Ducado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El duque y la duquesa de Escania en 1905

Un ducado es un territorio, un feudo o un dominio gobernado por un duque o una duquesa.

Algunos ducados eran soberanos en territorios que se convertirían en reinos durante la época moderna (como el caso del territorio de la actual Alemania o Italia). Otros fueron distritos subordinados de reinos que se unificaron en forma parcial o completa durante la época medieval (como Inglaterra, Francia y España). Este término es usado casi exclusivamente en Europa.

Ejemplos[editar]

Tradicionalmente, un gran ducado, como Luxemburgo, era un estado independiente y soberano. Los ducados soberanos eran comunes en el Sacro Imperio Romano Germánico y en regiones de habla alemana.

En Francia hubo varios ducados en el periodo medieval. La Reina Isabel II del Reino Unido afirmaba tener el título de Duquesa de Normandía, y esto hace que el estatus legal de las Islas del Canal sea una Dependencia de la Corona. Otros ducados franceses importantes incluyen Borgoña, Bretaña y Aquitania.

Los ducados alemanes medievales (en alemán: Stammesherzogtum, literalmente "ducados tribales") estaban asociados con el Reino de los francos y correspondían a las áreas donde se asentaron las tribus germánicas más importantes. Ellas formaron los núcleos de los estados feudales más importantes que conformaron al Sacro Imperio Romano Germánico. Estos eran Suabia, Baviera y Sajonia en tiempos pre-Carolingios, a los cuales Franconia y Lotaringia se sumaron en tiempos pos-Carolingios. Estos duques eran llamados Herzog.

En la Inglaterra medieval se crearon los ducados asociados con los territorios de Lancashire y Cornualles, con ciertos poderes y tierras para sus duques. El Ducado de Lancaster fue creado en 1351 pero se fusionó con la corona cuando, en 1399, el duque, Enrique Bolingbroke ascendió al trono de Inglaterra como Enrique IV. Hoy en día el Ducado de Lancaster siempre es propiedad del soberano y sus ingresos son la cuenta de los gastos personales del monarca británico. El Ducado de Cornualles fue creado en 1337 y ha sido gobernado por los duques de Cornualles, quienes también son herederos al trono. Actualmente el ducado es propiedad del sucesor natural del soberano, si es que existe: se revierte a la corona en la ausencia de un sucedor natural, y es automáticamente otorgado al mismo en su nacimiento. En la actualidad estos ducados han perdido todo su rol político no-ceremonial, pero sí generan los ingresos privados de sus duques. Durante las Guerras de las Rosas, el Duque de York hizo una entrada exitosa en la Ciudad de York, diciendo simplemente que era su derecho el tomar posesión de "su ducado de York".[1]​ Todos los ducados feudales que conformaban Inglaterra en un principio han sido absorbidos por la Familia Real. Aparte de Cornualles y Lancaster, los ducados reales británicos son titulares y no incluyen derechos a tierras. Ningún ducado real está asociado propiedades ducales, sino que estas se refieren simplemente a la propiedad privada de los duques, sin ningún otro privilegio feudal adicional.

En tiempos recientes los ducados territoriales se han vuelto raros; la mayoría de los ducados que han sido conferidos en los últimos siglos han sido simplemente simbólicos. Hoy en día no existen ducados independientes, a excepción de Luxemburgo, el cual es un país independiente formalmente llamado Gran Ducado.

Formación de los primeros ducados[editar]

Era romana[editar]

El origen del título de duque se remonta al Imperio Romano. A partir del siglo III que el título de dux (duque) se convirtió oficialmente en un rango específico en la jerarquía romana, habiendo tenido la palabra anteriormente el significado de guía o líder militar. Las reformas militares de Diocleciano y Constantino luego asignaron la defensa de las fronteras a milicias locales de bajo valor y comandadas por duces. Sus responsabilidades pueden ir más allá del territorio de una sola provincia y, a veces, resultar bastante extensas.[2]​. Cuando la administración civil y la militar fueron separadas en el siglo IV y V, el dux, encargado de la defensa de las provincias fronterizas, ganó en importancia, añadiendo dentro de un vasto territorio competencias civiles y jurídicas a sus tareas militares. El título de dux (duque) se volvió entonces más importante que el de comes (condado), sobre todo porque fue al mismo tiempo que el comes civitatis, que aúna también competencias militares y jurídico-administrativas, pero a un nivel más local.[3][Nota 1]

Véase también[editar]

Grandes Ducados[editar]

Ducados en el Sacro Imperio[editar]

Ducados en Italia[editar]

Ducado en Dinamarca[editar]

Ducados en Inglaterra[editar]

Ducados en Francia[editar]

Ducados en Polonia[editar]

Suecia[editar]

Todas las provincias de Suecia tienen derecho a tener una corona ducal.[4][5]​ El rey da a los príncipes y princesas títulos ducales. Los ducados reales actuales son:

Otros ducados históricos o actuales[editar]

Notas[editar]

  1. Los duces eran entonces jefes de la administración y justicia así como del mando militar en las provincias romanas que les estaban encomendadas. Eran, al igual que los comes (condados), subordinados a magister militum (líder de la milicia).

Referencias[editar]

  1. Ltd, Not Panicking. «h2g2 - The Second War of the Roses - Edited Entry». h2g2.com. Archivado desde el original el 20 de julio de 2012. Consultado el 28 de noviembre de 2021. 
  2. Karl Ferdinand Werner, Naissance de la noblesse, éd. Pluriel, 2012, p. 423.
  3. Karl Ferdinand Werner, Naissance de la noblesse, éd. Pluriel, 2012, p. 425.
  4. Clara Nevéus in Ny svensk vapenbok 1992 Streiffert & Riksarkivet, Stockholm ISBN 91-7886-092-X p. 17
  5. «Vad är heraldik?». Heraldik (en sv-SE). Consultado el 28 de noviembre de 2021. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]