya que la infección suele producirse en personas que realizan actividades como cacerías, acampadas, excursiones o paseos campestres. En un principio, se desarrolla la etapa inicial de la enfermedad, que si no recibe el tratamiento médico indicado, puede derivar en su etapa secundaria e incluso agravarse para desencadenar una etapa terciaria.

Patogenia[editar]

La enfermedad de Lyme pertenece a un grupo de patologías en las que el daño vascular y el neurotropismo son una constante (en infecciones por Rickettsia, Borrelia, Coxiella), y las lesiones granulomatosas y el tropismo por células endoteliales lo son en infecciones por Bartonella y Francisella. Son agentes con una gran agresividad que es importante identificar, prevenir y tratar. Todos los años fallecen en España pacientes afectados por una enfermedad de este grupo, la fiebre botonosa mediterránea. El no reconocimiento precoz de la infección por Borrelia burgdorferi (enfermedad de Lyme) da lugar a manifestaciones neurológicas difíciles de tratar y que pueden dejar secuelas permanentes.

Cuadro clínico[editar]

Eritema migrans, una de las primeras manifestaciones de la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme tiene tres etapas o estados, que si no se tratan pueden derivar en una infección crónica y con daños neurológicos y articulares.[6]

Estado 1: enfermedad de Lyme primaria (localizada o cutánea)[editar]

Enfermedad inicial caracterizada por eritema migrans, que se caracteriza como una erupción macular que lentamente se extiende, frecuentemente clara en el centro (típicamente en forma de "diana") y con síntomas constitucionales leves. Es una lesión roja y plana en el lugar de la picadura de la garrapata que suele resolver espontáneamente. Además, entre los síntomas se encuentra un cuadro parecido a la gripe (dolores musculares y en las articulaciones), además de dolor de cabeza e inflamación de las articulaciones.

Se diagnostica mediante un examen físico en el que se demuestran anomalías cardíacas, en las articulaciones, o en el cerebro. Además se recomienda hacer un examen de ELISA.

El tratamiento consiste en la aplicación de antibióticos, que varían dependiendo del estado de la enfermedad, y de la edad del paciente. También se suele administrar ibuprofeno, para aliviar la inflamación.

Estado 2: enfermedad de Lyme secundaria (o inicial diseminada)[editar]

En esta fase de la enfermedad, que puede aparecer semanas o meses después, además de los síntomas iniciales se presentan palpitaciones cardiacas, bloqueo auriculoventricular, meningoencefalitis o meningoradiculitis linfocítica o Síndrome de Bannwarth que degenera en problemas neurológicos como deterioro del lenguaje, visión borrosa, movimientos torpes, alucinaciones y parálisis facial por afectación del nervio facial. Puede haber afectación cardíaca siendo lo más frecuente el bloqueo aurículoventricular.

Se utiliza el examen ELISA para examinar la presencia de anticuerpos contra la bacteria y se utiliza el examen Western blot, para confirmar la infección; además de otros exámenes para confirmar los síntomas.

El tratamiento es igual que el anterior, sólo que se utilizan dosis mayores y generalmente ceftriaxona para tratar esta fase de la enfermedad.

Distribución geográfica de la borreliosis.

Estado 3: enfermedad de Lyme terciaria (o tardía persistente)[editar]

La tercera fase de la enfermedad de Lyme puede ocurrir meses, o incluso años después de la etapa inicial.

A los síntomas anteriormente mencionados se pueden agregar trastornos neurológicos más graves (confusión, trastornos del sueño, pérdidas de memoria) y complicarse en una artritis permanente de carácter oligoarticular, debido a las complicaciones musculo-esqueléticas. Pueden aparecer en esta etapa signos cutáneos como la acrodermatitis crónica atrófica.[6]

Aquí el tratamiento consiste en inyectar grandes dosis de antibióticos. En estos casos generalmente se usa penicilina o ceftriaxona para detener la infección. El pronóstico suele ser positivo, sin embargo, los síntomas de la artritis no desaparecen.[2]

Enfermedad de Lyme crónica[editar]

Existe suficiente evidencia que indica que la infección activa por B. burgdorferi es la causa de la persistencia de los síntomas en el Lyme crónico.[7]

El Lyme si no se detecta a tiempo es posible que evolucione a su forma crónica y los afectados necesiten tratamiento antibiótico prolongado e incluso indefinido.[2]

La enfermedad crónica ocurre cuando la infección persiste a pesar del tratamiento antibiótico. Hay mucha evidencia científica sobre el tema, cultivos y pruebas de ADN positivas que demuestran la persistencia a pesar del tratamiento antibiótico.[6]

Diagnóstico[editar]

El criterio diagnóstico del CDC excluye muchos casos de Lyme y se ha demostrado en muchos estudios que las pruebas serológicas dan muchos falsos negativos por lo que el diagnóstico, a falta de mejores pruebas, es clínico. El diagnóstico por visualización directa o cultivo también tiene alta dificultad.Entre las enfermedades que pueden producir falsos positivos están sífilis, fiebre recurrente, mononucleosis infecciosa, parotiditis y enfermedades reumáticas como el lupus. Lyme es conocida como la nueva gran imitadora y puede presentar los síntomas de varias enfermedades como síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, esclerosis múltiple, ELA, lupus, etc.[8] [9] [10]

En la cultura popular[editar]

Ficción[editar]

En el episodio siete de la cuarta temporada de Dr. House un paciente sufre de esta enfermedad. Adicionalmente, en un episodio de Los Simpson la maestra de Lisa (Miss Hoover) sufre del mal de Lyme, y el personaje Ralph Wiggum le envía un dibujo de una espiroqueta (bacteria); posteriormente aclara que resultó ser un cuadro psicosomático. También en un episodio de la serie Scrubs uno de los pacientes padecía de esta enfermedad. En One piece, Nami, sufre una picadura de garrapata, transmitiéndole esta enfermedad, la cual es curada por chopper. En el episodio 297 de Hospital Central lo sufre uno de los pacientes. En un capítulo de la séptima temporada de How I Met Your Mother, el personaje Ted hace referencia a la enfermedad de Lyme. En el primer capítulo de la segunda temporada de The Big Bang Theory el personaje Sheldon se refiere, como broma, a la enfermedad de Lyme en una conversación con el personaje Penny. En la película para televisión de corte fantástico The Edge of the Garden (2011), dirigida por Michael Scott e interpretada por Rob Estes y Sarah Manninen, la protagonista Nora Hargrave padece esta enfermedad por su afición a la jardinería y se muestra el tratamiento para 1960. En la teleserie estadounidense Joan of Arcadia, la protagonista cree hablar con Dios, hasta que se le detecta el mal de Lyme explicándose estos encuentros como alucinaciones propias de la enfermedad.

El escritor estadounidense John Updike (1932-2009) se refiere a la enfermedad de Lyme en unos de los relatos (Fauna) de su libro Lo que queda por vivir (The afterlife and other stories). Es provocada por la garrapata de los venados que llegaban al pueblo del protagonista en busca de comida.

Sucesos reales[editar]

Se ha encontrado en Ötzi, el 'hombre de los hielos', una momia de 3300 años en cuyo cadáver se encontraron indicios de que había padecido esta enfermedad.[11]

La cantante internacional de origen mexicano Thalía padeció esta enfermedad y estuvo al borde de la muerte por la misma en 2008, impidiéndole dar promoción a su disco Lunada. Se recuperó en 2012, pero en 2016 anunció una recaída.[12]

La exlíder de la banda Bikini Kill, Kathleen Hanna, padece de esta enfermedad.

En abril de 2015 se supo que la cantante y compositora canadiense Avril Lavigne padece la enfermedad, habiéndola contraído posiblemente en Estados Unidos durante una gira.[13] [14]

La ex modelo y personalidad de TV, de origen holandés Yolanda Foster quien forma parte del elenco de The Real Housewives of Beverly Hills, así como el actor estadounidense Alec Baldwin, también conviven con esta enfermedad de forma crónica.

Jürgen Richard Blackmore, hijo del eximio guitarrista Ritchie Blackmore sufre esta enfermedad desde fines de 2013.[15]

Yolanda Foster, la matriarca del clan Hadid y sus hijos Bella Hadid y Anwar Hadid sufren esta enfermedad. Bella tuvo que dejar su prometedora carrera como jinete y ahora intenta hacerse un nombre en el mundo de la moda.

Véase[editar]

Referencias[editar]

  1. Biesiada, Grażyna; Czepiel, Jacek; Leśniak, Maciej R; Garlicki, Aleksander; Mach, Tomasz (diciembre de 2012). «Lyme disease: review» [Enfermedad de Lyme: revisión]. Arch Med Sci (en inglés) 8 (6): 978-982. doi:10.5114/aoms.2012.30948. PMID 23319969. Consultado el 15 de octubre de 2013. 
  2. a b c «Lyme disease: review». Arch Med Sci 8 (6): 978-82. 20 de dic 2012. doi:10.5114/aoms.2012.30948. PMC 3542482. PMID 23319969.  Parámetro desconocido |vauthors= ignorado (ayuda)
  3. «Signs and Symptoms of Lyme Disease». cdc.gov. 11 de enero 2013. Archivado desde el original el 16 de enero 2013. Consultado el 2 de marzo 2015. 
  4. Aucott JN (2015). «Posttreatment Lyme disease syndrome». Infectious Disease Clinics of North America 29 (2): 309-23. doi:10.1016/j.idc.2015.02.012. PMID 25999226. 
  5. Forbes, Betty A.; Sahm, D. F.; Weissfeld, A. S. (2009). Bailey & Scott - Diagnóstico Microbiologico (12ª edición). Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana. p. 536. ISBN 978-950-06-8243-5. 
  6. a b c Lantos PM (June 2015). «Chronic Lyme disease». Infectious disease clinics of North America 29 (2): 325-40. doi:10.1016/j.idc.2015.02.006. PMC 4477530. PMID 25999227. 
  7. «Post-Treatment Lyme Disease Syndrome». cdc.gov. 11 de agosto 2014. Consultado el 2 de marzo 2015. 
  8. «Lyme Disease Diagnosis and Testing». cdc.gov. 10 de enero 2013. Consultado el 2 de marzo 2015. 
  9. «Two-step Laboratory Testing Process». cdc.gov. 15 de nov 2011. Consultado el 2 de marzo 2015. 
  10. «Testing of Ticks». cdc.gov. 4 de junio 2013. Consultado el 2 de marzo 2015. 
  11. http://www.publico.es/ciencias/extraen-oetzi-muestras-mas-antiguas.html
  12. La Nación-Espectáculos, ed. (6 de abril de 2016). «Thalía vuelve a batallar contra la enfermedad de Lyme». Consultado el 7 de abril de 2016. 
  13. El Espectador (23 de setiembre de 2015). «Avril Lavigne se recupera de la enfermedad de Lyme». Uruguay. Consultado el 23 de septiembre de 2015. 
  14. http://los40.com/los40/2015/04/06/actualidad/1428316527_685715.html
  15. http://jrblackmore.com/at-the-moment-no-live-shows/

Enlaces externos[editar]